u15715377901571537790 Gláucio Imada Tamura

Renan esconde un secreto que su novia no puede imaginar. Luego de desaparecer sin dejar su paradero, finalmente, después de tres meses de intensa búsqueda en la ciudad de Río de Janeiro, Valentina descubre que él se había mudado a San Pablo. Resistirá su amor a la dura prueba del abandono? Qué provocó que Renan desapareciera sin, al menos, avisarle? Descubra todas las respuestas leyendo “FURIA”; un cuento repleto de tensiones conyugales y misterios que quitan el aliento, finalizando con revelaciones sorprendentemente sentimentales.


Drame Tout public.

#vida-urbana #padres-e-hijos #contemporâneo #suspenso #divorcio #misterio #vida-familiar
Histoire courte
0
1.1mille VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

Capítulo uno

Sin que Renan se lo esperase, Valentina apareció en su apartamento como si fuese un huracán. Ella llegó como llegan las lluvias tempestivas sobre una noche calma, o como llegan las flojas ventiscas que luego toman cuerpo y se transforman en grandes temporales desatados.

De lejos era posible oír los gruñidos del motor potente del Camaro entrando al área del estacionamiento del edificio; los neumáticos derrapando encima de la grava, como pastillas de freno sólo dejando de chirriar cuando finalmente el estruendo emitido por un agresivo cerrar de puerta, denunció la extrema furia que la habitaba.

El ambiente del condominio - antes calmo y pacífico - ahora era molestado por un vocerío de gruñidos sumado a sus secuenciales pasos desfasados, pisando con agresividad las escaleras y el pasillo, mientras emitía vibraciones negativas que pronto sustituyeron a los restos de las últimas, o sea, a aquella emanación sonora del motor que se había extinguido por completo debajo del capot amarillo y robusto de su automóvil.

Luego de tocar el timbre del apartamento de Renan, Valentina permaneció exactamente así: los ojos cerrados, respirando e inspirando profundamente mientras sus uñas de porcelana subían y bajaban, también bajaban y subían, secuencialmente iniciando desde el meñique al pulgar, golpeando sin parar sobre el pasamanos de metal a su espalda.

“Me las pagarás!” — ella se quejó.

Acto seguido la puerta se abrió. Renan inmediatamente chirrió al verla delante de la puerta:

— Quien te dijo dónde vivía yo?!

— Por qué te fuiste sin avisarme? — Valentina lo interrumpió — Donde tenías la cabeza, Renan?!

— Yo necesitaba un tiempo...

— Un tiempo de mí?! — dijo ella — Que todo lo que hice fue amarte?

— Amarme?! — dijo Renan — Valentina, tú no sabes lo que es amar.

— No digas eso, bebé...

— No me digas bebé! — exclamó Renan. Pero como a continuación algunos residentes señalaron el estacionamiento, dirigiéndose hasta el hall para tomar el elevador, Renan se calló.

— Disculpa Renan. — dijo ella — Pensé que te gustaba cuando te decía así.

— Me gusta, quiero decir, — Renan se atragantó — pero no de esta forma, no? No ves que estamos peleando?!

— Es verdad, Renan, estamos peleando. — dijo ella, esforzándose para esconder la sonrisa que se escapó por la esquina de los labios — Pero tú debes concordar conmigo que toda pareja que se ama de verdad, discute de vez en cuando, no es cierto?

— De vez en cuando?! — él retrucó — Nosotros discutimos en todo momento!

— Por qué estás haciendo eso, mi amor?! Justo conmigo que tanto te quiero?!

Renan revoleó los ojos al oírla, de modo que ese acto suyo motivó aún más a Valentina:

— Aprende una cosa, mi amor, pareja que no pelea, tampoco desea mejorar la relación. — dijo ella.

— Para mí eso es mentira.

— Mentira? Por qué dices eso, mi amor? — se defendió ella — No crees más en mí?

Renan se calló. Después clavó sus ojos en los edificios alrededor. A continuación, susurró para sí, como si fuese un lamento:

“Estoy tan cansado de esta vida”.

Creyendo que — finalmente — sus argumentos se debilitaban, un Renan ahora retraído al hablar, Valentina — con el único propósito de noquearlo de una sola vez — continuó aporreándolo con cosas viejas, con la intención de, principalmente, no dejarlo razonar bien.

Y, mientras tanto, Renan oía su zum-zum-zum en absoluto silencio, pero resultó que al final, aquel zumbido hizo que su psiquis se adormeciera. Valentina lo agitó: “Me estás oyendo, Renan?”, pero no oyó ninguna respuesta.

Fue solo después que Valentina lo agitó por tercera vez, repitiendo: “me estás oyendo Renan?!”, y también haber jalado su camiseta con fuerza, que Renan fue transportado de su mundo particular. Él solo se quejó:

“Tú me quitas la paz... Por eso me vine a San Pablo”.

— Cómo es eso?! — exclamó ella — Repite lo que dijiste!

Y antes de que ella reclamara cualquier otra cosa, Renan intervino de forma brusca:

— Yo no te amo más carajo! — dijo él — Puede ser tan difícil de entender?!

De repente, toda aquella convicción que al principio infló a Valentina para argumentar cosas viejas, en un parpadeo de ojos, menguó abruptamente. De manera que, luego de eso, lo que quedó en su corazón fue solo una mezcla de inseguridad y miedo, sumado a un principio de desesperación.

Solo un tiempo después que Valentina logró cambiar su actitud, le dio una mordida bien sexy en el borde de los labios y le preguntó:

— Cual era aquel nombre con el que te gustaba llamarme, Renan?

Nombre?! — preguntó él.

— Sí! Ese nombre...

— No sé de qué estás hablando. — dijo Renan. Pero un cambio brusco en su postura corporal acabó exponiéndolo.

— Sí, lo sabes, Renan. — Ella volvió a hablar, pero como ayudándolo a recordar — Estoy hablando de aquel nombre que siempre que nosotros estábamos... bien, tú sabes...

Renan se sonrojó de forma que tuvo que esforzarse para continuar demostrando desinterés en el tema.

— Ah, no comiences — dijo él — Por qué eso ahora?


Continuará...


*** ¡¿Esta gustando?! Entonces, puedes completar el final de este cuento descargando el libro electrónico completo en la aplicación Google Play de tu móvil. No olvides ayudar al autor dando me gusta y compartiendo este trabajo en las redes sociales ***

17 Juin 2022 18:09:44 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
À suivre…

A propos de l’auteur

Gláucio Imada Tamura Eu sou um contista nipo-brasileiro que se dedica a escrever sobre temas relacionados ao drama, horror, terror, suspense, mistério, às vezes somando tudo isso com boas doses de humor. *** Ebooks a venda no Google Play***

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~