cutietaekoo Andy Tete

Necesitaron de un malentendido para finalmente poder confesar sus sentimientos. °boypussy


Fanfiction Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 18 ans.

#omegaverse #Taekook #smut #inkspiredstory #Boypussy #Kooktae
589
14.4mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Único

Presionó su mano contra su boca en un intento desesperado de callar sus fuertes sollozos. No quería que su mamá escuchara ni se enterara cuán destrozado se sentía.


Se sentía patético. No quería que nadie lo viera en ese estado.


Se encontraba en su habitación, con el corazón completamente destrozado. ¿Cómo no iba a estar así si su destinado acaba de decirle que tenía pareja y no era él?.


Ese día, Jungkook lo había llamado temprano en la mañana para invitarlo a comer algo en un lindo restaurante, diciéndole que tenía un tema importante para hablar con él. El mayor se oía tan nervioso por teléfono, que Taehyung mentiría si dijera que no se ilusionó. Creyó que por fin el mayor daría un paso adelante y confesaría sus sentimientos. Y es que el menor sabía, sabía que Jungkook era su predestinado, pero al parecer el pelinegro no estaba ni enterado.


¿La Diosa Luna había cometido un error?


Quizá el veía a Jungkook como su predestinado pero el mayor no lo sentía así ¿Era posible siquiera?


Y de ser así, ¿Por qué justo debía tocarle a él?.


"Duele mucho" Dijo bajito. Las lágrimas calientes caían sin parar por sus sonrosadas mejillas, sintiendo a su lobo temblar y aullar dentro de él, rogándole que volviera por Jungkook y lo convirtiera en su alfa oficialmente.


El omega recordaba cómo, al llegar al lugar acordado, vio a través de una de las ventanas del restaurante a su mayor sentado en una de las mesas, luciendo tan atractivo como siempre, provocando que Taehyung se sonrojara ante este pensamiento y su lobito comenzara a mover la colita emocionado por ver a su (casi) pareja después de varios días por culpa de las estudios de cada uno.


Sin poder evitarlo, una sonrisa se bosquejó en sus labios, pero unos segundos después se borró por completo al ver cómo una linda omega tomaba asiento junto a Jungkook, sonriéndole y acariciando su mano. Bien, eso no le dolió tanto, pudo sentir celos, si, pero el hecho de que Jungkook— la mirara con una sonrisa tan bonita y sincera mientras con una de sus manos acariciaba la mejilla de la chica para luego acercarse y besarla, lo lastimó mucho.


Sintió cómo su omega se ocultaba en un rincón, aullando de dolor. Y su parte humana no estaba diferente. Su corazón latía con demasiada fuerza, como si hubiera corrido una maratón, sus manos temblaban y no dejaba de soltar lágrimas llenas de dolor, estaba tan ensimismado con la escena frente a él, que ni siquiera notó cuando estas empezaron a salir de sus ojitos. Quería salir de ahí, quería correr, quería darse media vuelta y regresar a su casa para poder estar en su habitación, en su cama.


No supo cuanto tiempo estuvo ahí, solo mirando cómo la parejita se daba mimos mutuamente. De repente, el alfa giró su cabeza, mirando hacia afuera, preguntándose porqué el omega estaba demorando tanto, preocupándose sin poder evitarlo. Cuando hicieron contacto visual, Jungkook lo miró lleno de preocupación, Taehyung se veía mal, estaba llorando e hipando, mirándolo en busca de ayuda.


¿Está llorando? ¿Por qué está llorando?. S—intió que su lobo le reprochaba.


El omega lo miró por unos segundos más, pero reaccionó y salió corriendo de allí.


No quería ver a Jungkook, no quería verlo nunca más. Quizá si se alejaba el tiempo suficiente, su corazoncito iba a dejar de doler, su lobo se iba a olvidar de él y encontraría a un alfa bueno que lo ame y lo cuide bien.


Llegó a su casa hecho un desastre. Su rostro todo mojado por el llanto, su pelo revuelto por el viento mientras corría y sus lindos pantalones de tela tenían unos raspones en las rodillas debido a que se cayó un par de veces.


Corrió a su habitación y se encerró con llave.


Y ahí estaba ahora.


Maldijo entre dientes el día en que se hizo amigo de Jungkook. Ojalá nunca lo hubiera conocido. Ojalá nunca se hubiera enamorado de él. Ojalá no hubiera sido un omega. Ojalá no fuera su predestinado.


Ahora sentía miedo, ¿Qué iba a hacer? ¿Por qué su destinado no lo quería? ¿No era suficiente? Quizá le faltaba algo. Admitía que podía llegar a ser un poco molesto, le gustaba dar abrazos y cariños a su mayor todo el tiempo. Tal vez eso no le gustaba a Jungkook, sabía que el mayor no era muy de amar el contacto físico, más nunca le reprocho nada, incluso parecía gustarle las muestras de afecto que tenía el omega para con el.


O quizás era porque no era un omega muy atractivo, pero Jungkook siempre le decía que era bonito.


Tal vez era la condición poco común de su cuerpo.


Dobló sus sus piernas mientras se ponía en posición fetal. Inconscientemente dirigió su mano hacia su pecho, tomando el dije que se encontraba allí. Había sido un regalo del alfa en su cumpleaños diecinueve. Era una linda y delicada cadenita con un dije de osito, el mayor se la dio porque dijo que, para el, Taehyung era un tierno osito que amaba los abrazos.


Sonrió nostálgico recordando ese día. Se había sentido tan feliz. Ojalá pudiera volver el tiempo.

Suspiró y se animó mentalmente, el iba a superar eso, iba a doler mucho, lo sabía, pero lo intentaría. Primero que nada iba a tomar distancia del mayor, lo iba a superar, si, pero no iba a ser tan masoquista como para seguir siendo su amigo mientras este llegara con olor a su omega y hablando de ella todo el tiempo. Su corazón no lo soportaría.


Y con ese pensamiento en mente, se quedó dormido.


𒆜𝓣𝓮 𝓝𝓮𝓬𝓮𝓼𝓲𝓽𝓸 𝓐𝓵𝓯𝓪࿐


"Tae, debes ir a ver un médico. Podría ser algo mas grave." Dijo su amigo rubio mirándolo lleno de preocupación. Se encontraban en la casa de Jimin, era sábado por lo que no tenían nada que hacer. Taehyung lo había llamado pidiéndole un poco de compañía, y es que las últimas tres semanas no habían sido muy bonitas, cada día le costaba más seguir con su rutina diaria.


Jungkook debía de encontrarse feliz junto a su novia, mientras el estaba siendo un patético. El celular de Taehyung no dejó de sonar en todos esos días, todos mensajes del alfa, preguntando si se encontraba bien. Incluso fue a verlo a su casa un par de veces, pero Taehyung no le abrió. No pudo con eso así que bloqueó a Jungkook de todas sus redes sociales, incluso bloqueó su número de celular.


Sabía que estaba siendo ridículo, sabía que quizá estaba exagerando y siendo un dramático de primera, pero le dolía, le dolía pensar que su alfa ya encontró a su omega e iban a formar la familia que el siempre soñó con Jungkook.


El pequeño castañito estaba mal, sentía cómo su lobo se iba apagando cada día más. Le dolía estar lejos de su alfa, su omega pedía la presencia de este.


Jimin estaba preocupado. Los últimos días el menor había estado constantemente sufriendo un fuerte dolor en su zona baja del abdomen y la zona del pecho. Hubiera sido normal para el ya que su celo sería en una semana, pero jamás le había pasado algo así. Nunca.


"No lo sé,— hyung, los médicos me dan miedo, no me gustan" Dijo con un tierno pucherito en sus labios. "Además no tengo mucho ánimo de levantarme".


"Ni una palabras más, Kim Taehyung. Levanta tu trasero de esa cama. Vamos a ir ahora." Habló con tono autoritario. La salud y bienestar de su mejor amigo eran importantes para el. No podía simplemente sentarse y verlo desmoronarse cada día más por culpa de un estúpido alfa imbécil hijo de-


𒆜𝓣𝓮 𝓝𝓮𝓬𝓮𝓼𝓲𝓽𝓸 𝓐𝓵𝓯𝓪࿐


Una hora mas tarde se encontraban sentados fuera a la sala de atención del doctor, esperando su turno.


Jimin estaba nervioso. Tenía fuertes sospechas del porqué su menor estaba sufriendo esos dolores. Solo rogaba en su interior porque no fuera así.


"Kim Taehyung" Llamó el doctor desde la puerta. Ambos se levantaron de sus asientos y entraron.


Media hora más tarde, Jimin quería llorar de impotencia. El tenía razón. Había tenido la puta razón todo ese tiempo. Joder, ¿ahora qué?. Definitivamente quería matar a ese maldito alfa, el culpable de que Taehyung estuviera pasando por todo esto.


"Bien, ya terminé de revisarte. Ahora dime, y sé sincero conmigo, Taehyung" dijo el doctor mirándolo seriamente. "¿Encontraste a tu destinado?"


"S-si." Dijo bajito mientras agachaba la cabeza. Jimin apretó los puños de la rabia que estaba sintiendo, ya sabía por donde iba la conversación.


"Bien, entonces, ¿tuviste algún problema con el? Disculpa la pregunta, pero necesito saber para confirmar."


"Si. Es solo que el no, no me quiere" dijo con la voz quebrada, no pudiendo luchar contra las lagrimas rebeldes que cayeron por sus mejillas. "Tiene novia" agregó mordiendo fuertemente su labio inferior para retener sus sollozos.


El doctor palideció. ¿El destinado de ese omega tenía otra pareja? Pero...¿Cómo era siquiera posible de que este omega siguiera con vida? No lo dijo en voz alta, pero se sorprendió increíblemente, muchos al ser rechazados por su destinado terminan muriendo a la semana por culpa de la pena tan profunda.


Tomó una respiración para decir lo siguiente.


"Mira, Taehyung. Esto será difícil de escuchar." Suspiró y se acomodó en el asiento de su escritorio. "Tu lobo ya sabe que encontró a su pareja, y por lo que me contaste tu celo ya viene cerca. Bien, pues tu lobo se está preparando para que, si en este celo tu alfa no te marca, se deje morir a causa de la pena que le está provocando la lejanía de su destinado. ¿Entiendes?" Dijo lo mas amable posible, pobre chiquillo.


En ese momento, Taehyung sintió que su mundo se le venía abajo.


¿Eso era todo? ¿Se iba a morir con apenas veintitrés años?


Sus sollozos salieron bajito. Iba a morir porque no es suficiente para su alfa. Iba a morir y ser recordado como un omega inútil, un omega rechazado. Una vergüenza.


Jimin se levantó y lo abrazó con fuerza. Le era imposible no llorar en esa situación, pero debía mostrarse fuerte frente a su amigo.


El doctor habló nuevamente:


"Eres un omega muy fuerte, Taehyung. Créeme. Se que no nos conocemos, pero puedo decirte que te veo capaz de salir adelante, ¿Quién sabe? Quizá puedas luchar, no hay forma de saber eso." Dijo mirando a Jimin.


Taehyung se sorbió la nariz.


"Gracias Doctor" dijo haciendo una pequeña reverencia.


"No es nada, cuídate"


Por la diosa Luna ¿Y ahora que iba a hacer?


𒆜𝓣𝓮 𝓝𝓮𝓬𝓮𝓼𝓲𝓽𝓸 𝓐𝓵𝓯𝓪࿐


Jungkook mentiría si dijera que no la estaba pasando mal. Jinah era muy linda y agradable, pero sabía que lo que estaba haciendo era horrible.


El ya tenía a su predestinado, pero tenía tanto miedo.


Recuerda con claridad aquel día cuando estaba con Taehyung en un parque pasando el rato. El omega tenía su cabeza recostada en sus piernas mientras le acariciaba los suaves cabellos de su cabeza. Jungkook sentía que su corazón iba a explotar de amor, tenía a su destinado ahí, con él. Y era el omega más hermoso y cariñoso que conoció alguna vez. Sin duda la Diosa Luna le había mandado un tesoro como predestinado.


Pero lo bello del ambiente duró poco. Recuerda cómo se les acercó una pareja de ancianos para preguntarles sobre una dirección, a lo que respondieron amablemente. Y antes de irse, ellos les dijeron que hacían una muy linda pareja, Jungkook no pudo evitar inflar su pecho de orgullo, porque ese era su omega.


Pero Taehyung al parecer no lo vio así, negó rápidamente diciendo que ellos solo eran amigos, que nunca podrían ser pareja porque eran como hermanos. Y eso a Jungkook le borró todo rastro de sonrisa de la cara. Su lobo, antes orgulloso, escondió su cola entre las patas y aulló por la vergüenza y el dolor del rechazo de su omega.


¿Qué acaso Taehyung no sabía que estaban destinados?


Al parecer no.


Después de ese día, trató por todos los medios olvidarse del lindo omega. Quizá se había equivocado al pensar que el era su alma gemela, pero ¿Por qué? Quizá era un error en la naturaleza, saber quién es su destinado, pero que el otro no lo sienta así.


Luego conoció a Jinah y ella le agradó. Era bonita y se llevaban bien. Pensó que podría llegar a amarla tanto como amaba a Taehyung. Sabía que siempre quedaría un hueco debido a que no era su pareja predestinada, pero debía intentar seguir adelante, no dejar que su corazón se rompa más de lo que ya estaba. Y Jinha parecía ser una buena compañía, ella podría ayudarlo y darle el amor que tanto anhelaba.


Pero no fue así. Ella no era él y nunca lo sería.


Así que terminó con ella. Lo hizo unos días después de que Taehyung saliera corriendo del restaurante.


Ahora se encontraba echado en su cama, sintiéndose una basura.


Su teléfono comenzó a vibrar. Estiró el brazo hacia su mesita de noche y vio quien era. "Taehyungie"


Saltó de la cama rápidamente con el corazón a mil. Contestó sin pensarlo.


"¡TaeTae por dios! ¿Dónde estás? ¿Cómo estas? ¿Por qué no respondías mis llamadas? ¿Te encuentras bien? ¿Tú.."


"Aish. Ya cierra la puta boca Jungkook."


"¿J-Jimin hyung?¿Y Tae?"


"¿Eres tonto? Claro que soy Jimin, ¿no escuchas mi voz? Solo tomé prestado el celular de Taehyung porque me quedé sin saldo" Escuchó al omega suspirar del otro lado de la línea. "Tenemos que hablar. Ahora. Es urgente. Y me vale un pepino que no puedas. Me vas a escuchar"


"Si, hyung. Lo escucho." Dijo asintiendo con la cabeza aún sabiendo que Jimin no lo podía ver.


"Es sobre Taehyung" Dijo con un tono tan serio que llegó a darle escalofríos.


"¿Tae? ¿Qué le pasó? ¿Está bien?"


"Isti biin" Respondió el mayor con sarcasmo. "Por supuesto que no esta bien imbécil. ¿Qué omega estaría bien si su alfa predestinado va y se hace novio de otra omega? ¿Eh? Debería darte vergüenza Jeon, y no me vengas con tus babosadas de que no te habías dado cuenta porque estas cosas son imposibles de pasar por alto y adem-"


"Hyung. Yo no soy la pareja destinada de Taehyung. El lo dijo" Lo interrumpió con voz triste.


"¿Qué?"


Suspiró. No le gustaba hablar sobre eso.


"El...un día nos dijeron que hacíamos una l-linda pareja y.." Joder no puede ser, estaba llorando. "Y el respondió que n-nunca estaría conmigo. Que era como u-un hermano para el". Y es que el hecho de que Taehyung haya dicho eso como si la sola idea de ellos dos juntos, como pareja, le desagradara a horrores, dejó una gran herida en Jungkook.


Jimin realmente quería pegarse contra esa pared una y otra vez hasta no despertar más y es que, ¡¿Cómo podían ser tan idiotas los dos?! Que alguien me traiga un calmante por el amor de dios.


"Son estúpidos" Fue lo que pudo responder. "De verdad son los idiotas mas grandes en toda la faz de la tierra."


"¿Q-qué?"


"Jungkook, definitivamente si eres la pareja de Taehyung. O si no explícame porque, desde que te vio con tu noviecita, ha estado en un estado de depresión total. No come, no ríe, no juega y ni siquiera aguanta que le de un abrazo sin ponerse a llorar. Su lobo está mal Jeon, y Taehyung la esta pasando horrible. Así que escúchame bien. Vas a sacar tu trasero de donde sea que estés en este momento, irás a tu auto, te subirás y conducirás hasta la casa de Taehyung. Te espero acá. Ustedes dos van a tener una muy buena conversación."


𒆜𝓣𝓮 𝓝𝓮𝓬𝓮𝓼𝓲𝓽𝓸 𝓐𝓵𝓯𝓪࿐


Estaba durmiendo plácidamente cuando escuchó unas voces a lo lejos. Comenzó a abrir los ojos lentamente, parece que esas personas estaban discutiendo.


"¡Me vale madres si te da miedo! Vas a entrar ahí y vas a hablar con el de una vez, ¿entendido?"


¿Ese era Jimin? ¿Con quién estaba peleando?


"¡Ya entendí! Lo haré hyung. Solo deja de gritar, estas haciendo que me duela la cabeza."


Ese era..¿Kookie? Se levantó como pudo y abrió la puerta de su habitación. Asomó su cabeza y se quedó helado al ver al alfa allí. ¿Qué estaba haciendo en su casa?.


Al parecer llegó el momento de hablar con él. Le diría sus sentimientos, el alfa lo rechazaría y ya luego podrá morir tranquilo, sabiendo que por lo menos tuvo la valentía de confesarse.


Caminó hasta estar frente al par. Mirando fijamente a Jimin. No quería mirar al alfa, sabía que si lo hacía se iba a poner a llorar. Además, por la ojeada que le había echo anteriormente, se veía mas guapo que nunca con ese cabello largo y sus preciosos rulos.


"Jimin, ¿q-que es esto?"


"Yo me voy, Tae" Definitivamente le iba a dar un ataque. No lo piensa dejar solo con Jungkook, ¿verdad?


"Ustedes van a hablar. Hay muchas cosas que deben aclarar. Adiós." Y se marchó. El muy maldito traidor se fue y lo dejó allí.


"Taehyung...hola" Y entonces levantó la mirada hacia el alfa. Le dolió que este lo mirara con tanto anhelo, con tanto cariño.


Amor de amigos se dijo mentalmente.


"Ho-hola" dijo mirando fijamente sus manos mientras jugaba con sus dedos. Sintiendose avergonzado de estar aún en pijamas.


"Necesitamos hablar TaeTae. Lo sabes"


"Si." Suspiró. "Lo sé"


Se encaminó hacia el sofá que estaba frente a donde estaba sentado el alfa.


"¿Como has estado Taehyung?" Preguntó mirando fijamente al omega. Y es que después de días de no verlo, no podía evitarlo. Se veía hermoso. Solo quería sentarlo en su regazo, abrazarlo, besarlo y oler su aroma.


"B-bien. ¿Y tú? ¿Cómo está t-tu novia?" Taehyung pensó que merecía un premio por no haber llorado aún.


El alfa negó lentamente mostrándole una media sonrisa.


"No hay novia Tae"


El menor subió rápidamente su mirada, observándolo con sus grandes y brillantes ojos de cachorrito, esos que eran la debilidad de Jungkook.


"¿No?" Y lo dijo tan bajito que Jungkook apenas si lo escuchó.


Negó con la cabeza mientras sonreía con ternura.


"No la hay Tae, nunca debió haber una en primer lugar."


El menor inclinó la cabeza hacia un lado, confundido.


"No debió haber porque yo ya amo a otra persona". Se inclinó hacia adelante para estar más cerca del pequeño. "Es mas, yo ya tengo a mi pareja predestinada"


Taehyung no pudo evitar sonrojarse a más no poder, con su corazón amenazando con salirse de su pecho. ¿Acaso...?


"¿Sabes quién es bebé?"


El menor negó tímidamente.


"Que extraño, deberías saberlo. Ambos lo sabemos."


Estiró su brazo y tomó la mano de Taehyung suavemente. Ambos sintiendo cómo sus lobos se emocionaban con ese simple toque.


"Te amo, Taehyung. Te amo demasiado mi lindo omega. Perdón por haber sido un tonto, causarte daño y haberme demorado tanto en decirlo. Espero que no sea muy tarde"


"Ah" Jadeó comenzando a llorar. Y es que había tenido tanto miedo, pero ahora estaba allí, con su alfa. Con su alma gemela. Con su destino. Y este le había dicho que lo amaba. A él. Sonrió entre las lágrimas cuando sintió los suaves dedos del mayor acariciando sus mejillas, quitando los restos de sus lágrimas.


"No es tarde alfa. Yo también te amo." Respondió mirándolo con los ojos brillantes llenos de ilusión y amor.


Jungkook se levantó y tomó al menor de la cintura para levantarlo y acercarlo a él. Volvió a sentarse pero esta vez acomodó a su bebé en su regazo, abrazándolo fuerte por la cintura, paseando su nariz por el cuello del menor, sintiendo su olor intensificarse en la zona donde su marca iba a ir en un futuro. Su marca.


Mío.


El omega lo abrazó por el cuello, aspirando también el aroma de su hyung. Siempre se imaginó en esta situación, pero ahora que era real, era mil veces mejor que en su imaginación.


Por fin, luego de tanto tiempo, se sentían en casa. Sus lobos estaban tranquilos, y sus corazones no tenían ya preocupaciones.


𒆜𝓣𝓮 𝓝𝓮𝓬𝓮𝓼𝓲𝓽𝓸 𝓐𝓵𝓯𝓪࿐


Lo que lo hizo despertar fue un delicioso aroma. Se removió, sintiendo un peso sobre él. Abrió sus ojos lentamente y vio a Taehyung durmiendo tranquilamente. Sonrió como un estúpido enamorado.


Lo abrazó más hacia su cuerpo y ahí lo sintió de nuevo, ese rico olor era de su pequeño.


Celo. Su omega había entrado en celo.


Maldición.


¿En serio justo ahora?


Debía salir de ahí, si se quedaba mas tiempo allí no podría contenerse. Y no ayudaba en nada que el menor esté sentado justo encima de su entrepierna.


"T-taehyungie" llamó suavemente. "Taehyungie, vamos. Despierta. Tenemos un problema"


"Mmm. No" se quejó infantilmente y se apegó más hacia el alfa. Y Jungkook no pudo evitar el gemido que salió de sus labios al sentir como el menor pasó a restregar su trasero con su entrepierna debido al movimiento.


Taehyung solo sonrió inocentemente, y se movió un poco mas. Aún pretendiendo que estaba en el sueño. Se sintió genial cuando sintió algo grande contra el. Su alfa estaba excitado. Jungkook se había excitado por el. Y eso que solo se había acomodado sobre su regazo.


"Vamos Tae. Necesito irme y tu debes tomar tus supresores." Dijo agarrando las caderas del menor en un intento desesperado por sacarlo de encima.


"No, no quiero supresores" Dijo saliendo de su escondite en el cuello del mayor mientras se sentaba derecho y lo miraba fijamente. Su mirada oscurecida por su celo, pero una consciente de todo lo que estaba pasando. "Yo quiero esto Alfa" Dijo presionando suavemente su palma sobre la hombría del mayor.


"Tae..." suspiró, y es que esta faceta del menor lo tenía sorprendido, y excitado a más no poder.


"Alfa por favor" dijo volviendo a su posición anterior, moviendo sus caderas con más ganas.


El Alfa gruñó.


"Eres un tramposo." Dijo antes de tomar con fuerza las caderas del omega, ayudándolo a hacer los movimientos más duros. Movió su cabeza hacia atrás y observó al menor. Estaba con su boquita abierta soltando pequeños gemidos. Acercó sus labios y lo besó. Al principio, demasiado tierno para la situación que estaban llevando a cabo con sus partes de abajo. Pero ante esto el omega solo pudo soltar más feromonas, tratando de que su alfa supiera que estaba excitado y necesitaba que lo aliviara.


Y Jungkook se perdió.


Lamió el labio inferior del omega e ingreso su lengua de forma desesperada. Necesitaba confirmar que el sabor de Taehyung fuera tan rico como su aroma. Y lo era, joder que lo era.


Bajó sus manos hacia el borde del chaleco que llevaba el menor y lo subió quitándoselo, permitiéndose admirar las maravillosas curvas del cuerpo del omega, y el como lucía ese precioso sostén de color negro, el que cubría sus lindos pechitos que se moría por probar y dejar marcas.


Taehyung sentía como su coñito lubricaba sin parar, provocando que chorreara hasta el pantalón del alfa, gimió avergonzado por esto.


Jungkook palpó la humedad en la entrepierna del castañito y gruñó de puro placer. Su omega se estaba abriendo para él.


Quitó el sostén y con sus dedos acarició ambos pezones del menor, provocando que este gimiera fuerte ante la estimulación.


En un momento nada cubría el cuerpo del omega. Sintiendo cómo su lubricante natural bajaba por sus muslos, dejando los pantalones del alfa completamente empapados.


Acercó su mano izquierda a la cintura del menor, sujetándolo fuerte, mientras su otra mano viajaba hacia sus labios vaginales, pasándolos sobre su clítoris, provocando que Taehyung temblara ante la estimulación desconocida que estaba sintiendo.


Acercó un dedo a su entrada y lo hundió lentamente, gimiendo a la par que el omega, uno por lo rico que se sentían los dedos del alfa, y el otro por lo caliente y húmedo que estaba el coño del menor.


Taehyung se sentía desfallecer del placer que estaba sintiendo. Todas las sensaciones nuevas lo estaban llevando a un éxtasis total.


"Kookie~ ¡Ah! Mi alfa" No podía dejar de gemir.


Cuando Jungkook notó la respuesta positiva del menor, ingresó otro dedo, haciendo tijeras dentro de Taehyung, tratando de estirarlo lo mejor posible para que recibiera su polla.


"Más, más" dijo removiéndose, intentando tener algo mas grande allí. "Quiero tu pene en mi, Alfa, por favor"


Maldición, podría tener un orgasmo solo escuchando los preciosos gemidos que soltaba el omega.


Rápidamente ingresó otro dedo, provocando gemidos más fuertes por parte de el menor.


Ya tenía tres dedos dentro del pequeño, metiéndolos y sacándolos con rapidez. Queriendo escuchar más de esos preciosos sonidos de la boca de su menor.


"Ya" Sintió como el omega abría la el cierre de sus Jeans, metiendo la mano, acariciando su duro miembro por sobre el boxer.


Taehyung subió un poco su mano hasta el bordillo de la ropa interior del alfa y lo bajó, liberando ese pedazo de carne, del cual estaba tan necesitado. Estaba tan rojo, hinchado y goteante. Y él era el causante. En un rápido movimiento, quitó la mano del alfa de su coñito, tomó sus manos y las posó en su cintura, mientras se abrazaba al cuello de este para levantarse un poco, mientras que con su mano derecha agarraba el miembro del mayor y lo posiciona sobre su entrada, gimiendo cuando comenzó a bajar lentamente.


"Tae" Dijo gimiendo una vez que el omega estuvo sentado completamente sobre su pene, tomándolo tan bien "Maldición bebé, estas tan apretado"


"Alfa..alfa, muévete." Y lo hizo.


Comenzó a subir sus caderas, penetrando al menor. Iba a un ritmo lento, sabía que era su primera vez y no quería lastimarlo por ser una bestia que no puede controlarse. Pero eso no le pareció al menor.


Se afirmó mejor de los hombros de Jungkook y comenzó a saltar. Quería más, mas duro, más profundo. Sentía la polla del mayor golpear todos los lugares correctos en su interior.


El sonido del chapoteo que provocaban las fuertes embestidas y el lubricante en exceso que libraba el omega solo hacían que el ambiente se sintiera mucho más caliente.


"Solo mírate omega, tan mojado por tu alfa. Desesperado por mi polla"


Taehyung saltaba desesperado, como si no hubiera un mañana, y es que se sentía tan bien que no quería parar. Jungkook lo tenía firmemente sujetado de la cintura, subiendo sus caderas cada vez que el menor bajaba, logrando darle más duro.


"Dios, Kook...Kook...esto es ¡mhgm! Se siente tan...tan rico, ¡ah!"


Jungkook afirmó a su omega y lo recostó a lo largo del sofá, sin salirse de el. Y comenzó a penetrarlo desesperadamente, sentía su orgasmo cerca, y sabía que el menor estaba igual porque sus paredes estaban asfixiado su miembro.


Bajó una mano hacía el clítoris del menor y lo movió rápidamente.


Taehyung gritó y se corrió fuerte sobre la polla de su alfa.


El mayor dio una, dos, tres embestidas más para luego enterrarse con fuerza y formar su nudo dentro del omega. Acercó su boca al cuello de este, lamiendo el lugar de su mordida.


"Hazlo. Hazlo Alfa, por favor. Por favor, márcame"


Y Jungkook no se hizo de rogar, incrustó sus dientes en el precioso cuello de su omega y lo marcó. De por vida.


Se pertenecían de por vida.


"Te amo Kookie" Dijo el menor, mirándolo con una gran sonrisa en el rostro. Sintiendo el amor del alfa a través de su lazo.


"Yo te amo más mi omega, por siempre"


Fin.








2 Février 2022 19:46:35 7 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
175
Lire le chapitre suivant Extra

Commentez quelque chose

Publier!
Bianca Gómez Rodríguez Bianca Gómez Rodríguez
♡♡♡Me encantó ♡♡♡
HB Hannia Bonilla
El Jimin me representa JAJAJAJAJAJAJAJJAA
Michelle Villegas Michelle Villegas
Lo ameeee!!! <3
September 04, 2022, 18:59
PR Perla Rubí
Me gusta mucho ♡
April 30, 2022, 21:48
Mia W Mia W
Que lindo todo, me encantó!!
April 07, 2022, 03:42
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!