Blog: Mis consejos para escritores Suivre un blog

asteriabridget Asteria Bridget ¿Necesitas inspiración e ideas para mejorar tus historias? En este blog daré diversos consejos que me han funcionado a mi, con relación a la escritura. También esta historia forma parte de la copa de autores.

#theauthorscup #TheLiteratureBlogger
AA Partager

Mi experiencia y recomendaciones para la próxima Copa de Autores

Felicidades si has llegado hasta aquí es porque eres todo un valiente y estas considerando participar en esta competencia o tienes curiosidad y te gustaría saber si tú podrías ser uno de los ganadores de la siguiente edición. En caso de que no sea así y que no sepas que es y simplemente te diera curiosidad porque lees por todas partes el nombre de AuthorsCup ya sea en las historias o en la plataforma de Inkspired, o en las redes sociales, te diré brevemente de que se trata.


La copa de autores, se trata de una competencia de escritura realizada en Inkspired, la cual dura tres meses. Esta edición la del 2020 empezó en octubre y finalizara en diciembre 20, pero, aunque ya estamos por terminar esta edición al momento de yo encontrarme escribiendo esta entrada. Tú estás en buen momento para comenzar a prepararte para la edición 2021.


Ahora que ya sabemos de que se trata pasaremos a lo que puedes esperar de ella y lo que no, pudiendo dar a confusión antes de tu registro.


Esta competencia, no es como cualquier otro certamen donde tienes tu manuscrito ya hecho y lo envías para esperar que un jurado de un veredicto, por lo que no se trata de mandar una historia que ya tengas previa. Sin embargo, si puedes participar con historias hechas con antelación siempre que sean inéditas es decir que nunca antes las publicaras en ningún lado y las tengas guardadas, pero te diré más adelante porque no recomiendo esta estrategia del todo.


Una vez que se juntan 100 participantes la competencia da inicio, por lo que tendrás que ser paciente en lo que se reúne mínimo esa cifra. En esta edición 2020 al menos cuando se juntó esa cantidad, poco después se anunció la fecha oficial de inicio. Te darán un periodo adicional de tiempo por si aún no te has decidido a inscribirte para que aproveches, pero lo ideal es inscribirse con antelación, pero lo que si debes tener en cuenta es que no hay reembolsos. Por lo que una vez te inscribes es porque tu decisión ha sido tomada y estas preparado para vivir la experiencia.


La copa de autores, en realidad, es una competencia bastante más compleja de lo que parece a simple vista. Ya que tendrás que enfrentarte a cuatro tipos de retos.


1- Retos Trimensuales: Podrás reclamarlos durante los tres meses que dure la competencia, sin embargo, deberás leer con mucho detalle para cumplir con sus especificaciones.

2- Retos Mensuales: Solo podrán cobrarse y realizarse durante el mes que se especifique.

3- Retos Flash: Nunca sabrás cuando aparecerán, tienes que tener cuidado con ellos.

4- La mejor historia: Esta categoría es especial, no solo porque te dan más puntos si ganas, sino que tu historia destacara por sobre las demás de su categoría.


Ahora que ya te he dado un panorama general de la copa de autores y que sabes que se trata de una competencia de retos de escritura, vayamos a mis recomendaciones para que puedas elegir si quieres aventurarte a esta experiencia o no.


Para poder participar en este evento y no morir en el intento, necesitas ser extremadamente organizado, en serio extremadamente, no es broma. Ya que vas a ser bombardeado con retos trimensuales, retos mensuales, retos flash y la mejor historia. A que me refiero, pondré de ejemplo mi experiencia del mes de octubre, donde tuve que realizar 6 historias de retos mensuales, mientras al mismo tiempo lidiaba con los retos trimensuales cuyo cumplimiento era durante toda la competencia. Y no solo eso, de vez en cuando debía dedicar tiempo para historias o retos flash imprevistos además no podía descuidar el reto la mejor historia.


Así que crea un calendario o lista de deberes una vez aparezcan los retos y apégate a cumplirlos al pie de la letra. No elijas los retos que para ti es completamente imposible que cumplas, solo desperdiciaras energía y podrás descuidar otros retos que si podrías cumplir corriendo el riesgo de dejarlos a la mitad. Como ejemplo de retos imposibles podría decirte que para mí fue el reto del Coautor (el trimensual) que pedía escribir 5000 palabras como mínimo por capitulo, con un total de 10 capítulos.


En mi caso no me fue posible cumplirlo y tuve que dejarlo a la mitad. Porque como dije, tienen especificaciones y al mismo tiempo tienes que estar trabajando escribiendo otras seis historias (o más) con mínimos de palabras (de 1000, 1500 o 2500) más un mínimo adicional de capítulos (1,3,6, 8...etc). Y sí, si dejas retos a la mitad te dan puntos, pero no es igual que si los completas.


El tiempo es crucial, valóralo y se consciente de que, si tienes trabajo, universidad, o muchas obligaciones llegar al top 3 va a ser complicado a menos que te desveles y seas capaz de escribir unas 7000 palabras por día. De lo contrario, si no eres capaz de escribir de manera constante, no tienes velocidad, no estas acostumbrado a escribir diariamente mínimo 1000 palabras, probablemente no vas a tener un buen desempeño durante la copa.


En ambos casos, te preguntaras ¿si puedes intentarlo? La respuesta es si, a fin de cuentas, el único que decide si lo logra o no es uno mismo, pero el desgaste y el esfuerzo será mayor, por lo que te recomiendo que si quieres participar por la experiencia, pero aun quieres ser premiado deberás centrarte en escribir el reto de la mejor historia (ya que es premiada de forma independiente) y cumplir retos secundarios para estar en el ranking 25 y que te toque un premio por sorteo, el cual no es garantizado. Necesitaras mucha disciplina y fuerza de voluntad, así que piénsalo bien.


Ten presente que la copa te pedirá cosas que te harán salir de tu zona de confort ¿no te gusta escribir poesía? Vas a encontrarte retos de este tipo, puedes elegir no realizarlos, pero te costara puntos que alguien mas aprovechara. ¿No sabes dibujar comics? Bueno si también piden retos de dibujo, por favor sigue las especificaciones y trata de cumplirlas como son, te rechazaran probablemente si tu trabajo es mediocre o no cumple los requisitos, aunque siempre puedes intentarlo para superar tus límites, pero recuerda dar lo mejor de ti.


Por último, la razón por la que no recomiendo emplear historias previas es que los retos de la copa de autores te piden requisitos específicos a cumplir en cada desafío, puedes realizar adaptaciones a tus historias previas si es que tienes alguna y claro si logras hacer las adecuaciones, pero no es garantía de que tus historias vayan a encajar en los retos que la copa libere. En mi caso me ha ido bastante bien escribiendo las historias para cada reto, así que no te preocupes por escribir contenido antes de que inicie la siguiente edición y lo más importante de todo, disfruta la experiencia.


Consejo extra: si tienes dudas durante la copa usa los grupos comunitarios, las redes sociales o manda correo a Inkspired para escribirlas, realmente te salvaran estas tres opciones.

18 Décembre 2020 00:00:21 2 Rapport Incorporer 3
~

¿Qué tipo de escritor eres?

Antes de contestar la pregunta que radica en este blog, creo que es necesario que definamos qué es un escritor. Muchos de nosotros hemos llegado a este mundo escritoril por haber leído libros que nos gustaban. Después de un tiempo empezamos a pensar en escenas increíbles y hasta a soñar con historias impresionantes que perduran en nuestro pensamiento.


Hasta que decidimos dar el paso definitivo: escribir.


Al principio lo hacemos con miedo y con mucha vergüenza, quizá pasen años antes de que te atrevas a mostrarles tus escritos a tus amigos y finalmente llegas a la madurez o sensación de vértigo de publicar en plataformas digitales.


Con el tiempo aprendes que las viñetas no son rayas de dialogo, que los acento son indispensables, que las comas no se colocan en todos lados y que el punto y como (;) no es un elemento extraterrestre.


Le encuentras sentido a la letra capital y a la sangría, empiezas a estudiar sobre los diferentes géneros literarios, o que es la trama y el ritmo, que además de la ortografía, la gramática es algo que no puedes dejar de lado.


Y llegados a este punto has aprendido mucho, pero quizá nunca te has preguntado: ¿Qué tipo de escritor soy?


Hablemos de qué es un escritor; Un escritor es una persona —como tú y como yo—, que utiliza palabras escritas en varios estilos y técnicas para comunicar sus ideas, y esas ideas se pueden plasmar de diversas formas tales como novelas, cuentos, poesía, obras de teatro, artículos periodísticos, guiones, ensayos, y crónicas.


Ahora, teniendo en cuenta ese concepto, enfoquémonos en la frase “varios estilos y técnicas”, que es lo que nos ha traído hasta aquí.


Hablando de técnicas de escritura, debemos hablar de las dos formas básicas que utilizamos, la técnica de brújula y la técnica del mapeo, dependiendo de cada una de ellas entonces es que finalmente nos podemos poner a pensar en qué tipo de escritor eres, somos.


¿Habías escuchado sobre estos términos escritoriles?


Pues es muy fácil, si recordamos a las brújulas, ellas se mueven conforme se mueve su destino, solo muestran los puntos cardinales pero todo el trabajo como tal se hace en base a instinto, y aunque suene gracioso, es como Jack Sparrow con su brújula que le muestra lo que más desea.


En cambio, cuando hablamos de un mapa, ya es un papel que se ha hecho con todo un camino estructurado, estudiado y establecido, lo que se ve en el mapa es porque ha sido previamente planificado y solo se debe llegar hasta el punto que se quiere a través de él.


Y con una explicación tan sencilla, llegamos a los tipos de escritor:


Escritor de brújula y escritor de mapa.


Con escritor de Brújula nos referimos al tipo escritor que no planifica antes de escribir, son aquellos soñadores que tienen apenas tres ideas en la cabeza y empiezan a escribir como si no hubiera mañana y de pronto se estancan porque no saben cómo continuar, entonces cierran la libreta o la computadora en espera de otra idea genial que les permita continuar con la trama.


La mayoría de los escritores novatos son escritores del tipo brújula, al principio no estructuran mucho, solo tienen deseos de crear y eso hacen, pelean con las conductas de sus personajes y utilizan frases como:


“Es que mi personaje tiene vida propia, maneja como quiere la historia”.


Y mientras se debaten con los cambios de humor de sus personajes, olvidan pensar a futuro y esquematizar sus ideas, lo que después puede causar un fuerte bloqueo de escritor o en el menor de los casos frustración por no saber cómo continuar.


Incluso, cometen el sacrilegio de cometer errores de trama.


¿Cuántas veces releyendo han podido encontrar que Juan era mexicano en el primer capítulo y luego era Israelí en el capítulo nueve?


Lo sé, es una exageración, pero se entiende el punto ¿no?


Ese viene a ser uno de los problemas de ser un escritor brújula, la falta de planificación les induce al error.


Escritor de Mapa:


Este tipo de escritor es más experimentado, ya ha aprendido de sus errores de juventud y se planifica en todo, utiliza “escaletas”, “Mapas de flujo y hasta “fichas personaje”.


Y sobre todo, conocen ese increíble e imponente concepto llamado “Worldbuilding”.


El escritor de mapa es el que estructura mucho antes de empezar a escribir, se encarga de desentrañar su idea hasta la máxima potencia, su idea se convierte en una telaraña de la cual luego solo tiene que ir conectando puntos y desarrollando escenas.


Esto implica un fuerte trabajo de escritor controlador de su obra, si de escritores mapa hablamos, tienden a ser excesivamente ordenados, obsesivos con los detalles y mucho más meticulosos que un escritor brújula.


Este tipo de escritor se traza una meta fija y a través de su mapeo sabe cómo llegar hasta esa meta.


Sin embargo, no crean que todo es perfecto, así como los escritores de brújula sufren de bloqueo de escritor, los de mapa también lo hacen, pero no por falta de orden, sino por cansancio, luego de tanto esquematizar… ya el escritor se siente cansado como para sentarse a redactar.


La escritura en este punto se puede volver un acto muy “cuadrado”, lleno de fórmulas y de esquemas que en cierta forma le quitan a la historia el elemento sorpresa y único que pudieran tener, y a veces —no en todos los casos— puede suceder que el autor se contenga en desarrollar su trama por la comodidad de solo escribir lo que ya había estructurado.


Llegados a este punto, querido escritor que has llegado hasta aquí en búsqueda de una respuesta, ¿Te has sentido identificado con algún extremo?


O puede que luego de leer esto, resulta que has decidido que no formas parte de uno o del otro extremo, sino que eres una amalgama de ambos.


Recuerda que no hay camino malo, cada uno de estos tipos de los que te he hablado superficialmente, tiene sus pro y sus contra, y todas pueden mejorarse a través de la práctica y la lectura de elementos y técnicas que nos ayuden a mejorar cada día en este arduo trabajo de crear historias.


Incluso, si eres una mescolanza de ambos, ¡está bien! En el mundo escritoril todo lo que te haga sentir bien y te ayude con tu escritura está perfecto en realidad, por eso, eres capaz de crear lo que desees y de acoger las cosas buenas de cada estilo o técnica.


Ya que seas: “escritor de brújula”, “escritor de mapa” o aquello que por ahora llamaremos “escritor mixto”, lo importantes es que tu proceso creativo sea bueno y tus creaciones vean la luz.

13 Décembre 2020 22:51:16 0 Rapport Incorporer 4
~

El arte de crear personajes.

Todos podemos constatar que los personajes son el núcleo de las historias. Sin ellos, o con personajes planos, los lectores no se van a interesar por lo que estés narrando, mucho menos por el mundo o por la trama que hayas construido aun este muy bien argumentada.


Aunque puede suceder que aun cuando poseas personajes planos en tus historias puede que creas que esto no es así y esta bien no significa que se estén engañando, lo que ocurre es cuando esta situación se presenta es que no supiste como trasladar lo que conoces de tus personajes a la historia. Se que lo tienen en su cabeza, o en tus notas, y que probablemente conocen a fondo a sus personajes, el problema se crea cuando no se lleva todo ese conocimiento al papel.


Como escritores, debemos estar convencidos de que nuestros personajes son sólidos y preocuparnos por sus destinos y sus motivaciones para que así los lectores de igual forma se preocupen e interesen por los personajes que construyamos.


Los personajes generalmente cumplen una única función a excepción de los personajes principales de una historia, ya sean los protagonistas o los antagonistas. Los personajes principales tienen que involucrarse en diferentes acontecimientos a lo largo de la historia para que sean creíbles en sus diferentes roles.


Existen técnicas que puedes utilizar para dominar la caracterización de los personajes sin importar el tipo de rol que desees, podrás aplicarlo en todos. Con ellas conseguirás personajes vivos y efectivos para tus historias. Y lograrás que sean queridos por tus lectores y que por lo mismo se preocupen por ellos.


Antes de comenzar una historia en la etapa de documentación deberás tomarte un tiempo para analizar y hacer esquemas o fichas con tus personajes. Crear personajes es una de las tareas de ese proceso de planificación. Y sí, claro, siempre puedes copiar, coger un rasgo de aquí y otro de allí, pero las fórmulas de otros no tienen por qué funcionar en tu caso o en tus personajes.


Una tendencia entre algunos autores es la que sostiene que los personajes tienen que ser creíbles, deben ser exactamente como las personas que nos encontramos por la calle, moverse y hablar como ellos. Otros, sin embargo, dicen que sus personajes toman vida y actúan por sí mismos, sin modelos.


No hay nada malo en estas técnicas siempre que este tipo de acercamientos naturalistas, o el dejar hacer a los personajes, no provoque que sean poco interesantes o inactivos. Incluso cuando están basados en personas reales los personajes suelen ser reflejos de la mente inconsciente de su autor.


Otros autores intentan plasmar lo más oscuro de sus almas en personajes amargados, tristes y solitarios, que llegan incluso a repeler al lector. O demasiado pasivos, la contraposición a los personajes "fuertes". Estos autores suelen defender su idea del personaje imperfecto, y seguro que hay muchas personas que son así. Pero, ¿realmente queremos leer sobre ellas? ¿Qué convierte a un personaje en alguien fuera de lo común? ¿Qué significa que un personaje se sale de lo común? ¿De qué cualidades estamos hablando cuando hablamos de personajes fuertes?


Si te fijas, creo podrás reconocer lo que tienen estos personajes fuera de lo común. No son sus debilidades sino su fuerza, no son sus derrotas, sino sus triunfos. La ficción no es la vida real cotidiana. La ficción tiene que reflejar la vida, pero, inconscientemente, como lectores, buscamos experiencias de vida que sean admirables, divertidas, esperanzadoras, perseverantes, positivas, inspiradoras y que nos hagan sentir completos. Aun así, ocurran en mundos inexistentes de fantasía.


Los personajes de las novelas que nos llaman la atención no sólo sufren, sino que actúan, no se limitan a sobrevivir a las circunstancias, sino que se sobreponen a sus problemas y luchan contra ellos. La fuerza viene de muchas formas diferentes, y la mayoría de las veces es evidente en muchas novelas, aunque sean muy diferentes entre sí. Pero otras veces esa fuerza es más sutil.


La lección sobre esta fuerza en los personajes de ficción es que un gran personaje no sólo profundiza en nuestro conocimiento sobre nosotros mismos, como lectores, sino que abre nuestra percepción a otras potencialidades, se convierte en una respuesta pasional a los problemas de la existencia. Y esa es una de las magias de la lectura de ficción.


Es fácil construir un personaje que encarne todas las cualidades que asociamos con la grandeza, pero si sólo engloba cualidades de grandeza tampoco será un buen personaje. Nuestro personaje, así, no tiene nada que descubrirnos. Los logros y los triunfos no llaman nuestra atención. Pero la lucha por conseguir lo imposible sí. Es una lucha de la que no podemos apartar los ojos. Es un conflicto.


En una novela, esta lucha es mucho más irresistible que la satisfacción del logro. Por eso el conflicto es el primer principio de la construcción del argumento y como tal, también es el secreto que construye personajes memorables.


Los personajes Mary Sue no tienen defectos notables, los aspectos positivos abundan en ellos y abruman la historia volviéndola unidimensional. Son femeninos y masculinos, pero se acepta el mismo nombre para ambos. Estarás de acuerdo conmigo en que los personajes defectuosos son más interesantes que los perfectos.


Un personaje que tiene todas las respuestas y nunca se equivoca siempre inspirará odio o causará rechazo en los lectores. Los lectores se relacionan más con los personajes imperfectos, porque a menudo, sus imperfecciones reflejan las nuestras. O los defectos de personas a las que conocemos. Un personaje que está inmerso en una tragedia terrible y recurre al alcohol para paliar su dolor es alguien con el que un lector puede identificarse, tanto si el lector bebe como si no. Todos hemos tratado de encontrar la manera de escapar de nuestra vida diaria. Así es la naturaleza humana, y un buen personaje, redondo e interesante se hará de la misma materia que nosotros.


El autoconocimiento de nuestros personajes, los enriquece. Los personajes más interesantes suelen sentirse extraños o cohibidos. Sus emociones les importan. No desechan sus experiencias, aunque sean trágicas, y abrazan la vida. Se preguntan sobre sus respuestas a los acontecimientos y lo que estas respuestas significan. Se toman a sí mismos en serio, aunque utilicen el sentido del humor como fórmula vital.


Una técnica aún más efectiva de este principio del autoconocimiento consiste en dejar que tu personaje se compare a sí mismo a lo largo de una línea temporal. “¿Cómo he cambiado?”, se pregunta. Y es una buena pregunta para que la responda al lector. Las respuestas a esta pregunta que se hace el protagonista, dará a tus lectores la sensación de que el personaje ha cambiado a lo largo de la historia.

8 Décembre 2020 14:48:01 0 Rapport Incorporer 5
~

Documentarse antes de empezar a escribir.

¿Ya tienes claro sobre lo que quieres escribir? Llevas un tiempo escribiendo relatos cortos y te sientes preparado para embarcarte en la aventura de escribir una novela. Espera un poco antes de poner los dedos encima de las teclas y no tengas prisa.      El primer pasó antes de escribir es reunir información. Necesitas documentarte e ir reuniendo información previa.  No inicies la escritura definitiva hasta que no sepas cómo es cada uno de tus personajes; su atuendo, su estatura, su edad, su forma de pensar y de hablar, a qué clase social pertenecen; cómo es el lugar en el que suceden los hechos: las texturas, los matices, el espacio cerrado con sus muebles u objetos, los exteriores; en qué momento actúan, así como quién es el narrador.

 

Antes de empezar a escribir una novela o cuento corto deberás documentarte bien para evitar que surjan la menor cantidad posibles de dudas mientras te encuentras escribiendo. La investigación durante el proceso de escritura es constante, pero no debes obviar la documentación previa o irás todo el tiempo a remolque.  Ten por seguro que mientras escribes te surgirán dudas y muchas veces comprobarás que no sabes tanto de un tema como pensabas. Por lo que podrás darte cuenta conforme escribes, que hacer este proceso no es algo exclusivo de la novela histórica. Donde el proceso es mucho más intenso. Hay escritores que conocen un periodo concreto de historia mejor que muchos licenciados o doctorados en la materia. Incluso algunos de sus libros son utilizados por profesores de universidad para explicar un periodo histórico. Pero, recuerda la documentación no es exclusiva de este tipo de literatura.


Esta preparación consiste en explorar las mejores condiciones de producción para plasmar tu idea, ajustar esa idea, calcular la extensión y el formato, documentarte y establecer un plan. También puedes optar por ponerte a trabajar de modo intuitivo, pero esto no es recomendable del todo a excepción de que conozcas la temática que vas a abordar. Ya que ahí ya hay un conocimiento previo de la materia. En mi caso me gusta trabajar de forma mixta, dependiendo del proyecto que me encuentre realizando y de todas formas me encuentro con capítulos donde debo realizar una investigación por algunas dudas que aparecen al momento de realizar la escritura.


Documentarse ayuda a evitar que la mente se bloquee, porque sin una dosis de realidad, no existe una base para improvisar y comenzar a imaginar. La documentación contribuye a la verosimilitud de la historia. No se debe escribir sobre lo que no se conoce bien; si lo haces, es posible que incluyas datos erróneos y la novela pierda credibilidad. Investiga el tema, datos referidos al personaje, como su profesión, su nacionalidad, un lugar, el tipo de conflicto, el tipo de lenguaje, una jerga, etcétera. No deberías escoger para tu protagonista la profesión de un ingeniero en física nuclear si no tienes ninguna noción de lo que esto implica, ni la de una modelo si no sabes nada sobre el mundo del modelaje.


Puedes recoger información suficiente y colocarla en fichas encabezadas con cada temática que vas a tratar en tu historia, como, por ejemplo: especies de un bosque, armas de fuego, equipo médico, etcétera. Ya que los diccionarios temáticos especializados y las fichas de documentación sobre la materia a tratar y los bocetos previos a la escritura definitiva son herramientas que suelen facilitar la tarea. Además, la documentación puede aportarte ideas. El contenido de las fichas te puede ofrecer una vía por la que transitar en un momento de estancamiento. Sin embargo, ninguna documentación que no puedas hacer pasar por «tu corazón y por tu estómago» te será realmente útil. Esto quiere decir que no te servirá en su fase técnica o informativa solamente, sino cuando puedas vivenciar los datos recogidos y sentirlos como siente el personaje concebido.


Muchos escritores se documentan durante largo tiempo sobre aspectos que, los citen posteriormente o no, conocerán lo suficiente como para que el lector perciba una ambientación, el entorno que rodea a los personajes con sus mínimos detalles, aunque no esté descrito en el texto. La documentación consiste en reunir detalles específicos sobre la situación a desarrollar para que esa situación resulte creíble. Por ejemplo, si se quiere plantear un envenenamiento, es conveniente conocer la mayor cantidad posible de productos, sus indicaciones de uso, sus efectos, etc. Si se desea transmitir cierta atmósfera, es necesario confeccionar un inventario de olores, sabores, tipos de plantas, colores del cielo, entre otros detalles.

 

Los libros, y especialmente Internet hoy en día, son una fuente de documentación fantástica.  Estos dos serán tus principales aliados, pero cuidado, no te creas todo lo que veas en internet especialmente si lo lees en la Wikipedia. Contrasta la información, busca medios especializados que gocen de buena reputación, y si está dentro de tus posibilidades busca información fuera de la red. Visita museos, acude a fuentes personales cuando sea necesario documentarse antes de empezar a escribir. Con ello nos referimos a la consulta de personas expertas en un campo. Consulta con un especialista sobre la temática que vas a tratar, la religión, el deporte, la economía, la arquitectura o cualquier otro tema de la novela.

 

Si puedes viaja y trasládate al lugar de los hechos. Apunta nombres y apellidos, vestimentas, expresiones. Si tratas un tiempo histórico, investiga la época, el ambiente, la situación humana, las costumbres, el perfil de las ciudades; consulta a los habitantes y que te cuenten particularidades. Puede que necesites documentarte sobre una etnia, un tipo de música, un movimiento cultural, drogas, algún tipo de planta, oficios, cine, arte, enfermedades, algo de psicología que explique el comportamiento de alguno de los personajes, transporte o, algo muy típico, el lugar donde transcurre la historia.

 

Son muchos los escritores que dedican más tiempo a la preparación de sus novelas que a la escritura misma. Reflexionan durante meses sobre la estructura, la manera de presentar la intriga, la construcción global, imaginan qué novela quieren. Si tienes unos pilares firmes y unos hilos claros, encontraras con facilidad el tono adecuado y la escritura fluirá con mayor naturalidad, así que no temas.

29 Novembre 2020 22:11:44 0 Rapport Incorporer 3
~
En savoir plus Page de démarrage 1 2