kirisame_93 kirisame kim

es la historia de un extraño chico desde una vista de un narrador omnisciente, las cosas pasan sin sentido y todo siempre te hace querer saber más


Action Interdit aux moins de 18 ans. © todos

#violento #sangre #oneshot
Histoire courte
0
2.1mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

CAPITULO UNICO: Hielo

Eran las dos de la madrugada aproximadamente una ventisca de nieve estaba azotando terriblemente el país entero, el invierno había tomado por sorpresa a muchos este año, un cuerpo con forma humana se ve entre aquella tempestad de nieve.

Axel acaba de entrar a su casa con la ropa y rostro manchados de sangre, pero ni una sola expresión se asomaba a su frio y pálido rostro, el chico se sienta en una silla de madera dispuesto a quitarse las botas tipo bolsegos llenos de sangre junto a su chaqueta quedando descalzo y únicamente en una camiseta transparentosa que dejaba casi a la vista su tonificado y pálido cuerpo, los aullidos de los lobos era música para sus oídos tranquilizando al hombre.


El hombre de 28 años aproximadamente se encontraba con unas pantuflas de piel de oso con una taza de café humeante mientras se disponía a meter en una bolsa la ropa que antes se había desojado – Tsk mi chaqueta favorita – una mueca de enojo se formó en su tosco rostro mientras anudaba la bolsa y la metía en una clase de caja oculta, al terminar con su cometido, este cerraría la dicha caja y se dirigiría con extraña rapidez a su habitación dejando en la cocina la taza ya carente del líquido preciado por el hombre, este se dejaría caer sobre su cama soltando un suspiro, maldita sea, cuanto odiaba tener que eliminar la basura a esas horas de la noche e ignorando que esta vez este "estorbo" le había costado su chaqueta preferida.










Horas antes...


El chico de tez pálida y ojos color mar se encontraba arrodillado contra el suelo con un arma a unos cuantos metros de la cabeza y dos tipos más armados apuntándole las espaldas, joder esta vez sería más difícil salir ileso de esta, el otro chico le gritaba estupideces y este no mostraría expresión en su pálido rostro.


No sabía en qué momento lo dejaron así ni cuando el dejo su taza de café recién echo en su casa y ahora de la nada se encontraba con los ojos cubiertos encerrado sin comida ni agua en un lugar que desconocía. "Maldita camisa de cuadros" se dijo, sabía que era una estupidez pero en una parte muy pequeña y retorcida de su oscura y enmarañada cabeza le cabía la idea de que le sucedía todo aquello solo por cambiar sus habituales camisetas negras por una de cuadros de tonalidades oscuras que le había regalo su madre antes de morir.


Alrededor de ¿cuatro horas? antes ya su mente y su estómago hambriento se estaban percatando de la situación y estaban comenzando a armar un plan, no sabía que día era, si era de día o de noche o cuánto tiempo se encontraba allí, pero para él fue como un ciclón de confusiones y sucesos que pasaron demasiado rápidos hasta para él y su entrenada mente, pero cuando apenas su plan estaba tomando forma con las pocas cosas que él estaba consciente se escucharon pasos y una voz masculina decía una mala broma de la fecha, ¿habían pasado dos días?


Los hombres le quitaron un peso de las manos pero rápidamente sintió un fuerte golpe en la cabeza haciendo que el albino cayera inconsciente, al despertar ya no tenía la venda en sus ojos observando así a su alrededor esta un bosque, era un maldito bosque a mitad de marzo, a su alrededor solo pudo divisar tres siluetas que le apuntaban con armas, este quiso moverse para poder aclarar su vista pero sus manos estaba atadas y un hombre le acerco más el arma sin quitarle el seguro a la frente.


-¡¡MALDITASEA JURO QUE DONDE MUEVAS UN MALDITO DEDO TE PEGARE UNA MALDITA BALA ENTRE LAS CEJAS!!


El chico de nombre Axel alzaría la mirada con una sonrisa frívola y algo psicópata en su albino rostro pero sus ojos se mantenían apagado con el azul eléctrico que le caracterizaba opaco demostrando el enojo y frustración que sentía este.


-¿por qué?, maldita sea ¿Por qué lo asesinaste? joder era tu maldito hermano, ¿Cómo puedes ser tan malditamente vacío?


Axel amplio su sonrisa iluminando momentáneamente sus ojos haciendo que el contrario sintiera escalofríos, en un movimiento rápido este derrumbaría a uno de los hombre armados sintiendo el rose de una bala en su brazo, joder su chaqueta preferida, utilizando al hombre como escudo hico que su compañero y atacante asesinaran al hombre, el peliblanco soltándose del amarre tomo el arma del ya muerto hombre disparándole en la frente al compañero de este y encestando dos balas en las piernas del atacante.


El hombre herido pegaba gritos pero era inútil el mismo había elegido ese lugar para que el que ahora lo arrastraba no lo escuchase nadie mientras lo asesinaba, no tenía planeado hacerlo pero la situación se había vuelto más complicada cuando se enteró que él fue quien mato al ser que una vez considero hermano.


Otro disparo se oyó en aquel bosque donde apenas comenzaba a caer nieve, el albino tomo las cuerdas con las que fue amarrado días antes para colgar boca abajo con las manos extendidas entre dos árboles al adolorido hombre.


-esto hará la diversión más duradera.


Se escuchó decir al chico pálido alejándose levemente del cuerpo del hombre, busco entre la caja que el hombre colgado había traído junto al pálido, cualquier cosa que le sirviera en su "juego".


-¿Sabías que en esa posición en la estas duras mucho más tiempo en morirte porque toda la sangre va hacia tu cabeza?


Se escuchó la voz gruesa del pálido sacando de la caja un cuchillo haciendo que a su contrario le recorriera un escalofrío por toda la columna vertebral el albino se sentaría sobre la caja con una mueca de enojo, su contraparte se sentiría a la expectativa de cualquier movimiento del chico notando a este mirando hacia otro lugar, al notar esto el hombre comenzaría a forcejear sus ataduras no percatándose de la persona que le miraba.


Un grito sonaría en el bosque a juego con el estruendoso sonido de un disparo de bala, el albino con pocas expresiones se acercaría al hombre que había sido traspasado por una bala en el brazo derecho notando como a este le bajaba la sangre de la herida hasta pocos centímetros de esta para caer en forma de gotas a la poca nieve que comenzaría a pintar de blanco el suelo de todo el lugar.


-¿acaso he dicho que te movieras?


Su voz salió gruesa y con aliento frio afectando al sujeto que tendría boca abajo ya con las facciones coloradas por la posición en la que se encontraba, el hombre negaría con la cabeza y un grito le desgarraría la garganta al sentir el frio del cuchillo en su pierna, este miraría rápidamente su pierna como su cuerpo lo permitía, el albino en reacción comenzaría a bajar el arma paseando por la pierna del hombre, este seguiría con sus gritos de dolor mientras el de los ojos azules se dirigía a la articulación de este llegando hasta la coyuntura de la entrepierna donde le permite la pierna esta adherida al cuerpo del sujeto, el chico sacaría el arma corto punzante del cuerpo del adolorido hombre alejándose un poco admirando su obra.


-debiste


Un disparo se oyó impactando en la articulación del hombre siendo acompañado con un grito


-saber


Otro disparo pero esta vez en la pierna izquierda, el hombre sintiendo como la bala pasaba justo por la unión de su pierna y cadera.


-con


De nuevo el sonido de una detonación impactando en la unión de la muñeca.


-quien


El impacto recayendo en la unión del brazo y antebrazo del hombre, a este punto el hombre ya sentía desfallecer pero su cabeza se mantenía dolorosamente consciente, este solo deseaba que lo asesinaran de una vez por todas.


-te


Un disparo certero paso por la unión de su brazo dejando estas extremidades totalmente inservibles.


-metías


El hombre cerro los ojos esperando el disparo que nunca llego este extrañado abriría los ojos temeroso encontrándose cara a cara con la del pálido, el contrario sin perder tiempo le enterraría nuevamente el cuchillo cortando así las partes donde las balas anteriormente desmembrando así al hombre dejándolo solo con un brazo unido al torso el cuerpo de este se desplomaría cayendo al suelo ya lleno de nieve, sentía como la sangre bajaba pero no se percató que su contraparte lo alzaría para amarrar su torso al tronco del árbol dejándolo nuevamente de cabeza.


-necesitaras esto


El chico saco un pedazo de tela de dentro de la caja tipo cofre donde anteriormente sacaría el arma y cubriría el cuerpo sangrante del hombre, en respuesta el incompleto hombre le escupiría sangre en la cara al pálido haciendo que se irritase, el chico se quitaría la saliva con sangre e inmediatamente este le proporcionaría un disparo en el estómago salpicando sangre en el rostro del pálido que se daría vuelta alejándose del lugar.









Actualidad...

El hombre se encontraba sentado, revisando papel por papel en busca de respuesta, ¿Cómo carajos habían sabido donde demonios se encontraba?, pensaba que al escoger un bosque profundo estaría fuera de su alcance pero no mentía cuando menciono que lo encontraría aun así estuviera en el fondo del mar.


El chico de tez pálida se levantaría de la silla donde se encontraba con papeles en mano dirigiéndose a la chimenea que crepitaba y emanaba calor, el fuego al reflejase en los ojos azules eléctrico del pálido chico crearía una honda hermosa en ellos fundiéndose el azul intenso de sus ojos con la llama poderosa del fuego que se hallaba en la chimenea, con un suspiro Axel tiraría los papeles viendo como poco a poco el fuego los consumía con ardiente flama.


Su mente no dejaban de pasar pensamientos y recuerdos de los últimos días, ¿Cómo pudo estar dos días sin comer o beber?, consideraba que eso para él era el detonante de toda su ira y fuerza, en su mente se maldecía mientras sus pies se encaminaban a su habitación sacando del armario un bolso de color negro junto a una chaqueta del mismo color, el chico se cambiaría colocándose la mencionada chaqueta junto a un pantalón de cuero negro y una camiseta del mismo color, debía admitir que le sentaba bien ese color, metería en el bolso un par de camisas de color negro, jeans del mismo color y ropa interior.


Con las cosas listas se tumbaría por última vez en el colchón que recién había comprado, Morfeo llega para acunarlo en sus brazos sin el permiso del albino haciendo que este quede profundamente dormido en sus brazos.


Los pájaros acompañados con el sol que le pegaba en la cara harían el chico peliblanco se despertara con el entrecejo fruncido por la luz la cual sus ojos no se acostumbraban aun, con algo de pereza se levantaría de la cama para encaminarse a la cocina y tomar un mechero (encendedor, mechera, fosforera, bricket o como le digan en tu país) y dirigirse nuevamente a la habitación y sacar el bolso de allí, con una camiseta la llenaría de gasolina regando esta misma por toda la casa, con el mechero lo dejaría en un vaso de papel con la llama encendida, lo colocaría al lado de un papel que solo la punta estaría llena de gasolina, tomaría las llaves y documentos de la motocicleta que se llevaría del hombre imaginablemente muerto la noche pasada esperando que coincida con la que apareció en frente de su cabaña, el ver que esta encendía solo pudo sonreír, los muy imbéciles la habían dejado hay cuando se lo llevaron, colocándose el casco y acomodándose el bolso en su espalda haría andar la motocicleta y comenzar a conducir a lo más rápido que la moto le permitiera, a los pocos minutos de partir se escucharía una fuerte explosión haciendo estremecer los árboles y las aves salir volando en bandadas tratando de huir del estruendoso espectáculo.

.

.

.

.

No sabía cuántas horas exactamente estaba en carretera pero lo que tenía claro es que tenía que salir de ese país, pronto vio un aeropuerto, freno la moto al frente de la entrada viendo así la hora, el bendito pueblo donde estaba se encontraba a tres horas de la ciudad, joder, no supo en que momento paso tanto tiempo, al bajarse de la motocicleta varias personas se le quedarían viendo, este ignorando la mirada de los demás se quitaría el casco acomodando su cabello hacia atrás caminaría dentro del aeropuerto a comprar el pasaje para el vuelo internacional más rápido, vio en las pantallas la lista de vuelos y con una sonrisa se acercaría a la taquilla tenia años que no viajaba a su país natal.


-un boleto para Toronto, Canadá


La chica de la taquilla pegaría un brinco en su sitio al escuchar la gruesa voz del joven para asentir, al tenderle el tiquete de vuelo este se alejaría tomando asiento en uno de los bancos de la sala de espera para el vuelo.


-¿disculpe joven es suya la motocicleta que esta aparcada en la entrada?


Este miraría al hombre con uniforme sintiéndose nervioso, lo que menos necesitaba el chico en ese momento son interrupciones, el muchacho asentiría ante la pregunta del agente con desconfianza pero este solo le señalaría una señal que se podía ver desde el lugar donde estaban.


-no puede estacionar su moto en ese lugar, es un lugar reservado para discapacitados.


El pálido se relaja ante las palabras del oficial para solo dirigirse a la salida para apartar el aparato, el chico de ojos azulados ve un chico perdido por el aeropuerto y discretamente le deja las llaves de la motocicleta junto a los documentos de descripción sin nombres ni fotos, el pálido cuando la tomó del bolsillo del pantalón del hombre que arrastro en la nieve encontró los papeles de dicha manera, se adentra nuevamente en el interior de las instalaciones retrocediendo sobre sus pasos para sentarse a esperar la llamada del vuelo.


Al poco tiempo esperando la deseada llama llega, el albino se dirige a las compuertas de la entrada para llegar al avión pasando por los detectores de metal, pasando limpio, al subirse al avión tomaría asiento pero notaria el avión un poco solo, le restó importancia y por primera vez en meses se permitió relajarse.


Las horas pasan sin que se dé cuenta y cuando abre los ojos la noche lo recibe majestuosa a su deleite, las estrellas se veían hermosas jugando a ocultarse entre las nubes, un recuerdo hizo al chico sonreír pero a la vez preocuparse, ¿Cómo se encontrara ella?, ¿se abra librado de su infierno?, ¿debería visitarla aprovechando el viaje? el recuerdo de las incontables noches de desvelo hablando con la chica que debe ser ya toda una mujer invaden la mente del peliblanco.


los pensamientos, recuerdos y sobre todo dudas seguían rondando por la cabeza del pálido, sus ojos se distraen un momento viendo por la ventana admirando las estrellas que se lucían ante sus ojos que sin que él lo permitiera se cerraban lentamente entregándolo una vez más a los brazos de Morfeo.


sus ojos se abren nuevamente y al notar ya se puede divisar una ciudad iluminada por la noche al fin había llegado a Toronto, el avión desciende para recibirle Canadá con los brazos abiertos, al avión aterrizar, desciende esperando solo el bolso que traía y así marcharse del aeropuerto.


el chico peliblanco tomo un taxi hasta el hotel que más recordaba en ese entonces para hospedarse, al llegar le pago al taxista bajándose para ingresar al hotel y reservar una habitación, le dirigen a esta entregándole la llaves de la habitación para así poder al fin descansar en paz, al llegar a la cama el hombre busca en el único bolso que este traía entre varias identificaciones encontrando las necesarias y sacando varias pacas de dinero, el chico cansado se acuesta mirando el techo y busca en el bolso la razón del ataque en Rusia encontrándola, una memoria USB esto contiene en su interior el secreto que le había costado la vida a su hermano, él no sabía porque tanto escándalo, solo recuerda haberla tomado de manos de su jefe y salir por la puerta negra de siempre.


el pálido sale de la habitación después de haberse cambiado, cubierto por una gorra negra y con cubrebocas del mismo color dispuesto a salir de compras.


después de unas cuantas horas de recorrer sitios no concurridos el chico decide arriesgarse e ingresar a un enorme centro comercial que aún estaba abierto, sorprendiéndose por ello, al entrar busca entre las tiendas rápidamente entrando primero a una tienda de ropa agradeciendo que hayan tiendas abiertas a altas horas de la noche.


sale de hay con unas cuantas bolsas y unas gafas puestas, si unas gafas de sol para la noche, es algo estúpido que la subconsciente del ojiazul no paso por alto y reprendió pero este simplemente le ignoro como en otras ocasiones, sube el ascensor llegando al tercer piso y encontrándose de primera mano una tienda de electrónica, entra comprando lo necesario, no se quedaría con la duda de por que su hermano arriesgaría y perdería la vida por una absurda USB.


al salir de el centro comercial paró un taxi para meter la cantidad exorbitante de bolsas que llevaba, en eso un recuerdo siendo regañado por su mejor amiga por excederse con las compras en el centro comercial le llegó a la mente arrancándole una sonrisa que seria ocultada por el cubrebocas.


en el camino al chico pálido le pareció extraño que el conductor del taxi no dejaba de lanzarle miradas por el espejo retrovisor como si le recordara a alguien, cuando llegaron aldestino del de tez pálida, se baja sacando las cosas del maletero del auto, al ingresar voltea y ve al hombre con el celular en lo alto mientras mira hacia arriba, el chico enarcó una ceja mientras una queja salía de sus labios, subió al ascensor y una idea loca se pasó por su cabeza a lo que llego a la habitación sacando varias armas de dentro de la bolsa donde las había escondido al momento entrar al centro comercial, siempre pensó que es bueno contar con una lugar de mala muerte tapado por una fachada de moda.


sacó las demás compras entre ellas una pc y un celular, le hará falta para comunicarme con su mejor amiga para cuando haga la siguiente parada para poder después de largos años visitarla, en una parte de la cabeza del pálido reniega aun dudando de aquella idea.


enciende la pc junto al celular antes poniéndole la pequeña tarjeta SIM, rebuscó entre el desorden de bolsas, empaques y cajas hasta encontrar la USB por la cual había arriesgado la vida conectándola a la pc que inmediatamente emite un sonido junto un aviso de que se a conectado la unidad con éxito, el pálido se acomoda tratando de quitar las cosas de la cama comenzando a abrir paginas una por una hasta que encuentra la carpeta que el sospechaba, una que contenía el nombre de ella, trató de abrir la carpeta pero un anuncio le detiene "introduzca contraseña", maldice entre dientes mientras recapitula y una serie de números le llega a la cabeza.


.introdujo el número y la carpeta se abre dejando ver videos, documentos, imágenes y mas documentos sobre ella, un documento llama especialmente la atención del chico abriéndola, cuando el documento carga el chico ojiazul abre los ojos como platos al comenzar a leer, lo primero que maquinaron sus dedos fue en marcarle pero no salió, el mira el celular y nota que no tiene cobertura, leyó el resto de información y documentos guardando en la pc los que más le importaron, él sacó la memoria del ordenador colocándola dentro del cajón de la mesa de noche, después idearía una manera practica de enviarle la USB por correo sin que se supiera que era, pero primero tendría que averiguar donde se encontraba por que para su desgracia no sabia su ubicación, según los documentos su hermano había venido a Canadá para cerrar tratos con ella pero el no sabia donde podrían encontrarse.


una idea surcó por la mente de peliblanco y trato de salir de nuevo en busca de cobertura cuando esta llega marca rápidamente a un viejo amigo.


- que quieres espanto - fastidiado al escuchar el apodo el chico pone los ojos en blanco


- necesito que me consigas una dirección - mencionó con simpleza a lo que escuchó un sonido de frustración.


- hermano después de que mataras a tu hermano y huyeras con la cosa esa importante que te saque la contraseña, ¿crees que voy a hacerte cualquier favor así nada más? - irritado el pálido vuelve a poner los ojos en blanco, se escucha una carcajada a otro lado de la linea - pues obvio hermano, para eso estamos, que dirección necesitas.


- La de mi mejor amiga, esa la que te conté, le empresaria.


- huuu bro vas de caza?, vale dame dos minutos y tengo la dirección de tu acosada - otra carcajada se escucha, bufa irritado bajando la gorra al ver unas personas pasar sin quietarle la vista de enzima - bien hermano te mando la ubicación en el mensaje de siempre.


con eso finaliza la llamada y segundos después la notificación del mensaje llega, entra nuevamente a la habitación quitándose la gorra y el cubre bocas para agarrar un cuaderno que había comprado junto a un esfero(lapicero, lápiz de tinta, pluma, como le digan en tu país o como le digas tu) y descifrar como de costumbre el mensaje del contacto, mira la dirección atónito al terminar, "¿esta aquí en Toronto?" se pregunto a lo que su subconsciente le erro con sarcasmo e irónica convertida en sonrisa, un gesto de alegría con destellos de nostalgia se pintaría en los labios del hombre pero esta desvanece al recordar la razón principal de su futuro encuentro, apartando las cosas acomodándolas en las bolsas de nuevo dejaría despejada la cama para luego acostarse en esta misma fijando su mirada en la pantalla del celular mirando la hora, las 12 de la media noche, lanzando un suspiro decide tomarse una ducha, después de todo no lo hacia desde hace días.


el chico de los ojos azules fue quitando prenda por prenda descubriendo su pálido cuerpo tonificado, agradecía que los hoteles siempre dejaban una toalla color crema y unos jabones chiquitos en el baño, se dirigió a este entrando directamente a la ducha y abriendo el grifo para sentir el agua tibia y relajante bajar por su cuerpo.


Al salir de la ducha el chico albino se coloca solo la ropa interior dejando al descubierto el resto de su cuerpo, se acerca a uno de los ventanales de su aposento, viendo la bella pero disimulada vista de aquella habitación, el chico no dejaba de pensar que el anhelado momento de volver a ver a su mejor amiga se vea cruelmente opacado, por la impactante noticia que se le vería rebelada.


una vez mas suelta un suspiro cerrando las cortinas y dirigiéndose a la cama apagando las luces y dejando solo la lampara de noche, este aparta las sabanas para luego meterse entre ellas y sacar la USB del cajón de la mesa de noche y acostándose totalmente boca arriba dejando la memoria en alto.


- Nunca pensé que al final seria yo quien abriera tus ojos, que seria por mí que terminarías por enterarte demasiado tarde a mi parecer de que perteneces realmente a este mundo, que te verías involucrada en esto – dice el hombre apagando la pequeña y única luz que iluminaba el cuarto aun sosteniendo la pequeña memoria que le había causado tantos problemas pensando un momento y dándole vueltas al si en verdad debería debelarle aquella información, podría simplemente verla, convencerla y llevarla con el y hacer que tanto ella como su secreto sea desaparecida del mapa.


- no, tengo que decirle la verdad, debo enviárselo, no puedo dejar que siga ese agujero en su pasado, debe saber que es lo que hay detrás del mundo que ella dice conocer – menciona el chico mirando con preocupación la pequeña memoria que sostiene entre sus dedos.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

"Noticias de Ultima hora, en la ciudad de Toronto se reportó un ataque con arma de fuego contra un volvo S90 de color plateado"

27 Juillet 2022 02:44:25 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Histoires en lien