susacher SuSacher 17

·Dennis, un chico de 19 años, intenta ayudar a su hermana pequeña y gracias a eso descubre algo que no esperaba: la existencia de unos seres conocidos como "espectros". El joven acaba siendo amigo de una psicóloga depresiva a la que le gustan las naranjas, un hombre loco por los relojes y un ex-saxofonista divorciado, entre otros. ·|+16| {𓂀} Historia y personajes originales {𓂀} Actualizaciones: Cada mes ꒦꒷꒦꒷꒦꒷꒷꒦꒷꒦꒷꒷꒦꒦꒷꒦꒷꒦꒷꒷꒦꒷꒦꒷꒷꒦꒦꒷꒦꒷꒦꒷꒷꒦


Fiction adolescente Déconseillé aux moins de 13 ans. © Susacher

#sliceoflife #espectros #sirius #spectre #daurica #dalton #dennis #
1
3.4mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 30 jours
temps de lecture
AA Partager

Children Of The Moon

" La esquizofrenia es un trastorno serio que afecta como la persona piensa, siente y actúa. Alguien que tenga esquizofrenia puede que tenga dificultad distinguiendo entre lo que es real y lo que es imaginario; puede que se sienta cohibido o se sienta alienado; y puede que tenga dificultades expresando emociones normales en situaciones sociales. "


-No. No puede ser eso.- Él trataba de convencerse a sí mismo. Como siempre.

El pobre Dennis había estado toda una semana buscando un posible diagnóstico para su hermana pequeña, no es que él fuera médico o psicólogo ni nada por el estilo. Pero ya estaba cansado.

Hace apenas dos meses, su hermana comenzó a tener pesadillas. Era algo normal, o eso pensaba Dennis. Pero las pesadillas pasaron a ser alucinaciones y el chico debía de estar toda la noche consolando a su hermana. -Dennis por favor, ¡quédate en mi habitación un poco más!- El mayor no podía dejar a su hermana, la amaba. Ella es muy especial para él, no porque fuesen hermanos solamente, si no porque es la única persona que puede entenderlo a él.

El tiempo fue pasando, las alucinaciones seguían, entonces fue cuando Dennis se decidió por llevarla al médico, que posteriormente les envió a un psicólogo.

Nada. No consiguieron nada. Dennis se fue realmente triste a casa con su hermana, pero no se rendiría, él iba a ayudar a la pequeña Astrid de alguna manera.

En el período de los dos meses, frecuentaron más de 6 psicólogos diferentes, pero ninguno dio con el porqué de las alucinaciones de Astrid. Tres de ellos sugirieron que podían ser síntomas de esquizofrenia, pero Dennis se negaba a creer que fuera eso.

Poco después, él mismo se planteó la idea de que en su casa pudiesen haber espíritus o fantasmas. Él nunca había creído en esas cosas, además tampoco había visto nada. Ni siquiera sus padres habían visto algo. Así que en poco tiempo, descartó la idea.


-¡Dennis! Ven conmigo a ver la Luna rosa!

Como cada noche, él y Astrid tenían la costumbre de ver las estrellas juntos con el telescopio que él mismo había comprado. Pero esta noche era diferente, iban a ver la Luna por petición de su hermana.

-Astrid no quiero decepcionarte, pero que tenga ese nombre no significa que la Luna se vaya a teñir de un color rosado.

La pobre Astrid ya no estaba igual de emocionada.

-¿Y entonces por qué se llama así si no se va a ver rosa?

-Su nombre proviene del musgo rosa, que es una de las primeras flores que germinan en primavera en EEUU. Es como un homenaje a la primavera, para que lo entiendas mejor.

-Pues que tontería, de todas formas hoy me gustaría observar la Luna contigo. Aunque no sea rosa.

-Okey.

Mientras Astrid estaba enfocando a la Luna con su nuevo telescopio, Dennis sintió que su corazón se encogió al verla. Hoy le esperaba otra noche más sin dormir consolando a su hermana pequeña. Tenía que hacer algo pronto porque él más que nadie, sabía que no podría aguantar mucho más así. Desde que pasaba las noches sin dormir, como era de esperar, estaba empeorando cada vez más sus exámenes de la Universidad, y sus padres como siempre no entendían qué estaba pasando.

Sus padres. Desde fuera cualquiera los vería como la pareja ideal. Pero para nada eran así. No se preocupan nada por la vida de sus hijos, tan sólo les proporcionan la casa y la comida. Nunca felicitan a ninguno de los dos hermanos si sacan las mejores notas de toda la clase, pero si fallan algún examen, se tenían que preparar para lo peor. Dennis estaba seguro de que ni siquiera sabían el estado de su hija menor. Por esto, él era el único que podía estar con ella para ayudarla. No tenía otra opción.

-¿Dennis? ¿Que te pasa? Te habías quedado congelado mirando al infinito.

-No es nada, solo pensaba.- Comentó con un aire de tristeza.

-¡Ven! No has visto la Luna aún. Hoy está muy hermosa y brillante. ¡Más que nunca!

Aunque Dennis estaba tan cansado como si no hubiera dormido en varias noches, miró la Luna.

-Por favor...Necesito que esto se solucione pronto....- Pensó mientras miraba el astro.

Pasaron 10 minutos y los hermanos decidieron por fin irse a "dormir". Mientras Dennis estaba con su hermana, se dedicó a pensar en las opciones que tenía en mano.

" Sólo me quedan dos psicólogos más por visitar en esta ciudad. Espero que al menos uno de ellos, logre dar con la solución a esto. "

Estos dos psicólogos son los mejores de la ciudad, pero Dennis no había podido llevar a su hermana aún por falta de dinero. Después de tanto tiempo, el mayor tenía esperanzas por estos dos psicólogos, sólo faltaba conseguir una cita con alguno de ellos, y Dennis ya tenía asumido que eso iba a ser algo complicado.

Pero por su hermana, él se iría al fin del mundo.


15 Juin 2022 22:48:35 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
Lire le chapitre suivant Long Cool Woman (In a Black Dress)

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 3 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!