fabicoronel2022 Fabi Coronel

Una historia donde las emociones se mezclan con los celos enfermizos para dar momentos de tensión. Es un mundo donde lo virtual, los likes, los seguidores y los momentos más pequeños se engrandecen para mezclarse con tintes de muerte y desesperación.


Criminalité Tout public.

#cuentos-de-terror #violencia-en-el-noviazgo #historias #violencia-de-género #cuentos #jorge-fabián-coronel
Histoire courte
0
1.1mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Sombras de violencia

Cuando entró al departamento y vio su rostro sabía que estaba enojado. Su cara lo delataba por todos lados, y sus formas de dirigirse hacia su persona lo hacían aún más obvio.

_ Buen día amor, ¿Cómo estás? Le dijo tímidamente y fue para darle un beso.

_ Hola, todo bien. Fue la respuesta que recibió de él.

_ ¿Qué tal tu día en el trabajo? Preguntó y exhaló un pequeño suspiro.

_ Bien bien. Normal no más como siempre. Fue su respuesta en tono cortante.

No supo qué más decir. Estas situaciones en la que él estaba enojado siempre fueron muy difíciles de manejar. Sobre todo porque sabía que el ambiente estaba muy frágil. Cualquier cuestión que se dijera de más haría que todo se cortara y explotara en un mar de insultos y agresión verbal.

Comenzó a cambiarse con ropa más cómoda y mientras pensaba qué podría decir para entablar conversación. Pero en cada frase, solamente recibía respuestas frías y cortantes. Lo malo de tener una relación en la que siempre hay gestos de afectos, caricias, abrazos, aunque tal vez no sean sinceros, siempre que no estén presentes, generan climas de malestar.

_ Amor. Te pregunto algo… Dijo él con tono sarcástico.

_ Sí, pregúntame amor. Volvió a decir con voz tímida pero lo suficientemente fuerte como para que escuche él. Sabía que si hablaba muy bajo él siempre se enojaba y comenzaba decir cosas hirientes.

_ ¿Le puedo dar like a personas lindas en el Instagram? Le preguntó él.

_ Emm, no entiendo… ¿Cómo a personas lindas? Preguntó con aire de desconcierto.

_ Sí… a personas lindas. No sé… Si veo alguien que me llame la atención. Por ejemplo…

_ Y son tus redes sociales. Vos sos dueño y sabrías qué hacer…

_ Bueno mi amor. TE AMO. Le dijo con tono sarcástico e irónico.

_ ¿Qué pasó Marcos?

_ ¿De qué? ¿Qué pasó de qué? De mi parte nada. ¿A vos te pasó algo? Y se rio suavemente.

_ Dale decime qué pasó… No me quieras mentir que no te pasa nada… Sé que algo te molestó y aún te molesta.

_ Jaajja ¿Estás bien vos? A mí no me pasa nada… Solamente te pregunto eso…

_ ….

_ Digo… Porque estaba viendo y vi unas cosas raras ahí en tus redes. Agarré tu celular y vi cosas que la verdad me dieron mucho que pensar…

_ Pero Marcos ¿Qué hice? Si no hice nada…

_ A ver, dame tu celular… Mirá… “Felicidades genio” le pusiste y le diste like…

_ Pero Marcos es el chico del gimnasio, el que era gordito y ahora ganó una competencia provincial… No es para tan…

_ ¿CÓMO QUE NO ES PARA TANTO? ¿ESTÁS QUERIENDO LLAMAR SU ATENCIÓN O QUÉ MIERDA TE PASA?

_ ¡Pero Marcos! ¡No dice nada malo!

_ TE ESTÁS REGALANDO… CON ESE COMENTARIO DE MIERDA YA POR POCO TE LE ABRISTE DE PIERNAS… La verdad, jamás creí que fueras capaz…

_ ¡Pero Marc…!

_ Pero Marcos… Pero Marcos (Dijo en tono de burla) Siempre buscando excusas y tratando de justificar las cosas que haces en tus redes sociales. ¿Pero sabés qué…? No voy a revisar más nada… Podés hacer lo que quieras. Por mí la verdad que no me interesa… Además…Hay algo más que hiciste y yo esperaba que me cuentes y NADA…

_ ¿De qué Marcos? ¿Qué hice?...

_ Ayer tenías 987 seguidos y te seguían 1020 personas. ¿TANTOS SEGUIDORES PODES TENER? Además… Hoy tenés 989… O sea, tenés la cuenta privada, ¿a quién aceptaste? ¿a chongos para calentonear?...

_ Marcos acepté a una tienda de viandas y a otra de ropa que abrió hace poco y quería ir a ver unos buzos…

_ ¿Y yo cómo sé que es verdad…?

_ Mirá Marcos… (Saca el celular de su bolsillo)

_ Ya te dije que no me interesa saber nada más de tu celular y las cosas que haces…

_ SIEMPRE LAS MISMAS PELEAS POR ESTA MIERDA DE LAS REDES SOCIALES… VOY A ROMPER ESTA MIERDA PORQUE ESTOY HASTA LAS MANOS DE TANTAS PELEAS POR ESTE TEMA DE LAS REDES…

Mientras lloraba y se sentía como si fuera una gota de lluvia en un océano de pesadillas, frustraciones y desilusiones, tomó el celular y lo rompió contra el suelo.

Jamás se esperó que Marcos iría como si fuera una serpiente que ataca a un ratón para devorarlo, violento, fugaz y siniestro, con sus ojos grandemente abiertos y los labios fruncidos. Así fue como le agarró los brazos durante casi 2 minutos que fueron eternos.

Los gritos comenzaron a aparecer y empezó a decirle a lastimar su cuerpo con tanta presión. Lloraba y gritaba que le tenía miedo.

_ OTRA VEZ ESA BOLUDEZ DE QUE ME TENÉS MIEDO… SI TANTO DECÍS QUE ME AMAS ¿POR QUÉ MIERDA SIEMPRE DECÍS QUE ME TENÉS MIEDO?

Pero solamente podía llorar y tratar de liberarse de las garras.

Luego de forcejear un poco, pudo escapar de esa prisión humana. Salió al garage y comenzó a llorar más fuerte. Realmente tenía miedo.

No supo qué hacer más que tomar un cigarrillo y encenderlo para tratar de calmarse.

Pero allí fue que vio la figura de ese monstruo vestido en piel de humano que se paraba frente a la puerta.

_ ¿Vas a querer entrar para hablar O NO?

Pero su mundo estaba cerrado. Realmente tenía miedo. Parece extraño, pero le dio un poco de ternura escuchar al perro del vecino que ladraba como si escuchara todo lo que pasaba. Parecía que en cada ladrido le decía “Aléjate de él. Te va a hacer daño. Aléjate”.

No hubo terminado de pensar esto cuando sintió que Marcos estaba nuevamente encima suyo agarrándole los brazos. Pensó que le dejaría marcas muy pronunciadas. Su cabeza estaba a mil y no sabía qué pensar. Se sentía una basura realmente. ¿Tan mal había obrado? ¿Fue tan malo haber felicitado a alguien por ese esfuerzo? La verdad, se arrepintió de haber aceptado en su Instagram a esas cuentas y de haber felicitado a su compañero. Se arrepintió de haberlo hecho y sintió que más allá de todo se merecía un castigo. Pero, a pesar de que pensaba que se merecía eso, sentía miedo…

_ CLARO VAS A ESTAR ACÁ FUMANDO UN PUCHO Y SINTIÉNDOTE BIEN ¿NO? RELAJÁNDOTE CON TU PUCHITO DE MIERDA… DESPUÉS NO DIGAS QUE SOY YO EL QUE NO QUIERE ARREGLAR LAS COSAS…

¿Una historia de amor puede tener matices negros? ¿Una historia de amor puede tener llantos, gritos, cuestionamientos por cuestiones que se basen en aceptar o felicitar en una red social? ¿Cuánto puede una red social influenciar en la imaginación y en las simbiosis emocionales dentro de una pareja? En ese momento su mundo estaba roto. Se sentía la persona más cobarde del universo por no poder decir que todo se terminaba y pedirle a Marcos que se marchara de su hogar. Pero simplemente no podía. ¿Cuánto influye el mundo virtual en el mundo real?

En ese momento la voz no le salía. Solamente escuchaba la voz de Marcos como si fuera un ladrido o un grito de algún ser fantasmal que le aterrorizaba el alma. Jamás tuvo tanto miedo como en ese momento. Ahora sentía sacudones y cómo a veces una palma le daba vuelta la cara hacia un lado y hacia otro. Escuchaba que dentro del departamento las luces se encendían y se apagaban de una manera violenta. Eran los dedos de Marcos que apretaban los interruptores a golpes.

Sentía que sobre su cuerpo golpeaban cosas. Cosas que Marcos le arrojaba pero no podía distinguir qué eran. Algunas eran duras, otras más blandas.

Pero no vio que Marcos en sus manos llevaba algo más grande. No alcanzó a ver la silla que el monstruo tenía alzada por encima de su cuerpo.

Y como si fuera un rayo, ésta cayó pesadamente e hizo que se desplomara en el suelo.

Marcos enfurecido le gritaba que se levantara. No se había percatado que los vecinos comenzaron a acercarse por escuchar tanto ruido. Le preguntaban qué pasaba, pero él decía que estaba todo bien.

Cuando abrió el portón de rejas para decirles que se fueran fue que escuchó a la señora Mabel gritar y señalar al cuerpo que yacía al lado de la silla rota.

Todo pasó muy rápido. Tanto así que Marcos comenzó a despejar su vista nublada y comenzó a ver el mundo tal cual como siempre fue.

Y vio que allí estaba el cuerpo que alguna vez le había sonreído y le decía que lo amaba. Vio que de la boca que alguna vez había besado ahora salía sangre a montones. Se acercó y agarró su torso, pero esos pulmones que le dijeron que alguna vez suspiraban por él… Ahora ya no exhalaban ni inhalaban.

La vida se convirtió en muerte.

La enfermedad y las alucinaciones ahora se marcaban con likes sobre noticias que aparecían en posteos de noticiarios locales e internacionales bajo el título “Mató a su pareja enfermo por los celos debido a likes y cuentas aceptadas”.

No somos más que pequeñas luces en este mundo que a veces se apagan. Aunque en el mundo virtual, solamente somos un par de gigabytes que nunca más volverán a interactuar con nadie más dentro de la red de redes.

27 Août 2022 20:19:30 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
La fin

A propos de l’auteur

Fabi Coronel Jorge Fabián Coronel. 36 años de edad. Escribo sobre terror y misterio.Mi alma está perturbada. Mi mente no creo que esté bien. Creo en fantasmas y a veces hablo con ellos en mi soledad.

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~