toolate_89 FAR

⚠️ ᴛᴡɪꜱᴛᴇᴅ ᴇꜱ ᴜɴᴀ ʜɪꜱᴛᴏʀɪᴀ ʀᴇᴛᴏʀᴄɪᴅᴀ ᴇɴ ᴅᴏɴᴅᴇ "ʀᴏᴍᴀɴᴛɪᴢᴀ" ᴀᴄᴄɪᴏɴᴇꜱ ᴀɢʀᴇꜱɪᴠᴀꜱ, ꜰᴇᴛɪᴄʜᴇꜱ ʏ ᴀᴄᴛɪᴛᴜᴅᴇꜱ ᴇɴꜰᴇʀᴍɪᴢᴀꜱ ⚠️ Kim TaeHyung es uno de los nueve grandes empresarios de Corea, entre ellos está Jeon JungKook, diez años menor que él, quien es representante de su madre en las juntas corporativas. Es allí en donde ambos entablan una inevitable atracción. Sin embargo, Jeon JungKook está comprometido con la prima de TaeHyung, y este por su parte lleva una vida promiscua y liberal.



Fanfiction Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 21 ans. © ©Todos los derechos reservados

#hopemin #sujin #namjin #vmin #bts #lascivo #inkspiredstory #fetiches #compromisos #contratos #empresas #pasados #toxicidad #romance #taekook #jungkook #taehyung
159
3.7mille VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les mardis
temps de lecture
AA Partager

PRÓLOGO

ǀ Jeon JungKook ǀ

Aviso

🔥 Escena +18 🔥



Sus manos sostenían mi cintura, la cual apretaba con rudeza; lo que me sorprendía era que mi cintura cabía en sus grandes manos, manos que propiciaban mi insensatez.

Él se robaba mi poca cordura.

Continué moviéndome sobre su regazo (aún tenía yo mi bóxer), mis manos sobre sus hombros, mis ojos pendientes de sus muecas faciales gratamente complacientes; mordí mi labio inferior. ¿Esto debería estar penado por la ley?

Kim TaeHyung, mi manzana prohibida, mi amor imprudente, mi dulce tentación…

—Kim TaeHyung… —plañí acercándome a su rostro con una pequeña sonrisa ladina.

Este, TaeHyung, me puso contra la cama con ímpetu, sus manos al costado de mi rostro, su cuerpo encima de mí, viéndome él con lascivia pecaminosa; una gota de sudor se escapó de esa tersa y acanelada piel, y cayó sobre mí y me sentí bautizado.

Él hacía que lo malo se sintiese bien...

—JungKook… —susurró mi nombre con esa voz gruesa y macabramente escalofriante, consiguiendo que mi piel se erizase; esbozó una sonrisa mientras desacomodaba sus mojados cabellos cafés, él parecía ser una obra de arte, un lienzo pintado por las mismas manos de Dios. No puede existir un hombre tan malditamente bello, no, no puede…

Pero, aquí está él, mostrándome de la mejor manera posible que sí puede existir un hombre con todas las cualidades que uno quiere.

Y todos los defectos conocidos y por conocer...

Y yo, para mi infortunio, tuve la suerte de estar en la misma habitación, en la misma cama, y con el mismísimo Kim TaeHyung, un Adonis de carne y huesos.

Él sabía de mis partes erógenas, y sabía lo desquiciado que terminaba con sus asfixiantes y bruscos besos.

—Esperé por esto muchos años… —dijo retirando mis cabellos negros de mi rostro con mucha delicadeza.

—Ah, ¿sí?

—Oh, sí.

—¿Y qué te lo impidió? —Su rostro se acercó al mío, sus labios rozaron los míos, y quise besarlo, y quise comerlo a besos, pero, más tentado lo veía a él.

La lascivia en su mirada era genuina, sus imprudentes ganas de tomarme y azotarme eran visibles. Su deseo de corromper y ensuciar mi cuerpo con su esencia lo consumía.

Sus ojos imponían sumisión.

Y mi cuerpo gritaba ser domado por él.

—Eras menor de edad. —Solté un par de risas achinando mis ojos, pero qué idiotez.

Posé mi pie delicadamente en su miembro y di ligeros movimientos provocando que este se endureciese.

"Ahh..."

Joder, sus gemidos~

—¿No será porque me traicionaste? —TaeHyung comenzó a succionar la piel de mi cuello, soltando chasquidos. Mis manos comenzaron a recorrer su espalda ancha, su suave espalda ancha…

Era evidente lo confundidos que ambos estábamos. Es decir, esta situación era ineludible, pero lo pronto que se ejecutó fue el causante de nuestro desconcierto.

—Admítelo, mañana te arrepentirás de esto —comentó mi mimado jefe.

—¿Y quién dijo que no? ¿Y por qué me cambias de tema? ¿Acaso te apena hablar sobre el perdedor que eres? Porque, admitámoslo, no hubieras conseguido nada sin mí. —Este levantó la cabeza viéndome fijamente.

Tomó mi mandíbula con su mano y la apretó sin medida.

Un dolor jodidamente placentero.

—Hey, modula tus palabras mocoso, apenas sabes hablar y ¿te atreves a juzgar mis acciones y catalogarme como perdedor? —Abracé su cuello con mis manos y luego besé sus labios con parsimonia, haciendo que este tomara mi cuerpo entre sus brazos; enredé mis piernas en su cadera y luego me separé de él viéndolo con una dulce sonrisa juguetona, probando así su paciencia.

—Perdedor…

—Mocoso…

Sonreí y nuestras bocas se estamparon una con otra, con agresividad y hambre, hambre de nosotros. Giré mi rostro y este, TaeHyung, continuó besando mi cuerpo, comenzando desde mi cuello y acabando en mi brazo derecho, luego bajó a mi tetilla y la bañó en su saliva, jugando delicadamente con su lengua, originando aquellas mariposas en el estómago; levantó el rostro y me dijo viéndome fijamente: “Me encantas”.

Pero, esta historia no comienza aquí, y tampoco este es el final...



9 Février 2022 01:42:18 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
6
Lire le chapitre suivant PREFACIO

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 3 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!