taktley_maktlez Taktley Maktlez

David, un vampiro que se la ha pasado casi toda su vida disfrutando y tratando a los humanos como simples presas que puede intimidar y matar sin ningún tipo de piedad. Se topa por primera vez con una presa que a su parecer es muy interesante y lo confunde demasiado solo con el hecho de escucharlo cuando lo tiene a su merced, por ello acepta un trato singular con este en el que le perdona la vida por el momento, hasta el momento en el que el trato termine.


LGBT+ Déconseillé aux moins de 13 ans.

#romance #cuentos #cuento #drama #oneshot #suspenso #vampiro #vampiros #lgbt+ #presa #sagacuentos #cuentoromance #cuentoLGBT+ #cuentodevampiros #cuentovampiros
Histoire courte
0
700 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Cuento 5 con David: La presa del vampiro.

Estoy enfrente de mi presa. Dentro de su casa, sin que él se lo esperara, he aparecido ante sus ojos. Muestro mis colmillos al descubierto, y mis garras. Viéndolo fijamente a los ojos, dándole el mensaje de que es la presa que he elegido para chupar su sangre y devorarlo esta noche.

—oh… Ya veo… Así que es eso. Eres un vampiro, y yo soy tu presa. Si ese es el caso…—se ve muy tranquilo a comparación de mis anteriores presas, era inusual, pero igual no cambiaría su destino.

Toma su bufanda, y sé la quita de un estirón del cuello.

—… Entonces, ¿por qué no lo hacemos especial? —me mira con unos ojos como diciéndome, “házmelo aquí y ahora”

—… ¿Eh? —me sorprende un poco lo que acaba de decir. Y eso es difícil de lograr conmigo, es la primera vez que una presa me provoca esto.

—quiero ser la cena más especial que hayas tenido. ¿Qué tal si me baño en agua caliente primero? ¡¿Oh?! ¡Oh mucho mejor! Mientras me esté bañando ahí mismo chúpame la sangre a tu gusto, y de paso ya me descuartizas en pedacitos, será más conveniente porque la sangre ira fluyendo con el agua y no te mancharas tanto—definitivamente estoy sorprendido, no puedo negarlo ya, este sentimiento revuelto con el de que aun así, quiero devorarlo, es muy extraño y no sé cómo reaccionar, siento un mareo en el estómago, ¿en serio está diciendo esto la presa que sabe que va a morir de la forma más horripilante e inhumanamente posible por mí?, sigo pensando muy confundido, mientras sigue hablando.

—pero sabes, mi sangre no está tan limpia que digamos, en sí no creo sea la mejor, ya que deje de hacer ejercicio hace semanas, pero si me das tiempo para recuperar mi figura, obvio significara que mi sangre te sabrá mejor, ya que obvio igual volveré a retomar mi dieta—¡un momento! Ya sé lo que trata de hacer.

—¡espera!

Me acerco a él de forma rápida, tomo sus brazos y lo miro hacia abajo, ya que sí que es muy pequeño este chico a comparación de mí.

—ya vi lo que estás haciendo, quieres ganar tiempo para escapar de mí, y tener una mínima posibilidad de sobrevivir, ¡pero no será así! Te devoraré en este mismo instante de la manera más dolorosa y lentamente que te puedas imaginar—¡sí eso haré! Vasta de juegos, igual este sentimiento desaparecerá una vez termine con él, me divertiré de paso con su cuerpo como las anteriores veces con mis presas, viendo su dolor y frustración en su rostro, y como tiembla todo su cuerpo al sentir como lo destrozo pieza por pieza…

—uhm… Bien—dice muy indiferente y calmado. Esto ya me está frustrando.

—¿Qué? ¿Cómo puedes decirlo tan tranquilo? Soy un vampiro que sobrepasa las habilidades comunes de humanos como tú, en serio estas a mi merced, ¿no te da un poquito de miedo? — no puedo solo ya devorarlo, tengo que aclararme por qué actúa así, ya a este punto es la presa que más ha durado entero conmigo, y más sorprendente, es que estamos hablando como personas.

—… Eh sí, la verdad, aunque sea por instinto natural de sobrevivir que manda mi cerebro, sí un poco, es inevitable, pero a la vez... Créeme, quiero que acabes con mi vida, hazme sufrir más que cualquiera que hayas devorado, y de verdad, de verdad, muy lentamente. Y solo… Te pediría una única petición si me la permites, al menos por no poner nada de resistencia…—esto es el colmo, mi instinto me dice que tengo que devorarlo, pero mi parte consciente me insiste en seguir escuchando, él tiene algo especial.

—… ¿Cuál? —digo con un tono de indignación por lo que acabo de oír.

—no te mueras…—eh… Okay, esto sí es lo más estúpido que me han dicho, y eso que ya tengo miles de años, aunque pensándolo bien, igual hace años que no hablaba con alguien, ni con otros vampiros y mucho menos una presa.

—¿Qué? —digo serio y me siento impaciente en que me aclare más su actitud.

—no te mueras antes de que me defeques por completo. Quiero pensar que estaré dentro de ti lo suficientemente para que me cagues en tu mierda, y ya si te mueres qué más da. Así que, por favor, para al menos sentir que por fin he valido para algo en mi vida, quiero que me disfrutes más que cualquier presa, bebe toda mi sangre, arranca con facilidad todas mis extremidades y disfruta cada mordisco de mi cuerpo, saboréame, disfrútame, que no sea solo por gula mi vida, solo eso te pido, devórame y no mueras. ¡Por favor vampiro!

Me lo dice mirándome a los ojos con determinación, comprendiendo que lo dice muy en serio. No sé qué decir, es la primera vez, que alguien, se enorgullecía de ser mi presa. No puedo creer que esto está pasando, y peor aún, ¡todavía no comprendía nada! Estos sentimientos, todos están chocando entre sí en todo mi ser, y no puedo ni moverme, siento como mi cuerpo está más pesado, y peor aún, él…

—por favor, deja que mejore mi sangre, permíteme ser más sabroso, solo necesito unos días para poner mi cuerpo en forma otra vez. Así, seré la mejor presa que hayas comido jamás. Aun si me olvidas, quiero sentir como me disfrutas, hasta donde mi conciencia pueda aguantar cuando lo hagas, quiero sentir por fin, que yo sirvo y valgo para…—espera, acaso, ¿quiere llorar? ¡Ridículo, totalmente ridículo!

—¡ya entendí! ¡Ya entendí! ¡Solo cállate! —no, la verdad, aún no entiendo, o sea sí he escuchado claramente sus palabras, pero analizarlas, comprenderlas, sentir que comprendo su comportamiento y sentimientos, aún no puedo, es demasiado para mí, él ha logrado algo que solo sentí en mi pubertad una vez, ¡me ha hecho sudar! ¡Siento como mi frente suda! Este maldito cabrón…

—¿eh? Bueno… Si quieres como dijiste solo devórame en este instante, al menos ya dije lo que quería, solo volví a comentar que si gustas me pondré mejor en todos los aspectos y…—maldición, solo se me ocurre seguirle la corriente por el momento, necesito tiempo parar aclarar mi mente y mis sentimientos, siento que me arrepentiré si solo sigo mi instinto…

—está bien. Te daré tiempo, para que, te pongas más… Ah, “apetitoso” para mí. Aprovecharé esta oportunidad de que mi presa quiere hacer especial este momento, que para mí ya es de lo más común, solo para experimentar algo nuevo, ¿entendido? Pero no te dejaré abusar, te doy un mes, creo es lo suficiente para que tu físico mejore, y ya lo de tu sangre, tendrás que ver tú como la limpias o la haces más pura, sin mucha grasa o hasta con exceso de azúcar u otras cosas. Todos los humanos que he devorado han tenido siempre algo en su sangre que me termina desagradando al final. Espero tú seas la excepción—la verdad, es que planeo devorarlo cuanto antes, pero igual que se ilusione está bien, así su desesperación será mayor cuando llegue el momento.

—¡lo seré! ¡Seré esa excepción que nunca olvidaras! Todo mi ser te hará sentir que me convertiré en tu comida favorita para siempre hasta tu muerte, lo prometo, y me comprometeré en un mes a partir de ahora—cuanta energía, ¡me estás confundiendo más! ¡Deja de hacerlo!

—¿de ahora?, ¿literal? — ¿Por qué sigo haciéndole conversación? Las palabras solo salen de mi boca, ¡quiero parar!

—síp, solo suéltame y verás como ceno algo más saludable a lo que planeaba, y me pondré a hacer sentadillas y lagartijas antes de dormir, ¡todo por ti! —¿Por mí?... Sigo sin creerme el pacto que acabo de hacer, con el humano que sería mi cena esta noche. Supongo cenaré venado por esta ocasión. Ya solo quiero irme de aquí.

—bien, te soltaré, y desapareceré de tu vista. Te estaré observando, si muestras tan solo un mínimo desinterés de nuestro trato, te devoraré aun si es enfrente de personas, sea de día o noche ¿entendido? —aun trato de intimidarlo, pero ya siento que solo estoy haciendo el ridículo por insistir.

—perfectamente entendido. Dentro de un mes, tu desayuno, comida o cena, estará lista para igual hacer realidad un capricho que tengas en mente o se te ocurra durante ese tiempo. No importa que tan loco o sádico sea tu capricho, mientras me disfrutes más, así para mí será un honor.

Nuestras caras se han acercado mucho. Yo alejo mi cara y me enderezo.

—bueno, supongo ya me voy…— por fin podía irme, estoy por soltar sus brazos, pero…

—¡espera!

—¿¡ahora qué!? ­—aun sin soltarlo, lo miro con desesperación de que ya me quería ir. Un vampiro desesperado de alejarse de un humano, más bajo no podía caer.

—como mi depredador hacia su presa, ¿puedo saber tu nombre?

Hace mucho que no me preguntaban mi nombre. Siento por un segundo que no me acuerdo, que patético. Supongo también es porque no me gusta mi nombre David, una vez que supe por qué me había puesto así mi maldito padre, solo quería que ya nadie me llamara así. Aparte, no le veo caso decírselo porque al final… Yo sin dudar lo mataré, sin ningún rencor como los anteriores, que obvio nunca me moleste en saber sus nombres.

—no te lo diré, no tiene caso, ni quiero saber el tuyo, me referiré a ti como, “presa”, y ya tú a mí como…

—“mi amo” al menos quiero referirme a ti como mi amo, ya que desde el momento en que me elegiste como tu presa, me volví tuyo, hasta el final…—con esas palabras, los sentimientos negativos se dispersaron, y de mí un nuevo sentimiento extraño se está dispersando en todo mi ser desde mi corazón, y siento como poco a poco igual lo consume, pero este no es negativo, es más bien muy cálido y relajante, no sé exactamente qué es, pero algo es seguro…

—así se habla… Mi presa—le susurro en el oído, y cierro los ojos, solo quiero que este sentimiento fluya, y no deje de hacerlo hasta que termine, solo un poco más quiero sentirlo en todo mi ser… Porque muy dentro de mí sé, que tal vez, no lo volveré a sentir en mucho tiempo...

23 Mars 2022 20:19:22 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Taktley Maktlez ¡Hola! Muchas gracias por pasar por mi perfil. Encontrarás historias de varios géneros, ya que a mi igual me gusta un poco de todos los géneros, tanto para leer, ver series, películas, y más. Espero los disfrutes, y no solo una si no varias sean de tu agrado. Obvio aceptó críticas constructivas, para seguir mejorando. Sin más que decir te deseo bonito día, bonita tarde, o bonita noche.

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~