cutietaekoo Andy Tete

Jungkook quería tener citas con Taehyung, y quizá más que eso. Solo había un problema: era la mamá de su amigo. °boypussy


Fanfiction Interdit aux moins de 18 ans.

#Boypussy #Kooktae #Kookv
542
14.4mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les jours
temps de lecture
AA Partager

Único

Jungkook y Yoongi han sido amigos desde que ambos iban en el kinder. Su amistad nació luego de que ambos tuvieran una pelea por el columpio del patio de juegos para que luego Yoongi invitara al peli negro a su casa.


Ahí fue donde Jungkook conoció a la mamá del pálido. Taehyung era agradable con ellos, siempre les preparaba galletas y ricos jugos de frutas. Cuando Jungkook se quedaba a dormir, el rubio les contaba cuentos y les daba las buenas noches.


Jungkook lo quería como a su propia madre.


El padre de Yoongi: Namjoon, no estaba con Taehyung, nunca fueron pareja ya que el embarazo resultó de una noche de fiesta entre amigos, terminando con ambos completamente borrachos sin saber qué hacían. Lo bueno es que Namjoon siempre se hizo cargo de todo lo que tuviera que ver con el bebé, después de todo, Taehyung no hizo a ese niño solo.


Así fueron pasando los años, Yoongi y Jungkook tan unidos como siempre, pasando sus tardes en la casa del otro mientras jugaban video juegos y tenían conversaciones contándose sus secretos en completa confianza o terminaban sus tareas pendientes.


Cuando llegó el último año de escuela, Jungkook comenzó a notar los cambios que sentía al ver a Taehyung y estar cerca de este.


Siempre supo que su amigo tenía una mamá hermosa, pero ahora la admiraba aún más.


El cuerpo de Taehyung era magnífico, con las curvas más lindas que ha visto, su preciosa sonrisa que siempre hacía sentir a Jungkook como en casa, esos lindos ojos brillantes y sus deliciosos y abultados labios que deseaba besar desesperadamente.


Él no era tonto, sabe lo que es el sexo, nunca lo ha puesto en práctica, pero si ha visto porno y es suficiente como para saber que desea llevar eso a cabo con Taehyung.


Y aún más allá del sexo, Jungkook sabe que está perdidamente enamorado del rubio. Taehyung siempre lo cuida, escucha y es una persona preciosa por dentro y por fuera.


Claramente Jungkook tiene sus inseguridades. Es decir, vamos, Taehyung es un hombre mayor, madre de un niño, y Jungkook solo es un adolescente que apenas va en su segundo año de universidad con 21 años. Lo más probable es que si se le llega a confesar al mayor, este lo rechace por ser un niñato que no sabe nada.


Sin mencionar que Yoongi no sabe nada de esto, Jungkook sabe que si se lo cuenta, el mayor lo va a asesinar. Pero, por algo se empieza, por eso está decidido a hablar con Yoongi al término de sus clases. Sería sincero con su amigo, después de todo no es como si le vaya a pedir la mano del mayor.


Las horas pasaron lentas y tortuosas como siempre. Cuando sonó el timbre indicando la salida, guardó rápidamente sus cosas y se quedó en la entrada de la universidad a la espera de que el otro se digne a aparecer.


Ya habían pasado unos quince minutos, Jungkook iba a llamarlo por décima vez cuando lo divisó caminando por el pasillo, venía de la mano de Jimin, su novio, y lucía un maravilloso look de pelo despeinado y la camisa mal abotonada, y ni mencionar al pequeño a su lado, Jimin traía las mejillas sonrosadas y unas marcas se notaban en su cuello.


Jungkook enarcó una ceja.


"Creo que el sexo estuvo bueno" dijo logrando que Jimin se pusiera como un tomatito y Yoongi lo golpeara fuerte en la cabeza por meterse donde no debe.


Caminaron juntos, dejando a Jimin en su casa para luego encaminarse a la de Yoongi.


Jungkook sabía que debía decirle hoy sus sentimientos. Si Yoongi mandaba su amistad a la mierda se iba a sentir pésimo, pero el enserio necesitaba sacar eso de su pecho o terminaría ahogándose.


"¡Mamá, llegué! ¡Y Jungkook viene de colado! Como siempre" terminó hablando en un murmullo.


Y Jungkook hubiera respondido algo, pero cuando vio a Taehyung bajar por las escaleras, luciendo un lindo vestido corto de color blanco que marcaba de manera preciosa su cintura y hacía lucir su piel canela, al peli negro se le olvidó todo.


"¿A dónde vas mamá?" Preguntó Yoongi.


"Oh, tengo una cita" dijo con una sonrisa nerviosa, jugando con sus dedos. Sentía la mirada de Jungkook sobre su anatomía, y se sentía tan enfermo de pensar así de un adolescente, pero le encantaría que el menor le arranque el vestido y haga lo que quiera con su cuerpo. Pero Taehyung ya era viejo al lado de Jungkook. Este seguramente ya había explorado otros cuerpos juveniles y hermosos, no tenía oportunidad, así que estaba decidido a dejar ese gusto en el pasado y encontrar un hombre bueno.


Jungkook arrugó el entrecejo al oír la respuesta del mayor. ¿Cita?, bien, fingiría que no le dolió saber eso.


Yoongi miró disimuladamente a su amigo, queriendo reírse cuando vio la expresión abatida de este.


"¿Y a qué hora es esa cita tuya, mamá?" Cuestionó.


"Debo irme en un rato más. Suban a tu cuarto, les llevaré algo para comer" sonrió amablemente.


Jungkook solo asintió y pasó de largo hacia las escaleras.


"Vaya, creo que no es un buen día" mencionó el rubio.


"Así es" suspiró el menor encaminándose hacia las escaleras.


Una vez entraron al cuarto, Jungkook se acomodó en la silla giratoria del escritorio, pensando en cómo decirle a su amigo lo que estaba pasando.


"¡Jungkook!"


El peli negro saltó del susto.


"¿Q-qué?" Preguntó asustado.


Yoongi le dedicó una cara de pocos amigos.


"Te estoy hablando hace unos minutos tonto. ¿En qué piensas tanto?" Dijo mientras se acomodaba sobre la acolchonada cama.


"Hyung, y-yo...tengo que decirte algo." Dijo con la cabeza gacha.


"Te escucho"


"Yo...sé que creeras que estoy loco, hasta yo lo creo" dijo con una risa nerviosa. "Pero, te juro que soy sincero, es decir, sabes que no miento, y me conoces muy bien para saber cuando miento y cuando no, ¿recuerdas esa vez en séptimo grado cuando-?"


"Jungkook, al grano" pidió irritado.


"Oh, si. El punto es, que te voy a decir algo que puede parecer extraño, demasiado, pero soy sincero, y espero lo entiendas porque nuestra amistad es importante para mi y-"


"Jungkook" dijo irritado.


"Y no quiero perderla. Pero necesito hablar de esto con alguien, es por eso que te voy a ser sincero con la situación. Solo pedirte que por favor no te eno-"


"¡Maldición Jungkook! ¿Qué pasa? ¡solo dilo!"


"¡Me gusta tu mamá!" Confesó, cerrando fuertemente los ojos y encogiendose en el asiento a la espera de un golpe.


Pero solo escuchó risas.


Yoongi se estaba retorciendo de la risa en la cama.


Joder, Jungkook jamás lo vio reír tanto.


"Hyung" lo llamó extrañado.


"Dios" dijo sin dejar de reírse a carcajadas. "¿Estabas tan nervioso por decirme esto?" Preguntó ya más calmado. Jungkook asintió con la cabeza. Yoongi sonrió más grande, como si la situación entera fuera de lo más cómica, y es que para él si lo era.


"Jungkook, ya lo sabía" dijo tranquilo.


"¡¿Qué?!"


El pálido asintió con la cabeza.


"¿C-Cómo...? ¿Cuándo fue que tú...?"


"Desde siempre. Vamos, irradias amor cuando lo miras, eres demasiado obvio Kook" explicó encogiendose de hombros.


"¿Y tu....lo aceptas? El que yo esté enamorado de tu mamá, ¿no te molesta?"


El pálido negó con la cabeza.


"Nop. Estás realmente enamorado de ella, no eres un idiota ni un pervertido que solo quiere llevarla a la cama por una noche. Te conozco y sé que eres una buena persona, Jungkook."


El menor suspiró.


"De todos modos, no es como si tuviera una posibilidad con tu mamá." Dijo bajito. "Ahora mismo se está alistando para ir a una cita. Cita en la cual seguramente conocerá a un hombre de su edad, que la cuide y le entienda, y se van a enamorar y luego se van a casar y van a tener a un hijo, niño que no podré odiar porque no tiene la culpa de nada, y yo me quedaré solo por ser menor y poca cosa"


"¿Terminaste de llorar? Por favor Jungkook, deja de hablar así o comenzaré a creer que necesitas terapia."


"Pero hyung, yo-"


"¡Permiso!" Dijo Taehyung entrando con una bandeja con galletitas y jugo.


Jungkook no disimuló su expresión de confusión cuando notó que el mayor se había cambiado de ropa. Ya no llevaba ese vestido blanco, ahora simplemente andaba con la ropa que habitualmente usaba en su hogar: unos shorts y camiseta.


"¿No ibas a salir?" Cuestionó Yoongi mientras comía galletas.


Taehyung sonrió y miró a Jungkook directamente.


"N-No. Yo...decidí quedarme en casa. No tengo ganas de salir hoy."


Cuando Jungkook le devolvió la mirada, el rubio miró hacia otra parte, disimulando el sonrojo de sus mejillas y la pequeña sonrisa que amenazaba salir de sus labios desde que escuchó todo lo que Jungkook le confesó a su hijo.


Sentía que su corazón iba a explotar de felicidad y emoción.


Yoongi miró a su mamá, luego a Jungkook, y luego a su mamá de nuevo. Sonrió burlescamente cuando se dio cuenta de lo que estaba pasando.


¿Que si le molestaba que su mamá esté con Jungkook? Para nada, dios, es su mejor amigo, confía en el con su vida, y si su mamá le corresponde, el no es quien para prohibirles nada. Después de todo, Taehyung apenas tiene 37 años, tiene el derecho de hacer su vida.


Se levantó de la cama y sacudió sus manos en sus pantalones.


"Bien, con permiso pero yo tengo compromisos con Jimin." Dijo comenzando a cambiarse de ropa. "Jungkook olvidó sus llaves y pasará la noche aqui. Mamá, cuídalo mientras no estoy."


El rubio asintió ante lo dicho por su hijo. Sonrojándose ante la idea de tener a Jungkook ahí toda la noche. No es la primera vez que el chico se quedaba, pero ahora era conocedor de los sentimientos de este hacia él, así que todo se sentía diferente.


"¿Q-qué? Hyung" se quejó Jungkook.


"Nada de quejas. No demoraré mucho, solo lo suficiente." Dijo mientras subía y bajaba las cejas y señalaba a su mamá disimuladamente. Jungkook sentía que sus mejillas iban a explotar.


"Bien, adiós."


Y se fue, el muy maldito se fue.


Jungkook sentía que le iba a dar un ataque de asma. Ni siquiera es asmático, pero en serio siente que se va a morir.


"Disculpe, me iré a casa de Seokjin hyung, le pediré alojamiento por esta noche, no quiero causarle molestias" se levantó de donde estaba sentado y comenzó a guardar sus cosas en la mochila, no dándose cuenta de la mirada llena de desilusión del mayor.


"No eres molestia Jungkookie. Por favor quédate y hazme compañía, siempre estoy solo, tener a alguien con quién distraerme es un buen plan"


Y Jungkook no pudo negarse al ver esos lindos ojos mirarle con tanto anhelo.


Solo era un rato, ¿qué podría pasar?


● ● ● ● ●


Mucho.


Demasiado.


Definitivamente podrían pasar muchas cosas.


Eso es lo que Jungkook pensaba cuando tenía a Taehyung sentado en su regazo, besándolo desesperado y moliendo su coñito sobre su miembro, ambos aún vestidos.


La película que iban a ver seguía sonando de fondo, pero a ninguno le importaba.


Los labios de Taehyung eran deliciosos, tan suaves y húmedos.


Jungkook en serio se sentía tan afortunado de tenerlo así. Pero no quería que Taehyung pensara que solo quería una follada, por eso se separó lentamente y sujetó sus caderas para que detuviera los movimientos.


El rubio jadeó en protesta, sintiéndose rechazado.


"Tae." dijo con voz agitada. "No quiero que creas que solo quiero follarte, yo en serio estoy enamorado de ti. Me gustas mucho, demasiado, y quiero hacer las cosas bien, ganarme tu corazón


Taehyung sonrió con ternura frente al nerviosismo del chico. Sujetó las mejillas de este y le dio un suave beso en los labios.


"Lo sé, escuché tu conversación con Yoon" dijo inocentemente, comenzando a mover sus caderas hacia abajo, gimiendo ante el bulto gigante que sentía en los pantalones del contrario. "Quiero que me folles, duro. Y que mañana salgamos a una cita porque también me gustas mucho Kook, demasiado"


"Joder" gruñó el peli negro, sujetando firme las caderas del mayor, haciendo que se sujete bien de su cuello y enrolle sus piernas en su cintura.


Caminó hacia la pared, afirmando allí la espalda del rubiecito.


"No puedo esperar, te follaré aquí mismo"


El mayor solo asintió desesperado, no pudiendo estar más de acuerdo.


"Kookie, ¿has tenido sexo antes?" Preguntó nervioso. Sabe que es jóven, y es probable que si lo haya hecho, así que tiene miedo de que su cuerpo no cumpla las expectativas de este, pero se alivió cuando vio al menor negar.


"No, la única persona con la que he querido tener sexo, está restregándose contra mi ahora" respondió sonrojado.


Taehyung sonrió.


"Yo...no tengo desde esa noche en que me emborraché y salió Yoonie" dijo entre risitas. "Y no recuerdo nada, así que...esto se siente como la primera vez para mi. Aprendamos juntos Jungkookie"


Jungkook sintió su corazón latir rápidamente ante las palabras dichas por el rubio.


Tendrían su primera vez, juntos.


Volvieron a juntar sus labios con hambre. Ambos habían esperado por este momento por mucho tiempo.


Taehyung miró a Jungkook con otros ojos desde que este cumplió los 17 años, comenzó a hacer ejercicio, se hizo más alto, sus facciones estaban tomando forma, y se estaba poniendo jodidamente precioso. Al rubio le fue imposible no caer por el. Jungkook era divertido, pero aún así siempre le hablaba con respeto, era un chico tranquilo, preocupado de sus padres y responsable.


Era el tipo ideal del mayor.


Por eso, ahora que está a punto de tener a ese chico follándolo le causaba muchas emociones, muy positivas.


Apretó más sus piernas en la cadera del peli negro, gimiendo entre el beso al sentir la dureza contra su coño.


Amaba besar a Jungkook, pero necesitaba su pene dentro.


Puso sus piernas en el suelo, separándose del beso. Se mordió el labio sin quitar la mirada de los ojos del contrario.


El peli negro tragó duro.


El mayor subió su blusa, revelando el sostén negro que estaba usando, para luego desabrochar sus shorts y bajarlos, quedando solo en ropa interior.


Jungkook juraría que sintió como su pene se ponía aún más duro por la vista que Taehyung le estaba regalando.


Acerco al mayor hacia su cuerpo, agarrándolo firme de la cintura. El rubio puso sus manos en las mejillas de Jungkook.


"Eres tan hermoso Taehyung" dijo en un suspiro, provocando que el mayor se sintiera acalorado por la vergüenza. Que un chico le dijera eso lo ponía tímido. Más aún si ese chico es quien quiere.


"Te quiero mucho Jungkookie" dijo acariciándolo suavemente.


"Y yo a ti" respondió mostrando su sonrisa.


Volvieron a besarse con deseo.


No había nada mejor que hacer el amor con la persona que amas.


Jungkook desabrochó el sostén del contrario aún sin dejar de besarlo, dejando libres sus senos. Gimió en la boca contraria cuando sintió los duros pezones contra su torso. Subió su mano derecha para jugar con uno de ellos, apretándolo, sintiéndolo tan suave contra su mano.


Taehyung ya no podía más. Años de guardar este deseo lo estaba llevando al límite. Dirigió sus manos a la bragueta del pantalón del contrario, desabrochandolo rápidamente y dejándolo caer a los pies de Jungkook para luego bajar el boxer.


Gimió ante la vista.


Joder, Jungkook estaba dotado. Taehyung sabía que debía temer por el bien de su coñito, pero ese pene se veía delicioso, grueso y largo.


Lo quería adentro de el. Follándolo.


"Jungkookie" gimió, comenzando a masturbar la gran polla.


"Tae" jadeo ante la sensación de las manos del contrario en su zona sensible. Queriendo llorar de placer cuando el rubio restregó su dedo pulgar en la punta de su pene.


"Quiero esto adentro, kookie. Ahora, por favor"


"Si,si está bien." Asintió. El menor dirigió sus manos a las braguitas del contrario, bajandolas suavemente. Gimiendo cuando vio lo mojado que estaba el contrario.


"No necesito que me prepares. Poco antes de que llegaran estaba jugando conmigo. Solo follame." Prácticamente rogó.


"Eso haré" dijo, para luego subir las piernas del mayor a sus hombros, el coño de este quedando justo al frente de su rostro. "Pero antes, me voy a comer este rico coño que tienes." Sentenció, dando una lamida desde su entrada hacia el clítoris, presionando allí más fuerte, sabiendo que lo hizo bien cuando sintió temblar las piernas del rubio.


"¡Más! Más, amor." Sollozó, moviendo sus caderas en busca de que Jungkook se lo coma duro.


Solo ese ruego bastó para que el menor estuviera prácticamente devorándolo. Chupaba fuerte los labios vaginales, tragando todos los fluidos que Taehyung estaba segregando debido a la deliciosa estimulación.


Jungkook dió una cuantas lamidas más, quitando delicadamente las piernas de sus hombros y poniéndose de pie para poder besar al rubio. Dándole a probar de su propio lubricante.


"Te voy a follar ahora, ya no aguanto más."


Afirmó con fuerza los dos muslos canela, haciendo que Taehyung lo abrazara por los hombros y cruzara sus piernas en sus caderas.


Jungkook se masturbó, usando su pre-semen como lubricante, dirigiendo su pene hacia el coño del mayor. Ambos gimiendo ante la rica sensación.


Entró suavemente, aún cuando Taehyung dijo que estaba preparado, no quería causarle ningún daño.


"Kook, muévete."


El peli negro sujetó las caderas del contrario, comenzando con un Vaivén que los tenía gimiendo encantados.


"Dios" jadeó tembloroso. El interior de Taehyung lo estaba chupando, parecía que no quería dejar ir a su polla, se sentía jodidamente espectacular, su pene siendo presionado por las paredes húmedas y calientes.


"No soy de goma Kook, hazlo duro. Folla duro a mami."


Mami. Repitió en su cabeza el menor.


A la mierda todo.


Volvió las embestidas duras, sin compasión por el maltratado coño del contrario, quería hacerlo llorar del placer. Sus manos dejarían marcas en las caderas contrarias pero eso solo lograba calentarlo más.


"Si, si bebé. Lo estás haciendo tan rico para mami."


"Mami" gemía Jungkook. Sus caderas moviéndose erráticas.


Era su primera vez, y su desesperación era mucha. Se sentía venir, pero trataría de resistir.


"Más" era lo único que podía decir el mayor entre balbuceos. "Quiero que me llenes de tu semen Jungkookie"


"Lo que mami quiera."


Taehyung comenzó a saltar, sus manos sujetandose del cuello del menor, sus caderas subiendo y bajando duro, gritando cuando sintió la polla tocar su punto.


Jungkook no tenía piedad, se lo estaba follando tan duro, y le encantaba.


"Me vengo kook" gimió.


Jungkook jadeo fuerte cuando sintió las paredes más estrechas, ahogando su pene. Las penetraciones volviéndose más duras, abriéndose paso en el coño.


"¡Jungkook!" Grito corriendose, mojando la polla que no dejaba de entrar y salir de el, los fluidos causando un ruido de chapoteo en cada estocada.


"Vamos amor, correte y llena a mami"


"Mierda, mami" gimió, su polla soltando su corrida.


Taehyung gimiendo al sentir el caliente líquido llenando su interior.


Gotas de semen caían al piso, Jungkook se corrió mucho.


"Eso fue maravilloso Jungkookie" dijo con una sonrisa de satisfacción.


"Lo fue" concordó. "¿La cita de mañana sigue en pie?"


"La de mañana y todas las que quieras, solo debes volver a follarme" dijo apretando sus paredes vaginales con la polla aún dentro suyo.


"Lo que mami diga"









Muchas gracias por leer, lo aprecio mucho! No olviden dejar su me gusta <3




25 Février 2022 14:59:32 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
234
À suivre… Nouveau chapitre Tous les jours.

A propos de l’auteur

Andy Tete littlekootae en Wattpad<3 Boypussy only

Commentez quelque chose

Publier!
LP Lara Parson
Me encantó <3
September 10, 2022, 19:24
~