Cuento corto
0
683 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

(Sentimiento: Tristeza-Esperanza, canción: “Tu Recuerdo” RM)

Venían siendo meses de mucha oscuridad… años podría decir. A partir de un desamor o de un amor que no terminó como había soñado, las cosas se empezaron a complicar o por lo menos eso creía. Había puesto todas mis expectativas en esa relación que casi ni había empezado y ya había terminado. Y por eso ya no me reconocía… cuál era mi nueva meta… qué me motivaba… Ya no lo sabía. Y me atormentaba mucho volver a dormir mis sentimientos y solo seguir en automático sin sentir. Era un fantasma que ya me había atravesado y no deseaba que me sucediera nuevamente. Estaba alerta para que no pase pero nada hacía para impedir que sucediera.

Cada vez me sentía peor. No veía la imagen que había logrado que me devuelva el espejo. Otra vez me volvía a encerrar. Creía que quería conocer a alguien para formar una nueva pareja y en cuanto me daba cuenta que no era la persona que quería o que creía buscar, terminaba rápidamente lo que apenas estaba comenzando. Pensaba que si no sentía un amor de novela, si no me estremecía al verlo o al recibir sus mensajes, debía ser sincera y no hacerle perder el tiempo a nadie, ni a él, ni a mí.

Todo esto sumado a algunos problemas en el trabajo y desencuentros en la relación con mi hijo, hacían el día a día más gris y desanimado. Fueron surgiendo algunas enfermedades. Nada fue terrible, pero hubo dolores y operaciones. De a poco me iba recuperando pero aún no me sentía fuerte emocionalmente.

A veces se necesita un buen sacudón para reacomodar las prioridades y fue lo que pasó en este caso. No quiero decir ME pasó porque creo que sería injusta con muchas personas que fueron mucho más cercanas a la situación que yo. A ellos LES paso por encima… los atropelló el inesperado tren.

Luego de las vacaciones de invierno volvimos a la rutina como siempre. Otra vez a las corridas entre un colegio y el otro. Hasta que el segundo día estaba en el primer colegio y viene una compañera a buscarme a la sala de computación, junto con mi paralela. Sin saber qué pasó nos dirigimos a Secretaría entre comentarios y chistes. Sin imaginar que estaba a punto de vivir el peor momento escolar que podía vivir, jamás ni siquiera se me había cruzado por la cabeza.

Al entrar nos dicen que nos sentemos, las caras de la secretaria y la vice directora eran terribles, me imaginé varias cosas… Les pedí que nos dijeran qué pasaba, sabía que era algo malo…

Y dijeron que uno de nuestros alumnos había fallecido. En ese instante sentí que un tren me atropellaba, no lo podía creer. ¿Qué le había pasado?, ¡no podía ser verdad! En ese momento no sabíamos mucho, solo y lo más importante… que había muerto.

Lo primero que se me vino a la cabeza fue su sonrisa, y por mucho tiempo fue una imagen que al cerrar los ojos, la podía ver con claridad.

Teníamos que volver al aula con el resto de los chicos. ¿Cómo lograríamos pararnos frente a sus compañeros sin desarmarnos? Estábamos destrozados. No lo podíamos entender. Nos explican lo poco que sabían.

El después fue muy cruel. Ver nenes llorando por un compañero que ya no iba a volver y lo más fuerte, sus papás. Los papás de ese nene que ya no tendrían entre sus brazos a su hijo.

El tiempo pasa y a Él lo tengo muy presente. Cada vez que vamos a la capilla del colegio, recuerdo la misa en su nombre y el ambiente colmado de tristeza y lágrimas. Cada vez que la paciencia va desapareciendo, lo recuerdo y hago un mayor esfuerzo para brindarles lo mejor de mí a mis alumnos. Y cada vez que discuto con mi hijo, sé que nada de eso es tan grave como la posibilidad de no tenerlo. En esos momentos se entiende el valor de la vida, la maravilla de tener cerca a los seres queridos y el disfrutar de su amor.

Por un motivo o por otro, siempre lo recuerdo. Y conecto desde el amor con su sonrisa. Es Luz en medio de la oscuridad.

5 de Abril de 2020 a las 23:52 0 Reporte Insertar 1
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas