coragarcia J.G.PULIDO Garcia

Me perdí… En aquel momento que llegaste, y me salvaste de la oscuridad a la que tanto temía, sentí como si las cosas de ahora en adelante fueran a ser mejores, pero mejor que nadie sabe que las mejores cosas no duran para siempre, porque así es como todos lo deciden, pero estaba dispuesto a ir contra aquello que nadie antes había hecho. Lucharía por el único ser que me ama, y no dudaría en ningún momento destruir todo a mi paso, con tal de saber que eres feliz, sacrificaría el mundo solo por ti. Entonces me di cuenta que cuando yo sonreía, desataba el pecado de las tinieblas en tu mirada. Y a ti te gustaba sonreír.


Romance Suspense romantique Interdit aux moins de 18 ans. © Obra propia Prohibida su adaptación
0
80 VUES
En cours - Nouveau chapitre Every 2 days
temps de lecture
AA Partager

¿Dónde esta Anaita? ….

Lucifer

Me sentía aturdido, sin fuerzas, pero fuera de todo no sentía el dolor de la herida que Hashem había provocado en mi pecho, por un momento pensé que extinguiría mi vida sin darme el privilegio de conocer al bebe que lleva Anaita en su vientre.

Las cosas en mi cabeza están muy borrosas, voces muy lejanas a mi… por alguna razón la voz de Anaita es la que escucho, pero luego un grito hace que regrese poco a poco en mis sentidos.

Intento moverme para estar seguro que estoy libre, y cuando puedo hacerlo con libertad, intento pararme, pero mis piernas no responden.

-Lucifer…escucho que alguien me llama, pero por más que intento buscar de donde proviene la voz, no logro ver, hasta que siento que alguien me toma del brazo, y rápidamente lo aparto.

Es cuando logro ver a Adiarle muy mal herido, pero ante cualquier cosa intentando ayudarme.

-A…Adirael, ¿Dónde está Anaita? ...digo buscando alrededor, para solo enceontrar una inconsciente Darcel, y los demonios que estaban sosteniendo a Ananel, y a Ananel inconsciente.

-L-Lucifer…parece Adirael dudar en su respuesta.

-Responde con un carajo… ¿Dónde está Ananita? ...digo preocupado.

-No esta Lucifer… Hashem se la llevo, con la condición de que nos dejaría en paz a todos…dice Adirael dolido.

-Que estupidez estas diciendo…digo tratando de levantarme rápidamente, pero un dolor punzante se siente por todo mi cuerpo.

-Lucifer…no ganaras nada haciendo esto, tenemos que salvarla, sin importar las consecuencias, ella no es ya tan solo ella ahora…dice Adirael, y entonces la verdad golpea mi cruel realidad.

La he perdido…he perdido a mi Anaita… y a mi hijo…

Lagrimas comienzan a brotar de mis ojos, y una punzada hace que me falte el aire, siento ira Hashem, porque diablos está haciendo todo esto…está logrando matarme lentamente. No siento la presencia de Anaita y eso hace que mi bestia salga a la luz después de estarla ocultando por mucho tiempo.

Siento mi cuerpo temblar, y mis manos doler por lo fuerte que estoy apretando mis puños.

Mi coraje solo asciende cada vez más hasta que me doy cuenta que en realidad no soy el que está temblando sino el suelo bajo de mí.

-Lucifer ya basta…dice Adirael tratando de colocar una de sus manos en mis hombros, pero rápidamente las aparte.

Todo lo siguiente pasa muy rápido.

Escucho a voces entrando precipitadamente a la habitación, veo con claridad como Azazel va directamente a Ananel que esta yace en el frio piso, y veo con más claridad como sus ojos miran con una mirada asesina a Darcel que comienza a recuperar poco a poco la conciencia.

Me levanto del piso, aun con el dolor que siento en mi cuerpo, pero no más doloroso que el que siento en mi pecho. Y me dirijo a Darcel sin darle tiempo de estar totalmente consiente.

- ¿Que le dijiste a Hashem? ¿Cómo diablos se comunicó contigo? ¿A dónde se llevó a Anaita? ...digo mientras la tomo del cuello apretando fuertemente de este…. –Responde sino quieres que rompa tu cuello…digo infringiendo más fuerza, haciendo que Darcel se queje ruidosamente.

-Lucifer…la estas lastimando…suéltala…dice Alastor tratando de quitar mi mano de su cuello.

-Me importa poco si la lastimo, o la desaparezco…ella me dirá antes a donde jodidos llevaron a Anaita…digo apartando a Alastor bruscamente.

-Yo…yo no sé quién es… Hashem…dice Darcel bruscamente.

-No creo nada de lo que me estás diciendo…digo apretando más su cuello, hasta el punto que se escucha como algo se quiebra.

-Alto Lucifer…dice Paymon colocando una de sus manos en mi hombro… -no vale la pena terminar con ella cuando no avanzaremos, si ella dice que no sabe quién es puede que, Hashem la haya utilizado…dice Paymon serenamente.

-No creo nada de lo que tú o ella me digan ahora…ella odiaba a Anaita se vio desde el momento en que llego aquel día…digo con mi voz con un tono de furia.

-Lucifer piensa claramente…dice Paymon dirigiéndole una mirada seria a Darcel.

-Enciérrenla en los calabozos…y vayan tras su familia y enciérrenlos también…digo caminando con lentitud hacia la salida… -y quien no acate mis órdenes…pagara las consecuencias…digo caminando saliendo hecho una bestia rebajada a sus más profundos instintos.

-C-como ordene señor…dice Alastor al tomar a Darcel para llevarla como un prisionero.

-Y una última cosa…digo deteniéndome en la puerta, mirando con desprecio a Darcel… -si algo le pasa a mi esposa o a mi hijo…digo volteando a mirarla… -te hare sufrir tanto que desearas no haber existido antes ni tu ni ninguno de tu descendencia…digo volviendo a caminar.

-H…hijo…dice Darcel con un miedo evidente en su voz.

Salgo de ahí lo más rápido posible, para no volver y desaparecerla con solo un chasquido de mis dedos. Tengo que controlarme hasta cierto punto que es asfixiante para mí, deseo salir tras de Hashem y enfrentarlo de una buena vez, y que esta pesadilla acabe.

-Tengo que salvar a Anaita…pienso cuando tomo mi apariencia de Diablo.

Estoy a punto de alzar mi vuelo e ir a enfrentar a Hashem, cuando siento como seis pares de manos colocarse sobre mí. Y es entonces que cuando volteo veo a Adirael, Asmodeo, Dai, Melec, Xaph, Belial y Paymon con su semblante preocupado.

-Que estar a punto de hacer Lucifer…dice Asmodeo con cara de pocos amigos.

-Tengo que ir a…digo, pero mis palabras son interrumpidas.

-Salvar a Anaita…dice Dai con preocupación.

-No puedo dejarla en manos de Hashem…que tal si…que tal si…digo furioso de solo pensar que se atreva a tocarla.

-Todos nos sentimos de la misma manera que tu Lucifer, tal vez no exactamente ya que ella es tu pareja, pero esa mujer se ha ganado nuestro respeto y cariño, y estamos igual de preocupados por lo que pueda hacer Hashem teniéndola bajo su poder…dice Dai con cierto miedo en su voz.

-Tienes que pensar de forma serena…dice Paymon tratando de tranquilizarme.

-De forma serena dices…digo bruscamente… -Anaita está justo bajo las garras de aquel loco ser, y tú me dices que piense de forma serena…digo alterándome.

-Anaita te diría lo mismo si la situación implicara a alguien importante para ti que no fuera ella misma…dice Xaph, haciendo que me rinda.

-Tienen razón…digo en un suspiro resignado, y de nuevo aquel dolor punzante golpea mi interior, haciendo que caiga de rodillas, alarmando a todos.

-Lucifer, que te sucede…dice Belial tomándome de los hombros.

-Solo un fuerte dolor…digo con mi respiración agitada.

-Donde duele Lucifer…dice Paymon con preocupación.

-Justo aquí…digo señalando el lugar donde antes traspaso la espada de Hashem.

-Llévenlo a su habitación…dice Paymon, y enseguida Asmodeo y Adirael me llevan por los hombros… -y tu…dice señalando a Adirael… -tengo que checar si estás del todo bien…dice Paymon con preocupación.

La situación ahora se tornó lleno de heridos, yo fui uno de ellos, y creo que me lo tengo más que merecido por no poder proteger a Anaita de la manera correcta.

-Belial…digo con dificultad a medida que avanzamos… - ¿dónde está Ananel?, ¿cómo se encuentra? …pregunto con preocupación.

-Azazel la está cuidando, en unos momentos Paymon ira a checar su condición, aunque no parecía que tuviera heridas de gravedad, aunque no sabemos de las internas…dice Belial preocupado.

-Paymon…digo mientras seguimos caminando… -necesito que Ananel y Adirael estén en perfectas condiciones, por culpa mía, ellos se encuentras muy heridos, si necesitas de mi sangre para crear una poción que garantice su completo bien, te daré toda la que necesites…digo con dificultad, debido al dolor punzante que siento.

- ¿Qué? ¿Acaso estás loco? ...dice Adirael, pero enseguida Paymon habla, dejando a un Adirael muy enojado.

-Se mejor que nadie que tu sangre es muy poderosa, y puedes hacer lo que desee con ella, pero creo que ahora no es momento de decir esas cosas…dice Paymon, haciendo que suelte un gruñido… -Adirael no lo tomara, ahora que sabe de dónde salen las pociones de sanación…dice Paymon sin darme la cara.

Y entonces todos se detienen bruscamente haciendo que suelte un gruñido de dolor.

-Que jodidos has dicho Paymon…dice Melec asombrado.

-Lo que escucharon, las pociones que han tomado cuando se encuentran mal heridos, son creadas a partir de la sangre de Lucifer…dice Paymon volteando a ver a todos.

-Estas diciendo que…dice Dai pasando saliva… -que hemos estado robando sangre de Lucifer…dice asombrado.

-No lo llamaría de esa manera, ya que Lucifer la entrega voluntariamente…dice Paymon con seriedad.

-Y acaso eso pueden hacerlo alguien como nosotros…dice Xaph… -tomas de la sangre del dios de Infierno…dice con cierto temor.

-Teniendo en cuenta que la máxima autoridad es Lucifer…dice Paymon tranquilo… -no creo que haya autoridad del infierno que intente decir lo contrario o llevarle la contraria al rey ¿no lo creen así? ...dice Paymon cuestionándolos.

-Necesito saber todo acerca de eso Paymon…dice Asmodeo por primera vez.

-Claro…pero…dice Paymon haciendo una pausa… -no creo que ahora sea el momento correcto para hacer eso, Lucifer se encuentra muy mal, quisiera primero revisarlo, tanto a él como a Ananel y Adirael y luego aclarare todas las dudas que tengan…dice Paymon volviendo a caminar.

Entonces agradezco aquella acción, ya que el dolor estaba comenzando a molestar en el interior de mi pecho, y por un momento pensé que caería desmayado por aquel arrollador dolor.

-soy un llorón para soportar por mucho tiempo dolor…pienso mientras me ayudan a caminar.

Apenas llegamos a mi habitación, Paymon abre las puertas para que puedan adentrarme.

-Colóquenlo en la cama con sumo cuidado, luego de eso pueden retirarse…excepto tu Adirael…dice Paymon con una voz autoritaria.

Apenas hacen lo que Paymon dice, y los únicos que quedamos en la habitación somos Adirael, Paymon y yo.

-No parece haber herida a simple vista…dice Paymon viendo mi pecho… -e interior…dice y entonces utiliza su mirada, que pareciera como rayos x, estando más concentrado… -tampoco, tal vez solo quedo la sensación, tu cuerpo no parece estar mas lastimado de alguna otra parte…dice Paymon relajado… -Adirael ahora tu turno…dice Paymon acercándose a él.

Veo como Adirael se quita su camisa, dejando al descubierto muchos moretones y heridas abiertas. Una impotencia se coloca en mí, pero rápidamente veo como Paymon las sana sin utilizar más que su magia sanadora, que, en cuestión de segundos Adirael esta como si no hubiera pasado nada.

-Todo está bien ahora…dice Paymon caminando hacia mi baño para lavar sus manos… -ahora si me disculpan…dice saliendo rápidamente… -tengo que ir con Ananel…Azazel está muy insoportable porque se trata de su pareja, creo que nunca llegare a entender eso…dice Paymon saliendo de la habitación, dejándonos a Adirael y a mi sumidos en un silencio.

El silencio no se siente incómodo, pero entonces escucho a Adirael hablar.

-Tenemos que decírselo a sus padres…dice Adirael con seriedad.

-Si…lo sé…digo con pesar.

Sus padres pensaran que no pude protegerla correctamente, y tendrán razón, digo ser su prometido cuando ni siquiera puedo protegerla del causante de sus peores pesadillas, y ahora saber que mi pequeño está en peligro, hace que una impotencia se coloque en mí.

-Oye…dice Adirael sacándome de mis tortuosos pensamientos… -no fue tu culpa Lucifer, nada de esto, ninguno de nosotros estaba preparado para lo que se vendría, así que deja de estarte culpando cuando no tienes la culpa…dice Adirael.

Y por un momento recuerdo como todos estamos conectados mentalmente, y emocionalmente, haciendo que todos podamos sentir cada sentimientos y pensamiento de los demás.

-Debí de protegerla…debí de dar lo mejor de mi…digo frustrado pero triste al mismo tiempo.

-Lucifer, hiciste demasiado en realidad con el solo hecho de venir solo…dice Adirael admirado… -sabes que es lo que hubiera pasado si tú la hubieras defendido con toda tu magia verdad…dice Adirael, recalcando lo que en verdad quiere que entienda.

-Hubiera destruidos el Infierno…digo con seriedad.

-Exacto…al igual que Anaita…dice Adirael… -aun no controlas tu magia, y ella te gobierna a ti aun, no quiero verte reducido en una bestia, cuando lo único que trae esa bestia es destrozos…dice Adirael teniendo la razón… -no quiero ver a mi amigo de nuevo sin saber en realidad quien es…dice Adirael preocupado.

-Lo que paso aquella vez…digo tratando de reconfortarlo… -solo fue un error que cometí…digo sonriéndole.

-No me importa…como haya sido, el punto es que perdiste la razón Lucifer, tardamos años en recuperarte, en que regresaras en sí, todo porque fue ya la primea vez que la perdiste…dice Adirael con tristeza… -y no quiero que esta vez hagas lo mismo, ella te necesita cuerdo, tu hijo te necesita cuerdo, todos aquí necesitamos a nuestro rey cuerdo…dice Adirael con seriedad.

-Esta vez será diferente…digo con seguridad… -esta vez tengo a ustedes, a Anaita y a mi hijo que me mantendrán en la cordura…digo con firmeza… -no los perdí, por que no es como la última vez que desapareció de mi vista, ahora sé dónde está, y dentro de poco estará de nuevo entre nosotros…digo seguro, tratando de convencerme a mí mismo.

-Y ten por seguro que tendrás nuestro apoyo y lealtad incondicional Lucifer…dice Adiral jurándomelo.

-Quien diría que tú y yo estaríamos alguna vez hablando decentemente…digo con burla.

-Pienso lo mismo…dice Adirael riéndose.


Iré por ti pronto mi amor, solo soporta un poco más…

31 Juillet 2021 18:39:51 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant Verdades…

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 32 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!

Histoires en lien