mazzaroarbelo Gabriel Mazzaro

Corrientes comenzaba a brillar debajo de un cielo nocturno, ligeramente apestado a tragedia. Perfume a desgracia, quizás. «Estoy cansado» pensó, «dos turnos de corrido son insoportables. No hay cuerpo que aguante. Se maneja solo esto. Me hubiese reportado enfermo…» El mastodonte mecánico, ansioso, esquivaba los otros vehículos a escasos centímetros; su corazón gigantesco rugía con furia en las esquinas.   «Ojalá pudiese manejar mi vida cómo lo hago con este colectivo»

#ficcion #themicrostoryller #theauthorscup
  21 Mai 2019 18:47:00
AA Partager

Commentez quelque chose

0 Commentaires
Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!

Plus de microfictions