nataliadiaz1995 Natalia Díaz

La vida en su incertidumbre tiene una manera extraña de conectar destinos opuestos en un solo camino, algunos en la misma dirección y otros en rutas opuestas; pero todos en marcha continua. Emma y su hermana han pasado toda su vida pagando las consecuencias de caprichos ajenos y por eso nunca han podido crear una conexión genuina con nadie, solo entre ellas mismas. La única persona decente en sus vidas es la señora Josefa, quien les ha acogido de cierta manera y les ha brindado ayuda. La señora Josefa le ha hecho una gran petición a Emma; que se una en matrimonio a alguien a quien ella jamás en la vida ha conocido, y Emma acepta entendiendo que es el mejor futuro para ella y su hermana, pero ¿quién es esa persona misteriosa y qué intenciones tiene con su futura esposa y su nueva cuñada? Emma buscando el bienestar y la felicidad para ella y su hermana, tendrá que luchar contra las ataduras del destino; descubriendo así que la vida está llena de magia limpia y pura, pero también de maldiciones perversas y dañinas...


Fantaisie Fantaisie sombre Tout public.

#yuri #chicaxchica #lgbt #fantasia #demonios #hechizos #brujas #renacimiento #renacer #229 #victoriana
2
358 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 2 jours
temps de lecture
AA Partager

Pasado

Por culpa de nuestra madre, mi hermana perdió la movilidad de las piernas. Desde que nuestro padre nos abandonó, ella nos echaba la culpa y descargaba su impotencia, frustraciones e ira con nosotras. Carecíamos de muchas cosas. Asistimos a la escuela pública hasta décimo grado. A veces nos acostábamos sin comer. Nuestra casa era pequeña y mi madre era la única que trabajaba para mantenernos. Entre mi hermana y yo, yo era la más enfermiza, por esa razón descartó la idea de que trabajara.

Un día nuestra madre llegó a la casa con un auto nuevo. En realidad pensé que se lo había prestado alguno de esos hombres que frecuentaba la casa durante las noches, por eso no le presté atención. Luego de eso, comencé a notar que se vestía con ropa muy elegante y costosa. Mientras nosotras pasábamos hambre, ella salía con amigas y regresaba en la madrugada con platos desechables llenos de comida fría. No nos quejábamos, pues al menos nos calmaba el hambre.

La última gota que derramó el vaso fue enterarme la verdadera razón detrás de sus lujos. Una mañana desperté más temprano de lo habitual y me percaté de que mi hermana no estaba a mi lado. Su silla de ruedas no estaba en la habitación y todo lo que pensé es que, tal vez decidió hacer las cosas por su cuenta. Busqué en toda la casa, hasta que oí su llanto proveniente del sótano. Tuve miedo, pensando que se había caído por las escaleras.

Para mi sorpresa, ella no estaba sola, mi madre se encontraba pellizcando sus brazos y mejillas para provocarle dolor y grabando su llanto con el teléfono. Cuando la enfrenté y le reclamé, alejando a mi hermana de ella, confesó secamente que mi hermana era la única que le ayudaba a recaudar dinero. Se aprovechó del estado de mi hermana para recaudar dinero para una supuesta cirugía y las personas cayeron en su mentira. Recaudó sobre 50,000 dólares de miles de personas que pensaron que estarían haciendo un bien. No sé por cuánto tiempo estuvo haciendo esto y lo más frustrante es que mi hermana calló por miedo. Me sentí devastada, la peor hermana sobre la faz de la tierra.

Departamento de servicios familiares nos removió de nuestro hogar. Aunque antes le rogaba a Dios de que nos enviara a alguien a liberarnos de ese infierno, descubrí que hubiera preferido quedarme bajo ese techo, a enfrentarnos a un destino incierto, siendo removidas de hogar en hogar, en manos de cientos de desconocidos; personas que no les importaba hacerse cargo de nosotras y nos maltrataban día y noche, igual o peor que nuestra madre.

En busca de un mejor futuro para las dos, me escapé con mi hermana y vagamos por las calles por dos semanas, pidiendo limosnas a los forasteros cerca del muelle. Aún recuerdo el deseo que pedí en aquel viejo parque. Es como si Dios hubiera escuchado nuestras súplicas. La Sra. Josefa apareció en nuestra vida como un ángel caído del cielo. Nos encontró muriendo de hambre y frío, nos brindó cobijas, un techo, un lugar donde estar, comida y calor humano.

La Sra. Josefa nos acogió a mi hermana y a mí en su santuario, y me hizo una petición un tanto extraña a varios meses de estar aquí; convertirme en esposa de su unigénito hijo tan pronto cumpliera mi mayoría de edad. Desde el fondo de mi corazón, jamás hubiese aceptado tal cosa, sino hubiera sido por encontrarme al borde de la desesperación y sin recursos para mantener a mi hermana. La Sra. Josefa es una señora muy dulce y amable, hemos recibido de ella mucho más de lo que alguna vez hayamos recibido de alguien. Por eso sentí que esta sería la mejor manera de pagarle todo lo que ha hecho por nosotras. Aunque, una parte de mí sentía curiosidad por su hijo, ya que en sus lamentos y oraciones siempre pedía por su alma y por él.

28 Janvier 2022 13:58:02 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Tormenta

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 12 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!