hobiandsuga 솝𝓼𝓾𝓷𝓴𝓲𝓽𝓽𝓲𝓮𝓷 솝

El chico del apartamento 512 Él que hace a mi pobre corazón saltar Es a quien le hago cartas noche y día que no puedo entregar El chico del apartamento 512 Es él que me hace tartamudear y más Es en quien yo pienso y sueño noche y día Él, sólo él ~ El chico del apartamento 512 - Selena Quintanilla Historia chico×chico Shipp NamMin Historia corta Puede contener faltas ortográficas y/o de redacción Créditos de la portada a Diana <3 Todos los derechos reservados: No permito que el presente trabajo sea utilizado o adaptado, bajo ningún concepto, sin mi permiso.


Fanfiction Groupes/Chanteurs Tout public.

#minimoni #nammin #namjoon #jimin #bts #amor
Histoire courte
1
1.2mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Parte Única

El departamento de enfrenté siempre había estado vacío, desde que tengo memoria, nadie lo había habitado, supuestamente entre los niños de los demás departamentos se decía que estaba embrujado.

Que la señora que vivía en aquel lugar se había vuelto loca porque voces extrañas le pedían que matara sin piedad, y fue así como mato a sus hijos para después quitarse la vida, aquel relato pasaba de nos niños mayores hasta llegar a los más pequeños, en cambio otros decían que los drogadictos y personas de sectas hacían rituales que llamaban a los espíritus, nunca quise comprobar que era lo que pasaba en realidad. Me quede únicamente con las historias que todos decían sobre aquel lugar.

Habían pasado ya muchos años, desde que era aquel Jimin pequeño que creía esas historias. Cursaba la preparatoria, tenía a mi mejor amigo TaeHyung y Hoseok.

- Llego un nuevo inquilino al departamento que esta frente al tuyo - escuche decía a Tae mientras estábamos en la sala jugando un videojuego antiguo.

- Por fin. ¿Tendrán hijos de nuestra edad? - pregunte curioso sin voltear a verlo, no le daría oportunidad a que me ganara la partida.

- No lo sé Jimin, me enteré por mamá - vi de reojo como alzaba los hombros.

- ¿Habrán hecho una limpia antes de habitarlo? - los dos reímos al mismo tiempo, era tonto seguir creyendo aquella historia.

Pasaron los días y a los únicos que vi eran las mismas personas de siempre, las chicas que me miraban mientras cuchicheaban entre ellas, y sonreían para mí, alguna que otra señora joven que me miraban por la misma razón. Lo que desconocían es que a mí no me gustaban las mujeres, me di cuenta a los trece años, cuando todos deseaban besar a Soo Jin, y yo en cambio quería besar a Jong Hyun. Pero no se pudo lograr nada, él tenía novia. Los únicos que tenían conocimiento sobre mis preferencias era Hoseok y Tae, a ellos no podía ocultarles eso. Aún recuerdo la reacción de Tae.

"Eres gay. ¿Entonces te gusto yo?" fue lo primero que dijo, me causo gracia que en lugar de comentar sobre mis preferencias preguntara aquello, y aunque no niego que Tae es muy guapo, nunca lo vería de aquella forma, lo consideraba como un hermano.

Una mañana ya iba demasiado tarde para el instituto, tomé mis cosas, algunas guardadas como pude en la mochila, y algunas otras en las manos.

- Ya me voy mamá, llego más tarde - grité desde la puerta, salí corriendo, chocando con algo, bueno más bien alguien.

- Perdón - escuche una voz demasiado dulce, pero con un tono grave. - Debí tener más cuidado - lo observé, un chico más alto que yo, piel morena, ojos lindos y con una hermosa sonrisa que dejaba ver dos lindos hoyuelos.

- So... Soy Jimin - pude decir.

- Soy NamJoon, el vecino de enfrente - dijo señalando la puerta de su departamento.

- Él departamento embrujado - dije sonriendo.

- ¿Perdón? - su expresión sonriente cambio a una de asombro.

- Nada, perdón me tengo que ir, un gusto en conocerte - salí corriendo estaba demasiado nervioso después de encontrarlo.

Después de aquel pequeño accidente, casualmente lo veía pasar en por el pasillo, y otras veces entrar al ascensor. Cada día le dedicaba pequeñas notas donde plasmaba mis sentimientos al verlo, otras veces me dejaba llevar por los mismos que le escribía pequeñas cartas, todos los escritos los guardaba perfectamente en una caja, nadie sabía de su existencia.

Un día cuando regresaba de la escuela encontré a Nam en el ascensor, cargaba un libro de inglés, dejando mi timidez a un lado le comencé a hablar.

- Hola NamJoon. ¿Eres bueno en inglés? - me observo confundido y después volteo a ver el libro que cargaba.

- Oh! ¡Of course! - no sabía que significaba lo que acababa de decir, por lo que me sonroje y sonreí. - Por supuesto, si se inglés - añadió mientras me regalaba una sonrisa.

- Yo no soy bueno en esa materia. ¿Podrías ayudarme? Puedo pagarte - sonreí mientras miraba al suelo.

- Claro que puedo ayudarte, y no debes pagar nada, podemos empezar cuando gustes - giré a verlo sorprendido.

- ¿Hoy? Si no hay problema - dije un poco emocionado, a lo cual sonrió y asintió. - En un rato estaré en tu casa - salí del ascensor, caminaría a su lado, pero quería llegar rápido para comer, y estar listo para ir a mis clases.

Comenzaría mi pequeño plan para volverme cercano.

Una vez que termine salí en dirección a su departamento, toqué la puerta y espere a que abriera, aquella sonrisa no desaparecía de mi rostro desde el momento que acepto mi propuesta de darme clases.

- Hola - mi sonrisa desapareció cuando un chico también alto y guapo abrió la puerta. - ¿Necesitas algo? - añadió sonriendo, por mi mente no paso el hecho de que ya estuviera saliendo con alguien.

- Yo bueno - apenas empecé a decir cuando me interrumpió.

-Espera. ¿De casualidad eres Jimin? - asentí, tan buena relación tenía que hasta había hablado de mi con ¿su pareja? - Y buscabas a mi hermano mayor NamJoon. ¿Es eso? - su sonrisa se amplió más, y mis nervios se calmaron, era su hermano, las esperanzas volvieron.

- Si estaba buscando a tu hermano - solo pude sonreír.

- NAM, te buscan - grito entrando un poco al departamento. - Por cierto, me llamo JungKook, mucho gusto - añadió mientras esperábamos a que Nam saliera.

- El gusto es mío - dije mirándolo, mientras mis nervios volvían.

- A veces suele tardar - le escuche decir y al mismo tiempo apareció Nam detrás de él, mi corazón se aceleró aún más. - Es más guapo de lo que me dijiste - susurro para que no lo escuchara y aun así pude oírlo, vi rápidamente como Nam se había ruborizado.

- ¿Por qué lo has dejado parado aquí? - dijo Nam mientras me hacia una seña para que pasara y daba un suave golpe a JungKook.

- Bueno, los dejo, tengo que reunirme con SeokJin o si no ya sabes cómo se pone, nos vemos Jimin, ten cuidado, Nam suele romper las cosas - una sonrisa medio burlona apareció en su rostro y Nam le dio otro golpe. Lo vimos salir quedando ambos solos.

- ¿Por qué dijo eso? - pregunte en cuanto quedamos solos.

- Por nada, desde que está enamorado de ese tal Jin no sabe lo que dice - se sentó en el sillón de dos asientos, señalado el otro lugar para sentarme. - ¿Comenzamos? - dijo sonriendo, asentí y me acerqué hasta donde estaba él.

Durante los cuatro meses que habíamos tenido nuestras clases juntos yo había mejorado mucho, mis notas subieron en esa materia, pero lo único que no iba bien era el hecho de que no pudiera confesar mi amor por aquel chico.

Había planeado confesarme tres veces, la primera ocasión Nam no llegó, en la segunda yo no pude llegar y la tercera me acobardé. Pero quería hacerlo, decirle que me gustaba y esperaba que él sintiera algo por mí.

Quedamos en salir al cine, algo demasiado cliché, pero realmente esperaba que resultara, nos habíamos quedado de ver frente al cine a las seis en punto, pues la película comenzaría a las seis y media, tomando el tiempo que tardan en proyectar los adelantos o cortos de otras películas, teníamos el tiempo suficiente para comprar algo de palomitas y algo de tomar. Pudimos habernos ido juntos ya que vivimos justo frente del otro, pero yo tenía que hacer cosas del instituto.

- Perdón, pero mi hermano no llegaba - se disculpó Nam en cuanto llego, sólo había tardado cinco minutos.

- No pasa nada, tengo las entradas, solo falta los dulces o lo que gustes comprar - me sonrío y entramos a comprar.

Ya en el cine quedamos en medio de dos parejas, lo cual me puso demasiado nervioso, las parejas se tomaban de las manos o se susurraban cosas, mientras Nam estaba demasiado concentrado viendo la película, y yo, bueno estaba demasiado nervioso.

Coloque mi mano en los descansabrazos del asiento, tratando de poner atención a la película, pues ya no entendía la historia por estar viendo a Nam. Cuando sentí una mano tocando la mía, volteé rápidamente a ver mi mano, encontrando que la de Nam estaba tratando de entrelazar los dedos con los míos. Quité mi mano, pude ver como Nam también quitaba la suya, actué rápidamente tomando su mano y esta vez entrelazándola de manera correcta, pasamos el resto de la película de aquella manera, de la película no sé nada, mi corazón estaba demasiado acelerado como para recordar lo demás.

Después de aquella cita un poco extraña, durante las clases había veces en las que entrelazábamos las manos, pero solo eso, lo cual me confundía demasiado.

¿Qué éramos? ¿Qué sentía por mí? ¿Debería ser claro con mis sentimientos? Estas y muchas más preguntas rondaban mi cabeza. Tenía que decírselo, no quería seguir siendo solo aquel chico del departamento de enfrente al que le daba clases de inglés.

Un día durante nuestras clases no me resistí más y lo bese, y quien no lo haría, teniéndolo a mi lado, demasiado concentrado tratando de explicarme de manera clara el verbo To be, sus dos hoyuelos adornaban su rostro, en un gesto rápido lo tome de su barbilla, acercando mis labios con los suyos, los cuales eran más suaves de lo que aparentaban, me separe rápidamente, tratando de huir comencé a recoger mis pertenencias, sin tener éxito.

Se levantó rápidamente tomándome de la cintura y pegándome demasiado a su cuerpo, deje caer todas mis cosas, pero no me importo.

- Esperaba tanto ese beso - murmuro, fue cuando note que su piel morena había tomado un tono rojizo, demasiado adorable.

Acorte aún más la distancia, probando esta vez sus labios con un beso un poco más profundo, mientras sentía como una sensación extraña recorría cada fibra de mi cuerpo, sus labios eran dulces y cálidos, además de saber un poco a menta.

Comenzamos a salir, ya como novios. Me presento a su hermano de manera formal.

------

- ¿Qué estás haciendo? - Nam pegó un pequeño brinco al escuchar la voz de su ahora marido detrás de él.

- Estaba leyendo algo que era para mí, pero nunca me entregaste - sonrió mostrando sus dientes y mostrándole la caja donde Jimin había guardado las cartas que le había escrito, además del pequeño cuaderno donde un día plasmo la historia de cómo pasaron las cosas entre ellos.

- Eso es mío, no tuyo - Jimin se acercó rápidamente tratándole de quitar la caja, pero Nam había reaccionado rápido y alzo la caja con sus manos, la ventaja de ser más alto que su novio era que no podía alcanzar las cosas si estaban a esa altura.

- Eres mi esposo, lo tuyo es mío y lo mío es tuyo, lo recuerdas - sonrió suavemente mientras Jimin pegaba brincos para tratar de alcanzar la caja. - Además son palabras muy bonitas las que has escrito - añadió Nam mientras dejaba la caja en la parte superior del armario.

- ¿Las leíste todas? - pregunto Jimin mientras hacia un puchero con sus labios y se cruzaba de brazos.

- Cada una de ellas - Nam se acercó a su pequeño esposo y beso el lindo puchero que aún tenía. - Te amo tanto Jimin, quien diría que aquel chico del departamento de enfrente me robaría el corazón - lo alzo entre sus brazos para quedar de la misma altura.

- Eso es de lo que eta escrito en mis cartas, no te robes mis frases - soltó una pequeña risa y lo abrazo. - Te amo NamJoonie - lo beso suavemente, aquellos labios que estaba seguro nunca tendría suficiente.

- Te parece si estrenamos la cama de nuestra nueva casa - murmuró Nam sin bajar aún a su esposo, Jimin solo asintió.

Nam lo bajo, Jimin comenzó a caminar a su habitación cuando su esposo lo sorprendió alzándolo como en las películas los esposos cargaban a sus recién esposas.

Estaban comenzando una nueva vida juntos, y es que nunca sabes donde puedes encontrar el amor, en este caso no sabes si el amor de tu vida vive justo en frente de ti.

FIN

28 Juin 2022 21:05:04 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

솝𝓼𝓾𝓷𝓴𝓲𝓽𝓽𝓲𝓮𝓷 솝 Escribo historias Yoonseok que me habría gustado leer. Wattpad HobiAndSuga Esto es una cuenta de respaldo de la original en wattpad

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~