gonzalo-ramirez1585614489 Gonzalo G. Ramirez

Muchas veces los contextos definen los actos mas valerosos y heroícos de una generación. Eudoro y su amigo no deberán incurrir en ninguna batalla bélica cuerpo a cuerpo, para acometer su objetivo casi impuesto por el escenario actual en sus vidas. Pensar, es lo único que deben hacer.


Cuento Todo público. © Gonzalo G. Ramirez

#historias #microrelatos #Cuentosbreves #cuentoscortos #Aquél #Eudoro #muerte #la #sobre #charla
Cuento corto
8
571 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Eudoro y aquél

Caminó apresurado marcando el tempo con los pies y se sentó. Sacó de su bolsillo un cigarro suelto y lo encendió. Acto seguido, como si lo conociera de toda la vida o la mayor parte de su vida, deslizó a su amigo otro cigarro machucado y descuidado con obvios signos de un andar apretujado y sin empaque que lo resguarde dentro de un bolsillo. Y es que en otros tiempos hubiesen compartido el humo para ser un poco más austeros con sus vicios. Pero éstos eran tiempos distintos. Los apretujones de manos, los cálidos abrazos y los afectuosos besos en las mejillas fueron reemplazados descarada pero necesariamente por un rústico choque de codos puntiagudos.

Una quinta parte de su cigarro se había transformado en cenizas y ambos sabían que era hora de ponerse al tanto. Todo esto era parte de un ritual que los habilitaba a tratar temas triviales y algún que otro asunto que resultase trascendental para la vida de dos pobres pibes.

Aquél, subió los pies a una pequeña banqueta maltratada y despintada por el paso del tiempo, miró y sonrió a Eudoro esperando una respuesta, una señal de partida o quizás aguardaba a que le develara el tema del día a tratar:

–¿Supiste de las nuevas noticias? –soltó Eudoro.

–Sí y me preocupa un poco. ¿A vos? –replicó con rapidez, su amigo.

–Para serte sincero, sí. Pero el confinamiento me invita a quebrantar las ordenanzas. ¿Me invita? Me obliga, mejor digo. De todas formas, algún día y espero que no sea pronto ya no estaremos más en esta vida terrenal.

–Eso es cierto y triste a la vez, trato de no pensar en eso.

–¿Cierto? Sí. ¿Triste?... puede serlo si y solo si lo volvemos un tabú. ¿Y qué mejor forma de relegar el tema si no es evitándolo hablar?

–Por supuesto, pero me inquieta no saber cuándo llegará ese día –dijo con serios gestos de preocupación.

–Lo paradójico es que nunca sabremos cuando nos ha de tocar la muerte por primera vez.

–Aunque trato, no logro entenderte Eudoro –exclamó antes de soltar un leve suspiro de resignación, mientras quebraba su muñeca para deshacerse de las cenizas de su cigarro.

–He pensado muchas veces y le he dado miles de vueltas al tema. Y aunque no creo estar seguro del todo, pienso que es imposible registrar en nuestras mentes el momento exacto en que el último destello de luz logre apagarse ante nuestros ojos.

–¿Y por qué crees eso?

–Pongámonos de acuerdo. Si vivo estoy, es debido a que la muerte aún no me ha alcanzado ¿no es así?

–Con total seguridad –contestó su amigo.

–Por tal, y en cuanto ella no esté, yo poseo el derecho a vivir y a pensar. ¿Cierto?

–Hasta aquí estamos de acuerdo, amigo mío.

–Bien, mientras yo piense y haga uso de la razón podré o no temerle a la muerte. Pero está claro que el día que ella logre rozarme, aunque fuese con la punta de un dedo yo dejaría de existir como tal ¿correcto?

–Dalo por hecho.

–Dejaría de existir, dejaría de pensar, dejaría de registrar. Ni los mayúsculos ni los minúsculos estímulos podrían afectarme.

–Cierto.

–Es por esto que no deberíamos temerle a la muerte y mucho menos podríamos ser conscientes y testigos de su presencia. Mientras ella permanezca incógnita para nosotros, estaremos aquí y ahora. El momento en que decida por capricho de quién sabe quién figurarse, no lo sabremos, porque ya no estaremos aquí.

–Lejos de despojarme del miedo o la incertidumbre, lograste perturbarme aún más –exclamó con algo de enfado–. A veces es mejor ignorar ciertas cosas. Se es más feliz –añadió.

–No te lo discuto. Cuanto más conocemos, más infeliz te vuelves en esta vida y proporcionalmente a la inversa, cuanto más ignoramos se hace más llevadero estar vivo. Y curiosamente, creo que de eso se trata esto… de elegir. ¿Vos que elegís? –indagó Eudoro con total descaro.

–Irme a dormir. Se ha hecho tarde y no son horas de andar por la calle. No tengo ningún justificativo que me evite tener problemas con la ley –respondió a modo de excusa.

Se levantó, revisó cuidadosamente sus bolsillos y tomó todo lo que le correspondía; las llaves, un encendedor y unas pocas monedas que no cumplían otra función que la de tronar en sus largos bolsillos al andar. Aunque no quisiera –impulsado por un acto de cortesía– Eudoro lo acompañó atravesando el patio delantero. Saludó y vió como su amigo se perdía en la neblina a un paso galopante. Por su parte, Eudoro consiguió arrebatarle una última pitada a ese maltratado cigarro. Arrojó no sin desgano la colilla, perdiéndola en el césped y encaró, a cumplir su solitaria y aguda reclusión.

–Aún no sé, con exactitud, cual fue el detonante de aquella charla. Sospecho que el silencio ensordecedor de una oscura noche disonante o quizás el miedo y la incertidumbre que acaparaba al mundo en esos días. ¿Acaso sería éste el punto de inflexión de una generación que históricamente no lograba quitar la mirada de su pobre reflejo? – resonaba en la cabeza de Eudoro una y otra vez, días más tardes de aquella charla con aquel amigo.





31 de Marzo de 2020 a las 00:41 24 Reporte Insertar Seguir historia
17
Fin

Conoce al autor

Gonzalo G. Ramirez No tengo otra meta, que la de correr incansablemente, tras el conocimiento. Suponiendo conocer la advertencia de que, tal vez, corra tras una ilusión que se deshace a cada paso. Pero con la esperanza, de dejar bellos vestigios de luz, producto de una aguda sabiduría.

Comenta algo

Publica!
Carlos Sucunuta Carlos Sucunuta
Buena historia es muy objetiva y una de las mejores espero que sigas infundiendo ese mensaje que da tu cuento. Me gusto y te invito a leer uno que apenas publiqué, la verdad soy nuevo en esta plataforma.
May 16, 2020, 05:46

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Hola Carlos, gracias por tu comentario. Lo valoro mucho. Voy a estar pasando por tu perfil. Saludos May 16, 2020, 05:51
  • Carlos Sucunuta Carlos Sucunuta
    Te agradezco mucho y espero te unas a un gran proyecto que comenzó hace una semanas. Te dejo luego un enlace a la página #Ideocentrismo May 16, 2020, 05:55
  • Carlos Sucunuta Carlos Sucunuta
    https://www.facebook.com/groups/233332331264805/?ref=share May 16, 2020, 05:57
Mel Velásquez Mel Velásquez
La reflexión que configuras sobre la muerte es bastante interesante! Me ha gustado bastante esto. Gracias por escribir!
May 16, 2020, 00:23

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Hola Mel, gracias a vos por leerme y por tomarte el tiempo de escribirme este comentario. Abrazo enorme! May 16, 2020, 05:52
Iván Selbor Iván Selbor
Muy bien estructurado el diálogo. Las ideas se ven claras y dejan algo en que pensar.
May 14, 2020, 19:04

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Hola Iván, si he podido lograr aquello que resaltas de mi escritura es gracias a la lectura. Gracias por tu comentario. Enorme abrazo. May 16, 2020, 05:54
Is Bel Is Bel
Me ha gustado mucho tu reflexión sobre la muerte y tu manera de redactar, muy cuidada y con estilo propio. Saludos.
May 09, 2020, 13:19

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Hola Bel, agradezco tu comentario. Mi propio estilo no es más que un rejunte de escritores que admiro. Enorme abrazo. May 16, 2020, 05:55
Susana Arrabal Susana Arrabal
Hola Gonzalo, soy nueva en esta plataforma y empezando a leer llegue a tu charla. Muy interesante y desde mi punto de vista muy ameno a la lectura, tu forma de redactarlo te acerca a una realidad por desgracia muy actual. Te invito a pasarte por mi perfil y leer lo que yo hago. Saludos desde Barcelona
May 09, 2020, 09:47

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Hola Susana. Valoro mucho tu comentario, voy a pasar por tu perfil. Millones de gracias. May 16, 2020, 05:57
Miguel Ruiz Miguel Ruiz
Hola, Gonzalo. Interesante diálogo nos compartes. Creo que "estos tiempos" nos acercaron a la certeza de vulnerabilidad que por naturaleza nos toca. Necesario afrontar esta fragilidad desde la honestidad. Me gustó tu estilo, y me gustó, sobre todas las cosas, que revisaras y pulieras tu trabajo (en la medida en que cada uno puede según va caminando, claro), ya que son demasiadas las improvisaciones que, si bien es bueno que se escriba, mejor lo es que se respete un oficio y se procure asirlo de la mejor manera posible a lo largo del tiempo. Te mando un abrazo.
May 08, 2020, 16:17

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Gracias Miguel por tu comentario. Lo valoro de verdad. Te envio un enorme abrazo. May 16, 2020, 05:58
David Vásquez Gallego David Vásquez Gallego
Gran relato, bases sólidas, y un estilo original, soy nuevo, te invito a pasar por mi perfil y que leas uno de mis cuentos, saludos desde Colombia
April 24, 2020, 04:42

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Gracias David por tu comentario, lo valoro mucho. Iré a tu perfil y leeré uno de tus cuentos. Abrazos desde Argentina. April 24, 2020, 18:48
Francisco Rivera Francisco Rivera
Amigo Gonzalo G. Ramírez, un momento de un relato y una fracción de la vida en esta situación de pandemia...Y, sí, convengo en que quizá, revisando y abriendo surcos este cuento, aporte más de lo que necesita de pare de tu creación propia. Felicidades.
April 20, 2020, 22:05

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Francisco agradezco mucho tu comentario. Lejos de elevar mi ego como escritor amateur, me motiva a seguir escribiendo. Te envío un abrazo gigante desde Buenos Aires, Argentina. April 21, 2020, 02:51
RF Raquel Figueroa
Tu relato eta interesante pero tiene para mas
April 14, 2020, 20:42

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Hola Raquel, valoro tu comentario. Dejame entenderte un poco más. Cuándo decís que tiene para más ¿te referís a su extensión o a posibles mejoras que pueda implementar en el relato? Muchas gracias! April 15, 2020, 19:35
Tadeo Ibarra Tadeo Ibarra
Me da la impresión que este relato tiene potencial para ser parte de una historia o un escrito más extenso. Me agrada. Espero seguir leyendo relatos tuyos.
April 09, 2020, 12:34

Gian Franco Gian Franco
Gonzalo! Hace poco me uní a esta plataforma y por eso mucho no he leido aún pero tu texto es de los mejores hasta ahora. Lo mínimo: al fin alguien se encarga de escribir usando signos de puntuación exactos, se nota que no lo publicaste apenas salió de tu mente sino que hiciste un trabajo de lectura. Y eso se valora. Al menos yo. El lector, la lectora, son tan parte del texto como quien escribe. Permitirle a quien lee el facil acceso es fundamental. La historia me encantó, la reflexión sobre el narcisismo me parece exacta y muy bien contada. Saludos y espero leerte pronto!
April 02, 2020, 14:46

  • Gonzalo G. Ramirez Gonzalo G. Ramirez
    Me encanta cuando las críticas, sean buenas o no tan buenas, provienen de personas con criterio. Lo valoro mucho, de verdad. Siempre quise escribir, desde chico imagino historias. Esta vez, me animé. Por último, es verdad que he revisado el texto varias veces antes de publicarlo. Y es que comparto la idea de Borges; "No puede haber sino borradores. El concepto de texto definitivo no corresponde sino a la religión o al cansancio". Jorge Luis Borges, Discusión, 1932. Te mando un abrazo enorme, gracias. April 02, 2020, 15:08
~

Más historias

Soledad Soledad
Expresa tus sentimientos Expresa tus sentimie...
EL Barco Magico EL Barco Magico