leche_de_bananas01 Kim Kook

Dos hermosos ángeles se enamoraron y se juraron eterno amor, lastima que el destino no los quería juntos. Jungkook y Taehyung son la reencarnación de estos dos ángeles, pero lamentablemente fueron vistos y castigados. "Estarán cerca el uno del otro pero nunca podrán estar juntos" Fueron las palabras exactas de Dios antes de desterrarlos a el mundo de los humanos. Más de un siglo donde dos almas gemelas luchaban por acabar con su sufrimiento y poder ser felices juntos. Lastima que siempre había algo o alguien que terminaría con esta felicidad. 2019 Jungkook era un joven de 22 años que estudiaba literatura, tenía muchos problemas, necesitaba pagar su mensualidad, amor paterno y contaba muchos traumas. Taehyung era un empresario de 27 años con problemas familiares, amorosos y fetichista pero tiene dinero. Y está dispuesto a todo por estar con el chico de con sonrisa de conejo. •Taekook (mención de otros ships) •Contenido homosexual. • +18 • Temas delicados (Suicidio, Bullying, violacion, etc.) • Daddy Issues •En proceso •Primera actualización 31/12/2020


Fanfiction Groupes/Chanteurs Interdit aux moins de 18 ans. © Kim_Vante_Jeon

#jungkook-taehyung-vkook-taekook-Bangtan-BTS-bts-Yoonmin-Namjin
3
701 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les mercredis
temps de lecture
AA Partager

Capítulo I



"Y antes de que caiga la última gota, nuestro amor volverá a renacer"


Cuando el sol y la luna se vieron por primera vez, se enamoraron perdidamente y a partir de eso de ahí comenzaron su historia de amor.

Luna y Sol eran dos ángeles preciosos que se juraron el amarse en todas sus vidas, así se volvieron él las primeras almas gemelas.

El brillo que estas dos emanaban era tan grande que podría compararse a una luz y solo se podía ver cuando estas dos almas verdaderas se juntan.

Pero en el mundo aún no existía y el día en el que Dios decidió crearlo, le iba a dar un toque especial ...

"La luz de dos almas enamoradas".

Y las únicas personas que podrían cumplir el pedido de Dios era Luna y Sol, pero una de ellas no estaba de acuerdo con Dios.


"El verdadero sufrimiento, es el que te causa la persona que juro quitartelo"


"No, no, no y no" repetí una y otra vez, estaba cansada de que Sol intente cambiarme de opinión.

"Es nuestro señor, tenemos que hacerle caso" intentaba hacer "reflexionar" Sol.

"No te dejaré jamás, me niego a saber que solo te podré ver algunas veces ni siquiera tenemos la certeza de que nos veremos. No sabes el daño que me hace pensar esto" estaba al borde del llanto, estaba destrozada. Saber que la persona que más amas tiene la idea de separarse posiblemente para siempre, era peor que morir, solo sentía ganas de llorar.

Sol sabía que se arrepentiría de decirlo, pero no quería que ninguna de las dos sufra mas.

"No quiero verte más, quiero dejarte y terminar con nuestra relacion" trato de sonar la más firme posible, aunque este rota por dentro.

"Lo dice enserio, ¡DIME!, ¡HABLA! te lo pido por favor ya no quiero sufrir" un remolino de emociones estampo en su pecho y mente, estaba triste, enojada y decepcionada. Todo lo que ama se esta acabando por solo una simples palabras.

Sol no podía articular una sola palabra, nada salía de sus labios, quería decirle que era una mentira, que ellas se seguirán amando por toda la eternidad y que todo era solo una pesadilla.

"Vete, quiero que te vayas ahora mismo" masculla, sentia una presion en pecho que daba la sensación de asfixiamiento y lo único que podía pensar era que quería matarse, quería arrancar todo el sufrimiento de su pecho.

Mientras que sol se fue sin decir una sola palabra y sin mirarla, porque sabía que se arrepentiría de solo verla y que correría a abrazarla disculpándose, pero no fue así.

Todo había acabado, no había nada que se pudiera hacer para remediar el dolor que sentían, era tanto físico y mental. Ellas podían jurar que sentían la mismo que la otra, pero eso no iba a cambiar nada.


"Solo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor"


Y así es como el amor verdadero se acabó, todo para poder satisfacer a los demás, sin pensar en el sufrimiento que causó en estas dos almas puras. Dos almas que nunca finalizaron su amor, pero en algún momento lo harían...

Dios castigó a Luna volviendola de color gris y con una gran cantidad de fino sedimento producto de los innumerables impactos de meteoritos.

Estos sedimentos representan las heridas que nunca pudo sanar en vida, es como un humo que esconde lo hermosa que fue, también son representadas como manchas que lleva en el alma, manchas que algun dia se limpiarán.

Mientras que a Sol le dio una gran luminosidad, en modo de agradecimiento por su gran veneración hacia él, la hizo 400 veces más grande para simular el gran amor que tenía por los demás, la hizo un estrella y aunque fuera la más pequeña de todos, no quita que era la más importante, entre muchas cosas más.

Pero eso no quitaba que las dos eran hermosas y que cuando se juntaban eran perfectas, dando una hermosa imagen a todos los que osen verlas unidas.


"Te digo adiós para toda la vida, pero toda la vida seguiré pensando en ti"


Y aquí es donde en verdad te das cuenta que todo enserio se va a terminar, Sol y Luna van a perdiendo sus recuerdos, se acercaba el último eclipse en el que ellas tengan conciencia de sí mismas.

Dios quería que dejaran de sufrir, se sentía culpable de lo que hizo, pero no podía remediarlo, así que decidió que perdieran conciencia de sí mismas, de todo lo que recordaban y amaron algun dia.

La luna se aproximaba lentamente al sol, muchas personas estaban ansiosas de la llegada del eclipse solar. Fueron varios minutos de espera y justo a las 11:11 de la noche estas se juntaron, la luna había ocultado a el sol por fin.

Se vei tan hermoso, las personas murmuraban lo bello que era ver esto. Mientras dos almas se juntaron y se despidieron como desde de un principio debió ser.

"No se quien eres, pero te amo" se escuchó un murmullo, poco a poco estaban olvidando todo, no se podían reconocer, pero sentían amor, uno que jamás olvidas.

"Perdón, perdón por todo, yo tambien te amo" poco a poco se estaban olvidando de hablar, de sentir, de recordar, de todo.

Pero con su último aliento juraron volver a amarse.

"Prometo buscarte, no me importa como te veas, como estes, ni que es lo que hayas hecho, te encontraré"

Para que ellas puedan volver a ser dos almas gemelas las dos tienen que hacer un juramento de amor.

"Prometo amarte, amarte mas que a mi mismo, arriesgar todo por las dos y ahora poder acabar lo que iniciamos" y así se dio por finalizado su juramento.

Pero aun así necesitaban renacer de algo.

Una gota resbaló por la mejilla de cada una, la luna y el sol ya no sentían, ya no amaban y no recordaban. Todo se acabo para estas dos jóvenes almas, que solo quieren amarse.

Todo hubiera finalizado de no se porque esas dos gotas cayeron a la tierra, dos gotas que se volvieron el amor reencarnado de dos almas gemelas.

las gotas cayeron en un lago, en el lago salieron dos seres espirituales. Una de las gotas se volvió en un hermoso ángel, el más perfecto de todos. La segunda gota se volvió en un demonio,uno muy despiadado y tan hermoso que se podía comparar a la belleza de un ángel.

Lastima que no era así.


"Es tan larga nuestra historia, pero el final recompensará la espera"


"Cariño, tienes que levantarte" la voz de Jungkook se escuchó en toda la cabaña, su voz era muy suave y delicada, acompañado del dulce apodo para su amado.

Todo era perfecto, Jungkook usaba una camisa de Taehyung, que le quedaba grande y hacía que sus hombros se aprecian mejor al igual que sus clavículas. La tela se pegaba muy bien a su cuerpo, dejando apreciar su hermosa cintura y sus firmes muslos, lamentablemente ya era hora de irse.

"No quiero, quiero estar echado contigo todo el día" hablo medio dormido.

"El sol ya se está escondiendo, sabes que tienes que ir" Jungkook murmura viendo el techo. Odiaba lo que Taehyung hacía, pero eso no impedía que lo amara.

"¡Ey!, sé que te es difícil aceptar lo que hago" Taehyung se sentó en la cama para poder ver a Jungkook.

"Creeme, para mi también es difícil asimilarlo, no sé que hice en mi vida pasada, pero tengo que pagarlo"

"Es injusto" Taehyung con sus dos manos agarró la cara del contrario para que lo pueda ver a los ojos.

"Lo sé, nada es justo en la vida" depositó varios besos cortos en sus labios.

Jungkook quiso contraatacar a lo que dijo, pero tenía razón. Ellos dos más que nadie sabían lo difícil que es la vida pero aún así se tenían el uno al otro.

"Ya no te atormentes pensando en eso, mejor vístete y vamos a dar un paseo antes de irnos" Taehyun intento cambiar la conversación, ya que siempre terminaba en un pequeño ángel llorando y un demonio consolándolo.

Jungkook sin pensarlo dos veces se paró, comenzó a saltar y aplaudir con sus manos, parecía un niño de cinco años feliz porque sus padres lo llevarían al parque.

"Tierno" fue lo que murmuró Taehyung al ver la escena de su pequeño.

Taehyung le dijo a Jungkook que se apurara porque le tenían llegar rápido. Jungkook fue el más rápido en cambiarse, estaba muy emocionado, le gustaba pasar tiempo con su novio aunque fueran solo 5 minutos, eso era suficiente tiempo para demostrar su amor.

Jungkook estaba consiente que estar con alguien no es fácil, pero siempre y cuando los dos se amen todo iba a estar bien, o eso le decía Taehyung. Jungkook amaba mucho a Taehyung, aunque sabía todo lo que había hecho este, pero no le importaba, Taehyung le había prometido cambiar con la condición de que Jungkook lo siguiera amando.

"¡Taehyung! ¡Te estás demorando mucho!, me dijiste que me apurara y tú eres el que se está demorando" abultó sus labios y negó varias veces en forma de desaprobación, mientras sus brazos estaban cruzados. Taehyung río por cómo se comportaba Jungkook cuando estaba ansioso.

"Tranquilo bebé, ya acabe" se dirigió a Jungkook, el cual se encontraba sentado en la cama y le dio un beso.

"¿Feliz?"

"Mucho" respondió Jungkook con una gran sonrisa.

Taehyung sonrió y tomó la mano de Jungkook para dirigirlo hacia abajo, una vez afuera Jungkook cuestionó.

"¿A dónde iremos Tete?"

"Vamos a ver el ocaso, son las seis de la tarde tenemos que apurarnos"

Jungkook asintió con la cabeza para que acto seguido seguir a su novio. Iban recién por la mitad del camino, Jungkook estaba aburrido así que se le ocurrió una idea.

"Taehyung"

"Taehyung"

"Taehyung"

"¡TAEHYUNG!"

Taehyung ignoraba a Jungkook porque sabía que este quería ser cargado y este no tenía la fuerza suficiente para poder cargarlo. Esto ocurría porque los demonios vivían de las almas que cazaban. Taehyung no había hecho daño a nadie desde que hizo la promesa a Jungkook y aunque este muriendo lentamente estaba feliz de cumplir su promesa.

Sin embargoes necesario sacrificar algunas cosas para ver feliz a la persona que ames, en este caso él se estaba sacrificando.

De la nada se escuchó un pequeño sollozo, Taehyung volteo rápidamente a ver a Jungkook y vio que este estaba con sus ojos hinchados, sus mejillas se encontraban rojas y sus labios estaban formando un puchero. Su corazón se rompió al ver esa imagen y se acercó rápidamente.

"Era mentira bebé" Repetía un y otra vez preocupado, no le gustaba ver a Jungkook llorar. Este no dejaba de llorar, Taehyung acercó a Jungkook a su pecho tratando de calmarlo, algo que funciono, pero no del todo. Se sintió un poco culpable el saber que había hecho llorar a su novio.

"Bebé, lo siento, yo no quería que lloraras, prometo no volverte hacer llorar" Taehyung trataba de calmar a Jungkook de cualquier manera.

"Lo siento, yo no quería hacer un berrinche" Jungkook cayó en cuenta de la pequeña escena que hizo y se sintió mal, ya que pudo preocupar y asustar a su novio.

"No te disculpes bebé, la culpa no fue tuya, yo no debí de ignorarme. Ven súbete a mi espalda" Jungkook se limpió las lágrimas que quedaban y se subió a la espalda de su novio, ahora ya se sentía mejor.

Después de un rato todo ya se había calmado, Jungkook deposita varios besos en la nuca de su novio. Y aunque este no viera eso hacía a su novio muy feliz, ya que enserio se sentía cansado, pero estaba bien sentir que si de complació a su novio y olvidar un mal rato.

"Justo a tiempo" dijo Taehyung cansado.

"Jungkookie, ya llegamos" Taehyung no entendía el porqué Jungkook no bajaba su espalda, hasta que escucho como este roncaba, lo colocó en el césped y admiro su belleza. Después de algunos segundo Jungkook ya no siento cómodo, así que se removió y sintió duro, se levantó de golpe y vio a Taehyung sentado en el borde del acantilado.

"¿Qué haces ahí?" hablo muy inquietado.

"Ven siéntate a mi lado" respondió Taehyung ignorando la pregunta.

Jungkook se sentó al costado de Taehyung y colocó su cabeza en el hombro de este, mientras que Taehyung paso sus brazos alrededor de su cintura para poder acercarlo. Vieron como el ocaso acababa, para dar inicio a una noche fría.

Miles de estrellas se apreciaron en lo más alto del acantilado, dos almas se encontraban apreciando este hermoso momento. Ninguno hablaba, solo apreciaban y disfrutaban del momento. Solo se sentian el uno al otro, el calor corporal que los dos se brindaban era muy cálido.

"Perfecto" murmuró Taehyung con una gran sonrisa, mientras miraba a Jungkook. Este de inmediato voltio a ver a Taehyung.

Sus miradas chocaron, haciendo que sus ojos brillan, cada uno admiraba al otro, el viento chocó contra sus caras, haciendo que sus cabellos se movieran, pero eso no detuvo sus miradas, todo alrededor acompañaba bien la situación en la que se encontraban.

La noche se hizo más oscuras, las estrellas brillaban como nunca, el sonido de algunos animales del bosque se escuchaba, algunas camelias estaban alrededor de ello y aunque estas no tengan olor se veían hermosas, ya que adornaban muy bien el lugar.

Taehyun interrumpió el momento acercándose a Jungkook depositando un dulce beso. Sus labios se movían a un ritmo lento, los labios de Jungkook sabían dulce y eran muy suaves, "era como besar algodón de azúcar" pensó Taehyung. Todo se sentía como la primera vez que se besaron.

Después de un rato se separaron y juntaron sus frentes, en ningún dejaron de verse a los ojos. Cualquier persona que pasara y viera el momento podría jurar que ver el amor que emanaba del cuerpo de los dos, el ambiente se sentía perfecto, pero más perfecto era estar con la persona que amabas.

Porque no importa donde estes o el momento, si era la persona correcta todo estará bien, porque de eso se trata, de sentirse bien y cómodo, de sentirte protegido, sentir que no habrá nadie o algo que pueda acabar con esa felicidad.

Taehyung cargo a Jungkook, extendió sus hermosas alas negras y se lanzó por el acantilado. Este rió suavemente por la cara que puso Jungkook, mientras que el otro se encontraba juntando sus labios formando un puchero, ya que si se había asustado.

Al llegar Jungkook observó un hermoso lago, muy emocionado se empezó a quitar la ropa quedando completamente desnudo, él no lo veía mal ya que era alguien "inocente".

Taehyung al ver lo que hacía el menor se sorprendió mucho, rápidamente volteo, ya que no quería incomodar al menor. Jungkook se percató de esto y acercó a Taehyung tocándole el brazo.

"¿por qué no me quieres ver? ¿Es porque tengo un cuerpo feo?" Jungkook bajo la cabeza y preguntó "Triste" y "curioso", ya que los ángeles no tenían esa"malicia", pero Jungkook no era como todos los ángeles y sabía lo que hacía, pero quería jugar con el mayor un rato.

Aunque Jungkook la mayor parte del tiempo se comportaba muy tierno, tímido y cariñoso no significaba que era tonto, la mayoría de los ángeles de alto rango tienen muchos conocimientos y Jungkook por ser alguien "ejemplar" pudo fácilmente adquirir esos conocimientos, además de leer mucho libros erótico, ya que no estaba del todo prohibido, porque solo los leen para "estudiar" lo que pasaba por la mente humana y ¿el por qué de sus comportamientos en el acto del coito?

"Claro que no bebe, eres perfecto"

"Entonces mírame" dijo jungkook con un tono de voz sensual, haciendo que la piel del mayor se erizara y volteara a verlo.

"Quiero que tus ojos estén puestos en mi y solo me admires a mi" Jungkook se fue acercando lentamente a Taehyung.

Una vez cerca del mayor empezó a desvestirlo, empezando por la parte superior,una vez acabado se dejó caer al suelo cayendo de rodillas, empezó a desabrochar el pantalón del mayor. Taehyung podría sentir como sus pantalones se apretaban más, a tal punto que se formó un bulto muy grande y duro. El menor aprovechó esto y "accidentalmente" rozó con la punta de su nariz el bulto, haciendo que Taehyung se excitara cada vez más.

"Ahh-..." Taehyung soltó un leve gemido al sentir como su miembro se liberó, Jungkook había bajado el pantalón y bóxer de un solo tirón. Este se dio cuenta de que el miembro del mayor estaba erecto así que decidío tocarlo con suavemente con las yemas de sus dedos.

"Cariño detente, no querrás saber lo que pasa si sigues haciendo eso" su voz había cambiado abruptamente, ahora era gruesa y firme.

El menor tembló, pero eso no lo detuvo. Agarró el miembro con sus dos manos y empezó a hacer un vaivén con el miembro entre sus manos. Taehyung se sorprendió mucho, no esperaba que Jungkook hiciera eso o mínimo supiera que estaba haciendo, alguna que otra vez se daban toques indebidos o durmieran con poca ropa, pero era eso nada mas.

Jungkook un poco indeciso metió el miembro lentamente a su boca, Taehyung tiró su cabeza hacia atrás y soltó un fuerte gemido, esto no era lo que se esperaba.

"Oh por dios, sigue así" Taehyung puso una de sus manos en la cabeza de Jungkook haciendo más firmes y rápidas las estocadas en la boca del menor.

Los ojos de Jungkook se empezaron a llenar de lágrimas, mientras que sus mejillas se encontraban de color rojo y su frente se llenaba de sudor. Era una imagen que Taehyung nunca olvidará, su hermoso y inocente novio le estaba haciendo sexo oral en medio del bosque, no había nada mejor que eso.

Taehyung estaba jodiendo tan bien la boca del menor, hasta el punto que Jungkook sentía que se iba a desmayar, era demasiado grande para su garganta estaba haciendo todo el esfuerzo por no atragantarse. Jungkook no entendía cómo era que Taehyung todavía no se corría.

Taehyung acariciaba y jalaba la cabeza del menor a su gusto, mientras que gemía el nombre del menor.

"Cariños, nunca me dijiste que hacías milagros con esa hermosa boca, ahora sé porque Dios te la dio" Taehyung halagaba a Jungkook, haciendo que este se sonroje cada vez más.

La mandíbula del menor dolía, pero este seguía aguantando las estocadas del mayor, poco a poco se fueron haciendo más lentas, pero se hicieron más fuertes. De un momento a otros Taehyung empezó a aumentarlas.

"Oh... mierda, sigue así" cinco estocadas más y Taehyung por fin logró correrse, después de treinta minutos, treinta minutos en las que hizo sufrir al menor.

Jungkook seguía de rodillas trataba de calmar su respiración al igual que Taehyung.

"Joder, lo hiciste muy bien, bebé" Taehyung se puso a la altura de Jungkook y con su mano agarró la mandíbula del menor para poder verlo mejor.

Taehyung pudo ver como algo del menor cambio, sus ojos estaban llenos de lujuria. Jungkook se echó boca arriba en el suelo abriendo sus piernas a Taehyung.

"¿Qu-e haces?"

"Quiero que lo metas" trato de sonar lo más tierno posible, mientras abría más sus piernas dejando ver su pequeña y rosada entrada.

"¿Que cosa, cariño?" Taehyung paso saliva, no creía lo que estaba escuchando y veía.

"Tu cosita" casi le da un infarto al escuchar su suave y tierna voz decir eso.

"¿Estás seguro?, no quiero que te sientas en presión"

"Tete, quiero que me toques, Por favor" hizo un puchero, mientras sus dedos bajaban por su torso hasta llegar a su entrada.

"¿No quieres jugar conmigo?"

"Ahhh-..." Jungkook arqueo su espalda al acariciar su ano.

Taehyung al escuchar decir eso mandó al carajo la cordura y se colocó en medio de las piernas del menor, quitando los dedos de Jungkook y reemplazándolo por los suyos.

"Cariño has sido un buen chico, así que tratare de ser lo más delicado posible"

Metió un dedo, Jungkook sus paredes ardieron al sentir como metió en seco el dedo.

"Due-le..." Sus ojos se aguaron por la incomodidad que sentía.

Metió el segundo dedo.

Jungkook empezó a derramar lágrimas de sus ojos, mientras que Taehyung abría y cerraba sus dedos en forma de tijeras.

"Deten-te..."

"Te lo advertí" fue lo único que dijo, para segundos después meter el tercer y último dedo, lo sacaba y metía, hasta que el menor se acostumbrara.

Jungkook solo sollozaba, sacando algunos gemidos, era una mezcla de dolor y placer, en este punto Jungkook no sabía cómo sentirse, solo sabía que su cuerpo estaba hirviendo y pedía por más del toque de Taehyung.

Jungkook empezó a pedir más, el dolor había desaparecido y el placer tomó su lugar.

"Metelo... ahh"

"¿Que cosa?" Taehyung empezó a mover sus dedos más rápido.

"Ohhh por DIOS... ¡MAS RAPIDO!" Taehyung no dejaría que Jungkook se corriera tan fácil, así que bajó la velocidad de sus movimientos.

"Tae... por favor" Taehyung quería oír rogar a sus bebé.

"Repitelo"

"Por Favor"

Taehyun saco sus dedos, haciendo que el menor suelte un quejido por el vacío que sentía, rápidamente Taehyung metió su miembro en la entrada del menor, provocando que suelte un fuerte quejido de dolor y placer.

Taehyung empezó dando estocadas fuertes, provocando que sus pieles chocaron escuchandose excitante y obsceno. Este podía sentir cómo las paredes de Jungkook ajustaban tan bien su miembro.

"Tan jodidamente delicioso" Taehyung metía y sacaba muy rápido su miembro generando espasmos en el cuerpo contrario.

"Ma-s" Jungkook podía sentir el miembro del contrario en su estómago, todo era demasiado para el menor, nuevas sensaciones estaba experimentando y todo se sentía muy bien.

"¿Como se dice?"

"Por favor, daddy" Taehyung casi se corre en ese mismo momento al escuchar a Jungkook decirle así.

"Repítelo" su voz se sonó más grave.

"Daddy" Joder eso se escuchaba tan jodidamente bien, Taehyung aumento las estocadas, haciéndolas más rápidas y firmes.

Jungkook ya se encontraba a punto de correrse, al igual que Taehyung.

"Ummm... daddy más" repetía una y otras vez Jungkook, haciendo que Jungkook pierda la poca cordura que tenía en esos momentos.

Varios minutos más, varias estocadas más y los dos ya se habían corrido, los dos estaban llenos de sudor con un poco de tierra y barro por estar acostado en el suelo.

"Esta fue la mejor noche de mi vida"

"También fue la mía"

Los dos se encontraban echados en el suelo, abrazados, mirando las estrellas. Estaban muy cansados, fue la mejor noche de sus vidas y nadie podría arruinar el momento.

"Te amo mucho, gracias por hacerme la personas más feliz y por darme la oportunidad de demostrarte que puedo ser mejor por ti"

"Yo tambien amo mucho a Tae, eres la única persona en quien puedo confiar y ser yo mismo"

"Gracias" los dos dijeron al mismo tiempo, se voltearon a ver y rieron.

Era un gran noche, la mejor de todas.

"Vamos al lago" dijo Jungkook sonriendo.

"Claro que sí mi amor"

Los dos se encontraban yendo al lago agarrados de manos, riendo y sonriendo. Lastima que toda esa felicidad les iba a durar poco.

Los habían visto.

Hola, bueno solo quería decirles que estaré actualizando muy pronto y que tratare de mejor más.
Recién estoy aprendiendo y esto es nuevo para mi, nunca había escrito un fanfic, entonces esta es mi primera vez.
Por favor tengan me fe y si ven algún error o alguna observación avísenme en comentarios.
Muchas gracias por leer, hasta luego

-ThandJK

31 Décembre 2020 07:05:37 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
À suivre… Nouveau chapitre Tous les mercredis.

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~