nick-flores1584387413 Nick Flores

para tí cuál es el mejor beso, el primero o el que está por darse?


Cuento Todo público.

#coronavirus #cuarentena #cuento #beso
Cuento corto
0
845 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

EL ÚLTIMO PRIMER BESO

¿Creéis en el amor a primera vista, acaso existirá algún otro?; Como no tengo de esos jueguitos que por ahora abundan en cuarentena os voy a contar un cuento, y debo confesaros que soy bueno en ello, vamos, cómo no voy a jactarme !! ¿o quizás vosotros no os jactáis de alguna habilidad?, bueno, cada quién en lo suyo, por ello y ahora que tenéis tiempo ved a por vuestra infusión preferida y empecemos...

Como todo cuento, siempre pretendo dejar una moraleja, una lección de vida, y porqué no una ayuda, ya que siendo tan intrincado esto de vivir me dá la sensación que uno vá aprendiendo a los tumbos, que la vida es ese coche que nos entregan con las llaves puestas y gasolina y somos empujados a darle marcha, a veces se cuenta con los mejores instructores (llámese padres) pero otras ( mi caso) debemos de alguna forma encontrarle la vuelta, pero vamos al asunto.

Existe la gente que es defensora del primer beso y debo confesar que les envidio,el otro día al leer algo por allí en la web me dió por pensar en ello y caí en la cuenta de que ese no es mi caso, no se mal entienda, no es que quiera olvidar lo sucedido en cuestión , pero pienso que el primer beso para mí es, aunque me cueste ponerle una calificación , el peor, o no algo digno de recordar, me veo en retrospectiva siendo torpe,bruto, espero haber tenido higiene bucal a esa edad aunque mi memoria selectiva no llega a tanto, pero sí me veo por una calle de Buenos Aires saltando de exaltación y de júbilo luego de haber dado uno, el " famoso" primero.

Amores tuve muchos, y cuando sos chico la mayoría "son de palabra", por fortuna vás creciendo y de a poco pasás a la acción; no voy a confesaros aquí la edad, sé que a otros se les dió antes y como soy competitivo prefiero guardarme las cartas hasta el final, pero allá iba yo por Guernica (sí, como el cuadro de Picasso) siendo el chico nuevo del barrio, la tonada Cordobesa sumaba puntos, no sé si por lo rara o graciosa, pero me inclino por lo segundo, no tenía amigos, y el hecho de andar sólo, a la larga era un gran beneficio; a ver masculino que me lea, no pierdáis de vista este punto : Si vás sólo tendrás más chances, el ser humano está mejor preparado para el uno a uno y más si de ligar se trata, no hagan como la canción de los "Decadentes" la que dice : "la encaramos en barra, vení Raquél...", ellas lo notarán y por lo general te tomarán por cobarde, no le subestiméis; la cuestión es que una tarde cualquiera, de una semana cualquiera me encontraba yendo a la estación de tren,cuando de pronto le ví; podría comenzar por describir lo generoso de sus curvas, pero me quedo con sus bellos ojos que me lanzaron una flecha certera a la manzana de mis ojos negros y así de esa tan simple pero fantástica forma sucedió, ella justo salía de un almacén y yo pasaba distraído por la vereda, y ése páramo, esa ínfima porción de vereda, bastó para mirarnos, sonreirnos y sentirnos sólos transitando sin rumbo el Edén; de la charla mucho no me acuerdo solo sé que le acompañé, capáz que le hice algún chiste tonto, y apuesto que contestó con su sonrisa,¿se acuerdan que hace rato les conté de mi tonada graciosa?, bueno, eso, seguro que en ese instante me hizo sumar muchos puntos, porque una cuadra antes de su casa nos despedimos con un beso, debo acotar que ésta historia en época de Coronavirus no hubiese existido, así que quien pregona que todo tiempo pasado fué mejor, sólo por hoy le entrego la razón, porque tengo pensado otro relato en base a ello, pero volviendo, nos despedimos con un beso, pero qué paradójico, que esa despedida en realidad haya sido el comienzo; como dato anecdótico debo contar que a veces el primero no es uno, sino dos o tres, alguna trampa a la ciencia exacta había que hacerle, porque cuando se estaba por ir, y yo con lo justo reaccionaba, con el extremo de mi brazo tomé el último suspiro de su mano para volverla junto a mí y quedarnos de nuevo cara a car, boca a boca; la tarde de otoño daba pincelazos garabateando noches, colosos jinetes llevaban en sus alforjas los latidos de mi pecho, a la estación de tren nunca fuí, aquél andén no tuvo de mí ninguna despedida, aunque cuando la ví partir en cierta forma llegaba para instalarse en mi vida como recuerdo. Si cerré los ojos,si abrí la boca, si saqué la lengua, si le tomé por los hombros o la cintura, juro que no me acuerdo, pero me imagino torpe, bruto, inexperto, pero ojo, no me castigo, a ver quién de ustedes dió sus primeros pasos corriendo !, por eso para mí el mejor beso es el que está por darse, el que seguro me sorprenderá un día cualquiera, de una semana cualquiera en una calle cualquiera, con el mejor instructor que he conocido y que muchos le llaman experiencia.

(Como autor me guardo confesar si es relato es ficción o verdadero)

7 de Abril de 2020 a las 05:12 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~