davidr David Ramírez

Mientras escribo, suelo imaginar historias casi tan fantasiosas como las musas de las que me enamoro. Así pues, escribí una historia por allá por Octubre de 2019 imaginándome cómo se construyeron los átomos para que alguien tan inusualmente inusual aparezca ante mis ojos. Sin más, aquí va "Material de inspiración".


Romance Romance adulto joven Todo público.

#relato-corto #reflexión #apariencia #psicología #personalidad #fantasía #romance #escritura #amor
Cuento corto
5
1.4mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La silla.

Durante mucho tiempo, el ser humano ha sido constructor de sentido, y la vez en la que me dí cuenta de eso, fue en plena noche, a las 2 a.m. imaginando historias.


Todos aquellos conceptos reunidos en una sola persona me dejaban anonadado. No lo entendía, ¿cómo una persona puede llegar a ser así en tan pocos años que lleva el ser humano de existencia? No me quería estancar así. Acto seguido, tomé mi libreta y escribí esto:

"Llegar a ser así resulta un reto (más aún cuando no sabes cómo llegar) pero, afortunadamente, helicópteros de doble hélice aterrizaron en cada una de nuestras células; cambiando de modelo cada ciertos miles de años. Esto dolía: podías encontrar la característica del siglo, pero podías ser maldecido para siempre, terminando presa de la "selección natural". Así que, en muchas ocasiones, esos cambios del concepto "gen" sucedían en cualidades inocuas, en los individuos más azarosos que las deidades tuvieran las posibilidades de fabricar".


Así pues, la única manera que se me ocurre de que pasara es en un cuarto oscuro. Ya estnado allí, lo único que tendría que haber sería una silla de madera muy modesta al tacto. Que no se sepa de qué color es; los sentidos no pueden ser tan precisos como para obtener esa clase de información ahora.


"La vida, entonces, no sería más que una vaga representación de las amenazas y un deseo de ser superior a ellas por una fuerza mayor a las posibilidades de comprender el por qué surge tal deseo".


De repente, el tiempo empezaría a pasar como una ráfaga de momentos súbitos y segmentados, como si todo fuera en cámara rápida. Sufrió una metamorfosis en la que los gritos de dolor iban por intervalos de milisegundos, intercalados con silencio absoluto de tanta confusión. Esos cambios genéticos eran producto de milenios y azar, pero en ella ocurrieron uno tras otro.


"Se moldearon los rasgos de su cara, su arquitectura algorítmicamente perfecta, sus facciones sutiles pero románticas y su personalidad coqueta, la misma con la que soñaron poetas, filósofos y científicos por igual. Se erigieron los primeros atisbos de su memoria precisamente con el olvido de toda su penumbra previa a ese brillo, que ahora era todo lo que conocía. De ahí que todas sus acciones fuesen improvisadas a pesar de estar tan bien ejecutadas: parecieran el fruto de años de actuación en uno de esos genios excéntricos, esos que tienen el talento de interiorizar a sus personajes casi hasta la muerte".


Resultó ser una colmena de buenos momentos y es un paisaje al tan sólo preguntarle "cómo estás?" ya que su voz es vida, como el río que es material de fabricación a los árboles y a la vida en general, como la inspiración de este texto, como mi vida, como el teclado en el que escribo esto. No es ficción, es romantización, a veces tangible. Solamente se hubiera podido imaginar en el 0.001% de las estadísticas, ya que una descripción de su ser no es en absoluto fidedigna a los significantes bidimensionales que esta sociedad le da al amor.


"Y lo más relevante para la felicidad de este humilde escritor es que perfectamente puedo hablarle en cualquier momento. ¿Y sabes qué? Eso suena a la vida más divertida del mundo, una en la que se ha olvidado el sufrimiento".

27 de Marzo de 2020 a las 14:38 0 Reporte Insertar 5
Fin

Conoce al autor

David Ramírez Sería un placer que te tomes unos minutos para leer algo mío, así sea este extracto. ¿Qué me gusta? de todo, pero me fascinan los relatos cortos, las mini novelas y los poemas. Si tu eres así de variado, cómo estaría de bien que te pasaras por mis textos. Por último, procura reseñar mis textos contándome qué te parecieron. Así sea una crítica o un halago, no sabes como me sentaría de bien leerte. Publico relatos todos los lunes, para ver si así se pasa mejor la semana.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~