Cuento corto
0
1.1mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Escuela, malabares, y tartas de Alelí

Los últimos fueron los primeros, y la profecía se cumplió, la forma en que salió de ahí, nadie sabe. ¿O sí? ¿había dos seres iguales en la historia?. Distraídos, eso son, y los hijos de los hijos, los sin ángeles de la vida sin fin, acabarán diciendo lo mismo: '¡hups!'. El termo donde sostengo el agua hace ruido de máquina, y todas las cosas me molestan. Pero eso es otro tema, vayamos al punto y hablemos: ¿de qué se trata esta historia? Bueno, la historia en sí no se trata, lo que tratamos es con el tratador para que trate con el que trata de tratar el tratado de esta historia y si ellos nos lo permiten, tomaremos, pasaremos a tomar, el control de todo. Ah, ya creía yo que íbamos a tomar un vaso, y con él beber. De por sí es manifiesto raro, y además re buscado, en las redes, como si se tratara de una búsqueda real, algo que alguien necesita, pfff. Ojalá. Si así fuera, seguiría ese camino, sin falta de ánimo, sin falta de fe, y con algo de amor.

19 de Marzo de 2020 a las 00:00 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

lup ap No te fíes de mí. Siempre estoy repitiendo el final, una y otra vez. A través de las costas de reflejos de mí mismo. Sintiendo que todo está cayendo, intentando subir. Y la flor, la lluvia, suave, pasa, el Sol, en lo alto, y el viento, acaricia; entonces no necesitamos algo más, solo estos ojos.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~