adriana-barral1611525418 Adriana Barral

Un casamiento,una fuga y un amor gitano que no todo lo puede. Hitoria para participar en el concurso#songteen.


Histoire courte Contemporain Tout public.

#]
Histoire courte
0
805 VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

A escondidas. #songteen

Cuando don Muñoz, fue padre de su primer hijo varón, al que puso por nombre Kavi , que significa casta de poeta, don Rodríguez estaba allí para acompañarlo en el feliz momento.

Lo mismo sucedió cuando don Rodríguez, fue padre de Jovanka, que significa Yahvé es bueno, su primera hija mujer, ahí estuvo acompañado por su mejor amigo de toda la vida, don Muñoz.

Sus hijos desde la más tierna edad, comenzaron a jugar juntos y compartir secretos, fue así, que se criaron como hermanos.

Festejaban cumpleaños tanto de niños como de adultos, también los buenos negocios.

Sus padres que se conocían hacía muchos años, los Rodríguez y los Muñoz, no solo eran vecinos, sino que también eran amigos, iban de vacaciones juntos, hacían negocios juntos y se llevaban muy bien.

Como todos los años las familias, fueron en caravana rumbo a la costa, a pasar sus vacaciones y hacer negocios allí

Mientras tanto dejaban a los adolescentes disfrutar de la playa.

Pero un día Jovanka cambió a los ojos de Kavi, esta se volvió simplemente irresistible, ahora que había dejado de ser la pequeña niña, y que mágicamente se había convertido en una bella adolescente, surgió un gran interés en el jovenzuelo por ella.

Kavi, noto que Jovanka también lo miraba de otra forma, le sonreía y coqueteaba con él todo el tiempo.

Los adolescentes, como era de esperarse, no pudieron controlar sus sentimientos, e impulsos y vivieron un romance en la playa, de manera apasionada y clandestina.

Disfrutaron cada día del sol y la arena, y recostados sobre ella, Kavi, le acarició la piel a la jovencita , y le susurro al oído, tu piel, es piel de ángel, ella sonrío se levanto y salió corriendo hacía el mar. Kavi, la siguió y al alcanzarla le dijo:

—No me gusta amarte a escondidas

—Pero ¿ qué podemos hacer? —dijo Jovanka — si se enteran nuestros padres podrían alejarnos, —Comentó afligida.

— Ya sabemos que tarde o temprano se enteraran, debemos decirles —dijo:

Kavi —tengo miedo susurro Jovanka.

Ellos conocían muy bien la tradición gitana, la novia debía ser virgen y el esposo debía pagar una dote a la familia de la novia. Aún así, los jóvenes decidieron romper las reglas y entregarse al amor.

Cada día en la playa era idílico, se llenaban el uno al otro de mimos y dulces besos que despertaron la pasión.

Estos jovenzuelos pensaron, seguramente que si los descubrían, les sucedería lo que a dos de sus jóvenes amigos gitanos, que arreglarían el precio de la dote y los obligarían a casarse.

Para ellos eso estaba bien ya que sentían que se amaban con locura.

Como generalmente, los matrimonios eran arreglados por los padres de los novios, supusieron que arreglaran el suyo de la misma forma.

Pero lo que los jóvenes no sabían, era que, el matrimonio de Jovanka ya había sido consensuado hacía unos meses atrás, un hombre veinte años mayor que la adolescente, había pedido a la joven en matrimonio. Este la había visto en una reunión de negocios con el padre de Jovanka, y le encandiló su belleza y su juventud.

Las familias se habían puesto de acuerdo en el precio de la dote y estaban organizando los festejos de la boda.

Faltaba decírselo a Jovanka, que seguro se pondría feliz pensó la madre, ya que el esposo era adinerado y bastante joven y apuesto, tenía treinta y cinco años y Jovanka catorce. Algo que era muy común en la comunidad gitana.

Este arreglo, se llevó a cabo porque el futuro esposo de Jovanka tenía una flota de camiones, lo que aseguraba una dote bien abundante para el padre de la muchacha.

Por la noche, los padres rebosando de felicidad, le dijeron a su hija que se iba a casar muy pronto y que en dos días conocería a su pretendiente y futuro esposo. ¡Estos esperaron expectantes la reacción de la joven!. Pero Jovanka salió llorando, se encerró en su habitación, y no quería abrir la puerta.

Está, permaneció, encerrada llorando por el término de tres horas.

Tanto fue lo que insistió la madre que por fin abrió y la dejó entrar.

Muy temerosa le contó a su madre que ya no era virgen, que se había acostado con Kavi y que creía que estaba embarazada de él.

En ese momento, la madre se descompuso, trajeron perfume y bebidas alcohólicas para reconfortarla, cuando volvió en sí, abofeteó a Jovanka, y el padre y las tías tuvieron que defender a la adolescente de la ira materna.

Una vez calmada la madre, le explicó a su esposo la desgracia sucedida.

Grande fue el descontento del padre, este también arremetió contra su hija, e inmediatamente fue a pedir resarcimiento económico al padre de Kavi, que obviamente no sabía nada del asunto.

Al enterarse el señor Muñoz, Kavi, también recibió golpes de parte de su padre.

Por suerte, después de largas horas de charla entre ambos padres, las familias arreglaron una dote que dejó tanto conforme al padre de Jovanka como al de Kavi

Pero también se arregló que no habría casamiento ya que Kavi era muy joven para casarse.

Grande fue la tristeza de los adolescentes al enterarse que no estarían juntos, y que no habría boda.

Ya que el padre de la joven adolescente, le contó al futuro esposo lo sucedido y le dijo que podía llevársela sin dote.

El hombre, al ver la belleza de la niña aceptó y la hizo su esposa.

Cuando vio que Jovanka estaba embarazada, decidió esperar a que naciera la criatura y venderla a un matrimonio que según le dijeron no podían tener hijos. Estos se llevaron la criatura a otro país.

Kavi tardo un tiempo en volver a ver a Jovanka, y se enteró luego de que había tenido una hija.

De tanta tristeza , por no poder estar con el gran amor de su vida, se le dio por beber alcohol, y ya de joven era un borracho empedernido buscando pelea a quien se le cruzara en su camino.

Jovanka cuando su esposo vendió a su pequeña hija recién nacida, se dio a la fuga, y trabajó en casas de familias para tener techo y comida, ya que su propia familia no la recibió de vuelta. Tanto su padre como su madre la echaron con crueles palabras en sus labios.

Kavi, se enteró de la fuga, y comenzó a buscar a la mujer, amada de su adolescencia.

Tardó un tiempo en encontrarla pero al final la halló.

Cuando Jovanka y Kavi se reencontraron, grande fue su alegría.

Conversaron durante largo rato en el parque que se encontraba frente a la casa donde trabajaba la joven mujer como empleada doméstica.

Esta, le contó lo del bebé que era suyo, y que su esposo lo había vendido a un matrimonio que ella no conocía, Kavi, se entristeció en gran manera.

Juntos decidieron buscarlo y Kavi puso al tanto a sus padres de la situación.

Los padres de Jovanka estaban al tanto de todo lo ocurrido, pero ellos, veían a su hija como una deshonra para la familia y no les importaba su bienestar, la familia de Kavi, tampoco la acogió en su hogar.

Los jóvenes decidieron que tenían que encontrar a su hija, que para la fecha ya tendría diez años.

Estaban afligidos y sabían que debían apurarse a encontrarla, porque en cuatro años más seguro sería desposada, según la tradición.

La buscaron incansablemente, pero el paradero de su hija no se sabía por el momento.

La tristeza, se podía ver en el rostro pálido de Jovanka y en el de Kavi, estos perdieron toda esperanza, de encontrar al bebé perdido, pero se veían a escondidas, y se reconfortaban el uno al otro. Sin embargo esto no aliviaba el gran dolor de la pérdida de un hijo.

Hasta que un día Jovanka, sola sin decir nada a nadie, fue a la casa del hombre que había vendido a su hija, y le exigió que le dijese su paradero, pero este la saco a empujones a la calle. Jovanka llorando arrodillada en la puerta le pedía a gritos, saber acerca de su hija, si su hija, porque en el momento del parto — que se realizó en el hogar — ella pudo ver que nació una niña, que le arrebataron rápidamente-.

Este la ignoró por completo, y mandó a su joven mujer para que echara a Jovanka de la puerta de su casa. Como esta tenía la misma edad y su apariencia física era similar a la suya

Jovanka, la abrazo y la beso, la miraba de una manera que asustó a la joven, esta le pregunto el motivo de las muestras de afecto, ella le dijo:

— ¡Porque estoy segura de que soy tu madre!

— La joven respondió:

— ¿Qué mi madre?¿Cómo podría ser eso posible?

Jovanka, no la dejo dar ningún tipo de explicación, y le dijo a la joven:

— Vuelvo mañana cuando tu esposo esté trabajando y te lo explico.

Al día siguiente, la mujer regresó, y le contó a la joven que ella había sido la primera esposa de su marido, y que había tenido estando casada con él una niña que era de otro hombre, entonces su esposo le arrebató a la niña y la vendió. Como ella tenía la misma edad y su apariencia física era similar a la suya

tenía motivos suficientes para sospechar que ella era su hija.

La joven le dijo que ella estaba muy segura de no ser su hija, pero igual accedió a sus súplicas.

Jovanka puso al tanto de la situación a Kavi, y juntos decidieron acompañarla a la joven esposa del que en otros tiempos fuera el esposo de Jovanka, y hacerle un ADN pero resultó que la joven mujer del esposo de Jovanka, no era su hija.

Grande fue la desilusión de ambos, al conocer los resultados del análisis.

Jovanka lloraba, mientras que Kavi maldecía por lo bajo al que fuera esposo de Jovanka.

Entonces Kavi, decidió ir a ver al hombre en cuestión.

Este abrió la puerta de su casa y Kavi, lo golpeó en la cara, lo empujó fuertemente contra la pared, el hombre aturdido, se defendió como pudo, pero el contrincante lo derrotó, dejándolo inconsciente en el piso, motivo por el cual no pudo indagar sobre el paradero de su hija.

Al día siguiente, el hombre a quienes todos conocían como don Fernández, y que Kavi había golpeado el día anterior, vino a buscar revancha a la casa de este último, pero no vino solo, sino que lo acompañaban varios gitanos amigos suyos.

El padre de Kavi, que estaba mirando por la ventana, alertó a todos los hombres de la casa y hasta el padre de Jovanka salió en su ayuda.

Ya todos en la calle, se armó una feroz pelea, ni don Rodríguez, su ex suegro logró calmar las aguas.

Tuvo que intervenir la policía, mientras don Fernández, vociferaba, que jamás encontraría a la niña.

Los gitanos, no acostumbran meter a la policía en sus asuntos personales. Y así fue, a la media hora todos estaban libres, nadie denunció a nadie.

— Las cosas se arreglan negociando —dijo don Fernández

— ¿Cuánto pide por decirnos donde se encuentra la niña ?—dijo Kavi.

— Quinientos mil pesos, nada más y no se negocia ,—

—dijo don Fernández

— Es imposible juntar esa cantidad de dinero.

— No es mi problema.

Los hombres no lograron llegar a un acuerdo, así que pasó el tiempo, y para ese entonces, su hija debería estar casada, así que decidieron abandonar su búsqueda.

Un día tocaron a la puerta de la casa de Kavi, era la joven esposa de don Fernández, está quería doscientos mil pesos para decir el paradero de la hija de Kavi y Jovanka.

— Tu mujer, —dijo Kavi. ¿sabes dónde está mi hija?, si, contestó la mujer, pero sin la suma de dinero que te pedí no lo diré. Es que yo no tengo esa suma de dinero puedo darte cien mil, no más de eso.

La mujer comenzó a llorar muy angustiada. Kavi, le preguntó porqué lloraba, esta le dijo que necesitaba la suma que le pidió para escapar de su matrimonio con don Fernández.

Kavi comprendió que era muy probable que la joven mujer no supiera donde estaba su hija.

Fue así, que la hija robada nunca apareció.

Esto entristeció de tal manera a Jovanka y Kavi , que decidieron no verse mas por un tiempo, ambos acordaron eso aquella tarde de otoño.

Pero poco duró la separación de los amantes, en primavera, estaban juntos nuevamente.

mientras tanto en la casa de don Fernández había gran alboroto, su joven mujer se había dado a la fuga y este la buscaba como loco, con intenciones de quitarle la vida según las malas lenguas, quería matarla con sus propias manos.

Pero lo que la comunidad gitana no sabia, era que la joven se encontraba muy lejos de allí, en una provincia del interior del país, ya que Jovanka le había contado la historia de la joven a su patrona, y esta, conmovida la envió en autobús, a Córdoba a trabajar en la casa de su hermana.

Así, de este modo, los jóvenes amantes, ayudando a la muchacha sintieron que en cierta forma se vengaban de la comunidad gitana y de los matrimonios arreglados por conveniencia económica.

Pero todas las noches, y días de su vida, Jovanka, pensaba en que suerte le habría tocado vivir a su hija amada.

A veces, le gustaba pensar que su hija, tenia su carácter y que había escapado de su matrimonio arreglado.

Otras, pensaba que tal vez era feliz.

Mientras tanto Jovanka y Kavi, siguieron como en su adolescencia amándose a escondidas de la comunidad cíngara.

Canción de Camilo Sesto "Piel de ángel"

concurso#songteen———————————

15 Avril 2021 13:48:06 11 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Isabella Sambuceti Isabella Sambuceti
Buenos días, mi nombre es Isabella y soy del equipo de verificación. Pasé a verificar tu historia y esta quedará “En Revisión” hasta que puedas corregir los puntos que marcaré a continuación: • La fuente del cuento. • Nombres propios deben ir con mayúscula. • Debes separar y quitar las comas de las palabras o viceversa, ejemplo 1: Cuando don Muñoz fue padre de su primer hijo varón al que le puso por nombre Kavi, que significaba casta de poeta, don Rodríguez estaba allí para acompañarlo en el feliz momento. Ejemplo 2: Lo mismo sucedió cuando don Rodríguez fue padre de Jovanka, que significa Yahvé es bueno, su primera hija mujer ahí estuvo acompañado por su mejor amigo Don Muñoz. • El cuento no tiene rayas de diálogos y no se sabe cuáles son los diálogos entre los personajes, un ejemplo para que puedas corregir: —A escondidas tengo que amarte —dijo Kavi—. A escondidas como un cobarde, no me gusta eso. —Pero ¿qué podemos hacer? —preguntó Jovanka—. Si se enteran nuestros padres, podrían alejarnos —dijo afligida. • El cuento no tiene signos de admiración (!) ni interrogación (?) Para que puedas corregir sin ningún problema, te dejo el link del manual de Escritor Novel de los Embajadores de Inkspired, tienen consejos que pueden ser de mucha ayuda: https://getinkspired.com/story/67240/manual-del-escritor-novel Luego de hacer las correcciones correspondientes, responde este comentario y volveré a revisar tu historia para poder verificarla. Espero que tengas un muy buen martes, ¡saludos!
April 13, 2021, 16:25

  • Adriana Barral Adriana Barral
    En breve la corregiré. April 13, 2021, 16:28
  • Adriana Barral Adriana Barral
    ya lo corregí, pero no se,¿ que tipo y número de letra son los requeridos? April 13, 2021, 23:31
  • Adriana Barral Adriana Barral
    Ya cambié la fuente,está listo para revisión. April 14, 2021, 01:03
  • Isabella Sambuceti Isabella Sambuceti
    ¡Genial! Solo faltarían los otros detalles que marqué, como la raya de diálogo, los nombres propios, las comas. April 14, 2021, 11:40
  • Adriana Barral Adriana Barral
    LO HICE PERO SE VE QUE NO SE GUARDARON LOS CAMBIOS PERDON. April 14, 2021, 22:20
  • Adriana Barral Adriana Barral
    Listo ahora si se guardaron los cambios, cordiales saludos. April 15, 2021, 20:07
  • Isabella Sambuceti Isabella Sambuceti
    ¡Buenos días! He revisado los cambios, como últimas recomendaciones: • Vi que hay comas sueltas, otra de más y un nombre propio en minúscula, por ejemplo: “Cuando don Muñoz fue padre de su primer hijo varón al que le puso por nombre Kavi, que significa casta de poeta, don Rodríguez estaba allí para acompañarlo en el feliz momento. Lee este artículo para saber más, https://getinkspired.com/es/story/67240/chapter/12-uso-de-coma-189308/ • En las rayas de diálogo: —No me gusta amarte a escondidas. —¿Pero qué podemos hacer? —dijo Jovanka—. Si se enteran nuestros padres, podrían alejarnos —comentó afligida. La palabra inicial, va pegada a la raya, en este caso sería “No”, el signo de interrogación (?) va en la palabra “hacer”, luego del nombre “Jovanka” en la raya va un punto (—.) Lee este artículo para saber más, https://getinkspired.com/es/story/67240/chapter/131-la-raya-de-dialogo-la-clave-del-exito-para-la-novela-274073/ ¡Espero que tengas un excelente día! April 16, 2021, 10:15
  • Adriana Barral Adriana Barral
    Lo revise nuevamente e hice las correcciones, espero que esta vez este bien. saludos cordiales April 18, 2021, 03:00
  • Isabella Sambuceti Isabella Sambuceti
    ¡Buenos días! Muchas gracias por realizar los cambios, te dejo los cambios que faltan por realizar: • Los verbos como dijo, comentó, exclamó, etc. van pegados a la raya de diálogo. Ejemplo: —Pero ¿qué podemos hacer? —dijo Jovanka—. Si se enteran nuestros padres podrían alejarnos —comentó afligida. • Vi que para abrir el signo de admiración, utilizas (!), pero deberías abrirlo con este (¡) En las rayas de diálogos, no debe finalizar con un signo de pregunta, por ejemplo aquí: —¿Cuánto pide por decirnos donde se encuentra la niña —dijo Javi? El signo de interrogación debe ir en dónde dice niña, y punto en donde dice Javi. Lo mismo pasa con las comas (,) y algunas rayas de diálogos (—) Sin más que agregar, ¡muchos éxitos con la historia! April 19, 2021, 09:53
  • Adriana Barral Adriana Barral
    Te pido disculpas, por hacerte trabajar tanto en la corrección. Ya realice los cambios solicitados. Saludos cordiales. April 20, 2021, 00:34
~