sweetmegan Megan Ferreira

Esta no es una historia meramente erótica, no. Tampoco es una tan común. Al leerla irán acompañados de un simpático narrador, sin embargo también se quedarán solos en ciertas escenas. Les saluda cordialmente Robert, quien con ansias les espera con una taza de té para disfrutar de esta erótica, divertida, emotiva y extraña historia. Con amor, su narrador.


Romance Interdit aux moins de 18 ans. © Copyright Megan Ferreira 2022© Todos los derechos reservados.

#romance #comedia #sexo #amor
13
2.6mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 30 jours
temps de lecture
AA Partager

Bienvenidos.

Digamos que... esta es una historia divertida, insual. Primero me presento más a fondo, soy Robert. Soy un gentil caballero que gusta de tomar té y bueno, leer historias claro está. Pero no me gusta hacerlo solo, además, me encanta narrar, así que por eso estoy aquí, y me alegro que estés tú también aquí, querido lector.

Pero —se aclara la garganta y toma de su té. —Vayamos al grano, a lo que vinimos. Conozcamos a estos simpáticos individuos cuyas almas se encuentran en el tiempo y lugar correcto a pesar de las miles y millones de almas, y los miles y millones de lugar, y posibilidades existentes en el cosmos. No sé ustedes, pero mi mamá me dijo que las casualidades no existen. Aunque creo que ya estoy hablando mucho ¿Por qué no mejor no nos introducimos ya en la historia? Bien, no sé por qué pregunto eso sí soy yo mismo el que la debería contar y no lo hace, bien. Y por último, sí, me pueden imaginar cómo Robert Downey Junior en un traje de seda tomando té.

Había una vez, una chiquilla de unos 20 años, una chica simpática, no por una personalidad dotada sino por su aspecto, no me malentiendan, no es que sea fea, al contrario es realmente muy hermosa, pero ya saben, luciendo todo el tiempo muy tímida, muy incómoda, no por algo que le pase sino por ser su simple forma de ser, así que sí que tiene mucha gracia. Si esperan con ansias saber su nombre, lo siento porque no la voy a presentar con nombre y apellido porque dejaré que lo haga ella misma, o sea no sean así, es su historia, yo sólo soy un narrador. Pero, como narrador sí la voy a describir, bueno es una chica que mide 1,63 CM, es blanca, de cabellos y ojos negros cual azabache, vestida siempre con sudaderas grandotas y jeans flojones, no entiendo cuál es la moda de los jóvenes de hoy día —bebe de su té. —Pero bueno, retomando, siempre vestida con ropa grande, el cabello corto y ondulado, las pestañas rizadas, la nariz pequeña, los labios bien formados y jugosos y colorados, los ojos redondos y grandes, las cejas bien levantadas y la piel suave como la porcelana. Bueno bueno ya, tampoco es como que la puedan imaginar tanto, bueno, pero ya mucho de ella, ahora vamos con el él que es la parte intetesantee. No sé ustedes pero es un papucho, su cara parece tallada por los mismo angeles, tampoco diré su nombre —exclama con nervios. —Ay bueno ya que, me encanta decir su nombre, él se llama, bueno no, no, mejor no, sería injusto. Pero se ve tan guapo, pero no guapo de cara sino guapo de aires, no sé, tiene un no sé qué que me encanta, me hubiera gustado ser la protagonista y no el narrador, pero bueno, ¿En qué estaba? Ah, claro, Él es alto (claro, los hombres NUNCA pueden ser bajos cuando son protagonistas de romance o erotismo) pero bueno, claramente es alto, midiendo como 1,87, me encantaría decir que es rubio, pero NO, es calvo. Lo peor es que no es calvo de calvicie, sino que el desgraciado se rapa, en fin, hombres. Bueno, es alto, calvo, es blanco con unos ojazos verdes que me derriten, lo que no tiene de pelo en la cabeza lo tiene en las pestañas, porque están grandotas, y super tupidas y rizadas, debería ser modelo para —se tapa la boca con una mano. —Si sigo así como narrador me despiden, regla número 3. No mencionar marcas. Bueno, equis, siguiendo con lo nuestro, alto, calvo, pestañas tupidas, ojos verdes, una nariz... llamemosla prominente, pero no prominente de grande feo sino prominente linda así como la nariz de Henry Cavill, pero bueno equis, con unas cejas también tupidas y negras, unos labios ni tan finos ni tan gruesos, pero colorados y secos, si amigas eso es TAN hot en un hombre. ¿Desde hace cuánto ya no se usa la palabra "hot"? Bueno en teoría yo tengo como 50 años porque estoy siendo interpretado por RDJ, así que tengo permiso de utilizar ese recurso. Pero bueno, dejemos lo del rostro que lo que importa es el estilo. Viste como todo un fuckboy, o como lo digan los jóvenes de hoy día, un auténtico mujeriego, seguro de sí mismo, la seguridad es su prenda preferida, pero usualmente porta unos jeans clásicos de color azul, una manga larga negra con una chaqueta negra de cuero encima (lo clásico), y claro, su adorada motocicleta Harley Davidson. A ver, seamos sinceros, este es el típico personaje que podríamos destacar que es todo un don Juan, un mujeriego de lo peor, un buscapleitos, un vago, lleno de tatuajes (detalle que olvidé mencionar) que se pelea en bares, que salió de la cárcel, que embaraza chicas y desaparece, ay y lo peor... AHHH no les dije su edad, claro, tiene 31 años. Y yo no sé ustedes pero, mezclar a estas dos personalidades no sé qué tan bien saldrá, pero bueno equis. ¿Debería de comenzar ya la historia? ¡Directoooor! ¡Directooo-oooor! Aish qué gente —dice tomando su té.

Ahora sí, seriedad, imagínense una voz gruesa ahora.

Es una fría pero agradable noche en un restaurante, cuando al fin podemos ver a nuestra protagonista.

Se encuentra en una sala llena de mujeres, algo así como un encuentro de chicas, en el cual está ella sola pensando, mientras las otras interactuan unas con las otras. Hasta que llega otra chica, una chica delgada, rubia y de ojos verdes, con un piercing en la nariz, y el cabello lacio y largo.

—¿No te aburre venir aquí siempre?

—Sí, pero, ya sabes es para acompañar a mamá. —responde.

—Pues, qué ánimos tienes. —dice la chica tomando asiento al lado de la protagonista.

—Estoy muy aburrida.

—Pues obvio, cómo no estarlo. —responde la chica rubia.

—No, no me refiero a ahora, me refiero a en general. Mi vida es muy aburrida, o sea no me molesta, eres mi mejor amiga y sabes que no soy mucho de fiestas, aunque me gustaría serlo, no puedo, me siento incómoda en cosas así, y siento que ese problema que tengo me está... arruinando todo lo que tengo por disfrutar en la vida.

—La verdad lo que yo no entiendo es por qué eres así. Me refiero a... ¿A qué le temes?

—A nada.

—¿Entonces por qué no simplemente vas a una fiesta y ya?

—No es tan sencillo, es mejor no arriesgarse.

—¿Arriesgarse? O sea que sí tienes miedo.

—No, conocer las consecuencias no es lo mismo a tener miedo. Conocer las consecuencias es racional, el miedo es irracional.

—Bueno, si tú lo dices.

—Pero ese no es el punto, independientemente de ir a fiestas o no, mi vida es aburrida, no pasa un boom como en las películas o series donde pasa algo interesante.

—En las películas o series pasan cosas interesantes porque eso es lo que vende.

—Pero... o sea ¿Por qué? No sería mejor en vez de ver algo 'fantástico' que sabemos que NO es real, a VIVIR algo fantástico.

—La verdad eres rara. —la mira extrañada y luego ríe.

—Estúpida —exclama la protagonista.

—Bueno, y pues así.

—Pues sí —se miran las dos.

—¿Qué vas a hacer mañana? —pregunta la rubia.

—No sé, lo de siempre, ya sabes.

—Aha sí.

—Y ¿Tú? ¿Qué harás?

—Voy a ir a la casa de mi novio, y pues solo eso.

—¿Y qué harán?

—Jajajaaj sé perfectamente lo que quieres saber.

—¿Cómo puedes hacerlo? Es la verdadera pregunta.

—Lo que YO quisiera saber es como tú no lo haces.

—Es que me da mucha vergüenza, imagina que alguien vea tus partes y se excite con eso.

—Suenas horrible, en serio, tienes 20 años y lo dices cómo si tuvieras 12 —dice la rubia riendo.

—Es que es en serio, si te pones a pensar profundamente en ello encontrarás la razón.

—Pues no lo haré, quiero seguir disfrutando del sexo.

—Si tú lo dices. —exclama la protagonista.

—No sé hasta qué hora más se seguirán quedando estas viejas a charlar. La verdad ya me quiero ir.

—Ayye noo, no me dejes sola.

—Sí, lo siento, ya es de noche y hace frío, mañana con toda la fuerza de voluntad de mi alma debo despertar temprano y estudiar y así luego poder ir a... ya sabes.

—Bueno, adiós. —dice la protagonista desanimada.

—Adiós, te llamaré.

—Ok —exclama mientras la ve alejarse, mirando el contorneado cuerpo de su amiga, sintiendo algo de envidia.

Luego dejando atrás ese pequeño sentimiento, viendo a la sala llena de señoras charlando, sin soledad pero también sin compañía.

6 Septembre 2022 04:00:36 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
Lire le chapitre suivant Introducción.

Commentez quelque chose

Publier!
SA Santiago Almeda
Muerooooo me encantooo el narrador quiero que sea mi amix
September 06, 2022, 04:30
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 3 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!