Histoire courte
5
2.7mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

La Chica del Sueño

Dedicatoria a: Lucy, por la paz, por la calma; por existir.

Recuerdo que fue un domingo durante mi sueño. Había sido una noche muy intranquila, no podía conciliar el sueño.

Mi cuerpo llegó al cansancio absoluto y decidió mi cuerpo que ya era hora de descansar.

Recuerdo un campo grande, había flores, flores pequeñas y en pocas cantidades, eran orquídeas rojas y blancas.

En el centro estaba un árbol grandísimo, parecía que era muy viejo, pero era muy robusto, no recuerdo bien que tan grande era, pero podía verlo desde lejos.

En el árbol, en una rama ancha, estaba un columpio, un asiento hecho de madera y algún tipo de lazo o pita que sostenía los lados.

A lo lejos veía a una chica, estaba en el columpio balanceándose de forma tranquila. Se veía que el equilibrio lo traía en su ser, al parecer ella apreciaba ese lugar.

Comencé a acercarme un poco, intentado no interferir en su tranquilidad, conforme me acercaba más y más, podía comenzar a distinguir sus rasgos, pero solo la podía ver de espalda. Llevaba un vestido blanco semitransparente.

Cada vez me acercaba más, pero en un instante se dio vuelta, su mirada quedó fija hacia mi dirección. Pensé que ya había arruinado su tranquilidad, pero su mirada no se apartaba, pero tampoco hubo ningún saludo de ella.

La saludé desde lejos con la mano, seguía sin dejar la mirada fija. Y de repente comencé a darme cuenta que ella miraba al horizonte, al parecer el sol comenzó a ocultarse.

Decidí saludarla, pero no respondió, ¿acaso fui imprudente?

Quería saludarla y yo estoy acostumbrado a saludar a las personas con un beso en la mejilla, por lo regular suelo tocar el hombre y después saludar. Ella se quedó quieta, no existía reacción.

Sus pupilas comenzaron a verse cristalinas, eran tan bellos que no dude en asociarlos con el brillo que el mar emana cuando la luna aparece.

Su mirada parecía compasiva, podía ver qué de su alma solo provenía luz, probablemente es un alma pura. Por eso no me escucha.

Me decidí por fin afrontarla de cara a cara, seguía su mirada al horizonte, era eso, ella no me miraba, al parecer solo era mi espíritu quien podía verla, pero ella no podía verme a mí.

Esa chica del árbol tenía algo muy particular que todavía no entiendo, y es que no necesite estar despierto para enamorarme, solo fue suficiente el sueño. Fue un sueño que me abrió los ojos, ya no se trataba de buscar más, algo dentro de mi ser me aclaraba la mente. El mensaje de ese sueño era buscarla y amarla eternamente.

4 Février 2021 04:00 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
8
La fin

A propos de l’auteur

Gerson Ivan Católico, publicista y escritor en fase de prueba. Sigueme en Twitter: @gersonivan_gt Instagram como: @gersonivangt

Commentez quelque chose

Publier!
Vanly D'Marso Vanly D'Marso
El mundo onírico y sus fascinantes creaciones. Quien sabe lo que podía llegar a significar un sueño como ése, tan delicado y rebozante de paz. Me encantó✨
February 10, 2021, 14:21
~