davidr David Ramírez

"En medio de esa sopa interestelar, me acordé de ella. De sus ojos, y de lo mucho que le gustaba el helado de chocolate. Me enorgullecí y me sambullí a la aventura; en busca de avance, en busca de el amor que mi patria me dió a mí".


Ciencia ficción Todo público.

#usa #astronauta #futuro #español #ciencia-ficción #espacio
Cuento corto
5
1.5mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

40 años

-... Es por eso que hoy, 4 de septiembre de 2102, emprendemos una aventura a los confines de la via láctea. ¡Traeremos recursos! ¡La vida será más próspera!. Sin más dilación, reciban a Robert, Lewis y Sebastian, nuestros honorables viajeros que nos acompañarán en esta aventura a lo desconocido, ¡un aplauso! - Mientras suena el himno de los Estados Unidos y los cientos de miles de personas aplauden, los 3 astronautas se presentaron en el estadio -


- Estoy tan orgullosa de tu padre, es tan valiente y tan capaz que se animó a emprender un viaje tan riesgoso con tanta pasión y coraje que ya quiero que nazcas para poder mostrarte este video. - le decía Sophie, sentada en el sillón a su bebé, mientras acariciaba su vientre - Seremos felices, te lo prometo. Lo más difícil serán los primeros días que se vaya (más teniendo en cuenta que se va en 2 semanas), luego aprenderemos a extrañarlo y para cuando puedas recordar cosas, ya estará papá aquí para ti, aquí para los dos.


Los 15 días se pasaron volando. Se la pasaron abrazándose, caminando juntos, haciendo fantasías de lo que harían cuando llegase del viaje, contándole a Sebastian Jr. todas las peripecias que obviamente sufrirían, y dándole un significado diferente al miedo.
El último día en la madrugada, SPACE-X los había invitado a una comida lujosísima, con un discurso muy emotivo por parte de Albert, padre de Robert y ex-jefe de operaciones de los últimos 30 años en la compañía.


- Bitácora de la primera semana: No sé que ha pasado con exactitud desde hace tiempo hasta aquí, todo ha pasado volando. Las cosas flotan y nos llevamos muy bien todos. No sé por qué nos piden que entremos a la sala de criogenización tan pronto, si se supone que nos iban a dar un poco más de margen. Tampoco tanto, serán un par de días más, y por eso no objeté, pero quiero seguir disfrutando del viaje, así sea todo negro y de vez en cuando una que otra estrella se deje ver en la lejanía.


Con todo este viaje y esos procesos largos que hemos pasado, he pensado que tener una vida como la que tengo es sumamente improbable. Un astronauta que se va con sus amigos a un viaje, teniendo una familia que me hace tan feliz y a punto de ver algo que ningún humano ha visto, igual que ser una pieza clave para el desarrollo científico del mundo.


Iluso él, entraba en el cuartito que quedaba atrás de los asientos traseros, cerca a la sala de operaciones de la nave, con los hologramas de los capitanes.


El viaje resultó ser un descubrimiento de yacimientos de hidrógeno puro que servirían para abastecer a los refugiados climáticos más ricos de Europa y USA. De todas maneras, 4 años pasaron, efectivamente, llenos de experiencias por parte de los 3 integrantes. Dejaron esa joven mina a carcajadas pensando en la vez que Lewis no se había percatado de un cráter y se tropezó, moviéndose frenéticamente pero cayendo en cámara lenta igualmente dado a la poca gravedad, "como un pescado que acababa de salir del agua".


Cuando se pudieron conectar a internet, a unos doce exo-planetas de la Tierra, lo hicieron a través de sus cascos de realidad virtual. Les había llegado un mensaje que no escatimaron en ver.


- Enhorabuena, mis queridos viajeros. Han completado este viaje con éxito, y todo el país está orgulloso de ustedes. Los niños soñarán con sus caras, le pondrán sus apellidos a los yacimientos más grandes e inspirarán a toda una legión de jóvenes entusiastas con realizar hazañas como esas. Serán los haces de ésta generación y los precursores de las siguientes.
Quisimos hacer una transmisión en vivo, pero el presidente que los vio partir quería darles un comunicado privado. - La cámara hace un close-up a un señor senil en silla de ruedas, de aspecto casi cadavërico, escoltado por dos hombres que le daban inyecciones de estamina cada cierto tiempo. No se le pudo ver hablando dado a los aparatos que tenía, aunque gracias a su neuro-micrófono reconocieron su voz de inmediato, daba igual que su voz fuera robótica, era él. -


- Quiero pedirles privacidad, muchachos - acto seguido se fueron todos de la sala, exceptuando sus dos guardaespaldas - Como verán, no me encuentro en buenas condiciones. No quería decirles esto, pero bueno, pueden ver que... - inyección de estamina - no me encuentro bien. La verdad que llevábamos realizando este proyecto desde hace décadas, y en las primeras fases intentábamos decir la duración real del viaje, pero nadie quería estar 50 años fuera de los suyos, y los 46 años de viaje


no le gustaban a nadie. Pensábamos estar muertos para cuando el viaje pasara, pero pudimos mantenernos hasta ahora, aunque en no muy buenas condiciones. Sólo me queda pedirles disculpas, señores, son geniales.


En ese momento, y en medio del formal frenesí, los trés se quedaron paralizados ante tal sinsabor.


- Y una última cosa más. Sebastian, quiero que sólo tú escuches este mensaje. - Los otros dos astronautas se retiraron entre lágrimas mientras inyectaban al ex-presidente - Tu esposa sufrió un accidente letal producto de un incendio de una de nuestras naves. Hicimos todo lo posible por socorrerla, pero cuando llegamos fue demasiado tarde. No pudimos salvarla ni a ella, ni a tu hijo. Lo sentimos mucho. Quisimos buscar a otro aspirante para ir al viaje, pero en las preparaciones tenías la mejor resistencia, los mejores reflejos y más experiencia que el resto. Eres un genio, y lo sé; sé que no mereciste este futuro, comprendo que me tengas rabia, pero no había de otra, sabíamos que no ibas a aceptar y eras a priori la única esperanza del viaje, nuestra única esperanza. Ayudaste mucho al conocimiento de este planeta, tu legado no se olvidará jamás, por favor no dejes que la tristeza te gane y ven a la tierra como un héroe, que es lo que eres. Adiós. - los escoltas, que no hicieron ningún gesto en todo el video, desconectaron el micrófono y le aplicaron una última inyección al viejo.


- ¿Qué te dijo? ¿Por qué dijo que nos retiraramos? - Dijo Lewis con la voz entrecortada
- Mi esposa... - rompe en llanto -
- ¿Qué coño? - Lewis corrió a abrazar a su compañero -
Estuvieron sollozando durante 15 minutos, llenos de lágrimas. A veces gritaban ¡por qué! al techo de la nave y golpeaban las paredes, a la vez que se agarraban la cabeza desesperados.
Una vez que se calmaron un poco, todo entró en un trance solemne. Literalmente eran los supervivientes de esa época, personas que lucían como cualquier otra pero que te podían contar cosas del pasado con sumo detalle, el mismo que no tenían los libros de historia. El peso de la realidad es bruto y agresivo, pero era una ventaja que les podía rehacer la vida sin problemas, llenos de dinero y de reconocimiento por esas cosas precisamente.


Sebastian salió por la compuerta con el traje y un reorientador espacial que lo guiaba hacia la nave, a recomendación de sus compañeros.


No iba a pasar nada aparentemente, los astronautas hablaron y le dijeron que por favor no hiciera estupideces. No lo iba a hacer, por supuesto; Aparte, la nave iba a llegar en unas 9 horas, había que descansar.


Pasó así 30 minutos, esperando a que sus compañeros fueran a descansar. Cuando pasó, él tomó el reorientador (que había arrancado del casco a escondidas, antes de salir de la nave) y empezó a destruirlo con fiereza. Lo masticaba y lo apretaba entre sus manos, usando sus cámaras de visor para desconectar todo rastro de él. Gritaba y gruñía con rabia desenfrenada, todo por deshacerse de cualquier rastro de vida, o cualquier cosa que le permita volver a encontrarse con ella, siendo su último movimiento cuando tomó un respiro hondo, relajó sus extremidades, y se quitó el casco. Todo esto mientras sus compañeros dormían y, a la vez, sonaba el himno de los Estados Unidos en su querida tierra.

27 de Marzo de 2020 a las 04:53 1 Reporte Insertar 2
Fin

Conoce al autor

David Ramírez Sería un placer que te tomes unos minutos para leer algo mío, así sea este extracto. ¿Qué me gusta? de todo, pero me fascinan los relatos cortos, las mini novelas y los poemas. Si tu eres así de variado, cómo estaría de bien que te pasaras por mis textos. Por último, procura reseñar mis textos contándome qué te parecieron. Así sea una crítica o un halago, no sabes como me sentaría de bien leerte. Publico relatos todos los lunes, para ver si así se pasa mejor la semana.

Comenta algo

Publica!
~