u16015102151601510215 Julián Juan Lacasa

Las actrices de porno feminista Astrid y Antígona rodarán juntas una escena lésbica. Antígona ha roto con su estúpido novio, y Astrid adora al suyo. Antígona se enamorará de Astrid, pero ella quiere seguir con su chico. Entonces, Antígona se enamorará de Javier.


Érotique Interdit aux moins de 21 ans.

#lgtbi #pornofeminista #astridyantigona
1
95 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 2 jours
temps de lecture
AA Partager

CAPÍTULO PRIMERO (ASTRID)

CAPÍTULO PRIMERO

Astrid

Hace tiempo que entré a trabajar como actriz en películas del porno feminista, y me encuentro a gusto. No es como el porno convencional, machista y más para los hombres, los trogloditas me refiero.

Aquí se valora a la mujer, y los hombres y mujeres estamos en igualdad. Mi novio Pablo es adorable, no es celoso y sabe que sólo es un trabajo, ya intuye que los actores sólo fingen, si no, Antonio Banderas ya se habría separado siete veces al año de sus parejas, pues en casi todas sus películas se ha besado con actrices, alguna vez con algún hombre, y varias veces ha filmado escenas de cama. Pero sólo fingidas.

Llego al set de rodaje, y la directora de la nueva película me presenta a una simpática chica, morena, ojos verdes, aspecto de vecinita de al lado. Trabajará en la película, y según el guión, tendremos un lésbico.

–¿Qué tal? Me llamo Astrid –me presenté, abrazándola y dándole dos besos en la mejilla.

–Antígona –me contestó con una dulce voz de ratoncita.

–¿Antígona? Coño, una de mis obras favoritas de la tragedia griega –abrí los ojos, aunque no sé si ella sería muy culta, seguramente creerá que Antígona era la portera de la Selección femenina griega de fútbol.

–Sí, la vi alguna vez hace años en el teatro –me soltó con naturalidad.

Un tópico que se viene abajo: parece ingenua, pero se le ve, sobre todo en los ojos, que es muy inteligente.

–¿Llevas mucho tiempo haciendo porno? –pregunté.

–Es mi segunda película. En la primera tuve dos escenas. En ésta, me ha dicho la directora, tendré más.

–Yo llevo más tiempo, cuatro años… Bien, he leído en el guión que tendremos un lésbico. ¿Lo has hecho alguna vez?

Se pensó la respuesta al contestar. Se la ve tímida.

–Pues… no. Sólo tuve un lésbico al besarme con una compañera de clase en el instituto, una broma entre amigas… Fue la única vez, ¿eh? A mí me gustan los chicos, pero aquella chica era simpatiquísima.

Subí una ceja, pues no era esa la respuesta que quería. Le dije con calma, aunque me parecía mentira su ignorancia:

–No, Antígona, guapa. En el cine porno, un lésbico no es comerte la boca con una amiga o una novia. Un lésbico es rodar una escena de sexo entre dos chicas.

–¡Huy…! –se puso la pobre roja de vergüenza, por que había metido la pata–. Perdona… no, entonces será mi primer lésbico.

–Yo ya he tenido varios, y también me gustan los chicos, tengo novio. Que no quita que haya disfrutado rodando con otras chicas. No te preocupes, que te ayudaré. Es fácil. Entre mujeres nos entendemos mejor para estas cosas. Los tíos te tomarán el pelo para follarte.

Le contesté con dulzura, para tranquilizarla, y la parte final fue con más fuerza. Para que sepa que esto no es como cuando folla con el novio. El porno es ficción.

Abrió un poco los ojos como con un cierto miedo.

30 Décembre 2021 00:00:13 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant CAPÍTULO PRIMERO (ANTÍGONA)

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 9 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!