F
Flor Garcia


Ekis es el hijo de de un Ángel y un de demonio, lo que representa una gran traición a sus organizaciones llevando a sus padres a la muerte. Ekis comenzará una nueva vida sin recuerdos de su pasado en busca de respuestas para averiguar quien es en realidad.


Acción Todo público.

#demonios #angeles #Ekis
0
990 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Introducción

Desde hace miles de años el mundo ha estado compuesto de tres dimensiones: el cielo, el mundo humano y el inframundo. El cielo es reinado por el Gran Ángel, el inframundo por El señor de los Demonios, pero el mundo humano no estaba reinado por nadie, la guerra se desato entre el cielo y el inframundo por la adquisición de esta dimensión. Hubo sangrientas batallas en el mundo humano ya que los ángeles no podían entrar al inframundo y los demonios no podían subir a los cielos este se hizo su campo de batalla. Esta guerra tomo la vida de miles de guerreros de ambos lados, al mismo tiempo dejando el mundo humano al borde de la extinción, los dos grandes reyes accedieron a un acuerdo de que ninguno de los dos tomaría el mundo humano por el bien este, pero eso no quería decir que no pudieran entrar en él; Los ángeles y demonios podían cruzar al mundo humano a través de portales para así vivir entre ellos libremente sin ser detectados.

Los ángeles son seres de la luz, que están bajo el reinado de el Gran Ángel en los cielos. Todos los ángeles nacían con atributos que los distinguía de los demás y todos contaban con energía espiritual, dependiendo de cuanta poseyeran era lo que decía si eran fuertes o débiles. Todos tenían características similares, un par de blancas alas que los hacían bolar por los aires libremente, y una belleza extraordinaria. Ellos eran sumamente poderosos, fortalecían su energía espiritual mediante un entrenamiento especial que todos eran obligados a hacer para proteger su reino de los peligros que los amenazaban. El Gran Ángel tenía la ideología de que todos los ángeles eran perfectos, no perdonaba las imperfecciones, si cometían un solo error eran severamente castigados, en ocasiones eran ejecutados por tales acciones. Todos le temían a su rey por lo que estaban obligados a vivir de tal manera que decidían huir de los cielos y vivir en el mundo humano.

Los demonios eran seres de la oscuridad, bajo el reinado del Señor de los Demonios. Los demonios al igual que los ángeles poseían energía espiritual, una belleza extraordinaria y atributos que los diferenciaban, pero a diferencia de los ángeles los demonios tenían cuernos que los distinguían. El inframundo era bastante diferente a los cielos, ellos tenían la ideología de el mas fuerte sobrevive y el débil muere, tenían prohibido ir al mundo humano, pero muchos se marchaban del inframundo por el simple echo de que si no eran fuertes morirían, decidían tener una vida en el mundo humano donde no se sintieran amenazados. Los demonios mas poderosos del inframundo obtenían una marca que los distinguía de los demás, dicha marca era otorgada por el mismo señor de los demonios, era prueba de su fuerza, eran respetados o más bien dicho temidos por su gran fuerza y poder.

Los ángeles y demonios tienen una característica en común; dejan de envejecer a cierta edad, pero eso no quiere decir que sean inmortales todos pueden morir en cualquier momento.

Los humanos a diferencia de los ángeles y demonios no contaban con ningún atributo ni energía espiritual, vivían vidas normales, tenían gobernantes, peleaban por territorios, tal y como ha sido hasta ahora, se casaban, tenían hijos, formaban familias, estudiaban, conocían gente y obtenían empleos para crear naciones prosperas. Los humanos no sabían de la existencia de ángeles y demonios, ni de las batallas que se llevan a cabo entre estos. Estos seres pasan desapercibidos entre los humanos ya que los ángeles pueden hacer aparecer y desaparecer sus alas a voluntad, al igual los demonios con sus cuernos, al tomar su forma humana su poder disminuía a la mitad, pero al regresar a su verdadera forma se volvían invisibles a los ojos humanos. No podían usar su poder al máximo porque ocasionaban daños masivos durante las batallas. Ellos viven como personas normales, sin embargo, tenían identidades dobles, todos estaban bajo el mando de organizaciones (ángeles y demonios) que consisten en adquirir estas zonas de las ciudades lo que lleva a constantes batallas por ello, dependiendo de quien se quedara con el territorio no tenían permitido entrar a esa zona y si entraban, aunque fuera por accidente no los perdonarían y los matarían. Ambos seres tienen una simple regla: Está prohibido tener cualquier tipo de relación entre ángeles y demonios. Para ellos esto representaba alta traición a sus organizaciones y el castigo era la muerte.

7 de Mayo de 2020 a las 18:41 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capitulo Uno: ¿Estas bien?

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión