G
Gabriel Gutierrez


Muchas historias se tejen en los hospitales sobre fantasmas o almas en pena de pacientes que fallecen y esta puede ser una de ellas.


Cuento Todo público.
Cuento corto
1
928 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

“LA ENFERMERA FANTASMA”

Javier joven recién graduado de médico de la Universidad Central de Venezuela, se encontraba muy contento por haber recibido su título de médico tras largos años de estudio, había culminado con éxito el sueño de niño, ser médico como su padre.

Logro tras un concurso ingresar como médico interno a pediatría del Hospital de Niños.

En su primera guardia le había tocado el turno nocturno y se preparó esa tarde para estrenarse como médico, llego muy puntal al cambio de guardia, el médico residente lo recibió amablemente y le indico la rutina a seguir con los pacientes que tenía que atender y le presento al equipo de guardia de ese día.

Como era muy novato lo asigno a la sala de observación en el segundo piso arriba de la sala de emergencia, allí se presentó ante las dos enfermeras que le indicaron el número de pacientes y les facilitaron las historias médicas de los niños por lo que empezó haciendo una ronda cuarto por cuarto visitando los niños y su estado de salud.

-Casi a la media noche ya había terminado las rondas cuando iba por el pasillo para el puesto de las enfermeras estaba algo oscuro

Cuando escucho una voz femenina que lo llamaba:

-Doctor, ¡Doctor venga rápido!

Miró atrás rápidamente y le extraño que no había visto ninguna de las dos enfermeras por el pasillo, luego se percató que casi al final estaba una enfermera que lo llamaba con señas, la vio entrar a un cuarto.

Apresuró su paso y cuando entro no la vio, sino al niño que presentaban un cuadro de convulsiones al tocarlo se dio cuenta que tenía una fiebre muy alta.

Se preguntó si no hace más de cinco minutos estaba bien y su temperatura era normal pero como presentaba lo que parecía como un ataque de epilepsia con convulsiones más recordó los síntomas eran parecidos pero en este caso no lo eran del todo.

Lo primero que pensó hay que bajarle la fiebre de inmediato llamo a la enfermera por favor tráigame…

No había terminado la frase cuando la misma voz melodiosa con un acento algo raro que le pareció como europeo le dijo:

-Acá tiene la dosis esta exacta como usted indicó.

De inmediato Javier procedió a administrar el medicamento están en esto vio que las convulsiones cesaron y la fiebre bajo de inmediato cosa que lo volvió a sorprender y el niño reacciono muy favorablemente diciéndole:

-Usted es nuevo aquí -¿Verdad?

-Sí, soy nuevo, -¿Cómo te sientes?

-Muy bien doctor.

Javier miró atrás para solicitar a la enfermera le trajera la historia médica para anotar lo sucedido y lo administrado dándose cuenta que estaba completamente solo, extrañado con la enfermera salió al pasillo que se encontraba oscuro, al llamarla la vio casi al final y se le perdió de vista.

Se molestó y fue hacia el puesto de control de las enfermeras que se encontraba del lado contrario de donde vio la enfermera irse.

Al llegar le recrimino por qué lo habían dejado solo cuando requería la historia médica del niño.

-Una de las dos enfermeras sorprendidas le dicen:

-Perdón doctor pero nosotros no nos hemos movido de aquí.

-Cómo así y quien fue de las dos que me trajo el medicamento y me lo dio y se fue.

Flor la enfermera más antigua le dice:

-Doctor en serio nosotras no le llevamos nada y pregunta a: -¿cuál cuarto?

El médico ya más molesto le recrimina al 207, con el niño Pedro una de las dos me trajo la medicina no hay más nadie aquí.

En ese momento se dio cuenta que él no había pronunciado palabra alguna para pedir la medicina cuando recibió lo que le había prescrito.

Es cuando ve muy bien a las dos enfermeras, las detalla que estaban vestidas con un uniforme actual muy diferentes a la que vio, estas tiene las dos un uniforme color rosado con pantalones, su cubre cabello con guantes y tapabocas.

Ahí es cuando se pregunta en vos alta:

-¿Y a quién vi?

-Disculpe ya recordé a ninguna de las dos fue la que vi.

Les dice: -Yo vi a una enfermera con el traje como un vestido como de monja y al frente recuerdo tenía la insignia de la Cruz Roja en el pecho.

-Es más ahora que hago memoria no le vi la cara.

-Cuando le iba a pedir el medicamente no había hablado y me lo dio exacto como lo quería.

¿A quién vi? se preguntó Javier

-Dios mío responde la enfermera más joven ya sé que le paso.

-Si dime jovencita.

-Doctor usted lo que vio fue el alma de una enfermera que trabajo muchísimos años atrás en este hospital y era española.

-Siempre nos anda asustando pero para bien.

-Cuando hay un niño que se pone grave siempre los alerta y salimos a ver cuál se encuentra mal.

Pero no se asuste ya conoció a la enfermera fantasma del Hospital.

Ya nos conoce a las tres dijo riendo la enfermera más joven.

7 de Abril de 2020 a las 16:47 1 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Maria Gutierrez Maria Gutierrez
Hola leímos esta historia esta buena la enfermera fantasma al menos era una buena persona jajjajajjaja 👩🏻‍⚕️
~