la_holly_de_suga Min Holly

Uno es un depredador. Un alfa. Otro es una presa. Un omega. Yoongi busca cazar. Jimin busca ser cazado. 🍒Historia original 🍒Omegaverse 🍒Lenguaje vulgar, escena sexual explícita. Un sólo capítulo.


Fanfiction LGBT+ Interdit aux moins de 21 ans.

#smutt #explicito #alfaxomega #omega #alfa #yoongi #yoominfanfic #jimin #yoonmin #omegaverse
395
5.4mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Único

El club estaba a rebosar esa noche. Un lugar especialmente para aquellos que no son completamente humanos, pero que tampoco son animales. Un club para cambia formas, aquellos que son mitad de uno y mitad de otro. Dónde pueden simplemente ser ellos y no pensar en los verdaderos humanos. Los que les temen, los que les odian y les cazan.

Yoongi disfrutaba de ir allí cada viernes después del trabajo y dejar que su aroma a alfa y la excesiva cantidad de feromonas hiciera de las suyas y le atrajera una pareja para la noche.

Era un cambia formas lobo alfa, dominante por naturaleza, sentado en un banco en la barra del bar, rodeado de otros igual a él, dónde los aromas se mezclan y atraen —o repelen. Yoongi estaba ahí para cazar a su siguiente presa. Un Omega dispuesto para él, que compartiera sus gustos y disfrutara del sexo de la misma forma que él.

Dejando fluir las feromonas que apartaban a los demás alfas y atraían a un sinnúmero de omegas en busca de placer y satisfacción, Yoongi bebió su cerveza en tragos lentos y pausados. Observando a la multitud que se aglomeraba en la pista de baile, restregando sus cuerpos unos con otros y creando un llamado al apareamiento, al deseo, al sexo desenfrenado y sin ataduras.

A ambos lados de la barra, también había un abarrotamiento de personas en busca de bebidas y algo más. A la derecha de Yoongi, un beta esbelto y de buen porte le sonreía coqueto. Era lindo, pero no era un Omega.

A Yoongi le gustaba un Omega que tuviera aroma. Un suave y dulce aroma que lo excitara. La esencia azucarada que se desprendía en chorros húmedos en la lubricación natural de un Omega, era algo que Yoongi disfrutaba. Follar un agujero resbaladizo era lo que deseaba esa noche.

A su izquierda, una Omega en minifalda llamó su atención rozando sus largas uñas sobre su brazo. La Omega era hermosa, suave y olía a caramelo. Se veía dispuesta y necesitada, pero Yoongi no deseaba una ella, tampoco, así que cortésmente la despidió y se movió hacia la pista. Quería un Omega, un culo mojado y apretado para joder y desfogarse de la tensión del día. Un macho que pudiera soportar todo lo que Yoongi tenía para dar.

Caminando entre el mar de gente, se plantó en el centro de la pista y observó hacia los lados. En su visión periférica apareció una imagen digna de admirar y de tomar para sí. Un hermoso Omega rubio, delgado, no demasiado bajo, ni demasiado alto, con la piel de un dorado suave y brillante, cómo si tomara el sol de la mañana todos los días. Una cintura perfectamente cóncava y unas caderas estúpidamente convexas, largas e infinitas piernas y un rostro de ensueño. El Omega tenía cuerpo de pecado y cara de ángel y la atención y la polla de Yoongi apuntaron a él, ahí donde estaba, rodeado de gente, pero totalmente solo, bailando al ritmo de la música.

Los pies de Yoongi se movieron en su dirección, caminado entre los cuerpos que se apartaban por si solos al sentir el fuerte aroma del alfa, dejando el camino libre para que se acercara al Omega.

Una vez en el sitio, Yoongi aplastó su pecho contra la espalda caliente y sudorosa del Omega, dejando a sus manos vagar hasta su cintura y quedarse ahí, en un agarre que se volvió posesivo cuando sintió el dulce aroma a rosas que desprendía desde el cuello y el pelo. Era dulce, pero no empalagoso. Delicioso y afrodisíaco.

El Omega no se inmutó. Continuó con el suave vaivén de sus caderas, rozando su trasero de burbuja contra la ingle del alfa. Acariciando lascivamente sobre la ropa, la evidente erección que se aplastaba contra sus nalgas.

A Yoongi le gustó. Lo llevaría a casa, a su habitación y a su cama. Lo follaría lento y duro, del mismo modo que decía la canción que resonaba en las altas bocinas y que acompañaba los movimientos del Omega. Después de eso, ya vendría lo demás.

Las grandes manos de Yoongi se movieron hasta el vientre del Omega, plano y definido, oculto por una camiseta púrpura ceñida a su esbelta figura y lo apretó más contra su cuerpo, copiando los movimientos del Omega, bailando con él, mientras las demás personas se alejaban de ellos.

El aroma a rosas del Omega y el sándalo del alfa eran una mezcla perfecta y quién los oliera sabría que ellos se iban a aparear esa noche y nadie iba a interponerse.

—Hola —susurró el alfa cerca del oído del Omega. A contraluz de las estroboscópicas leds, iluminando tenuemente en rojo y azul al chocar contra las paredes y los cuerpos embutidos en el reducido espacio de la pista.

—Hola —respondió el Omega, girando sobre sí mismo, enfrentando a Yoongi.

Los hipnóticos ojos avellana del Omega se encontraron con los negros irises de Yoongi, atrapándolo en un hechizo.

—Omega —dijo Yoongi, mientras se pegaba más al cuerpo caliente entre sus brazos, sin dejar de bailar. Rodeando con sus fuertes manos la pequeña circunferencia de su cintura

—Alfa —fue la respuesta del Omega. Jadeando, sudando, respirando apenas en cortas inhalaciones temblorosas y fuertes palpitaciones.

—Tu nombre —exigió Yoongi.

—Jimin.

—Recuerda el mío, Jimin. Porque antes de que acabe la noche, lo estarás gimiendo mientras te vienes sobre mi polla y mi nudo, en mi cama, sobre mis sábanas. Me llamo Yoongi.

Jimin onduló las caderas y se restregó descaradamente contra la polla en cuestión, jadeando una exhalación caliente sobre el rostro de Yoongi. Olía a excitación, a lujuria y a algo más. Olía como suyo. El Omega era sólo suyo, desde que su dulce aroma se metió en sus sentidos y su melódica voz lo llamo alfa.

—Sí —fue todo lo que pudo decir el Omega. Yoongi sabía que estaba borracho de feromonas, las feromonas de Yoongi seduciéndolo lentamente.

En los altavoces, la música cambió y Yoongi supo que era el momento de irse. Tomó la mano de Jimin y lo condujo fuera del club, a la noche oscura y el viento frío que golpeó sus rostros, pero no hizo nada por enfriar el deseo en sus cuerpos. Yoongi podía oler el lubricante del Omega, empapando sus ajustados pantalones y se imaginaba si sabría tan dulce como olía.

Aceleró el paso y empujó al Omega al interior de su auto, dirigiéndose a su apartamento.

La puerta se cerró con un fuerte estruendo, cuando la espalda de Jimin chocó contra ella. Yoongi ataco su boca con un beso áspero y demandante, empujando la lengua contra los gruesos y jugosos labios para que estos se abrieran y lo dejarán entrar.

Oh, dulce y delicioso manjar. La lengua de Yoongi exploró la boca de Jimin de principio a fin, chupando, mordiendo, lamiendo, untando y mezclando sus salivas, amamantando la lengua de Jimin en una imitación demasiado realista de una mamada. La mamada que Yoongi le daría a Jimin pronto.

La dura polla de Yoongi protestó dentro de sus pantalones. La necesidad de reclamar al Omega se hacía más grande a cada segundo, pero haría de esta una experiencia inolvidable. Para él y para el Omega. No es que significara que sería la única vez.

Yoongi planeaba mantener al Omega más que por una noche.

La boca de Jimin abandonó la de Yoongi y exploró el borde de su barbilla, saboreando el sabor almizclado de sudor y sándalo mezclados sobre la piel.

Yoongi sonrió satisfecho por el suave gemido de gozo en labios del Omega. Si le gustaba su sabor, le gustaría mucho más lo que estaba por venir.

Volviendo a devorar la boca de Jimin, dejo salir las garras y desgarró la delicada camisa que le impedía tocarle la piel. Casi aulló de placer, al sentir como se espesaba el aire con el aroma del Omega. Le gustaba rudo.

—Alfa~ —ronroneó.

Oh. Tenía a un lindo gatito entre sus garras y el lobo dentro de Yoongi quería salir y jugar. Marcar, reclamar y tomar al Omega como su propiedad, su Omega.

—Dime, Omega.

—Fóllame, anúdame, lléname. Por favor.

La voz de Jimin era necesitada, desesperada. El alfa quería darle todo lo que pedía.

Yoongi lo tomó por la cintura y lo puso de espaldas sobre el sofá. La cama estaba demasiado lejos y el alfa necesitaba complacer a su Omega. Le rasgó los pantalones y luego arrancó su propia ropa, haciendo un montón en el suelo, de jirones de tela que ahora eran inservible.

Que más daba. Desnudo, el Omega era todavía más hermoso. Con la piel expuesta, la polla rosada y dura, esperando por las manos de Yoongi para calmar un poco la presión y el fruncido agujero totalmente húmedo, palpitando, suplicando por ser estirado y llenado con una polla, la polla de un alfa, la polla de Yoongi...

—En tus manos y rodillas —ordenó Yoongi. Y Jimin obedeció de inmediato. Poniéndose de rodillas sobre los cojines del sofá, bajando el pecho contra el material mullido y elevando el culo, presentándose ante el alfa, con el culo expuesto, brillante por el lubricante que salía a borbotones, deslizándose entre sus muslos e impregnando el aire de su aroma floral.

—¿Así, alfa?

—Justo así, Omega.

Yoongi se acomodó detrás del Omega y acarició la parte externa de los muslos, arrastrando las garras aún expuestas sobre la impecable piel, dejando marcas de arañazos desde la cadera hasta casi la altura de las rodillas. La tonalidad rosada se veía hermosa en la piel del Omega. Rosáceas líneas que le dirían a cualquiera que se atreviera a mirar, que Jimin había sido follado por un verdadero alfa.

Dio una palmada en la nalga izquierda y disfrutó de ver la piel tensa, rebotando con el golpe.

—Habla Omega ¿Cómo lo quieres? —preguntó Yoongi.

—Duro, alfa. Quiero que me folles duro, que me tomes por el pelo y me hagas sentirte. Que me des tu polla, tu semen.

—Tengo lo que quieres pequeño gatito ¿Lo quieres, de verdad? ¿Quieres a este lobo?

El Omega gimió cómo única respuesta y se dio vuelta, elevando las piernas para dar lugar al alfa.

Yoongi se cernió sobre el cuerpo de Jimin. Frotándose sobre su cuerpo, dejando su aroma a madera mezclarse con el de las rosas. Más tentador, más potente. Y se dejó ir a la deliciosa boca nuevamente, mientras de una única embestida llenaba el agujero del pequeño Omega debajo de él.

—Hora de jugar, Jimin.

Advirtió, antes de comenzar un ritmo duro y sin compasión. Metiéndose hasta el fondo en el apretado culo de Jimin. Jodiendo el caliente pasaje en embestidas despiadada mientras el Omega lloraba y maullaba por más. Más duro, más salvaje, más y más.

****

Jimin supo quién era este alfa y lo que quería de él.

Quería que el gran lobo malo lo follara hasta ahogarse. Que lo montara y lo hiciera chillar, que le diera su esencia y lo marcará. Quería jugar y quería jugar duro.

Se dejó joder como lo necesitaba.

El alfa, Yoongi, jodía su necesitado agujero sin piedad, martillado su gran polla en lo más profundo, golpeando su punto en cada deslizamiento dentro de sus paredes húmedas y apretadas.

—Alfa~ móntame —lloriqueó— métemelo, sí... Hasta el fondo. Tómame.

—¿Eso quieres?

—Oh, sí. Por favor alfa. —suplicó. Era lo único que podía hacer, estando debajo del alfa, siendo destrozado de la más deliciosa manera.

Jimin arqueó su espalda y movió las caderas al mismo ritmo que Yoongi. Encontrando cada embestida con fuerza y deseando cada vez más.

Si culo estaba empapado, su cuerpo caliente y su piel picaba por el toque del alfa.

—Yoongi —murmuró, mordiendo la oreja del alfa. Abrazándose a él e intentando meterse bajo su piel. Estaba rogando, pero Jimin lo necesitaba. Necesitaba ser dominado —Oh... Sí, así... Dámelo, dame todo alfa.

El cuerpo de Yoongi se estremeció sobre el de Jimin y empujó más fuerte dentro de él. Jimin sintió los dientes del alfa morder la piel de su hombro y las garras clavarse más duro en sus caderas, pero eso sólo lo hacía desear más. Querer las marcas que sabía quedarían sobre su cuerpo.

Le encantaba el placer del dolor, las marcas de posesión que quedarían por la mañana y quizás por un tiempo más.

—Llora Omega... Llora y ruega por mi polla.

Jimin chillo más fuerte y más necesitado. Disfrutando del doloroso agarre en su pelo, tensando su cabeza hacia atrás y exponiendo la tierna piel del cuello, preparada para ser devorada, mordida y marcada.

De un momento a otro, Jimin se sintió vacío y luego estaba sentado en el sofá y con la boca llena de la polla de Yoongi. Chupando y succionado, sintiendo la cabeza redonda golpear el fondo de su garganta y amaba la sensación, la falta de aire y el poderoso empuje del caliente y duro trozo de carne dentro de su boca. El entumecimiento de su mandíbula cada vez que su boca era obligada a abrirse hasta el límite. La despiadada manera en que el alfa no se detenía ante las arcadas.

Era un juego de poder en el que Jimin estaba siendo sometido al poderío del alfa, pero así era como debía de ser, así era como le gustaba.

En un duro empuje, la polla del alfa se enterró tan profundo que Jimin vio estrellas bailando en su visión casi oscurecida y entonces, tuvo su primer orgasmo. Porque tenía todas las intenciones de correrse hasta que ya no quedara nada dentro de él.

Desde que percibió el aroma a sándalo del alfa y lo sintió pegarse a su piel, lo supo. Este era su alfa, al que se sometería de ahora en adelante.

—Oh, dulce omega. Mírate. Tan puta por mi polla que te corriste solo por tenerme profundo en tu garganta. Quiero que te corras así cuando te anude y te llene tanto de mi esperma que escurra por tu culo.

Jimin gimió.

El vocabulario sucio lo ponía a mil, haciendo que su propia polla gastada se crispara.

Yoongi sacó su gorda polla de su boca y Jimin se inclinó persiguiéndola, pero el alfa no se lo permitió. Lo puso de rodillas contra los cojines y se dejó ir hasta el fondo, de nuevo, en su apretado agujero, deseoso y codicioso por las promesas que el alfa acababa de hacer. Necesitaba ese nudo que lo mantuviera quieto en su lugar mientras era llenado hasta el borde y luego sentir el calor escurrir por sus muslos.

Sintió de nuevo las garras del alfa clavarse otra vez en sus caderas y escuchó el bajo aullido del lobo dentro de su pecho.

—Yoongi —jadeó sin aliento. Tan necesitado y febril por ello, que dolía.

Sintió una palma chocar contra su nalga izquierda, el crujido de la carne siendo golpeada bajo la mano grande del alfa y la fricción de sus propias bolas contra las del alfa encima suyo, que lo montaba como si fuera un jinete.

—¿Cómo me llamaste?

—Lo- lo siento alfa.

—Eso es. Mi dulce chico. Mi omega.

—Tuyo, alfa —acordó, sin aliento.

La espalda de Jimin se arqueó casi involuntariamente, cuando el alfa le jaló por el pelo como si tomara las riendas y cabalgara sin rumbo. Su trasero al aire, sus pezones expuestos al frio y su culo siendo llenado, sintiéndolo hasta lo profundo de las entrañas.

Gimió y gimió. Desesperado, rogando, suplicando. No sabía exactamente qué, pero imploraría por lo que fuera que Yoongi, su alfa le quisiera dar.

Recibió cada embestida, cada golpe a su próstata y cada caricia a su útero con gozo, con el placer bullendo en sus venas, de la misma forma que sabía, el alfa detrás de él lo sentía.

Entonces, otra vez. Otro orgasmo lo golpeó con fuerza, hasta que sintió que se desmayaba por la dicha que sintió abrazarlo, cuando el nudo en la base de la polla de Yoongi se expandió hasta el límite y los colmillos del lobo le desgarraban la piel entre el hombro y el cuello.

Quizás, sólo quizás, lloró y maulló un sollozo excitado al sentir el placer y el dolor de su orgasmo mezclado con el del alfa y el vínculo que se creaba entre ellos. Le excitó aún más que el alfa, su alfa tomará lo que le pertenecía sin pedirlo. Tomándolo como suyo por derecho propio. Sometiéndolo a él en todos los sentidos.

Jimin sabía desde que sintió la presencia de Yoongi en el club, que estaba frente a su alfa destinado y sabía que este le daría todo lo que necesitaba. El placer, la perversión y la protección que solo un alfa le da a su omega.

—Alfa —susurró, contento y extasiado.

—Mi omega— le respondió Yoongi, acariciando tiernamente su espalda y repartiendo besos por su cuello, después de lamer la herida de su mordida. —Mi compañero.

—Tuyo.

Jimin y Yoongi se acurrucaron en el estrecho sofá, unidos donde la polla de Yoongi aun palpitaba muy dentro de su agujero. descargando chorro tras chorro de semen, tan dentro de Jimin que podía sentirlo encajado en la entrada de su matriz.

Yoongi había encontrado la presa perfecta y Jimin pertenecía ahora a una bestia capaz de satisfacer sus impulsos. Una noche en un club donde se reúnen aquellos que no son completamente humanos, pero que también llevan un animal por dentro. Destinados a cruzarse en sus caminos y unirse más allá del cuerpo, en sus almas.

27 Octobre 2022 02:01:58 17 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
199
La fin

A propos de l’auteur

Min Holly 🔰 Army 🐣 Jimin biased 🖤💛 YoonMin shiper Me gusta escribir, pero pierdo la inspiración por largos periodos, así que me entretengo adaptando libros.

Commentez quelque chose

Publier!
DI DI DI DI
Tremendo, ame todo uu
em elisa mora
Madre mia a esta obra de arte merece una recreación en la vida real y vaya q le haré honor!!! Que erótico!! Gracias.
December 09, 2022, 01:07

ER Esther Reova
Me alegra que te hayas pasado aquí porque en la otra app no disfrutaria de tan grandes historia que escribes, como siempre está muy buena la
December 05, 2022, 23:21

HP H. P. Pauline
Woooowww Me encantó!!! Gracias por tu historia!
December 01, 2022, 00:33

Micaela Choi Micaela Choi
Aqui estoy de nuevo, orgullosa de ti, estabas tan enojada que dejaste salir tu rabia de la mejor manera.... escribiendo este super caliente os y yoonmin!! Que mas puedo pedir? 😍😍😍
November 23, 2022, 23:23

  • Min Holly Min Holly
    (⁠ ⁠˘⁠ ⁠³⁠˘⁠)⁠♥(⁠ ⁠˘⁠ ⁠³⁠˘⁠)⁠♥ November 23, 2022, 23:25
Jennifer Morales Jennifer Morales
Aaahhhhh muchas gracias por este os, es muy bueno, como siempre amando la forma en que escribes, y además en un Yoonmin, qué más se puede pedir? Besos 💖💕
November 01, 2022, 03:56

Vale Cerezita Vale Cerezita
Un gran placer volverte a leer!
October 31, 2022, 01:35

  • Min Holly Min Holly
    Agradecida desde el alma. Espero haya Sido una lectura placentera ☺️☺️ October 31, 2022, 02:15
Carolina Rodriguez Carolina Rodriguez
😘 Como siempre mi querida Holly un placer leerte...!!!!!
October 30, 2022, 03:04
MYGI7 YMJP MYGI7 YMJP
Amo ♥️
October 28, 2022, 23:12
Mellachur S Mellachur S
Definitivamente nada como una buena historia ❤️amo releer tus historias
October 28, 2022, 16:25
~