Histoire courte
0
907 VUES
En cours
temps de lecture
AA Partager

Reportes de Ciencia e Historia

Reportes de Ciencia e Historia

Los Fenómenos de Confinamiento

Por Francis Kope


Pocas son las ocasiones en que como especie debemos enfrentarnos a sucesos imprevistos. Los humanos estamos acostumbrados a tener todo bajo control, en cuanto algo sale de nuestras manos, apelamos a recursos y métodos muy llamativos, el ingenio sufre un pico en nuestra venas y en la mayoría de las ocasiones logramos salir adelante. Tales palabras encajan muy bien con los acontecimientos relacionados a Pandemias que nos han atacado en el pasado. Los virus y bacterias, al igual que nosotros, no son mas que pequeños fragmentos programados para un propósito. Claro esta que el propósito es subjetivo.


Existen vastos registros que documentan cómo la humanidad tuvo que adaptarse a prácticamente todas las medidas de salud necesarias para ralentizar la propagación de enfermedades, como en el caso que trataremos hoy: El virus Parsi. Es muy claro que antes de Parsi enfermedades como la influenza presentaban brotes estacionales. Las colonias planetarias, espaciales (las grandes naves) a veces eran aisladas por que todos sus habitantes habían contraído gripe. Sin embargo, nada se comparó con lo que aconteció en la Pandemia del 2550.


El origen no esperado

Se lograron rastrear y reconocer los orígenes de la enfermedad a la Estación Espacial de Investigación Médica Parsi. Parsi BioMedical Solutions fue un prestigioso laboratorio de soluciones biomedicas creador del Fentonel (usado en conjunto con las cámaras de inducción al coma). A principios del año 2550 comenzaron la experimentación con virus humanos cuya finalidad tenía el desarrollo de fármacos para activar la respuesta inmune. Parte de estas investigaciones se enfocaron en modificaciones de diversos virus que finalmente culminaron con la creación del temible virus Parsi.

De acuerdo a los registros de la Estación Espacial Médica, un incidente en la IA que controlaba las cámaras de contención, provoco que el aislamiento dejara de funcionar, de esa forma el virus pudo escapar mediante un contenedor que transportaba muestras entre laboratorios.


Si bien la zona de producción de Parsi Biomedical Solutions se encontraba en el planeta Alpha21, la estación espacial servía como punto de control para el suministro de medicamentos (en su mayoría Fentonel) a prácticamente toda la zona del cuadrante Alpha. Se cree que fue una de las razones de la rápida expansión del virus.

El seguimiento de Parsi

Durante el año 2556 se reportaron casos de fiebre hemorrágica diseminándose por el cinturón de Oftelmach. Poco a poco más personas se iban contagiando en las minas espaciales así como en las zonas comerciales. A pesar de los protocolos médicos establecidos en la Tierra, esta última no estuvo exenta y el virus logró penetrar los sistemas de detección (desarrollados en el siglo XXI). Los síntomas eran alarmantes: dolor extremo en el cuerpo, vómitos y diarreas excesivos, fiebre de más de 38°C y sangrados ocasionales. La división médica de SNTU tuvo que actuar de manera inmediata, sin embargo la tasa de contagio ya era bastante alta.


Lo anterior se combinó con la incredulidad de la mayoría de las personas provocada por el gran escándalo de la enfermedad del planeta Sela*. Los informes médicos detallados y el análisis de datos, demostraron que fue un factor decisivo para que la propagación del virus se saliera de control.


A pesar de ello, por todo el sistema de colonias, los gobiernos implementaron las medidas de contención desarrolladas en el pasado. Las colonias navegantes y las asentadas en planetas, tuvieron que cerrar sus fronteras. Los viajes no esenciales (en naves más pequeñas) fueron cancelados y las personas de aquel entonces quedaron "varadas". El uso de mascarillas biológicas se implementó para el 100% de las personas. Parecía que la humanidad estaba contenida en un solo planeta/colonia una vez más.


La reacción no fue sobre exagerada ya que la tasa de mortalidad (a pesar de los avances médicos desarrollados hasta entonces) era del 65%. En tan solo tres meses cerca del 50% de todas las colonias registradas por SNTU (sin contar las colonias y estaciones navegantes independientes) estaban comprometidas con mas de un 90% de habitantes infectados. Los sistemas de automatización (IA) de las colonias permitieron que estas continuaran operativas, estaba claro que un colapso más grande habría acontecido de no contar con aquella ventaja.


En la Tierra se volvieron a poner en marcha las medidas de Confinamiento que habían funcionado en siglos pasados. Y las colonias navegantes más cercanas tuvieron que implementar las medidas de autosustentabilidad.


Fenómenos inesperados de la enfermedad

Los sintomas lograban incapacitar prácticamente a las personas lo cual supuso un enorme retraso en investigaciones para encontrar una cura. A pesar de que la vida continuaba su desarrollo en las colonias y naves, 6 meses despues de la identificación del virus ya podían encontrarse colonias navegantes prácticamente muertas. Los sistemas de piloto automático activaban "el regreso a casa" si ningún oficial humano se reportaba durante 1 mes.

Con el paso de los días y meses, muchas colonias navegantes con todos sus habitantes muertos, retornaban a los planetas más cercanos. La varada de navíos muertos se podía apreciar en prácticamente todos los planetas y puertos espaciales. Algunas naves traían consigo a supervivientes. Los protocolos de seguridad sanitarios impedían que las capsulas de emergencia abandonaran las colonias por lo que se proveía de suministros a los supervivientes.


También existieron incidentes altamente criticables en donde colonias (con supervivientes) eran escoltadas a lugares lejanos y abandonadas o en otros casos destruidas. Las acciones de Herbert Rios en el sistema Delta7 fueron las que mas acapararon los medios. El planeta/colonia que gobernaba, escoltó a cerca de 30 naves para que fueran abandonadas y destruidas. Aproximadamente 1500 personas se encontraban dentro de aquellas naves.


Aislamiento extremo

En muchos lugares el confinamiento era ya una normalidad. Respecto del tiempo, los fenómenos de la pandemia son difíciles de cuantificar. Un cálculo aceptado es que Parsi mantuvo a la humanidad en alerta extrema por cerca de 7 años. La vida de las colonias tuvo que adaptarse para sobrevivir con el mínimo intercambio de recursos. En algunas poblaciones las medidas fueron tan extremas que cerraron sus fronteras durante la mayor parte de la pandemia. La mayoría de las colonias establecidas podían considerarse autosustentables por lo que no existió algún problema de falta de suministros. Las noticias acerca de los efectos provocados por el virus eran el pan de cada día. Dependiendo del sistema en el que te encontraras podías escuchar noticias alentadoras o bastante negativas.

Sin embargo, los humanos tuvieron que adaptarse (una vez más) a estos cambios. Esta claro que el aislamiento se limitó a los espacio físicos y el gran corredor de la red fue el que mantuvo conectados a todos los sistemas durante esta gran catástrofe. A pesar de esta adaptabilidad necesaria, hubo un caso que acaparo mucho la atención. Se trataba de la situación de la colonia navegante Lambda-23, también conocida como Estación Aurora. Esta nave era una de esas grandes colonias con cientos de miles de habitantes que se trasladaba de un lugar a otro dependiendo de sus necesidades en recursos. Sin embargo, la Estación Aurora fue una de las primeras estaciones (históricamente) en ofrecer un grado de autosustentabilidad. Tenía granjas agrícolas y cultivos de proteína manejados en un 50% por una IA. Cerca del 65% de los empleados de la industria minera eran robots automatizados. La red interna de comunicación requeria muy poca intervención humana.


Es por ello que Aurora era considerada uno de aquellos pocos paraísos donde podías pasar el resto de tu vida sin preocupaciones (si es que eras seleccionado de entre los muchos aspirantes para convertirse en ciudadanos). Es por toda esta automatización y autosustentabilidad que los planes de los dirigentes de Aurora no sonaron tan descabellados.


Pocos meses después de iniciar la expansión del virus Parsi, el confinamiento extremo representaba un duro golpe a la situación económica de la mayoría de los humanos dispersos por los sistemas. El confinamiento en realidad era doble: confinamiento en tu colonia/planeta y confinamiento del sistema/universo. En términos económicos la inflación se disparo en la mayor parte de los sistemas, el desempleo se elevo considerablemente. La situación no era favorable para la mayor parte de los habitantes.


Por todo lo anterior, la Estación Aurora anunció un plan de sustentabilidad extremo y un aislamiento no pensando hasta aquellos días. Aurora había tomado la decisión de automatizar el 100% de sus actividades y aislar al 99.99% de su población en las Cámaras de Inducción al Coma (hipersueño) por tiempo indefinido. Con estas medidas protegía a su población.


Para el momento en que se tomo esta decisión, los efectos del virus (a nivel económico y en salud) eran devastadores. SNTU criticó estas decisiones y muchos altos mandos también. El principal argumento que sostenían era la recesión que atravesaría Aurora al terminar el confinamiento. Los lideres de la colonia dejaron todo en manos de las IA (las cuales a decir verdad eran de las más avanzadas hasta el momento y desarrolladas por LIGOLB) desde la administración de suministros hasta las investigaciones tecnológicas. Adicionalmente el 0.01% de su población (unos 50 tripulantes) se encargarían de supervisar cada una de las tareas. Estos supervisores también tomarían turnos en las Cámaras de Inducción al Coma.


Aurora representó un caso de "cuarentena" extremo provocado por los efectos del temible virus. No esta demás decir que el confinamiento de la Estación se prolongó por 15 años. Las IA de Aurora calcularon que ese tiempo era el necesario para salvaguardar la integridad de la población. La paranoia y los efectos de aislamiento provocaron que las personas encargadas de supervisar los sistemas (aquel 0.01%) siguieran las ordenes de las IA. Debido a la cobertura mediática realizada sobre este caso, algunas naves se atrevían a acercarse o querer abordar la Aurora, sin embargo eran disuadidos por los sistemas de defensa y por los propios supervisores.


Recuento final y la vacuna

Durante los 7 años que duró el confinamiento, los humanos tuvieron que adaptarse a las nuevas normas. Análisis posteriores indicaron que las medidas de higiene prevalecieron entre las personas y en algunos casos se exacerbaron. La economía y el avance tecnológico fueron los rubros que más sufrieron retrasos y colapsos. Durante aquella época el "trabajo en casa" repunto de nuevo y fue gracias al avance en Inteligencia Artificial que el desarrollo general no se vio tan ralentizado.


Hasta aquel momento en la historia de la humanidad no se había presentado ninguna enfermedad a gran escala (involucrando planetas y colonias). Parsi tenia las características adecuadas para provocar las peores consecuencias imaginables. A pesar de que los síntomas del virus (aunado a la alta tasa de contagio y mortalidad) lograban incapacitar a las personas (al grado de disminuir enormemente la eficiencia), una vacuna pudo desarrollarse en tan solo 6 años. El tipo de vacuna supuso un avance en la forma en que el sistema inmune reacciona a ciertos tipos de virus. Inyectando copias de ARN para "programar" al organismo a defenderse de cualquier tipo de virus. Las empresas farmacéuticas y de productos biológicos se basaron en las investigaciones sobre el sistema inmune desarrolladas por Parsi Biomedical Solutions. Resulta un poco irónico que la vacuna contra Parsi surgiera de las investigaciones para desarrollarlo, sobre todo porque muchos altos mandos de SNTU culparon a Parsi Biomedical Solutions de la propagación del virus.


Si pudieramos enfocarnos en las consecuencias positivas, la pandemia provoco que las investigaciones sobre el sistema inmune avanzaran enormemente. Al día de hoy contamos con vacunas programables que logran atacar la mayoría de virus y bacterias. Gracias a este desarrollo también podemos fabricar vacunas y tratamientos contra los organismos extraplanetarios. Las consecuencias negativas involucraron la perdida de cuantiosas vidas humanas de aquel tiempo. Sin duda los esfuerzos humanos por salir adelante y adaptarse a la situaciones siempre serán la principal ventaja de nuestra especie.

2 Janvier 2021 23:40:44 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
À suivre…

A propos de l’auteur

Diego Saldaña-Ulloa Escritor aficionado desarrollando historias entrelazadas. Mis escritos forman parte de un mismo "universo". Las historias se pueden encontrar individualmente o en orden cronológico bajo el título " Breves Escritos Sobre la Historia de la Humanidad". Gracias por leerme.

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~