athanatos Αθά νατος

Un suceso desafortunado puede traer felicidad o infelicidad al futuro de una persona. Un suceso desafortunado podría traer al futuro de alguien prosperidad o miseria. Una sola acción podría cambiarlo todo para bien o para mal. Se dice que no hay mal que por bien no venga, pero... ¿será cierto ese dicho? Pueden surgir consecuencias terribles o consecuencias maravillosas a raíz de un suceso desafortunado en la vida de una sola persona. En ocasiones, un mal menor termina sirviendo para generar un bien mayor. ¿Si se puede caer en la miseria a causa de algo malo, no es posible también hallar algo maravilloso a causa de eso mismo en lugar de algo malo? Se recomienda leer primero En su luz.


Romance Romance jeune adulte Interdit aux moins de 21 ans.

#fraternity #fraternidad #happiness #tragedia #tragedy #romance #familia #family #gemelos #twins #felicidad #drama
0
948 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Notas de autor muy especiales

Notas de autor muy especiales

Antes de escribir, debo hacer unas cuantas aclaraciones y dar unas cuantas explicaciones. La primera aclaración que debo hacer es que todos mis personajes femeninos principales, así como los secundarios importantes y los terciarios importantes, quedan igual después del embarazo que como estaban antes de este. En la vida real, eso sería imposible sin el uso de cremas caras, y voy a explicar por qué es eso así. Resulta que, durante el embarazo, la mujer debe ganar bastante peso para que el bebé se forme correctamente y nazca sano y fuerte. Si la mujer no adquiere temporalmente más peso, las consecuencias serán malas para el bebé. Durante el embarazo, el metabolismo femenino se ralentiza bastante, siendo que el metabolismo de las mujeres se vuelve menos rápido a partir de cierta edad para que ellas estén preparadas físicamente para poder ser madres. Una fémina joven podría comer todo lo que quisiera comer sin llegar a tener sobrepeso, aunque consumiera muchas calorías, pero sólo en algunos casos y sólo hasta una determinada edad. Los varones pueden conservar esa condición para siempre si hacen lo necesario para no perderla por abusar de dicha condición. Durante un embarazo, la piel de una fémina se estira debido a la subida de peso. Después del embarazo, esa piel vuelve a estar casi como antes, pues el estiramiento de la piel durante el período de embarazo, que dura nueve meses normalmente, genera unas cicatrices en la piel que son de color rosa y que después se hacen invisibles, pero no por eso dejan de estar dichas cicatrices, y se llaman estrías. Todas las mujeres tienen estrías, a menos que se las quiten con cremas caras, las cuales una mujer muy pobre no podría comprar. Sucede que, durante el embarazo, también hay más probabilidades de que se produzca la hinchazón de algunas venas, formándose lo que conocemos como varices. Resulta que las mujeres tienen un tejido adiposo que por su estructura es diferente del tejido adiposo del varón. El tejido adiposo del varón no tiene tanta propensión a que aparezca algo llamado celulitis por esa razón. ¿Qué es la celulitis? La celulitis consiste en la formación en la zona de los muslos y en el resto de las piernas sobre todo, aunque puedan aparecer en otras partes del cuerpo también, de huequitos. Sucede que las mujeres son más propensas por su biología a tener varices, celulitis y estrías. Ninguna mujer que haya estado embarazada se salvará de las estrías y otras mujeres que hayan pasado por un embarazo tendrán también varices. Tanto Eve como Melody, Selene, Diane, Megan, Sarah, Alice y los otros personajes femeninos que son madres en el mundo corrupto carecen de estrías, de celulitis y de varices. Todas ellas tienen una ventaja biológica que también poseen los personajes masculinos principales, secundarios importantes y terciarios con alguna importancia muy especial. Esa ventaja es que, sin importar que coman muchas calorías todos los días, a menos que abusen por cinco meses de cantidades demasiado altas de calorías, no pueden tener sobrepeso. Esa condición la poseen todos mis personajes principales, incluyendo entre ellos a los protagonistas, todos mis personajes secundarios importantes, incluyendo entre ellos a los padres de los protagonistas y de los antagonistas, así como a otros personajes secundarios importantes, y a personajes terciarios con una importancia especial en la trama independientemente del género al que pertenezcan. Los demás personajes, incluyendo a adolescentes y jóvenes sin importar el género, pueden tener sobrepeso si consumen durante menos de cinco meses demasiadas calorías. La condición de la que hablo sólo la posee la menor parte de la población, pues se trata de una condición permanente. Lo habitual es que las personas tengan sobrepeso si son glotonas, pero hay personas muy glotonas que nunca tienen sobrepeso. Casi lo mismo que sucede en mis universos ficticios presentes y futuros sucede en el mundo real, ya que todo lo explicado hasta ahora sólo se aplica al género masculino en nuestra realidad. El género femenino tiene que llevar un estilo de vida diferente del estilo de vida del género masculino por esa misma razón. Sucede que, en mis universos ficticios presentes y futuros, en los que existen los Estados Unidos y los países del mundo en el que vivimos actualmente solamente, los remedios para las varices, la celulitis y las estrías son increíblemente baratos, pues un argentino pobre podría comprar cualquiera de esos remedios, los cuales son increíblemente efectivos y logran su objetivo en sólo seis días, con sólo veinte pesos argentinos. Argentina es un país en el que ser pobre equivale a ser un indigente en España. Allí la mayoría de la población es analfabeta. Hay mucha gente que no tiene internet en su hogar en ese país de Sudamérica. Por eso digo que los remedios para erradicar las estrías, la celulitis y las varices son increíblemente baratos en mis universos ficticios presentes y futuros. La razón por la que Eve estaba exactamente igual tras pasar el embarazo que sirvió para traer a Athena al mundo era que ella sólo había sufrido dos cambios durante el período de embarazo. Sólo se habían hecho un poco más grandes sus senos, pues eran senos que producían leche materna en ese momento, y sólo había estado creciendo su vientre durante el período ya mencionado. En mis universos ficticios presentes y futuros, no es necesario que la mujer gane peso para que el bebé se desarrolle correctamente y así nazca sano y fuerte. Lo que la progenitora de la criatura debe hacer es alimentarse tanto como sea necesario para darle las proteínas, los hidratos de carbono y la grasa que necesite dicha criatura. Como, en mis universos ficticios presentes y futuros, la mujer no necesita ganar más peso del que ya tenía antes del embarazo durante este, Eve en ningún momento perdió la condición biológica de no poder tener sobrepeso, permitiéndole eso no tener estrías después de haber dado a luz a su primera y única hija con Adam. Es por eso que, en mis cosmos ficticios presentes y futuros, no todas las mujeres tienen estrías si no usan remedios para eliminarlas. Sólo algunas mujeres tienen estrías. Como, durante el embarazo, no hay mayor probabilidad de que a una mujer se le formen varices, Eve tampoco tiene varices, pues no tuvo que deshacerse de ellas en ningún momento porque nunca las tuvo. En el mundo real, las mujeres son más propensas que los varones a ganar mucho peso y terminar con sobrepeso, y eso no sucede en mis universos ficticios presentes y no sucederá en los universos ficticios futuros, pues, en todos ellos, las mujeres tienen la misma probabilidad que los varones de llegar a tener sobrepeso, varices y celulitis. En cuanto a las estrías, tenerlas o no tenerlas depende fundamentalmente de la condición biológica de una mujer embarazada o con problemas alimenticios y de factores relacionados con la ingesta responsable o irresponsable de calorías. Eve sólo tuvo los pechos más grandes y siendo capaces de dar leche durante un tiempo después del embarazo, pero después sus senos volvieron a la normalidad, puesto que, en mis universos, el único cambio posterior al embarazo en el cuerpo de una fémina que no ha ganado demasiado peso es que los senos se hacen más grandes y adquieren la capacidad de dar leche materna, la cual se llama calostro. Adam bebió el calostro producido por Eve en ocasiones, ocasiones muy ardientes para él y para su gemela idéntica. Hay que aclarar que los varones son los únicos que pueden padecer una enfermedad de la sangre que impide la coagulación llamada hemofilia. Si una persona con hemofilia no recibe ayuda médica adecuada lo más pronto posible, dicha persona morirá desangrada al final. Esa enfermedad la pueden portar las mujeres, pero sólo la descendencia masculina de estas, es decir, la que tenga el cromosoma del género Y, podrá padecer dicha enfermedad. Un individuo XX no tendrá que preocuparse por padecer hemofilia. En cambio, un individuo XY sí tendrá que hacerlo si su progenitora portaba el alelo relacionado con dicha enfermedad. En cuanto a la calvicie, sólo diré que la única razón por la que una mujer se puede quedar calva es por estar enferma. El varón se puede quedar calvo debido a múltiples causas que no tienen por qué estar relacionadas con una enfermedad. La calvicie puede ser heredada por la descendencia masculina, causando que, en algún momento, un varón empiece a perder el pelo hasta que no le quede ni un pelo en la cabeza, y no volverá a salirle ni un solo pelo en su cabeza masculina a esa persona si ya se ha quedado calva. En mis universos ficticios presentes y futuros, tanto los varones como las mujeres sólo pueden quedar calvos si la causa es una enfermedad o si terminan perdiendo todo el cabello y la raíz del pelo resulta lo suficientemente dañada o desaparece, lo cual sólo se aplica a las mujeres en el mundo real. Además de eso, las mujeres también pueden padecer hemofilia. Además de todo eso, enfermedades que sólo afectan a las mujeres en nuestra realidad pueden afectar también a los varones, pues estos tienen la misma propensión que las mujeres a padecer dichas enfermedades. Las condiciones de origen biológico que alteren la apariencia física de una persona negativamente o afecten a su calidad de vida negativamente afectan por igual a varones y a mujeres en todos mis universos ficticios presentes y futuros. Sólo aquello que es exclusivo de partes del cuerpo y/o de órganos que sólo uno de los dos géneros posee afectará negativamente a los individuos de dichos géneros. Un varón no podrá padecer cáncer de ovarios. Debo aclarar que la anciana sabia que ayudó a los gemelos White era una mujer que poseía una delgadez sana porque se cuidaba mucho, y no porque fuera inmune a tener sobrepeso. Casi todos los personajes que forman parte del grupo de los que tienen de por vida el privilegio de no poder tener sobrepeso fácilmente no están incluidos habitualmente entre los personajes adolescentes, jóvenes y ancianos que conforman la gran mayoría de la humanidad. Uno de esos personajes puede tener la bendición biológica de Adam e Eve o no tenerla. Si yo no digo algo al respecto sobre eso, no se sabe si ese personaje que no es muy importante tiene o no tiene esa condición biológica tan poco común. Es injusto que las mujeres y los varones tengan tantas diferencias biológicas que los lleven a tener que vivir de forma tan diferente la vida. La mujer tiene que preocuparse mucho por no tener estrías y por no tener varices. La mujer tiene que preocuparse mucho por no tener celulitis. En cambio, el varón no tiene que preocuparse mucho por algo de eso. El varón tiene que preocuparse por quedarse calvo sin estar enfermo y la mujer no tiene que preocuparse por eso. El varón tiene que preocuparse mucho por la hemofilia si hay antecedentes de dicha enfermedad en su familia y la mujer no tiene que preocuparse por eso. Todo lo que he explicado sirve también para que nos demos cuenta todos de que los varones y las mujeres sólo somos iguales en derechos. En todos mis universos ficticios presentes y futuros, los varones y las mujeres son mucho más parecidos porque hay muchas menos diferencias entre un género y el otro. Con respecto a ciertos fetiches sexuales que existen, debo aclarar algunas cosas. En mis universos ficticios presentes y futuros, es imposible, al igual que en la vida real, echar el semen dentro del ano de otra persona sin penetrar a dicha persona porque ese orificio está hecho para que, si no es abierto previamente, ningún líquido pueda entrar en este. Además, de poder entrar en la vida real algún líquido ahí, eso generaría dolor intestinal, por lo que no recomiendo a nadie practicar eso que, de ser posible en mis universos, no provocaría ningún tipo de consecuencia negativa. En cuanto a que a una persona le excite que le echen orina en el pecho o ver cómo alguien micciona frente a él o ella, debo decir que eso no es producido por un trastorno psicológico, a menos que se manifiesten síntomas negativos, tales como, ante la ausencia de ello, ansiedad, síndrome de abstinencia y otros más. También debo aclarar que ese tipo de fetiches no es peligroso para la salud de quien recibe la orina ni para la salud de quien la deja salir sobre la otra persona o la muestra a la otra persona mientras la expulsa en el inodoro. Si a la pareja de alguien le excita que miccionen sobre sus pectorales o sobre sus senos, no hay que preocuparse, a menos que se manifiesten síntomas negativos derivados de la existencia de esos fetiches sexuales. Un fetiche sexual que también es inofensivo si se practica tomando las medidas adecuadas es el de olfatear la orina de la pareja para excitarse o excitarse más. Si aparecen síntomas negativos derivados de la existencia de ese fetiche, se puede deducir que dicho fetiche sí es causado por un trastorno mental. Ese fetiche se llama renifleurismo. Adam e Eve lo tienen y les va muy bien en su vida sexual y amorosa y tienen una salud de hierro porque evitan las malas prácticas. Ellos no beben la orina del otro, lo cual se denomina urofagia, y no miccionan encima de su pareja. Los únicos fetiches de ellos son el fetiche del renifleurismo y el fetiche de ver cómo micciona su pareja, y no porque sea malo que a alguien le guste que le echen la orina encima, sino porque no les atrae hacer algo así y ya. La urofagia termina causando problemas de salud porque la orina es rica en toxinas y en sodio y puede contener muchas enfermedades. Tampoco es recomendable miccionar en la vagina de una mujer, pues eso le terminaría causando infecciones en el tracto vaginal debido a que la orina tiene un PH mucho más elevado que el del interior de la vagina. Soy una persona muy alocada, pero no soy una persona irresponsable. Hablando de responsabilidad, debo aclarar que no existe una persona que pueda aguantar de forma natural seis horas teniendo relaciones sexuales de cualquier tipo con otra persona. Eso es algo que sólo sucede en mis universos ficticios presentes y futuros, pero no es aconsejable ir más allá de los límites biológicos de nuestra especie sólo por querer tener relaciones sexuales durante horas y horas. Para Adam e Eve, así como para el resto de los habitantes de aquel mundo lleno de maldad, seis horas era el máximo natural posible y sólo con afrodisíacos podía extenderse ese máximo natural, pero tampoco se podía extender mucho tiempo porque eso ya sería insano y hasta peligroso. Que unas personas que no existen en nuestra realidad puedan hacer algo no significa que nosotros, los de esta realidad, podamos hacer lo mismo que esas personas. Por cierto, en la vida real, la exposición muy prolongada a la luz de la luna puede causar problemas a las personas. Una persona no debe dormir recibiendo directamente la luz de la luna por mucho tiempo ni estar despierta exponiéndose mucho a dicha luz. Dormir bajo la luz de la luna durante un período de tiempo muy prolongado puede llegar a causar cambios de humor e insomnio. Además, el pescado se pudre más rápido si se expone durante mucho tiempo de forma directa a la luz de la luna. En mis universos ficticios presentes y fututos, la exposición directa a la luz de la luna no causa ningún problema, pues es simplemente una luz muy hermosa que tiene otras funciones y que no puede causar problemas. Con respecto a las pastillas anticonceptivas que siempre toman los personajes femeninos para no tener un embarazo no planeado, debo aclarar que estas pueden tomarse justo antes de iniciar las relaciones sexuales deseadas porque son de efecto casi inmediato. Nada más llegar al estómago, la píldora se disuelve en sólo dos segundos y va al intestino delgado, en donde es absorbida en sólo dos segundos por este para llegar de inmediato al torrente sanguíneo. Esa sangre altera directamente el estado hormonal de una fémina, interrumpiendo su proceso de ovulación y, en el caso de ya existir un óvulo listo para ser fecundado, dicho óvulo queda recubierto por una capa de tejido orgánico muy fina que no puede ser destruida por nada natural propio del hombre durante diez horas y treinta minutos. Dicha capa tarda sólo dos segundos en desintegrarse por completo una vez pasado el efecto de la pastilla anticonceptiva. La píldora carece de efectos secundarios, es cien por cien efectiva siempre, pues nada nulifica su efecto o reduce su efectividad, y causa el mismo efecto en todas las féminas independientemente de cómo estas sean en lo referente a su organismo. No hace falta tomar la píldora todos los días a la misma hora. Sólo basta tomarla media hora antes del coito o justo antes de este para evitar un embarazo no deseado. No son muy caras en ningún lugar en el que se usen esas píldoras anticonceptivas. Así es el tema de las pastillas anticonceptivas que se toman antes del coito en todos mis universos ficticios presentes y futuros. La píldora que se toma después del coito debe tomarse como máximo treinta minutos después de este. Funciona casi de la misma forma que la píldora de antes del coito, puesto que un espermatozoide no llega de inmediato al útero después de la eyaculación en el interior de la vagina, y su precio es el mismo. El óvulo sólo tiene un ciclo de vida de veinticuatro horas en el que lo más importante no es que llegue el espermatozoide más rápido, sino que llegue el más resistente. Se trata de una carrera de obstáculos que sirve para eliminar a todos los espermatozoides inadecuados o poco adecuados, garantizando que sólo el más adecuado llegue a entrar en el óvulo. Debo aclarar que las pastillas anticonceptivas no dejan de hacer efecto si se usan durante mucho tiempo. Serán siempre igual de efectivas, por lo que no habrá una fémina que tome la pastilla anticonceptiva de antes o de después y quede embarazada, a pesar de haberla tomado en el momento apropiado. En mis universos ficticios presentes y futuros, las pastillas de antes y de después funcionan de esa manera. Lo explicado con respecto a los espermatozoides y el óvulo también es así en la vida real, y no sólo en todos mis cosmos ficticios presentes y futuros, lo cual incluye el universo C, en el cual no existen las pastillas anticonceptivas, por lo que el óvulo será fecundado por no existir un anticonceptivo natural o artificial que sirva para ser consumido media hora después del coito como mucho, siendo el poder de los dioses y el poder de algunos semidioses lo único capaz de evitar un embarazo no deseado. En todos mis universos ficticios presentes y futuros, el óvulo sólo puede ser cubierto por la capa de tejido especial si ha pasado como máximo media hora desde el coito. Después de ese tiempo, la pastilla anticonceptiva de después será completamente inútil. Con respecto a la genitalidad femenina, en mis universos presentes y futuros, esta funciona de una forma muy diferente a como lo hace en la vida real, en el universo cuyo mundo está habitado por todos nosotros. Resulta que las mujeres en la vida real sufren un desgarro en las paredes vaginales durante la primera vez que causa que sea una tortura para ellas durante la primera vez la penetración de la vagina. Ellas necesitan llegar hasta la cuarta vez o, en algunos casos, hasta la séptima vez, para empezar a poder sentir placer en el tracto vaginal, y tampoco es que, cuanto más rápido y más profundo sea el acto sexual entre un varón y una mujer, más placer sentirá dicha mujer. De hecho, como se debe ir despacio y con delicadeza tocando los puntos adecuados, una mujer no sentirá placer sólo porque su tracto vaginal esté siendo ocupado por un miembro que se mueve dentro de dicho tracto en todas las zonas del tracto en cuestión. Un pene demasiado grande no dará más placer a una mujer, sino que la podrá llegar a lastimar mucho y hará que no sienta placer sexual. Un pene demasiado pequeño no le hará sentir placer a dicha mujer durante la penetración, pues se requiere uno cuyo tamaño sea suficiente para poder tocar las zonas de placer de la vagina, que no están en toda la vagina, sino sólo en algunas partes de ella. Cuando una mujer es virgen, hasta meter un dedo le va a doler. Por eso las féminas se masturban acariciándose el clítoris cuando son vírgenes, puesto que esa parte de sus genitales tiene muchas terminaciones nerviosas, siendo el equivalente del glande. El tema es mucho más extenso y mucho más complicado. Si alguien pensaba que la genitalidad femenina era como en los mangas hentai o como en las películas pornográficas, ese alguien habrá abierto los ojos tras leer mis notas de autor de esta ocasión. En mis universos ficticios presentes y futuros, el tracto vaginal posee la misma sensibilidad que el pene en todo lo que es el interior completo, lo que significa que, al penetrar una vagina con un pene, la mujer sentirá placer sexual muy fácilmente. Si ese pene está moviéndose más rápido, el placer será mayor. Cuanto más profundo se meta, más zonas de la vagina serán estimuladas, y eso provocará un mayor placer. Además de eso, una mujer virgen podrá meterse un dedo y no sentir dolor, a menos que lo meta también en la parte en la que se empieza a sentir dolor cuando se es virgen en mis universos. Sucede que el clítoris no es lo único que una mujer virgen puede estimular para sentir placer sexual en mis universos ficticios presentes y futuros. A diferencia de como es en la vida real el asunto, en mis cosmos ficticios presentes y futuros, la mujer sí sentirá algo de placer sexual en la vagina después de la primera vez, dado que la capacidad de curación de dicha zona será muy rápida, llevando muy poco tiempo, de diez a quince minutos, después de una intensa sesión de sexo vaginal de varias horas la curación completa de las paredes vaginales. Una vez sanada la vagina por completo, la mujer sólo sentirá placer cuando sea penetrada por la zona de la vagina. Que la mujer sienta placer cuando es estimulada no quita que necesite estar bien emocionalmente en el momento de tener relaciones sexuales, pues, al igual que sucede con los varones, las mujeres no pueden disfrutar las relaciones sexuales si no tienen un estado de ánimo adecuado. Ese último detalle, el del estado de ánimo, se aplica también en la vida real. Lo que sucede en la vida real es que una mujer que está triste no puede excitarse, pues es médicamente imposible que se excite estando triste. En el caso de los varones, es posible que haya excitación sexual, pero dicha excitación sólo se mantiene hasta un punto determinado de malestar emocional. A partir de ese punto, el varón no podrá excitarse tampoco. En mis universos ficticios presentes y futuros, tanto el varón como la mujer pueden excitarse sexualmente hasta un punto determinado de malestar emocional, y eso se debe a que son mucho más parecidos ambos. Adam e Eve se excitaban en LOMDR mientras estaban algo tristes por la culpa que sentían debido al hecho de desear tener relaciones sexuales con alguien de su misma sangre y por estar dispuestos a masturbarse pensando en alguien de su misma sangre en el capítulo número tres, titulado A través de la línea. En mis universos ficticios presentes y futuros, todo es mucho más simple entre varones y mujeres, pero hay algo que estos universos no toman del hentai y de la pornografía con actores y actrices. Para comenzar, en el hentai, la vagina puede estar lubricando, aunque una fémina no esté dispuesta a tener relaciones sexuales con alguien, por lo que se las puede violar mientras la vagina lubrica y disfruta el placer sexual. También está el hecho de que, en el hentai y en la pornografía con actores y actrices, los pechos de las mujeres son apretados y estirados de formas que, en la vida real, harían sentir mucho dolor a las mujeres. Los senos no deben apretarse ni estirarse como si fueran bolas de carne muy elásticas. Tampoco son bolas de masa que haya que apretar. Cuando se le aprietan a una mujer los pechos durante el acto sexual, dicha mujer siente mucho dolor por ello, pues hacerle eso hace que ella se sienta como si a un varón le estuvieran apretando los pectorales. En mis universos ficticios presentes y futuros, si una mujer no está dispuesta a tener relaciones sexuales, su vagina no se lubricará para el acto sexual. Apretarle los senos a una fémina en mis universos ficticios presentes y futuros será como apretárselos a un varón en dichos universos, lo cual hará que le duela mucho a dicha mujer que le hagan eso durante el acto sexual. Debo añadir que, en mis universos ficticios presentes y futuros, el pene no debe ser excesivamente grande porque eso podría llegar a ser dañino para la mujer en lugar de hacer que esta sintiera más placer sexual. Tampoco en dichos universos un pene pequeño es capaz de dar placer sexual a una fémina, puesto que las féminas necesitan que el pene tenga un tamaño lo suficientemente grande. El tamaño del pene sí importa en mis universos ficticios y sí lo hace en la vida real. Por cierto, en ocasiones, muchas ocasiones, pues no han sido pocas las ocasiones, me he referido al ser humano como hombre y al hombre como varón.

Cuando yo uso el término “Hombre”, me refiero exclusivamente al ser humano, por lo que incluyo a varones y mujeres mediante el uso de dicho término. Cuando yo uso el término “Varón”, hago alusión exclusivamente a lo que se denomina comúnmente hombre, es decir, un individuo del género masculino. Si alguien que me lee llama hombre al varón y ser humano al hombre, ese alguien no tiene razones para tildarme de machista y de androcentrista. Varones y mujeres tienen exactamente los mismos derechos. Ni el varón tiene más derechos que la mujer ni la mujer tiene más derechos que el varón. Que esos derechos se pisoteen en algunos contextos no significa que dichos derechos no existan. De hecho, los derechos del hombre son derechos inalienables que varones y mujeres por igual tienen y tendrán por siempre sin importar que alguien trate de pisotear dichos derechos cruel y vilmente.

Este nuevo cosmos será el primero en el que no tendrán que intervenir unos seres extremadamente poderosos y de naturaleza mortal, como fue el caso del cosmos A con los lobos gemelos de fuego, no siendo dicho universo el único en el que el mundo fue conquistado y, posteriormente, convertido en un lugar mejor mediante la amenaza, la manipulación y la reeducación, para que el delito de estupro se modificara muy notablemente, así como la edad de consentimiento sexual en otros lugares del mundo, incluyendo también la ley relacionada con el inicio de la mayoría de edad. Adam e Eve establecieron en todo el mundo los 18 años como la edad que marcaba el inicio de la mayoría de edad, puesto que, en Japón, esta iniciaba a los 21 años. Ellos establecieron que, a partir de los 16 años, cualquier relación sexual entre una persona de 16 años y una persona mayor de edad sería completamente legal en cualquier lugar del mundo habitado por personas, a menos que se demostrara que había habido estupro mediante una sesión justa en la corte, al final de la cual se dictaría una sentencia de prisión para la persona que hubiera sido encontrada culpable del delito de estupro. Obviamente, si Adam e Eve consideraban que la ley anteriormente establecida por ellos debía ser aplicada a una persona menor de edad por saber bien esta lo que estaba haciendo, harían que esa persona fuera presa, aunque tuviera 15 años de edad. De hecho, en EEUU, una fémina de 16 años fue condenada a prisión por vender sus fotografías desnuda mediante internet a otras personas. Si se hace en EEUU lo de procesar a una persona menor de edad como si esta fuera mayor de edad en casos como esos, es porque allí hay menores de edad que merecen ir presos. Sinceramente, que una persona no vaya presa tras haber cometido un delito de ese calibre sólo por ser menor de edad es muy injusto, así que aplaudo lo que se hizo en Estados Unidos. Debo añadir que un chico de 15 años fue preso por violar y asesinar a golpes a una mujer de 30 años de edad. Ese chico merecía ir preso, así que, si Adam e Eve dicen que quien cometió violación fue una persona menor de edad que merece ir presa, esa persona irá presa, aunque sólo tenga 15 años. En ocasiones, hay que ser muy duro con aquellos que tienen menos de 18 años para que se haga justicia. Los lobos gemelos de fuego establecieron cláusulas que permitían encarcelar a menores de edad en muchas situaciones en las que, en el pasado, eso habría sido ilegal, incluyendo situaciones como las que yo mencioné hace poco en países en los que no es legal en la actualidad meter preso a un menor de edad. En el cosmos G, Adam e Eve establecieron medidas legales como las establecidas en el cosmos A una vez liberados de toda su maldad, habiéndose convertido en versiones muy similares en personalidad y carácter con el cabello negro y los ojos amarillos de los gemelos White del universo A antes de decidir cambiar el mundo mediante el establecimiento de una terrible tiranía a escala global. Sólo los Adam e Eve del universo A y los Adam e Eve del universo G llegaron a gobernar el mundo. Los otros universos ordenados por letras por mi persona siguieron igual hasta el final de la civilización humana, llegando esta a su final más lentamente debido a la ausencia de la intervención del clan White. Las modificaciones culturales y legales a escala global jamás fueron llevadas a cabo en los universos B, D, E, F y H. En el universo C, siendo Adam e Eve dioses extremadamente poderosos, no tuvieron estos ningún problema a la hora de cambiar las leyes a nivel mundial mediante el temor a los dioses, pero lo hicieron siendo benevolentes y sin crear una tiranía a escala global, puesto que el miedo a los dioses era lo suficientemente intenso como para que ellos pudieran lograr el objetivo que deseaban lograr. El universo I es un universo en el que las modificaciones relacionadas con las legislaciones relacionadas con la mayoría de edad, las legislaciones relacionadas con el encarcelamiento de menores de edad y las legislaciones relacionadas con el estupro jamás tuvieron que ser llevadas a cabo por uno o más tiranos extremadamente poderosos a escala global, pues las leyes siempre fueron así en la Tierra del nuevo cosmos que he creado yo.

Este cosmos traerá muchas sorpresas. Estas notas de autor son diferentes de todas las anteriores debido a lo largas que han llegado a ser. En lugar de ponerlas antes de un capítulo, las decidí llamar notas de autor muy especiales. Su propósito no es dar una determinada información justo antes de que se pueda iniciar la lectura de un prólogo o de un capítulo número uno en un mismo grupo de páginas, sino que sirve para dejar claro todo lo que era necesario dejar claro y así poder escribir el capítulo uno o el prólogo en un grupo de páginas completamente nuevo, evitando así que más espacio sea ocupado por unas notas de autor demasiado largas. Las leyes cósmicas de este universo nuevo, incluyendo así las leyes naturales de la Tierra, serán exactamente iguales que las leyes cósmicas del universo A. Eso incluirá la tan utilizada ya por mí escala de tamaño de los senos y todo lo demás relacionado con la naturaleza animal, la naturaleza vegetal y la naturaleza del hombre. A diferencia de lo que sucedía en el universo A, en el universo I, el hombre será un animal desde la primera vida imperfecta de dicha especie y la conexión gemelar jamás habrá existido en la primera vida del hombre, por lo que el reinicio cósmico sólo servirá para liberar a las sombras de su existencia llena de miseria, siendo la única consecuencia derivada de todo ello que la magia dejará de existir para aquellos que nunca la utilizaron y/o jamás fueron afectados por esta en su anterior vida imperfecta. Algo más que cambiará será la existencia de las personas primigenias incompletas, las cuales existirán desde la primera vida imperfecta siendo como las que aparecieron después del reinicio cósmico, y la única diferencia con respecto a la presencia en el mundo de dichas personas primigenias será que estas serán concebidas, se gestarán y nacerán siendo personas primigenias incompletas en todo momento, siendo de esa manera cada persona desde el comienzo de la existencia del hombre degradado una persona primigenia incompleta sin ninguna excepción, lo cual ni siquiera sucedió tras el reinicio cósmico causado por el hombre primigenio completo en la primera vida perfecta de la humanidad. Hay que añadir que, al igual que en la segunda vida imperfecta de las personas del universo A, el arrepentimiento y la tristeza no siempre irán ligados en la primera vida imperfecta y en la segunda vida imperfecta de las personas del universo I.

Por cierto, existen algunos detalles relacionados con la genitalidad en todos mis universos ficticios, ya sean los actuales o los futuros, que no todos mis lectores conocen obviamente. Se trata de varios y comenzaré por el primero, el cual es muy importante. Un pene no se hace más grande y más largo una vez que ha llegado a alcanzar su grosor y su longitud máximos, aunque la excitación aumente más y más en el varón dueño de dicho pene. Por ejemplo, no porque Adam se excite más en medio del coito con Eve su miembro va a volverse más grande dentro de la vagina de ella, pues, una vez alcanzados los aproximados dieciocho centímetros de largo de dicho miembro y los máximos centímetros de grosor de este, no habrá forma de hacerlo crecer más por medios naturales. Además, Adam nunca hizo crecer en el mundo primigenio su miembro para provocar a Eve más placer ni para hacer realidad una fantasía sexual de esta, pues eso no fue necesario en ningún momento porque ninguno de los dos tuvo jamás fantasías de ese tipo y porque ninguno de los dos cree que un miembro más grande vaya a garantizar un mayor placer sexual. Ni siquiera con invulnerabilidad física permanente los gemelos White creen que un miembro más grande de lo adecuado sea más placentero a la hora de tener relaciones sexuales, y ninguna persona primigenia creería algo como eso tampoco. Al contrario que en la vida real, todos los varones de mis universos ficticios presentes y futuros sí son multiorgásmicos. Para no complicarme diré que todas las mujeres de dichos cosmos lo son también. Eso significa que sí pueden tener más de un orgasmo al mismo tiempo y que, entre erección y erección, no necesitan al menos unos pocos segundos más de descanso que las mujeres en la zona genital. Esos varones se diferencian de los varones de la vida real en algo muy interesante, y ese algo es que no disminuye el volumen de eyaculación a medida que tienen más y más orgasmos. Muy contrariamente, ese volumen puede mantenerse igual o aumentar. Aumentará si la excitación lo hace aumentar, causando que el siguiente orgasmo pueda servir para expulsar una cantidad de semen más elevada que la cantidad anteriormente expulsada. Obviamente, hay un límite lógico en cuanto al aumento del volumen de eyaculación de un varón que impide que se deshidrate debido a la continua expulsión de una sustancia que, en parte, está compuesta por agua dentro de un período de tiempo en el que expulsar demasiado semen de forma repetida podría causar una defunción por deshidratación. El límite natural de los varones de todos mis universos ficticios es y siempre será el mismo que hay en la vida real para los varones, y lo mismo se aplica a los orgasmos y las otras explosiones de placer que expulsan fluidos sexuales en el caso de las mujeres, puesto que ellas, al igual que en la vida real, pueden tener orgasmos y, aparte de eso, eyacular y tener un squirt. No explicaré qué es un squirt y no explicaré en qué se diferencia la eyaculación femenina del orgasmo femenino. Eso lo debe averiguar cada uno por su cuenta. El volumen de eyaculación de los varones y el volumen de los orgasmos, la eyaculación y el squirt de las mujeres dependerán mucho también de la excitación sexual en el momento de la explosión de placer, lo cual sucede también en la vida real. ¿Por qué las personas primigenias completas, los demonios, los ángeles corruptos y los ángeles puros tienen un límite natural de volumen del líquido que expulsan cuando experimentan una explosión de placer y, en el caso de las féminas, también cuando la vagina se lubrica, aunque dicho límite natural sea muy diferente del que hay en la vida real para las féminas, en mis universos ficticios presentes y futuros? Como bien sabemos, todos ellos no se deshidratan, por lo que nunca morirán por deshidratación debido a la expulsión excesiva de fluidos vaginales o de semen. Los primigenios completos producen agua constantemente dentro de su propio cuerpo y destruyen el exceso de agua constantemente dentro de dicho cuerpo. El límite natural de volumen de explosión de placer está puesto porque es muy lógico que haya un límite predeterminado que luego pueda ser alterado usando el poder creador de las personas primigenias completas. Esa misma lógica la usan los ángeles puros, los ángeles corruptos y los demonios porque sus cuerpos falsos sólo pueden expulsar fluidos sexuales porque ellos los hacen como los cuerpos de los humanos en ese sentido para no complicarse la vida. Lo más sencillo es poner el límite natural humano a sus cuerpos físicos falsos para no tener que andar decidiendo qué límite poner a esos cuerpos. Si ellos quieren, podrán alterar ese límite posteriormente mediante sus poderes sobrenaturales. Los dioses griegos sí pueden morir por deshidratación, al igual que los titanes, las ninfas y todas las criaturas mitológicas de mi universo griego, pues esas criaturas no suelen ser inmunes a deshidratarse. En el caso de que lo sean, se puede anular esa inmunidad de alguna manera, por lo que un límite natural es lo más sensato. Como mis dioses griegos pueden hacer magia o usar sus poderes divinos en algunos casos para eliminar un límite natural si así lo desean hacer en algún momento, no es un problema que tengan ese límite natural establecido de forma predeterminada en sus cuerpos divinos. Al igual que sucede en la vida real, hay varones que necesitan más tiempo para recuperarse después de un orgasmo y varones que necesitan menos tiempo para hacerlo. Todos los personajes masculinos que son personajes principales y todos los personajes secundarios y terciarios que son algo importantes aunque sea y que son masculinos tardan sólo unos pocos segundos, de dos a cinco, en recuperarse para poder tener otra erección. Si yo no indico que un personaje de esos no tiene un período de recuperación de unos pocos segundos, entonces, dicho personaje siempre tiene ese período de recuperación. Lo mismo se aplica a los personajes femeninos, pues tanto el glande como el clítoris quedarán sensibles después de haber tenido un orgasmo sus respectivos dueños, lo cual hará que pueda ser incómodo tocarlos hasta que la recuperación se haya completado. Podría llegar a ser incómodo tocar el clítoris o el glande estando sensible tras un orgasmo de su dueña o dueño de forma respectiva. A pesar de eso, esa sensibilidad aumentada no impide a mis personajes privilegiados continuar teniendo relaciones sexuales sin problemas hasta haber tenido un total de seis orgasmos. Independientemente de si eso ocurre o no en la vida real, en mis universos ficticios presentes y futuros, la vagina aprieta mucho al inicio con la excitación base, pero, si la excitación aumenta más y más, llega un punto en el que se pone mucho más estrecha debido a que las paredes internas están cumpliendo esa labor. Ese límite es el máximo posible dentro de lo que no dañará un pene cuando este sea introducido en el interior de la vagina. Ninguna vagina apretará más que eso, y eso no cambiará en el mundo primigenio, pues, en este, no apretará más la vagina debido a la presencia de la invulnerabilidad, sino que serán las personas primigenias completas las que harán que dicho órgano sexual apriete más de lo que lo haría de forma natural. Eso dependerá de los gustos de cada pareja. Un límite natural que pueda ser alterado será lo más sensato, puesto que no habría ningún problema a la hora de modificarlo posteriormente, y lo mismo se aplica en el caso de los seres sobrenaturales que aparecen en el universo H, pues ellos adoptan límites naturales humanos para no complicarse la vida, pero ellos mismos pueden alterar esos límites naturales de forma sobrenatural posteriormente si así desean hacerlo. En el caso de los Adam e Eve primigenios completos, quienes no suelen alterar las condiciones de sus genitales en lo que respecta a la forma de actuar de estos, exceptuando el volumen del orgasmo y las otras explosiones de placer femeninas de la gemela del rubio mayor, sólo unas pocas veces, unas diez al año para ser más exactos, tienen relaciones sexuales mediante penetración vaginal con Eve habiendo alterado y/o alterando durante el coito el límite de la presión que puede ejercer la vagina sobre el miembro. Lo cierto es que no he creado ningún personaje femenino o masculino, pues los masculinos podrían hacer más estrecha la vagina de los femeninos simplemente con un pensamiento creador, que, siendo primigenio completo y siendo mostrado en alguna de mis historias, haga eso en sus relaciones sexuales muy seguido. Si yo no digo que uno lo hace muy seguido, no lo hace muy seguido simplemente. Todo eso se aplica a los personajes divinos del universo C y a los personajes demoníacos, de naturaleza corrupta o celestiales del universo H también que han aparecido en las historias, siendo la única excepción a la regla el propio Satanás, que ha hecho de todo para que se perdieran almas a lo largo de la historia, aunque no lo haya hecho realmente con su cuerpo falso, puesto que Satanás siempre ha hecho todo eso en sueños, y nunca con su cuerpo físico falso, y así ha podido evitar sentir lujuria, al contrario que la mayoría de los demonios. Al ser el ser que aparecía realmente una proyección de él en los sueños de las personas, ha evitado “contaminarse” con el deseo sexual. También el aumento sobrenatural del volumen de los orgasmos es algo que sólo quienes yo diga que lo hacen lo harán en todos los casos y en todos los universos ficticios futuros, así como sucede en todos los universos ficticios presentes creados por mí. Hasta ahora, Adam e Eve y todos los demás personajes con personalidades muy similares a las de los lobos gemelos de fuego y tendencias idénticas o muy similares a las de ellos, lo que engloba a todo personaje que disfrute mucho siendo bañado en fluidos sexuales y/o bañando en fluidos sexuales a su pareja, lo cual incluye a las gemelas Guerrero Palacios, a Izanagi e Izanami, a Aiden y Melody, a Tiffany, a Petra y Alexander, a Damian, Selene y Diane, a Athena, Alice, Clarise y Richard, a Megan y Lucian y a todos los demás que han sido principales o han sido importantes de alguna manera, a pesar de ser secundarios, han demostrado ser los únicos, pero podría haber más que hacen lo mismo y dependerá de la personalidad de esas personas si llegan o no a hacer que salga más semen y/o más fluidos vaginales de los que, habitualmente, salen durante las explosiones de placer. En el caso de las féminas, eso se aplicará también a los fluidos que lubrican la vagina a causa de la excitación. Si yo no digo que alguien aumenta el volumen de orgasmo, es porque ese alguien no lo aumenta, pues ya se sabe que quienes tengan inclinaciones iguales o muy similares sí lo van a hacer en el caso de poder hacerlo. Por cierto, debo añadir a todo lo anterior que todos mis personajes principales, así como los secundarios importantes y los terciarios importantes, tienen como mínimo orgasmos que suelen alcanzarse en un período de tiempo de entre tres y cinco minutos sin importar el género. También hay que añadir que dichos personajes suelen tener orgasmos de entre veinte segundos de duración y más segundos de duración. Es importante mencionar esos datos que se aplican a todo ese grupo de personajes de todos mis universos presentes y futuros porque, en la vida real, los orgasmos masculinos suelen alcanzarse en un período de tiempo de entre tres y cinco minutos y los orgasmos femeninos suelen alcanzarse en un período de tiempo superior al período masculino de tiempo. Además, en la vida real, los orgasmos masculinos suelen durar entre tres y diez segundos y los orgasmos femeninos suelen durar entre veinte segundos y más de veinte segundos. Lo relacionado con la duración de los orgasmos y el tiempo que se tarda en alcanzarlos no es diferente en el mundo primigenio. Todo lo relacionado con la eyaculación femenina y con el squirt está adaptado al orgasmo femenino a la perfección en todos mis cosmos presentes y futuros, por cierto. Al no existir diferencias debido al género en el tema de la duración de los orgasmos y en el tema de la cantidad de tiempo necesaria para producir uno a una persona en todos mis universos presentes y futuros, varones y mujeres son más parecidos en estos cosmos que en el mundo real. Lo único que los personajes que están fuera del grupo de los personajes privilegiados no tienen igual que dichos personajes es el tema de la duración de los orgasmos, la cual suele ser más corta, llegando a estar entre los cinco segundos de duración y los diez segundos de duración.

¿Por qué tenía que explicar todo eso? Porque no hay escenas que sirvan para aclarar todo eso en mis historias. ¿Por qué decidí que la mujer y el varón fueran tan similares en lo referente a la genitalidad y tan peculiares en lo referente a esta al mismo tiempo? Porque yo sé perfectamente que mi bendición permitirá al varón y a la mujer quedar mucho más igualados, obteniendo así la misma cantidad de placer con la misma facilidad y sin tener uno de los dos una ventaja sobre el otro debido al género.

La trama de esta historia estará ambientada en la primera vida imperfecta de las personas primigenias incompletas de la Tierra del cosmos I.

Explicado todo, doy por finalizadas por fin estas extremadamente largas notas de autor.

26 Novembre 2022 09:48:56 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Vínculos: Primera parte

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 4 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!