inexistentt Jung Hoseok

"La inocencia es solo la falta de consciencia sobre algo" - Creo que hay un momento de la niñez en el que todos somos inocentes porque no sabemos nada sobre la vida, pero al descubrirlo dejamos de serlo. Nadie es inocente, ni siquiera tú dentro de tu ingenuidad. || Taehyung Top || Hoseok Bottom


Fanfiction Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 21 ans.

#cat #cute #gatito #inocente #hobibottom #taetop #hoseok #taehyung #tae #hobi #
15
206 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Capítulo único

...


El padre de Hoseok llevaba semanas preparando una sorpresa muy especial para su querido hijo en su cumpleaños número 17.


—¿Papi cual es mi sorpresa?. — decía hoseok a su padre demasiado impaciente.


— Tranquilo cariño,espera un poco más, ¿ok?. Pero primero te voy a ir a dejar a casa de un amigo para que te cuide mientras termino tu sorpresa.


— ¡Si!, ya no puedo esperar más.


— Ya, apúrate en cambiarte que se

nos hace tarde.


A él chico le encantan los gatitos y tiene mucha ropa estampada llena de felinos. Tenía unas medias hasta las rodillas de gatitos, junto con su lencería de gatitos y una jardinera rosada. Para terminar unas orejitas y guantes.

Y se roció colonia de bebé.


Cuando estuvo listo bajo y se encontró con su papá. Se subieron al auto camino a la casa de Taehyung.


— Mmh, que rico hueles pequeño. — decía su padre a gusto con la fragancia.


— Me gusta mucho esta colonia — dijo hoseok en tono adorable.


...


Llegaron a casa de su amigo quien los esperaba con juegos y comida para entretener a Hoseok, el cual pensaba que era un pequeño. Pero hay algo que el padre del chico no le había mencionado y era que el no era un niño como tanto lo planteaba cada que hablaban de él, sino que era un adolescente que parecía de su edad o probablemente un poco más pequeño, pero no era un niño.


— Llegamos cariño. Antes que nada pórtate bien y no hagas berrinches. espera en el auto, iré por tae para presentarlos y regreso.


— ¡Si papi!.


Hobi se quedó espiando por la ventana mientras papá charlaba con un completo desconocido para el, pero era un desconocido totalmente guapo.


— ¿Por que me dijiste que cuidara a un niño de mi edad?, ¿Por que me dijiste que era un niño?, por dios es un adolescente.


— Mira, es una historia muy larga. Puede parecer un adolescente, pero en su mente habita un niño de 6 años. Taehyung por favor cuídalo bien, y por favor esconde todo lo explicitó para niños, es que por mucho que ya esté grande es muy inocente y eso puede...


— Si, si. Ya entendí, nada explicito ni adulterio. — Asintió ya cansado de tantas repeticiones del mayor que estaba desesperado por su pequeño.


— Okey. — Le hizo señas a Hoseok para que se bajara del auto. — Cariño el es hoseok, un amigo. — El pequeño seguía escondido tras su padre.


— Tranquilo, yo no muerdo. — dijo sonriente y en tono amigable.


— Ho-Hola m-me llamó Jung Hoseok.


— Un gustó conocerte yo me llamó Kim Taehyung, me puedes decir Tae o TaeTae. ¿quieres entrar?.


— Si. — Dijo con mucho mucho más confianza, Tae tenía vibras agradables que lo hacían sentir seguro y a gusto.


Entraron. Era una casa acogedora muy elegante y bien decorada, el chico no parecía alguien mayor, algo que le ayudó a comunicarse más cómodamente con el.


— Veo que te gustan mucho los gatos. Yo tengo uno, ¿podemos verlo si quieres?.


— Sii, me encantaría.


— Vamos. — lo guía tomado de la mano hacia aquel felino.


— Que lindo es, ¿como se llama?.


— No se aún no he tenido tiempo

para elegir un nombre. ¡Ya se!,

¿porqué no se lo pones tú?.


— ¡Si!, se puede llamar Haru. — Decía emocionado, Hoseok estaba feliz, Taehyung lo ponía feliz.


— ¿Haru?, ¡Me gusta!. La llamaremos Haru. — dice acariciando

al felino. — ¿te gusta gatita?.


— Miau.


— Jajaja. Vamos hay que cenar.


Hoseok asintió y fueron a la cocina donde había comida y dulces.

Taehyung estaba sorprendido con el chico, era demasiado agradable, amigable, risueño y su sonrisa era hermosa. Era tan grande que cada que sonreía era como si iluminara la habitación acompañado de una risa melodiosa para sus oídos.

El lindo Hoseok era como un sol

andante, hermoso en cada una de

sus partes.

Y Taehyung lo sabía.

Desde la primera vez que lo vio,

fuertes corrientes pasaron por todo

su cuerpo, y se había volteado

aterrado ante esa nueva sensación.

Si algo tenía totalmente claro, es

que era perfecto de pies a cabeza.

Dudaba que hubiera alguna

imperfección en el.

——

...


Después de la deliciosa cena Hobi y Taehyung fueron a sentarse al sillón para ver televisión.


— Estaba muy rico, ¿Te gusto la comida?.


— Si, ¿TaeTae juguemos algo?.


— ¿Entonces quieres jugar? —dijo el más grande con total picardía, en ese momento se imaginaba un montón de cosas obscenas que podría hacer con el pequeño hoseok importándole poco lo que el padre del mencionado había dicho.


— Okey, este juego no creo que lo hallas jugado nunca, así que yo te enseñaré. Tienes que obedecerme en todo lo que yo te diga sin quejas.


— ¡Si TaeTae!, ¿a que jugáremos?.


— Ven siéntate en mi regazo.


El pequeño se para sentándose en las piernas del mayor quedando frente a frente. Se acomoda en una posición un tanto extraña para pero placentera.


— Mueve tus caderas despacio. — obedece y inocentemente empieza a simular embestidas. — Ah~ Hobi~.


El nombrado ignoraba los extraños sonidos que salen de la boca del mayor y comenzó a moverse más rápido.


— Esto es muy divertido. — Hasta que algo comenzó a crecer en su entrepierna.


— Mi amor, ven.


Él otro cargó a hoseok hasta su habitación y lo puso en

la cama y rápidamente se sacó su

camisa dejando su pecho al aire.

Le comienza a quitar la ropa para apreciar el cuerpo del pequeño, la verdad por muy delgado que se veía tenía un cuerpo muy bien formado, con muy buenas proporciones y un trasero "grade" que volvió loco a Taehyung con solo verlo. No espero más para tocarlo.


— Eres un niño malo, un niño muy

malo pero a la vez tan caliente, tan

jodidamente caliente, mirate,

usando lencería de gatos en tu precioso cuerpo.


Taehyung besó el cuello de hoseok y

luego fué bajando sus besos hasta

llegar a sus rosados pezones, oh

mierda. Una de las debilidades de

Taehyung.

Taehyung sonrió y luego comenzo a

chupar el cuello de hoseok

fuertemente hasta dejar marcas

rojas que luego se tornarían moradas.


— Joder hoseok, cada minuto me

sorprendes más, mírate, estás

hermoso con esa ropa.


Antes que hoseok responda

taehyung lo lanzó a la cama y

rápidamente lo puso en cuatro. Y

oh, joder, para taehyung el culo de

hoseok era único, sus nalgas eran

tan grandes, lo suficientemente para

que taehyung pueda amasarlas y

pueda morderlas.

Eso sonrojó a hoseok quién sólo

sonrió y comenzó a mover sus nalgas

lentamente al ver que eso le gustaba

a taehyung.


— Oh mierda, oh mierda, ¡joder

hoseok!.


Después de eso taehyung elevó el

culo de hoseok hacia su rostro y

pegó el pecho de hoseok por el

colchón, después de eso comenzó a

morder las nalgas de hoseok

escuchando los fuertes gemidos de el pequeño. Esto era maravilloso.

Taehyung soltó una risa y luego llevó

sus labios al pequeño ano rosa de

hoseok quién al sentir la lengua de

taehyung soltó un fuerte gemido.

Se bajo el pantalón, saca el glande y comienza a masturbarse delante del chico.


— ¿Eso cabe en mi pancita?.


— Tranquilo, todo va a estar bien.


Hoseok después de un rato empieza a posicionarlo encima de su miembro.


— Mi amor, al principio te dolerá un poco pero luego te gustará.


Asintió con miedo.


Luego de eso taehyung cargó a

hoseok y lo puso encima de él, con

una mano lo tomó del cabello

y la otra mano la llevó a su culo en

donde sin preparación, así, de una.

Y es que tampoco hacia falta ya que

minutos atrás taehyung lo lubricó

con su saliva.

De una estocada taehyung había

metido su gran polla dentro de

hoseok quién tiró de los cabellos de

taehyung por el placer y el dolor que

le dió.


— Ah~. T- Tae, me duele mucho.


Se aferra más fuerte a él, poco a poco el dolor fue convirtiéndose en placer y Taehyung empezó a moverse dentro de el.


— Estás tan estrecho, joder

hoseok,tan pequeño aquí adentro.


Y comenzó a embestir mirando los

gestos de el chico quién abría su

boca y mantenía los ojos apenas

abiertos. Hoseok no era muy ruidoso

pero su rostro demostraba lo bien

que la estába pasando.


— O-oh, joder, sí, esto es tan

delicioso.


Tumbó a hoseok a la cama y lo puso

en cuatro pero pegando su pecho al

colchón y sólo elevando su hermoso

culo hacía él.

Volvió a entrar en hoseok pero esta

vez más brusco haciendo que hoseok

suelte un fuerte grito, pero taehyung

no se detuvo, comenzó a embestir

como una bestia haciendo que la

cama hago ruido y las bolas de

taehyung impacten fuertemente

contra las nalgas de hoseok quién ya

se encontrada en el cielo.


— ah~ .


Su cuerpo subía y bajaba, sus manos estaban apoyadas en el pecho del mayor mientras lo arañaba con sus uñas. Los gemidos se esparcían por toda la habitación, melodiosa música para aquel chico pelinegro, quien disfrutaba de la vista desde abajó, acostado en la cama. Las expresiones de placer en la cara de el menor lo exitaban más, la manera en cómo mordía el abultado labio inferior con fuerza para después pronunciar su nombre en un gemido, y que decir de sus caderas moviéndose cómo si no existiera una espina dorsal, junto con el obsceno sonido de su trasero golpeándole sus muslos haciendo la situación aún más erotica.

El mayor lo tomó por la cintura, tirándolo suavemente sobre el sillón y posicionándose ahora encima. No dudo ni dos segundos en entrar de nuevo, Hoseok gimió alto y abrió más sus piernecitas para darle más comodidad a los movimientos, y a partir de ahí sólo comenzó a deleitarse de las embestidas suaves y profundas, y de la dulce boca de la menor.


— Tae siento que me voy a hacer.— decía entre jadeos y con miedo.


— Tranquilo, puedes correrte.


Y sólo minutos después taehyung se

corrió dentro de hoseok soltando un

fuerte gemido con un gruñido. Junto con el nombrado que ya se encontraba exhausto.


...


— Pequeño, ¿Te gustó?.


— ¡Si!, ¿Tae podemos jugar otra vez?, ¿si?, porfis.


— No mi amor, no podemos. — dijo el mayor fingiendo tristeza.


— pero si le dices a tu papi si yo te cuido la próxima vez, lo haremos muchas veces. Te lo prometo, ¿okey?.


— ¡Ya! — dice emocionado y convencido de que esta no será la última vez.


— ¿Quieres ver una película?.


— ¡Si!.


Hoseok siguió acariciandolo mientras lo abrazaba dulcemente. En el transcurso de la película le robaba uno que otro beso, pero Hobi no le veía nada malo, así que no le tomaba importancia.


Ya era hora de que Hobi se fuera a su casa por su sorpresa,su padre había llegado, así que se despidió de Taehyung y se fue contento.


— Adiós pequeño, pronto jugaremos otra vez.


— Adiós TaeTae. ♡︎


♡☀︎︎♡︎☀︎︎♡︎☀︎︎♡︎☀︎︎♡︎☀︎︎♡︎☀︎︎♡︎☀︎︎♡︎









^••^

16 Novembre 2022 02:45:32 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
4
La fin

A propos de l’auteur

Jung Hoseok 𝐕𝐢𝐯𝐨 𝐩𝐨𝐫 𝐥𝐚 𝐬𝐨𝐧𝐫𝐢𝐬𝐚 𝐝𝐞 𝐡𝐨𝐛𝐢 ʲᵃᶜᵏ ⁱⁿ ᵗʰᵉ ᵇᵒˣ

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Histoires en lien