G
Gilberto Francisco


Una historia real que se trata de un perro, y una familia. En la historia, a la familia se les llama "los amos". El perro tiene una impactante historia, el cual te invito a leer.


Inspirant Tout public. © Todos los derechos reservados

#el-perro-Guardian #historia-real #338
0
3.1mille VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Nunca fui infiel

Ella era de color canela, y por eso se llamaba Canela, y me enseñó lo que creía importante en la vida. Mis hermanos y hermanas, crecieron, y resulta que yo era el más chiquito, y el que menos parecía a mamá.

Pero tristemente, y como patrón de vida, mis hermanos murieron siendo joven, y mis hermanas fueron vendidas, ¿Te imaginas lo que tuve que soportar? Después de todo, así es la vida, después de un golpe fatal, viene otro, y otro y otro.

Cuando justo me estaba recuperando de todo, mi madre sale para una misión, una misión que la solía lograr con éxito, algunas veces lastimada, cansada, aruñada, golpeada, exhausta; pero nunca vencida. Su éxito consistía en cazar, ¡Exacto! Mi mamá era excelente para cazar animales, casaba: Jabalíes, Gato Montés, Tigrillos, Comadrejas, Zarigüeyas, Venados, Zorros, Armadillos, Tepezcuintles, Ardillas, Perezosos, etc.,

Pero esta vez, ya nunca volvió, por lo tanto, ya nunca la volví a ver. Se cuenta que mientras ejecutaba la misión, se perdió en medio del gran bosque, (bosque que la conocía como en la palma de sus garras), pero desapareció, y, quienes la acompañaban, dicen que fue matada, o robada por el corazón del bosque. Y este es mi historia, después de la muerte de mis hermanos, y mis hermanas vendidas, llegó la muerte de mi mamá.

Si no fue por la muerte de mis hermanos, seguramente me hubieran vendido a mi temprana edad. Pero como mi mamá me enseñó lo más importante, así que me quedé como su legado, y mis amos, al verme superar a mi mamá, confiaron en mí, a pesar de que parecía inútil, y con características muy pobres, aprendí y superé lo que creía imposible.

Pero bueno, aprendí a vivir cada oportunidad, las cuales parecían cada vez más a las de mi mamá, por lo tanto, me gané el respeto de todos. Porque después de un buen tiempo, resulta que yo me convertí en el nuevo maestro, nuevo maestro de caza (lamentablemente) pero es lo que un humano requiere muchas veces de un perro, mayormente los campesinos.

Sin embargo, sabía que mi profesión, de alguna forma me estaba conduciendo a la muerte, y me imaginaba una muerte similar a la de mi mamá.

Pasaron alrededor de 9 años, seguía siendo el maestro. Sorprendía cada vez a mis amos, porque no solo cazaba para ellos, sino que también les cuidaba la casa, y quizás por eso me llamaron Guardián.

O me llamaron Guardián porque cada vez que olvidaban sus pertenencias en los campamentos de caza, yo nunca me iba, porque me quedaba a cuidar hasta que volvieran por el objeto perdido, y no me importaba, si se tardaban horas y días, yo allí estaba.

Un día, uno de mis amos dejó una mochila en el bosque, y yo al olerlo, entendí que era de mi amo, así que me quedé junto a ella una noche, aguantándome del hambre, y de la lluvia, hasta que mi amo llegó al siguiente día.

Y así era yo, nunca me iba, y esperaba hasta que lleguen por el objeto y por mí. Sabía que también me amaban, porque cada vez que me encontraban junto a cualquier objeto perdido, cargaban mi comida, porque sabían que no había comido. Y por eso, nunca les fui infiel, ni por un pedazo de pan y carne en la mesa. Aunque tenía hambre, yo los respetaba y nunca agarraba el pan o la carne.

Fui tan bueno con ellos, tanto como ellos para mí. Pero entendí que solo tenía un amo de entre todos, y este, al viajar sin mí, y que nunca volvió, me quedé con mis otros amos, que también me querían, pero surgió la diferencia.

Pasaron un par de años más y él no volvía. Mientras seguía siendo el viejo maestro, ya no con la misma velocidad, ni la misma fuerza, pero, aun así, el maestro viejo.

Y mi historia termina con esto: que nunca fui infiel, porque mi amor para ellos era incondicional, pero resulta que después de todo, ellos (los amos) al verme viejo y menos servible, me vendieron. ¡Siii! Me vendieron. Que tristeza, y el amor que pensaba que ellos me tenían, ahora se convierte en traición, y no sé si hay otro tipo de traición más grande que esta.

Pero traicionar a quien ha dado la vida por ti, creo que es la más grande traición que existe.

Pero bueno, me vendieron, y donde llegué era peor. Yo al no contar con suficiente fuerza, me obligaban a correr (cazar), es cierto que es mi profesión, pero ya no tenía la edad suficiente.

Intenté regresar a casa, pero ya no me recibían. Me veían como el viejo inservible, y quizás un donnadie. Intenté las veces que pude, porque mi amor estaba con ellos, pero la de ellos ya no, (quizás no saben amar).

Al ver que ya no había solución, decidí quedarme y sufrir con aquellos a quienes mis amos me habían vendido y solamente esperaba ser desgastado por ellos, y seguidamente esperar mi muerte.

Y solamente deseaba ser enterado algún día, por quienes realmente yo amaba. Pero sabía que mis amos ya no me querían. Y por eso, al estar convencido que mi muerte será como la de mi mamá, o como la de un perro callejero, llegó la esperanza. Mi verdadero amo que nunca volvió del viaje, llegó a traerme. No se ha dónde fue, ni cuándo vino, pero solo sé que llegó por mí.

Llegó a reclamarme..., y en este consistió todo, que él era realmente mi amo. Vio que yo estaba hambriento y desgastado, me trajo a casa, y me dio de comer. Todavía mejoré, y todavía le pude dejar dos legados, y luego llegó mi muerte.

-----------------------------

Al amanecer, Guardián estaba muerto, el amo, al verlo tirado a la esquita de la casa, lo levantó y se despidió de él, y seguidamente lo enterró. Guardián fue enterado por su amo, así como lo deseaba. Y en esto consiste la historia. El Guardián infiel, infiel al amor. (Una historia triste, pero real).

Y los humanos, solemos ser categorizados por ser infieles, aun a un verdadero amigo o amor.

18 Juin 2020 23:04:24 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~