Guardian De Drygonia (2019-) Suivre un blog

danubiodecampos1 Danubio De Campos un blog dedicado a los videojuegos, pero desde una perspectiva algo diferente: pequeñas reflexiones sobre los temas centrales de diversos juegos. es una pequeña llamada de atención a aquellos que dicen que un videojuego no puede ir mas allá y que es mera perdida de tiempo- El contenido del blog esta enfocado tanto a Nes como a Super Nintendo PS: El nombre del blog proviene del juego Crystalis, de Nes esta es la dirección del blog https://guardiandedrygonia.blogspot.com/
Histoire non vérifiée

#nintendo #nes #snes #super-nintendo #rpg #reflexiones #videojuegos #blog
AA Partager

Dios En Nuestro Tiempo (Actraiser)

Actraiser no solo fue uno de los primero juegos del Super Nintendo, sino también un insigne estandarte de la ridícula pretensión de la subsidiaria americana de Nintendo de censurar los juegos de las maneras más ridículas con la intención de proteger a los niños de los temas sensibles pero ¿no que una temprana exposición a temas sensibles podría hacernos también mas consientes de ellos y mas dados a reflexionarlos para tratar de comprender mejor el mundo que nos rodea? Sea como fuere, este empeño nos privó de grandes historias y nos llevo a entender erróneamente otras tantas.


Tal es el caso del videojuego que motiva estas breves líneas, donde, en la versión original se nos cuenta la historia de la lucha entre Dios nuestro señor y Satanás, lucha que duró años. En un mundo donde la gente temía a Satán a la vez que adoraban al señor, fueron las huestes del maligno quienes se apoderaron de la tierra y convirtieron a sus habitantes en fieros demonios.


El señor había sido derrotado y con sus últimas fuerzas cayó en un profundo sueño de cien años al despertar observó como sus siervos habían perdido la fe y como la tierra, otrora hermosa se había convertido en un despojo de lo que antes había sido, así pues el señor se arma y junto a su fiel querubín ayudante baja a la tierra a poner fin a los planes de Satanás.


Quizá el momento mas reflexivo llega al final, cuando se explora el concepto relativo al agradecimiento y a nuestra naturaleza humana. Los seres humanos tienden a olvidar a quienes los han ayudado cuando se sienten en su zona de confort. Y cuantas veces nosotros mismos no hemos caído en ese error tan tremendo. Somos ayudados por alguien, pero este, al necesitarnos o al tender una mano, nosotros de manera ingrata damos vuelta la espalda y no volvemos a recordar a ese otro sino hasta que nos vemos nuevamente en el momento de la necesidad, y esa característica humana se aplica entre nosotros, no solo tiene que ver con Dios.


En mi país he escuchado muchas veces el dicho: todo mundo es ateo hasta que va cayendo el avión, y eso está relacionado justamente al punto que reflexionaba arriba. Mientras más años cuento, tiendo a creer más en Dios, justamente porque realmente el ser humano, ni con todos sus portentos tecnológicos e intelectuales ha podido evitar la debacle que tiene el mundo hoy al borde del colapso y ¿no sería hermoso poner la fe en aquel que es muy grande como para fallar? Y no, no soy un tipo religioso, pero no creo que el ser humano sea tan racional ni reflexivo como dice ser, de otro modo, todo sería muy distinto.


Quizá rescato que este juego pone a Dios en contexto como lo que es: un ser justiciero que está dispuesto a darlo todo por el bienestar de quienes confían en el, muy diferente a que quienes hoy hablan de él son capaces de hacer cosas deleznables en su nombre y, seamos francos, le hacen un flaco favor al mundo.


Quizá al terminar este juego, me hace pensar que ser Dios no debe ser fácil, debe estar lleno de ingratitudes y frialdad. Pero también de la tristeza que ha de sentirse ser un plato de segunda mesa para aquellos a quienes intentas ayudar. Pero no importa como sea, Dios siempre parece estar ahí para recordarnos que hay mucho más en la vida de lo que podemos ver con nuestros ojos y nuestro limitado entendimiento. Ser Dios en nuestro tiempo es tarea difícil, pero seguro un día de estos volverá a abrir los ojos y la tierra volverá a ser objeto de su poder, y nos recordara nuevamente nuestra pequeñez.

20 Décembre 2019 00:19:29 0 Rapport Incorporer 0
~

Reloj Del Armagedón ( The Guardian Legend)

Fue a mediados del año 2000 cuando tuve la oportunidad de jugar este título y de ello me recuerdo claro pues la efervescencia del apocalipsis estaba en uno de sus puntos más álgido. Diccionario en mano traduje todo el prologo y me quede extrañado ya que, para un niño de pocos años era muy extraño todo: un planeta lleno de criaturas malignas que se acercaba a la tierra.

Mientras la música del luego sonaba, en el teléfono mi abuela se despedía entre lagrimas de una vieja amiga mientras juntas recordaban anécdotas sobre los momentos que habían pasado mientras entre sollozos mi abuela parecía entrar en desesperación sobre un sillón repitiendo no estar preparada para morir aun. Para aquellos días yo estaba tratando de entender el porqué del fin del mundo ¿bombas atómicas? ¿Computadores esquizofrénicos? La histeria colectiva no me traía para nada bien. No ayudaba francamente de mucho el hecho de vivir rodeado de vecinos supersticiosos que supuestamente veían aureolas en el sol y que inventaban toda clase de historias fantásticas para justificar su paranoia, esto por allá de octubre del 99.

No conocí a H.R Giger sino hasta entrados mis quince años, cuando mis fascinaciones estaban fundidas en la imaginería gótica, alienígenas y la estética Cyberpunk, pero la portada del juego me inquieto ¿Qué serían aquellos ojos furiosos? ¿Sería el fuego de aquella fotografía un presagio del futuro por venir? Quizá por esas impresiones, las computadoras y la tecnología actual siempre me causo y sigue causando alarma, susto incluso diría, creamos maquinas fantásticas que luego no podemos controlar. La cibernética no me ha causado el placer cuasi erótico que muchos esperan y recuerdo este título como un juego que a pesar que me remite a muchos miedos de niñez, también a esa fascinación enfermiza que aun hoy sigo profesando por el futuro. Los supersónicos aquellas primeras horas de los dos miles, luego de sentir el abrigo de sabernos con vida, puse mi corazón en mis manos emocionado a rabiar por saberme en el dos mil, en aquella fantástica fecha que mis abuelos y muchas otras generaciones habían ensoñado. Pero solo bastaría un año de espera para sentir la decepción de saber que este futuro no era exactamente lo que de niño soñé

Hoy ya más adulto al jugar este título tiendo a hacerme la misma pregunta que no podía contestarme de pequeño: ¿Por qué esa obsesión por morir? Esa fascinación enfermiza por la angustia. Y aun hoy, a casi veinte años de ese dos mil, aun puedo ver a ese niño, pero también cuento los fines de mundo a los que he sobrevivido, y el reloj del Armagedón sigue su marcha atrás. No creo en pitonizos, si algo se acaba, siquiera lo veremos venir.

¿Tan difícil es saber nuestro miedo a la muerte es natural? ¿Para que la obsesión de adelantar la fecha? Aun no hemos creado el androide que nos libere del peso del fin cuando el día llegue. No somos capaces de entender nuestro mundo y aun así pensamos que todo el quehacer del universo gravita en torno a nosotros y nuestros afanes autodestructivos

Vivamos y dejemos vivir, los momentos mas felices del ser humano son aquellos en los que nos atrapa el breve olvido de la muerte, y que bueno que así sea. Mientras me preparaba para escribir estas líneas mire el cielo y suspiré, no sé, supongo que pensé que muy probablemente, en algún lugar del universo, Naju venga en camino mientras el reloj del Armagedón sigue contando atrás.

2 Décembre 2019 18:09:56 0 Rapport Incorporer 0
~

Cuando Se Habla Por Hablar (Tecmo Secret Of The Stars)

Es la primera frase que se me viene a la mente al pensar en Tecmo Secret Of The Stars que se estreno en occidente en 1995. Lo extraño es que en occidente fue lanzado casi tres años después de que se publicase en Japón (1993, bajo el nombre de Aqutallion) y el que es a menudo laureado como uno de los peores, sino el peor Rpg para el Súper Nintendo


Las personas siempre tendemos a querer potenciar nuestros talentos en función de desarrollarlos de mejor manera ¡y que bueno que es! Pero quizá lo peor que quien fuera podría hacer es tratar de ser lo que no es solo por seguir la moda, solo porque el otro tiene en su mano algo que nos parece relativamente interesante, digno de intentarse o de dar a demostrar y ello adquiere una relevancia central cuando pensamos en este infame juego.


Desarrollado por Tecmo en los albores de los noventas, quienes fueran mejor conocidos por Ninja Ryukenden (Ninja Gaiden)que a pesar de ser una buena historia, no era una historia a gran escala con desarrollo de personajes o subtramas como bien requiere un juego de rol. Lo triste es que, el juego que hoy nos convoca nada tiene de esto y la profundidad de la forma en la que está contada la historia está reducida a su máxima expresión, una expresión que hace que un juego de desplazamiento lateral no inmersivo, tenga la profundidad de un Final Fantasy VI.


El juego comienza con un niño entrando a una suerte de librería y el argumento se detiene exactamente allí. El resto del juego es solo un personaje X dirigiéndose en busca de algo que no sabemos cómo o lo que es. Solo se nos dice que el padre del protagonista había pertenecido al clan de los aqutallion, pero tampoco se nos instruye en que hacía especial a este grupo de personas o su relevancia más allá de un poder mágico de poca monta.


Luego de comenzar una aventura que carece de sentido desde el primer minuto, nos encontramos con personajes secundarios silentes, que se unen a tu causa sin motivo aparente, sin darte ninguna razón para ello, solo porque ahí están, porque fueron programados en aquel lugar. La ciudad de BeeGees es otro insigne ejemplo de cómo el simple nombre de un pueblo pueda ser objeto de cuestionamiento, cuando esta ahí para tratar de ser una especie de humorada o innovación fuera de lugar, donde por màs que en lo personal sea un entusiasta del trío Australiano/ británico no deja de parecerme una soberana ridiculez.


Cuando el juego acaba, nos volvemos a sentir vacios ¿no es el más terrible destino para un videojuego? Detenernos un segundo para cuestionar lo que hemos hecho. Porque hemos visto lo que hemos visto y oído lo que hemos oído. El momento en que nos sentimos sin la divertida y a veces especial sensación de que nos embarcamos en una historia que valió la pena y de la que fuimos parte, de esos juegos que hacen recordar aquellos tiempos allende los años en que los Rpg fueron publicitados como libros o cuasi novelas interactivas.


Pero así como este juego no es más que una barrabasada de alguien que no había madurado demasiado ninguna de las ideas que tenía en su cabeza ¿no nos vemos exactamente igual al tratar de ser lo que no somos? Tratar de ser muchas veces lo que no somos puede parecer bastante valido en nuestros años formativos, más cuando ya hemos entrado en edad no solo puede dejarnos al filo de la ridiculez sino también en el vacio de saber que aquello que creemos que nos identifica, no tiene que ver en nada con lo que es nuestra esencia, con lo que nosotros somos y que nos hace también a fin de cuentas hablar por hablar, pues esa búsqueda del yo, lejos de la aceptación personal, es un camino que nos lleva al mismo lugar donde comenzamos, quizá rodeados de gente nueva, llenos de experiencias y de lugares novedosos, pero que a fin de cuentas, no disfrutamos. ¿Tan ingenuos somos que nos cuesta tanto aceptar que somos lo que vemos en el espejo? A fin de cuentas, herramientas más, herramientas menos, es la naturalidad de nuestro propio curso de vida el que va dando pie al encuentro de esa identidad. Si amamos la escritura, no tenemos para que fingir ser músicos. Si no somos particularmente divertidos o dinámicos, no hay para que fingir ser humorista, si no estamos de acuerdo con alguien, no hay para que fingir estarlo.


La paz con lo que somos y con nuestra esencia natural es la que al final de cuentas puede hacernos llegar más allá, para así no tomar el ejemplo de este videojuego y ser uno más de esos que solo hablan por hablar, para luego al ver derrumbadas sus expectativas sientan el vacio de saber que nada es lo que parece y que el camino que puede parecer atractivo a nuestros ojos, al finalizar puede dejarnos solo silencio y una inmisericorde soledad



P.s: Tecmo Secret Of The Stars fue el primer y único RPG publicado por Tecmo, a pesar de que en la portada del videojuego afirmara que el mismo correspondía a una serie de juegos de rol que la empresa se empeñaría en crear. Es refrescante saber que tuvieron la sabiduría para entender, que aquella no era una buena idea, volviendo a sus raíces poco después.

29 Novembre 2019 14:49:13 0 Rapport Incorporer 2
~

El Arca Del Infinito (Mystic Ark)

Mystic Ark fue un juego de Rpg lanzado exclusivamente para Super Famicom en 1995 y este pequeño escrito se centra en una reflexión sobre el concepto principal del juego: la divinidad y la búsqueda de nuestro propio camino.


¿Cuántas veces nos hemos encontrado en una situación parecida al protagonista de este juego al sentinos atrapados en una situación que pareciera no tener nombre? Quizá no estamos atrapados dentro de una figura de escayola pero si dentro de nuestras propias preguntas. Muchas veces nos hemos preguntado que hacemos aquí, como encontrar nuestro camino.


El protagonista se encuentra sumido en una búsqueda que lo lleva a una aventura por encontrar los elementos que lo lleven de vuelta a casa mientras su camino es constantemente guiado por la voz de una divinidad. Desde la tranquilidad del viento, la majestuosa belleza de un barco labrado o la potencia del fuego que es levantado por un viento tempestuoso, pareciera que estamos escuchando esa divinidad que queramos o no, vive en nuestro interior.


Es curioso cómo detenerse en medio de la vida es más complejo de lo que pareciera, estamos determinados por una concepción y una enseñanza fuertemente arraigada en la importancia de lo material y la motivación de vivir para tener, para ser observado por el otro y recibir esa palmada en el hombro que pueda fungir como la aprobación que todo mundo está buscando sin darse cuenta que vivir para el otro nos arrebata el precioso momento de hacernos las preguntas a las que se enfrenta el protagonista de este juego ¿Cómo encontrar mi camino? ¿el camino que me he trazado es el correcto?


Muchas veces buscar no presupone encontrar, asi como el protagonista de este juego necesita de las arcas místicas para volver a su mundo, nosotros también necesitamos de aquellas mismas arcas para encontrar nuestra felicidad, solo, que tal como él, encontrarlas no es fácil, pues a diferencia de esta aventura, no existe una respuesta única, pues la felicidad varía y el objetivo de encontrarnos a nosotros mismo es distinto dependiendo de cada persona. No existe una sola persona en este mundo que encuentre alivio en su corazón en lo material. Los mayores alivios siempre parecieran tender a ser intangibles: un amor, la amistad, una palabra de aliento o una simple sonrisa son faroles que ayudan a iluminar un sendero inusualmente pedregoso.


Nuestro protagonista cae muchas veces a través del juego y el final de este debe enfrentar al reflejo de su propia maldad la que es al final de cuentas la que pone un freno a cualquier cosa que podamos hacer, esa propia pulsión autodestructiva que nos empuja hacia abajo muchas veces. Sin embargo luego de aquella encarnizada batalla, esa misma divinidad se levanta para revelarnos que fue ella quien creó el mundo en el que nos encontrábamos y que fue ella quien nos puso enfrente a las personas que conocimos, lugares que visitamos y batallas que luchamos, en un intento para que nuestro personaje tuviese las armas necesarias para enfrentar el gran camino que le aguardaba por delante. El nacimiento del protagonista es el broche que necesitamos para comprender la verdadera naturaleza del mensaje de este juego, ese mismo mensaje que muchas veces se nos hace esquivo o simplemente no queremos aceptar: esta vida solo es un paso efímero. No venimos aquí a buscar la inmortalidad, sino mas bien a aprender a vivir, a que aquel estúpido cliché de disfrutar lo simple de la vida tenga la capacidad de poseer algo de sentido.


Lo central de la vida y las mayores respuestas por las que clama la humanidad siempre han parecido estar absurdamente alejadas del ojo humano, o de la capacidad limitada del hombre para asimilar y comprender la realidad que le rodea y también para aceptar que quizá, muy probablemente hay mucho que escapa a nuestros ojos de carne, imperfectos y preñados de tristes prejuicios. Pues a veces pareciera que este plano no albergara toda respuesta válida y que, tal como este juego lo plantea implícitamente, sería muy ingenuo de nuestra parte seguirnos planteando aquella concepción del ser humano como el ser mas grande, pensante y único de nuestro vasto universo.


La frase ancla de este juego es: la verdad está en el fin del mundo. Y quien sabe, quizá ese día en que cerremos nuestros ojos para siempre sea el día en que abramos la puerta, tal como este protagonista, a un mundo de desafíos mucho más grande que nosotros y por sobre todo, nos encontremos con las más grandes respuestas que ni aun los más grandes eruditos de nuestro tiempo han podido develar: ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí?

29 Novembre 2019 14:24:34 0 Rapport Incorporer 1
~
En savoir plus Page de démarrage 1

Plus d'histoires