axel-melgarejo1625109491 Axel Melgarejo

El oficial de policía Frank Tyrent es un veterano de Vietnam perteneciente a los Boinas Verdes que trabajó anteriormente como detective de Homicidios en la ciudad de Los Ángeles y ahora pertenece al grupo Especial de Armas y Tácticas (mejor conocido como S.W.A.T) de la ciudad de Las Vegas en el estado de Nevada. Después de completar una exitosa misión, Frank se encuentra con un viejo amigo suyo de la guerra que ahora trabaja para el F.B.I que se acerca a él con intenciones de pedirle ayuda. Una amenaza se cierne sobre la Casa Blanca y solo Frank es el único capaz de evitar que un peligroso mercenario maté al presidente de los Estados Unidos por medio de un cruento bombardeo. Contando con la ayuda de su equipo S.W.A.T, una audaz y mortífera Ranger de Texas y su viejo amigo del F.B.I, Frank intentará evitar un peligroso golpe de estado ¿Podrá lograrlo? Acción, emoción y suspenso, esas tres palabras definen al veterano Frank Tyrent, capitán del equipo S.W.A.T.


Action Interdit aux moins de 18 ans.
0
698 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 30 jours
temps de lecture
AA Partager

PROLOGO: EL VETERANO DE GUERRA

SAIGON, 1968

La oscura noche que rodeaba aquel campamento militar oculto en plena selva fue interrumpida con una potente explosión que destruyó un jeep militar que se encontraba demasiado cerca de la tienda del sargento. Por fortuna todos se encontraban fuera de sus tiendas defendiéndose de sus agresores por medio de sus rifles automáticos M-16. El helicóptero se acercaba a la zona de escape y los soldados combatían contra el victorioso ejército del Vietcong, quienes estaban comenzando a ganar territorio durante aquella extensa guerra que había comenzado cuatro años atrás. El batallón numero 8 huía de su campamento dejando atrás gran parte de su armamento y llevando solo lo imprescindible, durante la huida el fuego de un mortero hirió de gravedad a un muchacho que intentaba escapar con el resto. Sus gritos de dolor fueron tapados por el fuerte sonido de los bombardeos que provocaban los morteros. Sin embargo, por fortuna, pudieron llegar a los oídos de un joven soldado que dio vuelta su cabeza y vio a su mejor amigo en el suelo con la pierna destrozada y el brazo levantado en señal de auxilio. El miedo que se reflejaba en sus facciones junto al brillo del pánico en su mirada fue todo el incentivo que aquel soldado necesitó para ir en búsqueda de su amigo.

- ¡¿Frank, qué carajos haces?!- le gritó su sargento de piel oscura al verlo ir a socorrer a su colega caído- ¡Vuelve aquí ahora!

Frank lo ignoró y continuó camino a donde estaba su amigo dispuesto a salvarlo.

La tierra volaba en pedazos a su alrededor mientras el fuego amenazaba con cubrirlo con cada paso que daba, sin embargo aquel soldado de cabello castaño, largas patillas, ojos azules y una naciente barba ignoró dichas explosiones y solo centró su atención en su compañero caído, un muchacho de tez blanca con un cabello rubio y ojos verdes que al verlo le gritó:

- Frank, que haces ¡Huye pronto!- haciendo caso omiso de sus protestas, Frank lo tomó con sus fuertes manos y lo cargó sobre sus hombros

- Regla numero uno soldado- le contestó Frank iniciando su huida- nadie deja a nadie

- Mi peso te estorbará y los vietnamitas nos harán prisioneros de…- quiso continuar su amigo cuando Frank le contestó

- Bien, de momento no tengo a donde ir y al menos no estaré solo en ese chiquero ¡Ahora cállate y vámonos de aquí!

Dando inicio a la huida, una ráfaga de disparos pasó cerca de él y le dieron a uno de los pilotos de los helicópteros de escape.

- ¡Oh mierda!- exclamó el copiloto antes de que otro disparo le diese en el pecho

Sin tiempo que perder, Frank corrió con todas sus fuerzas al helicóptero que se encontraba dando vueltas en círculos mientras las explosiones se acercaban cada vez más a donde estaba el punto de huida. Dando un solo salto pudo meterse en el helicóptero siendo sujetado por sus compañeros.

- ¡Cuiden de él!- exclamó Frank soltando a su amigo y metiéndose de un salto a donde estaba la cabina de mando. Sujetando con fuerza el timón logró establecer el helicóptero en el preciso momento en que dos F-14 pasaban a su lado. Moviendo el cuerpo del piloto a un lado, miró a los Vietnamitas acercarse y tras enseñarles su dedo medio, vio a sus amigos y les dijo con una sonrisa victoriosa- volvamos a casa

Los F-14 largaron dos misiles de Napalm que cubrieron con un muro de fuego la selva calcinando al ejército enemigo. Dándole la espalda a aquella enorme llamarada, el helicóptero de Frank se dirigió a la base amiga más cercana mientras el sol salía por el horizonte.

11 Novembre 2022 21:22:22 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant CAPITULO 1: EL GRAN ROBO AL CASINO

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 6 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!