anathymic_5683 Isabel Orozco

No quiero volver a herirte, asi que es mejor que me mantenga lejos de tí.


Cuento Todo público.

#239 #recuerdos #soledad #258 #amor
Cuento corto
1
3.9mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

08 de junio del 2018

Quiero preguntarte tantas cosas.
Quiero preguntarte porque la quieres.

Quiero preguntarte si aun me quieres o si existe la posibilidad de que, si te dijera que a veces te quiero, me dieras la oportunidad de volver a estar contigo y no me dejaras tener miedo a lastimarte de nuevo y entonces no intentarlo.

No entiendo porqué ya no puedo escribir como antes.

No entiendo por qué razón hace mucho que no encuentro la misma inspiración que tenía antes por el simple hecho de escribir.

No entiendo porque ya no disfruto las cosas de la misma manera ni porque no puedo estar segura ni de mis propios pensamientos.

No entiendo porque no puedo confiar ni en mis decisiones ni en mis actos porque siento que todo lo que hago lo hago por ser egoísta, por llamar la atención o por parecer más interesante. Incluso ahora que escribo esto no sé si es algo que de verdad siento o me estoy mintiendo a mi misma solo para parecer más interesante en esta hoja de papel que quien sabe si alguna vez tu o cualquiera leerá.

Después de mucho tiempo, hace unos días, hablamos por un rato. No fue como una de las charlas que teníamos antes, pero realmente fue reconfortante poder escucharte de cerca, poder saber que estabas del otro lado del teléfono leyendo atentamente lo que trataba de decirte.

A veces me pregunto si de casualidad llegas a sospechar que aun siento algo por ti.

A veces me pregunto si al pensar en eso te retractas y te desilusionas porque recuerdas que fui yo la que decidió dejar lo nuestro.

Le he contado a dos personas recientemente que a ratos me arrepiento de no haberte dado una oportunidad. Una se quedó cayada y solo esbozo una sonrisa sabiendo que no es la primera vez que lo pienso, pero la otra dijo que no es así. Dijo que lo único que sucedía era que extrañaba que me quisieran, que extrañaba lo que se sentía estar con alguien, que alguien me esperara en la puerta, que alguien discutiera conmigo acerca de quien colgaría primero el teléfono, que solo extraño tener a alguien a quien abrazar y alguien con quien tentarme a besar de sorpresa de una manera tierna o de la manera más apasionada de la que me creo capaz.

Tal vez tenga razón, pero otras veces que me han preguntado si aun siento algo por ti parece que mis negaciones no son de lo más convincentes.

Todos los que me han preguntado llegan a pensar que aun siento algo por ti, y sin saber que no gano nada con quererte porque tu quieres a otra, afirman que así es, que aun te quiero y que no te he olvidado porque se me nota en la cara.

Ya ha pasado tanto tiempo y me siento patética al no poder olvidarte, sobre todo sabiendo que estas loco por ella y que esperas el momento en el que puedas decírselo porque sabes que no te va a rechazar o que si lo hace no la perderás.

Voy a decirte la verdad. Ella no te quiere. No te quiere como esperas que te quiera, pero no creo que vayas a perderla si se lo dices. Tienes miedo porque tu como yo tienes poca confianza de ti mismo, de tus decisiones y de como pueden afectar a las personas a tu alrededor.

Antes de que lo olvide, soñé contigo anoche. Al parecer éramos mayores porque tu tenías un departamento, y nos habíamos vuelto tan cercanos que yo tenía una llave de tu puerta. Por alguna razón yo estaba mal del estómago, no dejaba de vomitar y tenía frío. Se sentía tan real que el ver la forma en la que me mirabas en verdad hacía que todo ese frío, que mi estómago y mi respiración se calmaran, porque tu mirada era tan reconfortante que sentía como calentaba mi estómago poco a poco, dándome escalofríos, como si mi abdomen fuera de hielo y poco a poco lo fueras derritiendo con tus ojos tiernos y tu sonrisa agradable y tranquilizadora.

Estuve feliz toda la mañana porque ese sueño me hizo pensar que por simple coincidencia me escribirías esta mañana, deseándome los buenos días como solías hacerlo, con ese emoticón de la cara sonriente que esta de cabeza, el cual no he vuelto a usar con nadie porque siento que usarlo era algo nuestro, y cuando lo uso contigo o tu conmigo algo de lo que teníamos vuelve por un instante.

Me parece algo triste que tenga que escribir emoticón o mensaje en esto, pero es la manera más patética y tierna en la que nos emocionamos a nuestra edad en estos días, pero si llamaras, te juro que mi respiración se detendría por un minuto completo, mi corazón se sentiría frío y a punto de hacerse polvo de la emoción, y al escuchar tu voz volvería el aire a mis pulmones y la sangre que bombea en mi pecho volvería a sentirse cálida por todo mi cuerpo.

Después de unas horas de estar despierta y darme cuenta de que no ibas a escribir y mucho menos a llamar siento como si dentro de mi lo único que hubiera es aire, y ese aire es frío y recorre todo mi pecho haciéndome sentir aun más vacía y desganada de lo que me siento últimamente, y por últimamente me refiero a mucho antes de conocerte, tanto tiempo que ni siquiera recuerdo si alguna vez no me he sentido así, talvez de niña, en mis primeros años de primaria, pero en verdad ya no estoy segura.

10 de Abril de 2020 a las 20:04 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~