gabloved_ ᵀᴴα

¿Has escuchado sobre los Glory Holes, JungKook? ⬆️Taehyung Top ⬇️Jungkook Bottom Advertencias: Smut Lenguaje Explícito Pareja Homosexual


Érotique Tout public.

#erotico #sexoanal #bts #vkook #taekook #sexogay #jungkookbottom #sexooral #btsfanfics #taetop #btsvkook #jungkookpasivo #taeactivo #gloryhole
39
1.1k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Introducción

Jeon JungKook es un profesor de canto en una de las zonas más ricas de Seúl. Trabaja enseñando a los hijos de grandes empresarios, quienes ansían vivir una vida de flashes y cámaras día a día. Alguna vez él quiso lo mismo, pero todo acabó cuando unos nódulos aparecieron su garganta, arruinando su hermosa voz unos años después de su debut. La vida no le había dado la espalda del todo, gracias a sus contactos dentro de la agencia, pudo formar esa pequeña academia para niños, quienes directamente ingresaban a las mejores agencias del país debutando en corto tiempo gracias a su tutela. Era uno de los profesores mejores pagados. Todo en su vida estaba de maravilla, excepto una cosa.

—¡Tu vida sexual es nula! —Park JiMin, su mejor amigo y enrredo ocasional en sus años mozos vocifera, jalándole una mejilla. Pues es consciente que el más joven no le está prestando atención.

—¿Algo que no sepa? —El pelinegro pone los ojos en blanco y él tan solo ríe al notar su fastidio.

—Podrías tener a quien quieras con solo pestañear, pero ahuyentas a todo quien ose respirar tu mismo aire. Eres terrible ligando, JungKook.

—Escucha... Todas esas personas solo buscan una cosa; matrimonio. No pienso casarme, JiMin.

—Las personas de Tinder lo último que quieren es casarse, eres tú el problema.

—Bueno, si hablamos de las personas en Tinder... Quizás pueda funcionar, pero nadie me escribe, porque no pongo fotografías. Sabes que si alguien me encuentra en Tinder seré portada en todos los artículos de internet al segundo que suceda.

—Cuando dijeron que en la vida tendrás amor o dinero, hablaban en serio.

—El dinero está bastante bien, para mí. Puedo comprar las brochetas de cordero que se me antojen. Saborear uno de esos es lo más cercano a un orgasmo.

—¡Eres imposible! —Vuelve a gritar, indignado. Guarda silencio unos segundos y suspira, antes de seguir con la conversación. —¿Ya tienes todo listo para ir a Praga?

—Si, aunque aún estoy nervioso. No esperaba que me contraten para un grupo de ópera, hasta ahora solo he sido entrenador de niños.

—Lo harás bien, Kookie.

Al día siguiente ya estaba tomando el vuelo hacia República Checa, dónde sería el profesor para un conjunto de ópera en formación que competiría en un importante concurso mundial organizado allí. Las calles eran diferentes a Seúl, más tradicionales y cálidas, el clima no estaba mal, pero extrañaba lo húmeda de su amada Corea.

Deja las maletas en la habitación y se tira a la cama, jadeando de satisfacción por lo mullida que esta resulta, encantado con la suite presidencial que el equipo le pagó para su mes de trabajo en ese país.

—¿Qué tal? ¿Te gusta? —Pregunta emocionado el mayor a kilómetros de distancia gracias a la conexión telefónica.

—Me encanta, Jimin. Me dieron la mejor habitación del hotel, esta gente está forrada.

—Tú podrías haberlo pagado sin problemas, deja de actuar como un niño pobre, —rie. —¿Saldrás esta noche?

—No lo sé, no conozco a nadie aquí. ¿A dónde podría ir solo?

—Pues... He escuchado cosas.

—¿Qué tipo de cosas?

—Promete que no te vas a enfadar.

—Solo dilo, ya decidiré yo si me enfada o no.

—Bien, igual estás muy lejos para golpearme.

—JiMin.

—Bueno, ya. ¿Tienes idea de lo que son los Glory Holes?

—En absoluto.

Un breve silencio se instala en la llamada, dejando a Jeon curioso por la timidez repentina (y nada normal) de Park.

—Praga es famoso dentro de la comunidad por tener los más lujosos Glory Holes de todo el mundo. —El rubio arruga la frente al estar completamente fuera de contexto, cosa que es solucionada segundos después por JiMin, continuando su relato. —Son una especie de..lugares privadísimos, parecidos a los saunas, pero aquí puedes follarte a quien quieras sin tener contacto físico más que el necesario.

Jungkook contuvo las ganas de gritar.

1,2,3,4,5...

Respira, Jeon.

—Park JiMin...

—Déjame terminar. Puedes elegir entre follarte a alguien o ser follado, tienen no sé cuántas certificaciones de sanidad así que sus servicios son discretos y seguros. Si yo estuviera ahí, apenas bajaría del avión iría directo. La idea me pone demasiado. ¿A ti no?

Jeon se sentía aborchonado. No era un tipo romántico, al menos no con las personas de su alrededor, porque como introvertido le costaba muchísimo expresar sus sentimientos, más sin embargo era capaz de llorar con películas de romance o una simple muerte de su personaje favorito de Avengers. Tenía un corazón frágil y esos lugares tenían una descripción tan impersonal (incluso para él), que no le gustaba la idea en absoluto.

—Al menos lo intenté, espero que algún día no se te caiga la polla por tan poco uso, de verdad me preocupas. Hablamos después, ya se puso extraña esta conversación.

Por un demonio, ¡si quien volvió extraña la conversación fue él diciéndole eso, siendo su ex! Maldita sea.

—¿Yo era malo en la cama, Jimin? —Escucha una risita a través de la línea, quería hundirse bajo tierra y no salir jamás de allí. No debió preguntar eso.

—No. Eras bastante bueno, la verdad. Por eso me indigna que prives al mundo de una follada contigo, es un crimen.

El rubio se ruboriza hasta las orejas.

—N-no se que decir, —tartamudea.

—Escucha Kook, te amo. No de la manera extraña que tratamos de forzar hace algunos años, pero realmente lo hago y en vista que mi matrimonio con NamJoon no está muy lejos y él no es fan de nuestra amistad, cada vez tendré menos tiempo para ti. Quiero verte felizmente enamorado o cachondo por alguien, si se puede las dos cosas. —JungKook no puede evitar carcajearse. Ambos, lo hacen. —Prefiero morir antes que vivir sin pasión, ¿recuerdas? Es tu lema de vida y haces solo la mitad de lo que deberías para tener una vida plena. No todo es trabajo, Kookie.

—Lo sé.

—Te dejo, Jonnie acaba de llegar. Descansa bien, nos vemos pronto.

—Iré.

—¿En serio?

—Si, lo haré.

—Puedes visitar algún bar para conocer a algún lugareño sexy, si la idea te resulta demasiado loca, tampoco te presiones.

—Te contaré cómo me va, mándale saludos a NamJoon.

—Muy gracioso, sabes que te odia.

—Adios, JiMin-ssi.

—Bye, JungKookie.

Suspiró hondo y se preguntó que habría sido si en vez de huir al primer "te amo" de JiMin, se hubiera quedado. Ahora quizás él sería quien estaría por casarse con él, quien sabe.

Tampoco le causa gran tristeza, su relación era perfecta como estaba, aunque hasta hace un par de años, estando ebrios a veces dejaron que las cosas fluyeran, pero todo terminó cuando conoció a Kim NamJoon. No podía culpar a JiMin, hasta él se habría enamorado de una persona tan increíble como él, aunque este mismo lo detestaba.

De su maleta saca su ordenador portátil y lo enciende, agobiado por la curiosidad sobre los dichosos 'Glory Holes'.

Prefirió usar Google antes que Naver.

Buscar: Glory Holes. Enter.

La imagen era aún más bizarra de lo que imaginó. Casi deja caer la laptop al ver la primera imagen. Sus mejillas ardieron cuándo se reprodujo el gif de un cuarto pobremente iluminado, dónde por unos orificios grandes unos hombres dejaban asomar solamente sus traseros y estaban siendo tomados por unos desconocidos desde el otro lado. JiMin a veces era demasiado... "innovador", en cuanto ese tipo de cosas. Ni siquiera tuvo que pensar de dónde aprendió ello, le dió mucha vergüenza y cerró la pantalla después de eliminar toda búsqueda al respecto.

Ni loco iba a hacer aquello.

¿O si?

4 Avril 2021 23:38:58 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
11
Lire le chapitre suivant Introducción pt. 2

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 4 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!