0
1.8mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Paradojas de la vida

Nunca puedes planear nada, y mucho menos sentimientos. Fueron los 9 meses mas intensos para ella, ya que le pillo en medio de una pandemia mundial, lo menos imaginable, ocurrió cuando se estaba dando el milagro.

Fueron los meses en los que menos nos vimos, desde que tenemos contacto. Yo respete ese momento tan intimo, tan de ella y su pareja...

Me monte en mi cabeza, mis historias con lo que traía de camino, con la bebita de una de mis mejores amigas, con esa obra de amor, que no pudieron hacer mejor. Por fin iba a saber lo que significaba ser tita. Por fin entraba en mi vida un bebe, una infancia por enseñar, y un ser que desde su llegada iba a ser muy querido, por todos.

En medio de este tiempo, lo conocí a el. Apareció de la nada, y de la misma forma, decidió salir de mi vida. 8 años de mas, marcaban la diferencia. Este parece responsable, pensé. Cuando le hable de mi amiga, me hizo fantasear con que en algún momento yo también lo podría conseguir, si me quedaba a su lado. El ya traía su propia mochila. Tiene 10 años, y era un niño responsable, maduro, pero sobre todas las cosas era inocente. Como cualquier niño de su edad.

Y de la nada, se distancio. Y yo, pues se lo puse fácil, si quería irse, se lo facilite mediante un audio de no mas que 3 minutos. Ni contesto a ese mensaje que pudiese haber cambiado el transcurso de las cosas. Pero mi parte positiva, consiguió apreciar el tiempo que pasamos juntos, y como me hizo sentir. Bueno, uno mas para mi lista de probables padres de mis hijos, pero que se perdió con las olas del mar. Ese mar que me enseño a apreciar, que me enseño a querer mas allá de una vía de desconexión. Incluso pensé el nombre de nuestra bebita, por si algún día sucedía.

Y retomando el tema, el milagro de la vida que ha sucedido apenas hace 2 días. Tendría que sentirme feliz por mi amiga, que lo estoy, pero también me inundan mas pensamientos negativos que positivos. 8 años me separan de ella, yo mas mayor, y tiene todo lo que me gustaría conseguir en algún punto de mi vida. Se que soy joven, que puedo conseguir todo lo que me proponga. Aunque no es nada fácil, no es el mejor estado emocional para conseguirlo.

No estoy triste por lo que me paso con ese hombre, ni mucho menos con los que pasaron por mi vida antes que el. Estoy triste por que en la sociedad de hoy en día, se valoran mas las cosas materiales que a las personas. Y aunque es triste, aun existen personajes que prefieren usar pañuelos de papel para embellecer cualquier utensilio ultima generación, y a las personas les dan el papel de pañuelo, te cojo cuando quiero, y te desecho cuando así me apetece.

Rastrojos de una soltería

18 Octobre 2020 12:57:31 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Histoires en lien