elliot Elliot Ainsworth

Los sentimientos que fueron gravados en papel la tinta ha perdido su color con el paso de los años, las cicatrices escondidas en su corazón


Histoire courte Déconseillé aux moins de 13 ans. © Todos los Derechos Reservados
Histoire courte
0
230 VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

A mi Amor

Había una hermosa chica, que se enamoro de un amor imposible, esta chica era demasiado tímida, como para acercarse a la persona que amaba, por ello decidió confesarle su amor a quien tanto amaba, por medio de cartas. Ella no tenía idea de como escribir su primera carta por lo que comenzó con un.—¡Hola como estas, espero que te encuentres bien.!


Día tras día escribía cartas que no se atrevía a enviar, hasta que un día le pidió a su mejor amiga que le ayudará a entregarle una de esas cartas a aquella persona que tanto amaba, su amiga acepto entregar dicha carta. Y así su primera carta fue entregada, pero los días pasaban y pasaban sin recibir una respuestas, aunque aquella persona menudo coqueteaba con ella, no decía nada sobre la carta que le había sido enviada, por lo que volvió a enviar otra. —La segunda carta tampoco obtuvo respuesta, los días se convirtieron en meses y los meses en 2 años, 2 años en los que aquella chica escribió y envio cartas a la persona que amaba, pero aquella persona seguía sin responder.


En el silencio de su habitación, las bolas de papel de colores, se amontinaban una sobre otra con palabras como. —¡Sueño con el día en el que tomes mis mano.! ¡Quiero ver las estrellas contigo.! ¡Mi corazón cada día late más por ti.!


Ella en el fondo ya lo sabía, sabía que su amor no era correspondido, pero continuo escribiendo aquellas cartas, necesitaba desahogar todo lo que sentía por dentro, todos los días miraba a la persona que amaba tomar la mano de la persona que Él amaba. Y era doloroso muy doloroso, fingir una sonrisa se volvió una costumbre pero aunque presenciar aquellas escenas era doloroso se trago sus lagrimas y se dijo así misma, que deseaba con todas las fuerzas de su corazón que la persona a la que tanto amaba fuera feliz aunque ella no fuera la persona a su lado.


Estaba consiente de que él, no la amaría, sin embargo luego de un tiempo recibió una carta de esa persona. Ella, estaba tan feliz su corazón latía fuertemente, al fin tenía una respuesta. —La carta que recibió estaba firmada con un. "Nunca olvides que te amo." Al final.


Comenzaron a salir juntos durante un tiempo a escondidas hasta que un día los vieron juntos, aquellas personas comenzaron a molestar a aquella persona fue entonces que él dijo. "Solo estoy con ella, por lastima." Esas palabras rompieron aquel corazón en mil pedazos, luego de aquel incidente nunca volvió a acercarse a alguien, no volvió a amar otra vez. Se dijo muchas cosas feas así misma, hundida hasta lo más profundo de la depresión, tan solo deseaba morir de tristeza, trato de suicidarse pero no tuvo el valor para hacerlo.


Había esperado tanto por un amor correspondido y todo lo que había conseguido en su larga espera habían sido puras palabras vacías, aquellos me gustas, aquellos te quiero, aquel te amo, todo era una mentira, los años pasaron y aquella chica continuo amando a aquella persona aun sabiendo que esa persona solo sentía lastima por ella.


Más años pasaron y ella volvió a enamorarse, justo cuando por fin pensaba que había encontrado a esa persona predestinada, esa persona que caminara a su lado hasta el fin de sus días, esta persona solo la ilusiono al final esta persona la hizo aun lado como un juguete desechable.


Todas las noches lloraba en silencio deseando morir, porque no solo en el amor le iba mal, los problemas con sus padres y hermanos la asfixiaba lentamente, aunque trataba de ser optimista y luchar por no dejarse caer no lo lograba.


Quería ser feliz, pero no lo lograba se sentía que como persona no valía nada y también le hacían sentir que así era a menudo le decían que todo lo malo que le ocurría en su vida se lo merecía, se sentía sola pero no lo decía en voz alta porqué cuando intento decirlo, todo lo que recibió fueron golpes e, insultos. —Solo escribir mantenía su mente ocupada, muchas de las cosas que escribía los escribía con lagrimas en sus ojos, que era realmente el amor, no lo sabía, no sabía lo que era amar y ser correspondida de la misma manera. Deseaba encontrar ese amor algún dia si es que los cielos se lo permitían.


En el silencio profundo de las oscuras noches cuantas veces lloro y se abrazo así misma, que era lo que los demás miraban en ella, había sido juzgada sin conocer lo que hay en su corazón.


Muchas veces también se dijo que se merecía ser feliz, que no estuviera triste, pero simplemente no lo lograba el dolor acumulado con el paso de los años pesaba demasiado a menudo se le dificultaba respirar.


"Tu sonrisa que ilumina tus ojos como estrellas a la luz del día, es todo el universo para mi."


"Tus ojos cálidos como rayos de sol al amanecer, llenan el frío de mi corazón con una dulce calidez."


"Quería compartir contigo, todo lo bueno y malo en esta vida."


"No se en que momento te convertiste en todo mi mundo."


"Que saben ellos, de este amor."


Al cabo de unos años numerosas cartas fueron encontradas, aquellas cartas sin destinatario y un remitente, el papel se torno amarillo debido a los años, aquellos que las leyeron con miedo a que las letras fueran a desaparecer entre lagrimas leyeron una tras otra.


Aquel era una obsesión de aquella chica, muchos se lo preguntaron, pero también se preguntaron si al estar obsesionado era posible pensar en en la felicidad de la otra persona.


Soñó despierta muchas veces, imaginando como serían los días al lado de esa persona, pero en el fondo de su corazón sabía la respuesta y esa respuesta era tan obvia, el corazón de esa persona no le pertenecía y probablemente nunca le pertenecería, tampoco se puede obligar a alguien a amar a quien no ama, eso terminaría haciendo infelices a las dos personas, entonces significa que nunca fue amor verdadero.


Hay muchas historias de amor en el mundo, unas historias llenas de felicidad algo tras, llenas de tristeza y algunas que terminan en desgracia, por amor cometemos muchas locuras, por amor también nos olvidamos de nosotros mismos.


El mundo de los sueños es infinito no hay en limite en ellos, pero el amor, el amor es diferente no solo es suficiente con soñarlo, hay que vivirlo, pero para vivirlo tenemos que empezar por amarnos a nosotros mismos y esa es la lucha más difícil, cuando se ha perdido la confianza en nosotros mismos, más cuando sonreír falsamente se ha vuelto un mal habito, el camino es tormentoso la lucha contra uno mismo parece nunca tener un final, muchos hablaran de ti y dirán. "Es falta de madurez." —¿Que saben ellos de esa lucha contra tus demonios internos.? Las veces que te destroza, a ti mismo buscando escapar, es cansado tan cansado que te deja sin aliento.


Siempre tenía miedo de hablar de mis sentimientos, porque nadie estaba dispuesto a escucharme, por ello decidí hacerlo en tinta y papel, si algún día lees esto, quizá pienses en mi como alguien que perdió la razón, tal vez creas que fui una cobarde.


Algunos corazones son más frágiles que otros, en lo más profundo de aquella oscuridad en la que me vi a mi misma sumergida, una chica acurrucada en medio de esa oscuridad solo esperaba un rayo de luz, sus lamentos no son escuchados, llorando en silencio hasta que los cielos lloraron con ella.


Me encontré un sin fin de palabras vacías y la contradicción en cada una de ellas incluyendo las mías, un corazón ardiente destrozado, no puede ser reparado fácilmente.


Encontré un nuevo comienzo, aun latido de mi corazón, una nueva esperanza, los días de tormentos se convirtieron en viejos recuerdos, pero nunca lo olvidaré, nunca olvidaré que una vez estuve al borde del acantilado queriendo saltar.


Las cartas acumuladas con el paso de los años eran demasiadas, pero nadie supo después de leerlas todas a quien pertenecían dichas cartas, ninguna estaba firmada. Aquellas cartas cuyo papel se volvió amarillento con el paso del tiempo, eran muchos años los que habían pasado desde que fueron dejadas atrás.

Miles de historias fueron dejadas atrás por autores desconocidos, esta era una de esas, pero hay una parte de la historia que no ha sido contada. La vida no es una novela probablemente la continuación de la historia sea. "Comenzó a vivir lo que una vez soñó."



30 Mai 2021 02:59:33 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
À suivre…

A propos de l’auteur

Elliot Ainsworth Un Simple pensamiento puede convertirse en una Gran Historia, eso es lo que creo. Soy Elliot me gusta escribir sobre mundos fantásticos. Quiero escribir una historia donde la persona que lo este leyendo, sienta que es el protagonista Me gustan Los Gatos, Los Perros, El Anime y Manga.

Commentez quelque chose

Publier!
Elliot Ainsworth Elliot Ainsworth
Más adelante haré algunas correcciones de ante mano gracias por leer
May 30, 2021, 03:01
~