Histoire courte
0
1.1mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

yop

Me acostumbré a sentir emociones distintas cuando entraba al campo de juego, cuando a veces me daban la palabra antes de salir de los vestuarios, de olvidarme de mis problemas cada vez que escuchaba el pitazo inicial, de correr tras un balón con el sueño de todo joven en convertirme en jugador profesional, de llegar a debutar en los equipos de mis amores, sin saber que enfermedades y lesiones constantes me sacarían meses antes de poder entrar a un club profesional. Mis emociones salen a flote cuando miro fotos en donde era feliz, cuando mi preocupación máxima era llegar temprano a casa para poder ir a entrenar, en venir de entrenar y seguir viendo partidos en donde pueda aprender más, simplemente queriendo superarme, queriendo encontrar una pequeña motivación. No soy el mejor jugador del equipo, tampoco soy el que corro más, pero cuando ellos me necesitan, cuando ellos requieren alguien que dé la cara, ahí estoy, cuando faltaba gol, cuando no había oportunidades y sobre todo cuando el equipo tenía cabeza abajo, me gustaba estar, daba los ánimos que hasta a mí me faltaban, pero sabía que otros la necesitaban. Todo esto se lo debo a una personita que aunque no esté ahora conmigo ha hecho que este chico de 16 años se convierta en una buena persona, que no caiga en vicios cuando personas con problemas parecidos ya lo han hecho, esta persona ya no se encuentra aquí conmigo, esta persona no está más en este mundo para ir a pedirle un consejo, pero me ha dejado un gran legado, recuerdo que le gustaba sentarse en la tribuna del equipo rival, sabiendo que estaba yo en lo incorrecto e ir a celebrarlo, pero para ir ganando confianza en mí mismo, confianza que ahora la tengo por los suelos, no se si pueda seguir jugando al fútbol, no sé si pueda llegar a jugar profesionalmente, no sé si mi corazón me permita el menos meterme un pique, no sé si mis piernas me den la fuerza que necesito para seguir de pie. Tengo miles de problemas externos, problemas en la universidad, sigo siendo un niño tarado, acostumbrado a vivir con cariño. Quisiera saber en donde están esas personas que algún día se burlaban de mí, que se reían cuando no podía tirar un caño y también cuando simplemente no podía, quisiera verlos algún día, y poder gritarles en toda su puta cara que este chavón de 16 años ha hecho más que todos ellos juntos, estando sin jugar por meses, que voy tranquilo porque tengo mis amigos que me apoyan, no me importa los líos, confiando en mis pocos amigos, pensando en seguir mi camino, pensando en querer disfrutar de los pocos meses que queda de la liga, recuperarme y poder estar cuando mi equipo lo necesite.


jr - #10

11 Mai 2022 23:00:55 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~