5 CHAPITRES Histoire interactive
0
276 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les 15 jours
temps de lecture
AA Partager

1: Un amigo

Adoro estar junto a mi familia. Nos apoyamos mutuamente. Mamá me enseñó a demostrar el mismo afecto que recibo, Papá dijo que debo ser un niño fuerte para proteger a nuestra familia. ¡Siempre me esfuerzo para ser alguien mejor!

Una mañana, Me desperté al sonido de las aves. Desayuné junto a mis dos hermanos, Y ayudé a Mamá con la limpieza. Estaba alegre, Ya que, mañana sería mi cumpleaños catorce.

¡Estoy tan emocionado! ¡Solo debo esperar a que pase este día, y mañana podré divertirme junto a mi familia! ..

Pero, Mamá no estaba feliz.

Ella.. Me dijo que debía hacer amigos.

No hice ningún amigo desde que voy a la escuela.
Y, la verdad si me gustaría tener un amigo pero.. No encuentro a alguien con mis mismos gustos.. Además, Por alguna razón tampoco veo que quieran ser mis amigos.

Me divierto con mi familia, Debería ser suficiente.. ¿No?

Cerca de mi casa, Tengo un vecino que me acompaña a la escuela.

Bueno.. En realidad solo nos cruzamos. Nunca fue mi intención acompañarlo, Creo que tampoco la suya.

Debo dejar mis pensamientos a un lado, no estar en la Luna mientras camino. Recuerdo que una vez, ¡Me choque con un árbol! Tuve que lidiar con mi nariz dolorida durante todo el día. Al regresar a casa, Papá dijo que no esté en la Luna cuando camine. Y.. Tiene razón. No es buena id-

-¡Auch!-

Escuché risas a mi izquierda, El vecino me vio chocar contra un árbol. No es gracioso. Fruncí el ceño y me sobe la nariz, lamentando mi golpe.

-¡Presta atención por donde caminas, Perrito!- Exclamó el vecino, soltando una leve carcajada al final.
¿De que se ríe? ¿Es esto divertido? No conozco mucho a los demás niños de mi pueblo. Tal vez, debería seguirle la corriente.. Mamá dijo que haga amigos. ¿Verdad?
Me reí forzadamente, intentando formar parte de su diversión. O tal vez.. Intentando olvidarme del dolor proveniente de mi nariz.

Espera, ¿Acaso me llamó perrito?
¿Porque? No entiendo. ¿Será un apodo? Siempre me llaman por mi nombre, No estoy acostumbrado. ¡Tal vez él quiera ser mi amigo, por eso me llama por un apodo! Tendría sentido.

Le seguí la corriente, a pesar de que me haya tardado doce minutos en pensar una respuesta, no quería dejarlo en silencio, sería grosero.
Conteste con una enorme sonrisa
-¡S-Si! Prestaré atención. ¡Gracias, Gatito! - .
No pensé en otro animal, ¿E-Está bien la respuesta? ¡Espero que si!
Continúe mi camino hacia la escuela. Feliz, de haber conversado con un chico de mi edad. ¡Quizás, llegue a ser mi amigo! .

Al llegar a la escuela, me senté solo y espere a que venga el profesor. Con una enorme sonrisa, como Mamá me había enseñado. Perdí al vecino en el camino. No se que le ocurrió. Espero nada malo. De lo contrario, ¡No tendría a quien llamarlo por apodos!.
La clase era ruidosa, Pero por suerte llegó el profesor. Por alguna razón, Se enojó y grito a unos alumnos del fondo.
-¡Vuelvo a oir esa palabra, y todos sin recreo! -Creí escuchar.
Los regañó con bastante enojo. ¿Habran insultado? No tengo idea. Soy más sordo de lo que parezco.
Me fijé, y el profesor volvio a su escritorio. Por lo visto mis compañeros se rieron al notar mi atención. ¿?

Antes de que comenzara la clase, alguien interrumpió entrando con precipitacion por la puerta.
Una niña, gritó -¡Profesor! ¡Flencer y Rofal se están peleando! -
Provocó que el profesor salga y verifique. Los demás solo parloteaban.

Que grosero interrumpir una clase de ese modo. Mamá dijo que no era de buena educación..

Espera, ¿La niña dijo Rofal? ¡Ese es mi vecino!

Me apresuré, seguí a la niña junto con el profesor. Me preguntaron, y dije que él era mi amigo. Aunque en realidad no lo fuera, estaba feliz de llamarlo así.

Mi confusión me hizo cuestionarme, -¿Porqué Rofal pelearía con alguien?-.

-¿Qué? ¿No es obvio? Rofal siempre fue problemático.-Comentó la niña, asombrada de mis palabras. Espera, ¿¡Lo dije en voz alta?! D-Debo cuidar lo que digo, tal vez llegue a decir algo tonto..

Finalmente llegamos al patio. El profesor se interpuso entre los golpes de Rofal, Y quien sea el otro. No conozco todos los nombres..

Pude ver la ira que tenía Rofal en su expresión, ¿Qué lo hizo enojar a tal punto? Estaba intrigado, Pero no puedo preguntarle. No somos suficientemente cercanos.. El profesor llevó a el otro alumno a su oficina. En cuanto a Rofal, se fue a sanar las heridas . Decidí seguirlo.

No, No soy un acosador. Solo tenía curiosidad, Quiero saber si él está bien.

Entré a la enfermería, Ví a Rofal sentado mientras sostenía un hielo en su cabeza.

-¿Te lastimaste?- Pregunté.

-No, Me gusta el hielo como sombrero.-Contestó con ironía. Tragué saliva, Y me acerqué. No escuchaba desde lejos. Soy mas sordo de lo que parezco. Rofal opinó. -Si viniste aqui, Mas vale sea porque te diste un golpe en la cabeza.-Hizo una pausa.-La enfermera fue a buscar mas hielo.-

¿Acaso se preocupa por mi? ¡Que agradable! ¡Oh cielos..Mamá, ya hice un amigo!. -¡No tienes que preocuparte! Estoy bien. ¡Por suerte no me lastimé la cabeza!- Comenté sonriente. -¡P-Puedes llamarme Gérard. ¡Yo te diré Rofal! Estoy muy feliz de que seamos amigos..-Agregué. Solo recibí un rostro confuso como respuesta. -Rofal no es mi nombre. Es mi apellido.-

Antes de que pueda decir algo, volvió a hablar -Además, ¿Desde cuando somos amigos?-Preguntó arqueando una ceja.

La desilución tomó lugar en mi cabeza. Cometí un error . . Creí que él quería ser mi amigo.. Suspiré con decepción. Lo miré y sonreí forzadamente. -Esta bien , Perdona.. Supongo que me precipité..- Abrí la puerta y salí al pasillo. Comencé a caminar con la cabeza abajo mientras me dirigía al salón. Nunca aprendí la lección que me dio Papá, Porque me volví a chocar. No hay árboles dentro de la escuela por obviedad. Me fijé, y aparentemente choqué con una niña despeinada. Ella se veía apresurada. -Perdona, ¡No fue mi intención!-Lamenté, La niña asintió con la cabeza y siguió en lo suyo. Que raro.


Finalmente regresé al salón y tomé asiento. Mis compañeros hablaban entre ellos, dejándome mal sabor de boca.

Luego de un transcurso de clases, El sonido de la campana fue la victoria para todos. ¡Genial! Estoy ansioso de regresar a casa y ver a mi familia. ¡Debo hacer los preparativos para mi cumpleaños junto a Mamá!. ¡Me muero de emoción..!


Al salir de la escuela, Caminé por los costados de la carretera en dirección a mi casa. Mi sorpresa fue sentir una mirada y percatar que Rofal estaba al frente de la calle. Él desvió sus ojos al notar mi atención. ¿Que ocurre?

¿Lo sorprendí? ¡Ja, ja, ja! ¡Tengo vista de águila!.

Lamentablemente, Perdí la mirada de Rofal después de que un taxi haya pasado precipitadamente Chocándo contra una bicicleta que intentó cruzar. El taxi no sufrió daño alguno, Sin embargo la bicicleta se llevó el desastre.


Mi sorpresa no fue la precipitación del coche. Tampoco el daño de la bicicleta. Lo que me dejó sin aire, Fue ver que quien se había caído de la bicicleta provocando que su cabeza sea aplastada por las ruedas del taxi.. Fue mi hermano.

Pour continuer, prenez une décision parmi les options suivantes:

└─ ¿Rofal?
13 Mai 2020 23:38:01 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2

Commentez quelque chose

Publier!
Juan Perez Juan Perez
Buena historia brou <3
May 15, 2020, 06:51
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 4 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!

Histoires en lien

Plus d'histoires