Update now! We have a NEW Android app! Download it now in the Google Play Store. En savoir plus.
lagueralmamia Karina Hernández

"Las cosas habían cambiado desde aquel día del levantamiento de los rebeldes. Pritige se había convertido en un lugar desesperanzado y oprimido. En las calles reinaba el silencio, el más absoluto y terrorífico de los silencios. Las cosas se habían puesto peor de lo que habían estado en la guerra de la conspiración. Tres hombres dominaban por completo el país, la Trinidad Igualitaria había desaparecido como era antes..." La joven y ahora nueva reina de Pritige, Anne, ha sobrevivido al levantamiento de los rebeldes. Jamás ni en sus sueños más locos imaginó que tomaría el puesto que le correspondía por derecho de nacimiento de aquella forma tan trágica. Refugiada dentro del Cuartel General tendrá que dejar atrás todos los recuerdos dolorosos que la llevaron hasta aquel lugar. Ahora su misión principal es recuperar el país que tanto ama y de la mano de sus amigos y sus más fieles seguidores se adentrará a los secretos más oscuros de Pritige para realizar la búsqueda de aquel documento legendario que podría darle la más grande de las ventajas frente a los rebeldes antes de que estalle la inminente y cercana revolución por el poder de la corona.


Fiction adolescente Tout public.

#aventura #conspiración # #lacorona2 #La-Corona-2 #Pritige #La-Trinidad-Igualitaria #Reina-Anne
0
33 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

El reino del caos


Dedicatoria:

Para Gabo, por estar ahí siempre en los malos momentos, aunque no tenga opción.

A mi familia por ser en todo momento mi inspiración para seguir adelante y aguantar mis locuras.

Y claro, a usted por lo que me ha inspirado a escribir.



"Hay amores tan bellos que justifican todas las locuras que hacen cometer."

Plutarco.


Las cosas habían cambiado desde aquel día del levantamiento de los rebeldes. Pritige se había convertido en un lugar desesperanzado y oprimido. En las calles reinaba el silencio, el más absoluto y terrorífico de los silencios. Las cosas se habían puesto peor de lo que habían estado en la guerra de la conspiración. Tres hombres dominaban por completo el país, la Trinidad Igualitaria había desaparecido como era antes. Alejandro Burgos se promulgó como rey absoluto y contradiciendo la constitución, designó a los presidentes de las otras dos sedes del poder. Manuel Manzano se convirtió en el líder de los magistrados de la Cámara de Justicia y Martín Frarraga de la Cámara de los Comunes.


Algunos miembros del ejército real se habían sublevado del nuevo rey, lo desconocían por completo, para ellos no era un rey legítimo. Muchos de ellos habían terminado fusilados, otros pudieron escapar. El Comandante General se había negado a dar el paradero de los últimos dos miembros de la familia real y por eso, terminó fusilado y colgado su cuerpo en la Explanada de los Fundadores, junto a los cadáveres de la reina Consuelo y el rey Felipe VI. Esto era una forma de expresar al pueblo que los que fueran en contra del nuevo gobierno acabarían de la misma manera.


La gente del pueblo que no había alcanzado a escapar vivían en la más profunda opresión y pobreza. Solo se les permitía salir a trabajar y comprar cosas básicas, en la ciudad se estableció un toque de queda, nadie podía estar fuera de su casa luego de las ocho de la noche, sino pagarían las consecuencias de su rebeldía. Las comunidades fuera de la metrópoli estaban en peores condiciones que la capital.


Durante los cinco meses que llevaba el nuevo gobierno se habían organizado pequeños levantamientos civiles que fueron sofocados rápidamente.


A pesar de que Burgos ahora tenía el control del país, todavía no podía bajar la guardia, mientras existieran dos miembros de la familia real, el derecho al trono estaba lejano para él, por esa razón tenía que encontrarlos y matarlos, eran una gran amenaza para sus planes. Tampoco había encontrado en Palacio de Baldovinos lo que tanto esperaba hallar, esto lo había vuelto loco, necesitaba con urgencia aquel documento antiguo que databa de la época de los fundadores que lo llevarían hasta uno de los secretos más poderosos de Pritige, sin embargo en ninguna de las tres sedes del poder había encontrado nada.


Contaba la leyenda que los veintitrés fundadores al momento de crear la ciudad habían elaborado un documento único que hacía poseedor a quien lo obtuviera de grandes secretos y que con ellos podrían dominar lo que sea.


El rey Francisco IV había tenido en su poder dicho documento y se apoderó del control total del país, desatando poco después la guerra del inicio. Luego de derrocar al monarca y después de la creación de la Constitución de Pritige, los tres representantes de las sedes del poder, ya llamados la Trinidad Igualitaria acordaron esconder ese documento que desataría nuevamente la avaricia de los hombres.


Para poder cumplir con dicha encomienda, se había elaborado un documento que semejaba a un mapa para por si alguna vez era necesario sacarlo nuevamente a la luz, poder encontrarlo. El mapa se separó en tres partes y cada uno de los representantes escondió su pedazo de mapa en el interior de su sede.


Los únicos que conocían el lugar en donde se encontraban dichos pedazos eran los representantes de los tres poderes, este secreto pasaba al sucesor de manera verbal. Felipe VI había muerto antes de revelar la ubicación del perteneciente al Palacio de Baldovinos, el senador Diego Mosqueda, presidente de la Cámara de los Comunes y el magistrado Frank Luna del Edificio de Justicia habían hecho lo mismo.


Alejandro Burgos había empezado a desesperarse y encargó a sus nuevos presidentes de los dos poderes destruir los edificios hasta encontrarlos, no obstante hasta ese momento no había éxito.


En el Palacio de Baldovinos seguían los sirvientes de menor rango, los de alto poder fueron acribillados momentos después de la invasión, solo Adrián sobrevivía. Martín había persuadido a Burgos para que no lo matara con el pretexto de que aquel hombre conocía todo de la monarquía y podría servirles. Este se convirtió en el secretario particular de Alejandro, aunque su lealtad le correspondía a la princesa Anne a quien ahora le pertenecía la corona, también apoyaba al líder rebelde en espera de que pronto fuera derrocado. Por obvias razones le proporcionaba a su nuevo rey información no cierta, escondía más de lo que le daba.


El pueblo de Pritige rezaba por un milagro que les devolviera la paz y tranquilidad que se les había arrebatado, pero sin embargo esperaban con todas las fuerzas de su corazón que la princesa Anne hubiera sobrevivido, porque sabían que ella volvería a rescatarlos.

13 Août 2021 00:00:06 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
Lire le chapitre suivant El Cuartel General

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 12 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!