jjeonkim 𝑲𝒉𝒂𝒐𝒔 👑

Jungkook y Taehyung son amigos desde que ambos cursaban la primaria, han sido inseparables, compañeros de aventuras y tragedias, pero Taehyung no puede soportar ver cómo Jungkook sigue jugándole al heterosexual cuando, claramente, ellos dos fueron hechos para estar el uno con el otro. "-¿Somos mejores amigos, o no?" ~*~ Kookv. Yoonmin, Yaoi, romance, drama. Smut, lenguaje explícito, uso de malas palabras.Dos capítulos. Two Shot. (Jungkook más alto que Taehyung más moreno de piel etc me da la gana hacerlos así gracias. Solo lee y disfruta) Escrita: 23-12-2020 Finalizada: 23-12-2020 Editada: - NO PERMITO COPIAS, ADAPTACIONES, DERIVADOS, PDFS DE NINGUNA DE MIS OBRAS. EVITE SER REPORTADO. OBRA REGISTRADA BAJO LA POLÍTICA PRIVADA DE SAFE CREATIVE.


#56 in Fanfiction #36 in Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 18 ans.

#amigos #amor #smut #drama #romance #twoshot #jimin #yoongi #taehyung #jungkook #vkook #kooktae #kookv
545
17.7mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Parte I

Todo comenzó cuando Taehyung estaba en el patio del recreo, jugando con un par de amigos y riendo a la edad de 7 años. Llevaba días con su hermano mayor y su extraña mejor amiga pegados a su sombra, vigilándolo hasta que los pelos de su nuca se erizaban y todo su cuerpo se estremecía.


Cuando por fin se armó de valor para enfrentarlos, todo lo que hizo YooRa fue tomarlo del brazo y arrastrarlo por la escuela, no tenía idea de a dónde lo llevaba, pero su hermano mayor la secundaba y no podría ser nada bueno.


Se detuvieron, por fin, frente a uno de los salones de segundo grado, donde se encontraban unos niños jugando fuera. Jeon YooRa tomó a otro niño con su mano libre, era un poquito más bajo que Taehyung y tenía unos cachetes enormes, era bastante gordito y usaba lentes que lo hacían lucir gracioso.


— Taehyung, éste Jeon Jungkook, mi hermano menor —el gordito frunció las cejas pero sonrió, demostrando un tic en su ojo derecho —Kookie, él es Taehyung, es de tu edad, y queremos que sean amigos.


Había sido la presentación más rara y cualquiera pudiera haber dicho que la relación más forzada, pero entonces Jungkook habló y Taehyung no pudo más que sentirse curioso.


— ¿Te gustan los hurones? Yo tengo uno.


Los demás niños rieron a carcajadas burlescas, pero YooRa les lanzó una mirada amenazadora. Taehyung se encogió de hombros y se acercó al desconocido Jungkook —¿Qué es un hurón?


~*~


— Maldita sea, llegaremos tarde.


Abrochó con rapidez los botones de su camisa, dejando algunos desabrochados para que se viera el estampado de su camiseta favorita que llevaba debajo. Tomó su mochila y salió de su cuarto, cerrando la puerta con fuerza, se encogió de hombros y mordió su labio inferior cuando pasó por la cocina.


— Taehyung, te he dicho que no azotes la puerta —su madre lo reprendió mientras colocaba una olla sobre la mesa cuadrada — Desayuna rápido.


— No puedo, es tarde y... —su madre elevó una ceja, pero antes de que pudiera decir algo, el sonido de un pequeño claxon los interrumpió— Ah, además ya llegó Kookie, comeré algo en la universidad, adiós mamá, te amo.


Se colgó la mochila en la espalda y salió casi volando de la casa, tomando su bicicleta y trepándose con rapidez para alcanzar a Jungkook en la calle, quien le sonreía.


— A alguien se le quedaron pegadas las sábanas ésta mañana.


Lo oyó burlarse mientras se ponían en marcha, ambos en sus bicicletas.


— Cállate imbécil, ¿Por qué no me despertaste?


— Te llamé unas 4 veces, contestaste la última vez diciendo que me fuera al demonio.


La risa de Jungkook atravesó el aire, irritándole que su mejor amigo fuera tan burlón.


— Cómo sea, gracias por nada.


— Vamos, te compraré el almuerzo, ¿Contento?


Taehyung sonrió, asintiendo mientras pedaleaba más rápido mientras murmuraba que en ese caso debía pedir lo más caro de la cafetería, su alto amigo simplemente le siguió el paso.


Para cuando aparcaron sus bicicletas, faltaban 15 minutos para su primera clase, así que entraron al edificio un poco más calmados, el uno al lado del otro. Habían pasado 13 años desde que se conocieron, aún recordaba que Jungkook era más bajito que él, gordo y ñoño. Taehyung había sido su primer amigo y salvación, a veces, cuando Jungkook estaba muy borracho, solía colgar un largo brazo por su hombro y murmurar lo muy agradecido que está con él, por haber estado siempre ahí.


Ahora Jungkook era mucho más alto que él, también delgado y mantenía su figura yendo al gimnasio cada tarde después de la escuela. Él lo había convencido de realizarse la cirugía de ojos, ahora era todo un galán. Pero él no se quedaba atrás, tenía unos muslos envidiables y todo tipo de ropa le quedaba genial, sin mencionar que estaba muy bien agraciado en cuanto a sus rasgos faciales, así que normalmente, las mujeres se acercaban a ellos, a veces murmuraban que ambos eran el combo completo.


Debido a que tenían éxito entre las mujeres, Jungkook tenía un largo historial de chicas con las que había salido y con las que saldría próximamente, mientras que él podía contar a sus citas o novias con los dedos de una sola mano.


Tenía 15 años cuando descubrió que las chicas no eran lo suyo, cuando su última novia se bajó las pantis, esperando que a Taehyung le pareciera jodidamente sexy que estuviera toda depilada de su zona íntima y se volviera loco por enterrar su miembro dentro de ella. Pero Taehyung no pudo soportar toda la humedad alrededor de la chica, simplemente una vagina no lo ponía duro, tampoco unos pechos grandes.


No pudo contarle a Jungkook que las mujeres y sus vaginas no le atraían para nada, mucho menos cuando un año después comenzó a despertar empapado en sudor y con una gran erección luego de haber soñado que le daba una gran mamada a su mejor amigo de la infancia. No recordaba de dónde había sacado valor para poder ver a Kook a los ojos durante esa turbia temporada.


Todos los años siguientes, se dedicó simplemente a escuchar cada experiencia heterosexual fantástica que su alto amigo le contaba, justo como iba a hacer ahora mismo.


— Así que, recuerdas que el sábado iba a salir con SeolHyun, ¿Verdad?


El bajito asintió mientras tomaban asiento en el fondo del salón, uno al lado del otro.


— Taehyung, fue perfecto, lo juro. Nos encontramos fuera del centro comercial, entramos a ver una película, y al final me dio la mejor mamada de mi vida, lo juro —Taehyung giró los ojos antes de hablar.


— Cada vez que conoces a una chica nueva y te hace un oral, dices que ha sido el mejor sexo oral de tu vida.


Jungkook rio, negando — Ésta vez fue diferente, fue especial.


— ¿Cómo el sexo oral puede ser especial, Kookie?


El aludido bufó, inclinándose para estar más cerca de Taehyung —Si no fueras un maldito virgen lo entenderías, en serio amigo, necesitas deshacerte de eso ya, tenemos 20 años.


Taehyung giró los ojos de nuevo, mordiéndose la lengua para no decir ninguna estupidez. Gracias a los cielos, el profesor entró en ese momento y Jungkook se acomodó contra el respaldo de su asiento, abriendo su cuaderno listo para prestar atención.


~*~


— Mierda, Kookie, reacciona, no puedo llevarte así a tu casa.


Taehyung sostenía a su amigo de la cadera, mientras éste se colgaba de sus hombros con un brazo y negaba, con el ceño fruncido.


— No puedo entenderlo, Taehyung — arrastró las palabras debido al alcohol — ¿Qué hice mal?


— No hiciste nada mal, SeolHyun es una loca, te lo dije. A parte no era como para que estuvieras así, ni siquiera es como si terminaron, sólo fue una pequeña pelea.


Jungkook se lamentó una vez más. Había pasado un año desde que Jungkook y SeolHyun habían comenzado a ser novios oficiales, y ocasionalmente tenían peleas que hacían que su alto amigo bebiera hasta casi olvidar su nombre.


Los guió fuera del bar justo cuando el celular en el bolsillo de Jungkook comenzó a sonar. El chico lo respondió rápidamente.


— ¡Bebé! ¡Perdóname, soy tan tonto, pero soy tu tonto!


El castaño giró los ojos porque odiaba escuchar a Jungkook todo empalagoso con su novia. Taehyung suspiró y le arrebató el celular para atender la llamada él.


— Hey, SeolHyun, habla Taehyung, estamos en el bar cerca a la escuela —hizo una pausa para escuchar a la chica — Sí, ese mismo, te esperaremos aquí afuera, gracias.


Él colgó y guardó el celular en sus propios bolsillos de su pantalón. Hizo al alto sentarse en la vereda primero y luego se sentó a su lado.


— En serio Jungkook, si tienes tantos problemas con ella ¿Por qué no simplemente la terminas y ya?


El chico negó rápidamente —La amo Taehyung, ella es... perfecta, estoy seguro que es la indicada para mí.


—Eso dijiste de la anterior.


Jungkook negó, luciendo totalmente serio de pronto — Es ella, Taehyungie, lo entenderás cuando conozcas a tu chica correcta.


Su mejor amigo tenía la mirada fija hacia el frente, así que no vio el brillo en los ojos de Taehyung mientras éste miraba su perfil, recorriendo su nariz y las curvas de sus labios. Jamás habría una chica correcta para él.


SeolHyun llegó en su auto momentos después y les dio un aventón a sus casas. Cuando lo dejaron a él primero y vio el carro negro marcharse calle abajo, decidió que era hora de que Jungkook abriera los ojos y se diera cuenta que tampoco había una chica correcta para él, porque si alguien era el indicado para estar con Jungkook, ese era Kim Taehyung.


~*~


El primer paso era hacerle ver a Jungkook que SeolHyun no era la indicada, y debía hacer que el estatus del alto pasará de "Estar en una relación" a "Completamente soltero". Así que esa mañana, cuando lo vio compartiendo saliva con la chica en su casillero, casi le da el ataque.


— Hey.


Se aclaró la garganta. Maldita sea, ¿Cómo es que ella no lo ha botado aún, luego de tantos berrinches? Aunque bueno, podía comprenderla, se imaginaba la sensación de verse rodeado de los fuertes y largos brazos de Jungkook, y bueno, seguro sólo eso era el paraíso, no podía imaginar como sería lo demás.


— ¡Taehyungie! — su amigo se separó de su novia para chocar su mano con él, sonriendo de oreja a oreja.


— Ni siquiera cuando me ves a mí te emocionas así —musitó SeolHyun, elevando una ceja.


— Lo lamento, Taehyungie es Taehyungie —lo escuchó decir Taehyung mientras el brazo de Jungkook rodeaba sus hombros y lo estrechaba a su costado. Sus mejillas ardieron ferozmente.


— A veces pienso que entre ustedes pasa algo —la chica rio, con los ojos entrecerrados — Mantendré un ojo sobre ti, Kim.


Jungkook soltó una gran carcajada, negando —Por Dios, Taehyung es mi mejor amigo, y es hombre, sería imposible.


El aludido sintió como se desinflaba debido a la decepción — Sí, imposible.


~*~


— Amigo, date cuenta —musitó mientras le entregaba su credencial universitaria a la bibliotecaria — Tu relación ya está más muerta que Michael Jackson, deja a SeolHyun.


Jungkook suspiró, últimamente cuando le contaba de sus peleas con su novia a Taehyung, éste le decía que la dejara y que no luchara más, pero ese no era el punto de contarle sus penas.


— Vamos, estoy seguro que tienes mejores consejos que ese.


Taehyung se encogió de hombros, guardando los libros en su mochila y saliendo de la biblioteca. Se dirigieron a la casa de Jungkook en silencio, iban a estudiar para los exámenes que estaban a la vuelta de la esquina.


Sabía que Jungkook estaba cegado debido al increíble sexo oral que SeolHyun le daba, pero nunca pensó que el hechizo duraría más de un maldito año, normalmente su mejor amigo no duraba tanto tiempo en una relación seria, las chicas siempre terminaban dejándolo por diferentes razones.


— Vamos a mi cuarto y pidamos algo de comer más tarde.


El castaño lo siguió sin decir nada desde que llegaron a la casa. Los papás de Jungkook trabajaban todo el tiempo y casi nunca había nada de comer, mucho menos luego de que YooRa se mudara con su hermano mayor a Incheon. Ahora que sus hermanos mayores se habían casado entre sí era todo muy raro, Taehyung aún no podía decidir si eso los hacía familia o no a Jungkook y a él.


Pasaron las primeras horas haciendo planas y planas de palabras sacadas de los libros de la biblioteca, la noche ya había caído y la única cosa que los había interrumpido fue el repartidor de comida, y ahora, el celular de Jungkook con un mensaje de SeolHyun. Taehyung lo oyó suspirar y elevó la vista de sus apuntes, mirando a Jungkook con las manos hundidas en su cabello.


— En serio, Kookie, deberías deja...


— ¡¿Te quieres callar ya?! Basta con eso, maldita sea.


Hacía mucho tiempo que su mejor amigo no le levantaba la voz de esa forma, así que frunció las cejas y se enderezó en la cama, frente a Jungkook.


— Basta tú, Jungkook, te la pasas las 24 horas del día frustrado, ¿Es que no te das cuenta? SeolHyun ya no te hace tanto bien como antes, creo que es momento de que la dejes.


— Te lo he dicho, no lo haré, ella es la indicada.


Taehyung bufó, elevando las manos y lanzando un pequeño gritito de frustración.


— ¡No lo es, Kook! Estoy seguro de que no, llegará otra... persona.


El alto golpeó la cama con la mano, mirando directamente a los ojos de Taehyung.


— ¿Cómo puedes opinar algo al respecto? Has estado malditamente soltero desde los putos 15 años, no puedes saber lo que es encontrar a tu persona especial porque estás demasiado ocupado siendo un mojigato virgen.


Las palabras de Jungkook fueron como un duro golpe que paró justo en su pecho. Frunció el ceño y se echó ligeramente hacia atrás, ofendido ante sus palabras.


— ¿Disculpa? ¿Mojigato virgen?


— ¡Sí! Eso es lo que eres, sólo otro idiota que le teme a las mujeres, ni siquiera sabes como besar, eres un completo inexperto, incapaz de sentir amor, seguramente.


La boca del castaño se abrió ligeramente, pero ésta vez se inclinó hacia delante, encarando a Jungkook.


— ¿Incapaz de sentir amor? ¿Inexperto? Tú no tienes una puta idea, maldito bastardo —Taehyung le señaló con el dedo— Yo mejor que nadie sé perfectamente lo que es amar tanto a alguien, sacrificando tu propia felicidad por la de esa persona.


Jungkook chasqueó la lengua y giró los ojos, ambos estaban completamente rojos del coraje ahora — ¿Ah, sí? Para saber lo que es el amor, debes haber estado enamorado alguna vez, ¿Lo has estado Taehyung?


— ¡Por supuesto que sí, Jungkook! Desde hace malditos 6 años, he amado a una sola persona durante todo éste tiempo, y no tienes idea de lo mucho que duele.


Ambos se quedaron en silencio, mirándose a los ojos hasta que el alto rompió el silencio.


— ¿De qué hablas? ¿Por qué nunca me lo dijiste? ¿Quién es la chica?


Taehyung bufó y jaló de su cabello con ligereza antes de frotar su rostro con sus manos.


— Ese es el maldito problema, Jungkook, no es un "ella", es un "él" —el silencio del alto sólo le dio a entender que no había captado la situación — Soy gay, Jungkook, lo descubrí desde los jodidos 15 años.


El silencio los consumió como el fuego al tabaco, y la habitación se llenó de humo, al menos en la mente de Jungkook, quién seguía en shook. Por su parte, Taehyung decidió que ya era hora, se arrastró por la cama hasta estar realmente cerca de Jungkook y frente a él.


— Y-Yo no pude decírtelo antes, tenía tanto miedo y estaba completamente confundido. No sabía cómo mirarte a la cara, especialmente aquellas mañanas en las que aparecías en mis sueños y yo... despertaba duro.


Jungkook suspiró, mirando a Taehyung a los ojos — ¿Qué?


— ¿Recuerdas a Lee Hoseok? El chico que te ponía de malas porque te quería el puesto de mejor amigo —el alto asintió— Bueno, en realidad era mi novio, pero fue estúpido, porque realmente amaba a alguien más y sólo intentaba sacármelo de la cabeza y en reali...


— Espera, ¿Tu novio?


Los ojos de Jungkook estaban tan abiertos que podrían salirse de sus órbitas en cualquier momento, pero Taehyung agitó una mano, intentando restarle importancia — Eso no importa, Kookie, lo que trato de decir ahora mismo es que, desde los 15 años te he amado.


No había otra forma de decirlo, no le iba a dar más vueltas ni a ocultarlo más, eso era todo.


— Te he amado de una forma que ni siquiera SeolHyun puede hacer, ninguna persona lo puede hacer. Eres tú, el indicado Jungkook, mí indicado, y necesito que te des cuenta que yo soy tu indicado.


No quiso esperar a que el imbécil gigantón reaccionara o lo procesara, tomó el rostro de su mejor amigo entre sus manos y lo besó. Lo besó como siempre había imaginado y esperado, el problema era que Jungkook no reaccionaba, así que se movió para sentarse a horcajadas sobre el regazo del pelinegro, envolviendo sus brazos en los hombros del chico y hundiendo las manos en su cabello, siendo más persistente con el movimiento de sus labios, hasta que Jungkook comenzó a mover los suyos, correspondiendo lentamente al beso.


Se sentía como si no fuera real, se estrechó con más fuerza contra el pecho de su amigo, separando más los labios para rozar su lengua sobre los ajenos, tan suaves y esponjosos, mucho mejor de lo que había imaginado. Estaba listo cuando los labios de Jungkook se separaron y dejó que su lengua se aventurara y rozara la ajena, pero en el momento en que sus lenguas se tocaron, sintió cómo una fuerza mayor a él lo arrojaba lejos del alto, cayendo al suelo sobre su trasero.


Tardó exactamente 2 segundos en entender que había sido el mismo Jungkook quién lo había separado y arrojado lejos de él, pero éste ya estaba de pie, con el ceño fruncido.


— ¡¿Qué diablos estás haciendo?!


Sólo hasta que vio la cólera reflejada en los ojos de su mejor amigo, fue que comprendió. Se había colocado en su regazo, y mientras lo besaba, se había comenzado a frotar como un maldito perrito urgido, lo peor era que sus pantalones resaltaban su erección, pero sabía que la furia de Jungkook era en gran parte porque también de sus pantalones resaltaba su propia erección.


— J-ungkook, yo... Soy un estúpido, discúl...


— Lárgate — lo cortó el alto, desviando la mirada y llevándose las manos al cabello — Lárgate de aquí antes de que te saque toda la mierda a golpes. ¡¡Largo!!


El último grito de Jungkook le hizo saltar en su propio lugar. Sus ojos se llenaron de lágrimas mientras se ponía de pie y recogía sus cuadernos y útiles con rapidez. Jungkook giró para cerrar la puerta de su cuarto tras la espalda de Taehyung, pero sus miradas se cruzaron durante unos segundos. El cuerpo tembloroso y los ojos llorosos de Taehyung hicieron que una punzada cruzara el pecho del alto, pero aquella sensación le hizo sentir aún más enojo. Azotó la puerta en la cara del bajito.



















No les doy tiempo sufrir porque cuando menos lo esperan ya saqué la segunda parte.


atte: Dyo los amaaa.

jjeonkim en Instagram:dale a seguirme para ver mis contenidos.

15 Novembre 2022 22:48:36 2 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
128
Lire le chapitre suivant Parte II

Commentez quelque chose

Publier!
db di bv
Auch.... pobrecito tae pero entiendo el gay pánic de jk :(
November 16, 2022, 05:13
Vlion 🌙 Vlion 🌙
Estoy desaparecida y regreso y tienes muchos fic que lindo todo
November 16, 2022, 00:46
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!