evil_warlord Facundo Castillo

Un viaje inesperado que dio comienzo a una aventura improvisada por gran parte de Europa lo llevará a conocer a la persona más importante de su vida y llevarlo a un agitado viaje, cuyo final se dará a conocer a través de cartas.


Romance Todo público.

#romance #viaje #españa #pareja #paises #europa #turismo #travesia
0
1.2mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Parte 1: El diario de un viajero.

El Diario de un Viajero.

[1/1/1995]:

He llegado a Madrid.

Todavía no puedo creer que estoy aquí.

He llegado al hotel y me he quedado sorprendido por mi propia decisión.

Hace una semana estaba sentado en la universidad rindiendo un final de una carrera pensando que tendría que continuar sentado durante unos años estudiando algo que no me agradaba.

Con temor a cambiar y empezar algo nuevo.

Ahora estoy al ‘otro lado del mundo’, en un continente diferente.

Con una mochila a mi espalda y un poco de dinero en la cuenta bancaria.

¿Cómo llegue aquí? No lo sé.

Solo recuerdo haber reservado un pasaje, comprado la mochila, guardado todo el dinero que tenía y viajar… Solo eso.

Seguramente me llamaran loco y estoy un poco de acuerdo, pero… Mi corazón late sin temor a este viaje.

No sé qué me espera, pero creo que valdrá la pena.

[19/1/1995]:

Madrid es hermoso.

Mi viaje turístico lo empecé en el centro de Madrid, en la placa que marca el ‘kilómetro cero’.

Me pareció interesante comenzar mi viaje desde ese lugar… Aunque tengo que admitir, que en el camino pase por otros lugares importantes.

Al principio dudaba en donde dirigirme primero pero luego de entrar en un restaurante, una mesera me recomendó los lugares interesantes.

Cuando estuve cerca de la placa del kilómetro cero, pasé por la ‘Puerta del Sol’ que estaba cerca, luego camine por los alrededores hasta que llegue a la ‘Plaza Mayor’.

También tuve la oportunidad de visitar el ‘Palacio Real’ y ver el ‘Cambio de Guardia’, aunque participaron solo unos catorce miembros de la guardia real, me hizo desear el ‘Relevo Solemne’ que dicen que hacen.

Es una lástima, ya que me contaron que no lo realizaban en el mes de enero.

De todas formas, no todo fue hacer turismo.

Visité el ‘Museo del Prado’ para ver algunas obras importantes, di una vuelta por el ‘Real Jardín Botánico’.

Un domingo me dirigí al ‘El Rastro’, un mercado al aire libre que montan todos los domingos.

Tengo que admitirlo no tener un guía que te cuente todos los hechos importantes y la información de los lugares, es un poco decepcionante.

Pero de esta forma, es mejor.

Los españoles son muy buena gente, y en algunos lugares me he encontrado con personas que comentan a los turistas e informan un poco, demostrando el orgullo de su ciudad.

No puedo negarlo, este viaje cada vez me agrada más.

[30/1/1995]:

Me estoy por dirigir a Zaragoza con algunos compañeros que he conocido.

A diferencia de mí, ese par de compañeros habían planeado viajar por Europa durante bastante tiempo y ya han organizado todo.

Un dúo bastante cómico, pero muy buena gente.

Nos conocimos en un bar al que había ido para ver un espectáculo de flamenco.

Si estoy en España era innegable que tenía que ver un espectáculo de flamenco, ¿no?

Bueno, no era la única persona que pensaba de esa forma y sin darme cuenta termine congeniando con ese dúo.

Aunque planeamos el viaje con unas copitas de más, al otro día lo perfeccionamos y ahora ya estamos a punto de partir.

Nuestro objetivo final no es solo Zaragoza, sino que es un largo viaje hasta París.

Pasaremos por Zaragoza, daremos la vuelta por Barcelona y cruzaremos por Andorra para luego llegar a Toulouse, Orleans y por último París.

Es un largo viaje, pero estoy emocionado.

[17/2/1995]:

Ayer llegamos a Barcelona.

Tuvimos algunos percances en el camino, ya sabes… Confundirnos de camino, alguna que otra rueda pinchada, perdernos otra vez.

Es difícil guiarse con un mapa y aunque dicen que tres cerebros son mejores que dos, con mis compañeros hemos concordado que nosotros no podemos hacer uno…

Dejando los problemas menores de lado, Zaragoza fue un viaje muy bonito.

Visitamos el ‘Palacio de la Aljafería’, un palacio fortificado construido a mitad del siglo XI, según la descripción turística de un libro que unos de mis compañeros compro.

Me conoces, no soy un hombre culto o muy conocedor, pero fue una construcción digna de admirar.

Pensar que en algún momento asediaron a tan imponente fortaleza, me hace despertar un profundo interés en saber cómo sucedió, detalle a detalle.

Aunque todos admiramos la obra arquitectónica, me miraron extraño cuando comente ese hecho.

No está nada mal tener una gran imaginación, ¿no?

A mis compañeros le gusto la ‘Plaza del Pilar’ y la ‘Basílica de Nuestra Señora del Pilar’, pero los tres estuvimos de acuerdo que visitar el ‘Museo de Tapices’ fue incuestionablemente lo mejor.

Y ahora en Barcelona, los tres estuvimos de acuerdo en ver un partido del Club Barcelona o como todos lo conocen el ‘Barça’… Lamentablemente eso está más allá de los gastos de todos, pero los tres hemos decidido trabajar para ganar algo y permitirnos ese gustito.

[8/3/1995]:

El Barça perdió el partido y mis compañeros no han podido sobrellevarlo.

Hemos llegado a Andorra y debido al humor de mis compañeros, parecemos un grupo que ha perdido todo y está en un viaje hacia el infierno.

Como no pude aguantar las miradas de lástima, decidí llevarlos al parque de aventuras ‘Naturlandia’.

Aunque según lo que había escuchado era para niños, ambos se han animado bastante debido a que tiene algunas actividades para adultos interesantes.

Es verdaderamente un grupo extraño, pero si soy sincero… ¡El ‘Tobotronc’ estuvo genial!

Un viaje de 10 minutos, cerca de 5,3 kilómetros de longitud y 400 metros de desnivel, simplemente un descenso lleno de vértigo que tuve que repetir.

Lamentablemente fui el único que lo hizo, ya que los demás no pudieron resistir la adrenalina.

Una verdadera pena.

[15/4/1995]:

Hace dos semanas llegamos a Toulouse.

Yo y mis compañeros no entendemos y no podemos hablar francés, pero nos hemos arreglado para comprar un libro de traducción básico.

Es bastante complicado guiarse leyendo un libro, pero eso no nos ha hecho perder el ánimo y aunque al principio se nos complicó un poco, nos adaptamos rápidos.

Los seres humanos se adaptan rápido… Nosotros hemos sido la prueba.

En unos pocos días, hemos podido adaptarnos a este maravilloso país.

Aparte de visitar los lugares turísticos como ‘La grandiosa Plaza du Capitole’, ‘Convento de los Jacobinos’, ‘La Basílica de Saint-Sernin’ y el ‘Museo de Bellas Artes’, entre otros.

Nos hemos centrado en una tarea diferente.

‘Disfrutar’ nuestro viaje de una manera más diferente.

Por guía de unos de mis compañeros, cuyo sueño era tener una esposa francesa hemos empezado a ir a bares, pubs y discotecas.

Básicamente probar la ‘vida nocturna’ de Toulouse, Francia.

Lamentablemente mi pobre compañero no ha conseguido nada, quizás por su mirada desesperada.

Lo que sí han ganado fueron los dueños de esos locales, ya que se llevaron gran parte de nuestro dinero.

Ahora debemos trabajar para recuperar un poco de nuestro dinero y volver a viajar.

[30/5/1995]:

El mundo gira extrañamente.

Hemos pasado más de un mes trabajando en algunos que otros trabajos menores y diarios, ahorrando un poco para darnos esos gustitos extras que todos buscamos.

Todos somos trabajadores… O estamos desesperados, así que no somos demasiados exigentes con nuestros pequeños trabajos.

Mi compañero el ‘desesperado’, debido a que perdió gran parte de su dinero trabajo para una tienda repartiendo folletos para ganar un dinerillo extra.

Quizás por que trabajaba con entusiasmo y había perdido su expresión desesperada, conoció a una chica.

No solo ambos conectaron y congeniaron, sino que ella era una francesa de Burdeos que estaba empezando su viaje por su país y por Europa al igual que nosotros.

Y aunque no lo creas ahora tenemos una nueva compañera de viaje.

Sí, mi compañero de expresión desesperada, consiguió una novia.

Si nos viera mi abuelo, seguramente diría… ¡Juventud!

[24/6/1995]:

París, la ciudad del amor.

La pareja que se ha formado en nuestro grupo sin duda están de acuerdo con que París es la ciudad del amor.

Ambos son una pareja romántica que se llevan muy bien, pero extrañamente a ninguno de los ‘solteros’ nos molesta.

Nosotros ayudamos a nuestro compañero en su travesía del amor, somos sus fotógrafos y sus guías.

El dúo amoroso se avergüenza de nuestro apoyo constante, pero ¿qué podemos hacer?

Ambos solteros vimos la expresión desesperada de nuestro compañero y verdaderamente dio mucha lástima.

Como ‘perros solteros’ con empatía no arruinaremos la compañía de nuestro buen amigo.

Somos leales amigos y compañeros de viaje que vimos su sufrimiento… ¡Mantendremos nuestra soledad en la oscuridad y apoyaremos que su amor florezca!

Claro, la mayor razón es que nuestra nueva compañera nos ‘sobornó’ comentando que nos podía presentar conocidas en París.

No negaré que no estoy interesado, pero admito que mi compañero soltero ha estado ansioso como un lobo salvaje preparado para cazar.

[15/7/1995]:

Me acabo de dar cuenta de que estoy con un grupo extraño.

¿Cómo decirlo?

Dos son una pareja de tortolitos amorosos y adorables mientras tanto que el otro es un lobo salvaje y un cazador nato.

El amante del refinado arte, y de profundo conocimiento termino siendo un mujeriego con el talento de seducción en su sangre.

La tortolita, no nos falló y nos presentó a unas amigas y conocidas.

Por mi parte solo tuve desinterés, pero mi compañero dio rienda suelta y siguió sus instintos.

De noche era un lobo astuto y feroz, de día era un culto turista de profundo conocimiento.

Cada noche tenía una dama diferente a su lado.

Ese lobo era tan astuto que ni la barrera del lenguaje pudo detenerlo.

Y luego estoy yo… Que sigo usando el librito de traducción para pedir una copa de vino y que las únicas palabras que sé decir es ‘hola’ y ‘adiós’ en francés.

Extrañamente me estoy divirtiendo.

Este es un gran viaje.

[30/7/1995]:

Hemos abandonado París.

Claro, me tomé el tiempo para visitar los lugares turísticos con mis compañeros.

Mi compañero que asumía la identidad de un culto turista nos llevó por el ‘Museo del Louvre’, la ‘Catedral de Notre Dame’, el ‘Palacio de Versalles’ y por supuesto la ‘Torre Eiffel’.

¿Quién va a París y no visita la ‘Torre Eiffel’?

Nuestro destino ha sido elegido por todo el grupo.

Pasaremos la Capital de Bélgica e iremos directamente a Ámsterdam, Países Bajos.

Ahora tenemos un miembro más, pero a ninguno de los perros solteros nos molesta.

Tal vez porque mi compañero que aúlla a la luna en las noches ya se había saciado momentáneamente, pero él disfrutó la compañía de los tortolitos.

¿Cómo decirlo?

Ellos parecen una buena pareja, que congenian perfectamente.

No parece ser solo la etapa de romance inicial que todo era de color ‘rosa’.

Tengo que admitir que me hizo preguntar, si un día yo tendré algo como eso.

[20/8/1995]:

No quiero tener algo como eso.

¿Algo ha pasado te preguntarás?

No, ellos siguen igual de cariñosos que siempre.

Sus peleas se solucionan hablando y aunque hubo choques de opiniones y días agotadores, ellos lo trabajan muy bien y lo sobrellevaban con paciencia y tranquilidad.

Pero hay un gran problema.

Su libido resultó ser bastante alto.

Como perros solteros, fuimos considerados y en medio a nuestro viaje a Bruselas seleccionábamos hoteles para que ellos pudieran tener su tiempo privado.

Ya sabes, cosas de compañero.

El problema era que el hotel no era muy caro y sus habitaciones tenían paredes finas… Demasiados finas.

No entraré en detalle, ¿pero adivina quien estuvo en el bar bebiendo con su compañero de cuarto debido a que no pudo dormir?

Sí, soy yo…

¿A quién quiero engañar?

Ellos esos son una pareja del cielo que dan celos.

Incluso intentaron separar a los perros solteros, dándole el deseo de buscar una buena mujer y asentar cabeza.

Mi compañero se transformó en un lobo salvaje para alejar esos impuros deseos y cuando salió la luna, él empezó su cacería.

Soy el único que se quedó solo.

[25/8/1995]:

Por favor ignora mi anterior arrebato.

¿Cómo decirlo de la mejor forma?

Estaba ebrio debido a que me encontré con unos rusos que eran muy buenos con el alcohol y me hizo querer hacerle competencia.

A la mañana siguiente aprendí que no hay necesidad de hacerle competencia a unos rusos.

¿Ellos aprendieron algo preguntarás?

Bueno, aprendieron que alguien que ha bebido demasiado puede ser imprudente y tener ideas locas.

Eso lo aprendieron cuando todos nos despertamos en Lovaina, cerca de 30 kilómetros de Bruselas.

¿Por qué estábamos en ese lugar?

Bueno, no diré nombre, pero alguien quiso ayudar a su nuevo compañero ruso que había conocido hace una sola noche con una chica que no conocía y solo habían visto una vez.

No recuerdo como sucedió, pero terminamos lejos despertando en la casa de la chica.

¿Ellos terminaron juntos?

Solo diré que esa chica tenía esposo, y ese esposo era de mente muy abierta… Y mi compañero ruso también.

Lo importante es que pude volver a reunirme con mis compañeros de viaje debido a que les había avisado que me esperaran… Todo lo hice manteniendo mi pureza.

¿Debería estar feliz o triste?

[8/9/1995]:

Ayer en la noche hemos llegado a Ámsterdam.

Mi compañero que se había transformado en un culto turista debido a que era de día, creo todo un plan de viaje.

Visitaremos el ‘Museo van Gogh’, iremos al ‘Rijksmuseum’ o mejor conocido como ‘Museo Nacional de Ámsterdam’, pasearemos por el ‘Vondelpark’, e iremos a los bares nocturnos más emblemáticos.

Era un plan maravilloso que reunía el conocimiento turístico que cualquier persona podría disfrutar.

Sin duda era un plan excelente y muy bien preparado de gente culta que tenía deseo de saciar la cultura de un país europeo como turistas dignos.

Repito era un buen plan, pero… Todo el grupo termino entrando a un ‘coffee shop’.

¿Quién dio primero la idea?

No lo revelaré, solo diré que es legal en los Países Bajos.

[15/10/1995]:

Nos demoramos más días de lo que pensamos en abandonar Ámsterdam.

No, no fueron los vicios.

Solo que decidimos trabajar y reunir un dinero extra para darnos los gustos para nuestro viaje.

Cosas simples ya sabes.

Comprar souvenirs, pagarnos un buen hotel cómodo, comer buena comida y quizás disfrutar nuestras noches en algún bar divertido.

¿Tal vez pensaras que los tortolitos están muy apegados y quizás no le agraden ir a esos lugares para conocer gente? No te dejes engañar, de ellos vino la idea.

Al parecer no solo hemos sido los ‘perros solteros’ lo que hemos estado siendo considerados… Ellos en el fondo también quería que nosotros la pasáramos bien.

Ya he avisado que si ellos se casan yo seré el padrino de su boda.

¿Qué nos hemos conocido solo hace ocho meses y que el otro perro soltero-lobo hambriento lo conoce por más años, dices?

Bueno, hemos tenido un enfrentamiento por eso.

Según el lobo hambriento ser padrino le permitirá tener más posibilidades y chances para seducir a las madrinas de la novia.

¿Ahora adivina quién será el padrino de una futura boda?

Ja, eso pasa por dejar salir sus pensamientos en voz alta.

De todas formas, en unos días llegaremos a Münster, Alemania.

Estoy deseando ver lo que nos esperara.

[27/10/1995]:

¿Cómo debería empezar?

Estoy enamorado.

No, no, eso es demasiado sorpresivo.

Es mejor decir que he conocido a la mujer de mi vida.

Me llamarás loco, pero esa es la verdad.

Me enamore a primera vista.

No solo de su sonrisa, ojos, manierismo o su elegante forma de hablar… Me enamoré de todo.

En medio de un bar con la música elevada, ella estaba al otro lado mirándome… Quizás ella diría que yo lo estuve mirando, pero creo que debo remarcar que ella también me estaba mirando.

Sí, no solo fui yo mirándola por más de quince minutos con la boca abierta tan impresionado que ella tuvo que venir a mí para ver cómo estaba.

No negaré que quizás pensó que tenía una embolia cerebral, y busco ayudarme.

Aun así, ella es increíble.

¿Por qué digo ‘es’ preguntarás?

Bueno, es simple… Hice que viajara con nosotros.

No sé cómo lo logre, solo recuerdo que esa noche me quede con ella la hice reír y divertirse mientras desesperadamente buscaba una forma de que se quedara a mi lado… Aunque fuera sentada a mi lado, no me importaba.

Falle estrepitosamente cuando el bar tuvo que cerrar.

Ella seguramente dirá que me vio con una expresión de cachorrito que estaba siendo abandonado, y quizás dirá que no pudo contenerse y darme una cita… Bueno, en respuesta diré que mi técnica secreta funciono.

Los días siguientes la pase a su lado, visitando la ciudad y haciendo turismo.

Ella hablaba muy bien alemán, español, inglés, así que no había problemas de comunicación y tampoco problemas al congeniar.

Averigüé que ella también estaba de vacaciones y que también se dirigía a Berlín, entonces pude lograr que viajáramos juntos tras una semana dando excusas tontas que ahora no quiero recordar.

¿Orgullo?

Por favor, con eso no se enamora a la mujer de mi vida.

******

[5/11/1995]: Querida madre.

Tu amada hija ha conocido un hombre.

Primero responderé lo que seguramente preguntaras.

¿Es guapo?

Bueno, si… Para mí es guapo.

Es cierto que su expresión puede ser en muchos casos promedio, pero sus ojos son ciertamente memorables y su sonrisa, única.

Cuando ambos se unen… Me es imposible rechazarlo.

¿Es bueno?

Es alguien demasiado bueno… Es como un pequeño cachorrito encantador.

Pero algunas veces pienso que es demasiado bueno.

Como decirlo…

Tu hija ha estado soltera por mucho tiempo y no ha tenido amante u novio, así que sé que dudas de mi sexualidad, no lo niegues.

El punto es que por primera vez conseguí a un hombre con el que puedo decir que puedo abandonar todo para estar con él, pero él es demasiado caballeroso… A veces demasiado, hasta el punto que no se ha sobrepasado y ni siquiera me ha tocado la mano.

Tuve que actuar yo.

Bueno, no fue un gran problema.

¿Cómo lo digo?

No niego que disfruté su mirada cuando le di mi primer beso.

Verlo a él sonrojarse, fue adictivo… Espero que mi afición no se trasmita por los genes, porque si no mi hija estará en un grave problema.

Sé que tengo trabajo y no te preocupes por ello, hice las llamadas correctas para que otros se encarguen por el momento.

En este momento tengo un problema más grave que encargarme de una empresa.

Nuestra semana en Berlín pronto llegará a su fin y nuestro viaje está por terminar.

No estoy nerviosa o temo que todo acabe.

Sé que por su tímida mirada que nuestro viaje solo está empezando.

*****

[12/11/1995]:

He vuelto.

Perdón por no escribirte estos días.

Sí, sé que te gusta que hable de los lugares turísticos que visito, lo entiendo, pero tengo un problema más grave.

Nuestro viaje llegará a su fin.

Mis compañeros parecen tener otro objetivo y cada vez que le pregunto a ella, solo me da una hermosa sonrisa y dice que no sabe qué hacer.

Sé que se está divirtiendo conmigo, pero el problema es real.

He decidido invitarla a seguir con nuestro viaje.

No digas nada.

Las dudas han carcomido mi mente durante bastante tiempo.

¿Soy suficiente para ella?

Solo soy alguien que abandono su carrera debido a un ataque repentino del cual ahora no recuerdo la razón.

No soy rico, sabio o alguien muy culto.

Soy normal en muchos sentidos y ella es todo lo contrario a mí.

Sus modales son excelentes dejando en claro que ella no es alguien que vino de una familia normal como la mía… Sin ofender, claro.

Es inteligente y tiene suficiente dinero para tener un teléfono –enorme- y se nota que es alguien muy capaz e independiente.

Tantas dudas, tantas preguntas, pero ya me conoces.

Soy de esas personas que actúan y luego ven las consecuencias de sus acciones.

Si, la invitare a que viaje conmigo… La invitaré a que este conmigo.

[14/11/1995]:

Lo he logrado.

No soy tan creyente, pero he rezado a todos los dioses posibles y conocibles desde los tiempos antiguos.

¿Estoy exagerando?

Cuando el amor de tu vida se te presenta en la puerta, estoy seguro de que harías todo para abrir esa puerta.

En primer lugar, debo empezar por como lo logre.

Fue hace un día.

No voy a negar que estaba nervioso, sumamente nervioso.

Ya llegamos a Berlín y como despedida el par de tortolitos decidió ir a un lugar divertido a tomar algo de noche.

Por supuesto el lobo salvaje aulló con satisfacción a pesar de que no había luna y acepto.

Sus instintos de cazador le impidieron rechazar una oferta para una búsqueda de presas.

Aunque la relación con ella parecía algo de unas semanas, yo me aleje de esas malas influencias que traía ese perro soltero.

Entonces fue esa noche en un bar llamativo y brillante como la primera vez que lo conocí.

¿Qué me dio la fuerza para levantarme y pedirle que me acompañara en mi viaje?

No fue cuando un hombre guapo y carismático se le acercó intentado coquetear con ella.

Fue el ver que ella estaba muy fuera de mí ‘liga’.

¿Qué tal lejos preguntarás?

Si yo soy un club de futbol en las inferiores, ella es de un club de tenis… Sí, es hasta tal extremo.

Pero fue cuando ese pensamiento vino a mi mente que algo se quebró dentro de mí.

Me hizo levantarme y caminar directamente hacia ella.

Apartar el hombre que le estaba coqueteando y besarla profundamente, para luego… Invitarla a un viaje.

Sin destino o final.

Un viaje que no podía prometerle todo lo que ella merecía, pero me esforzaría en darle todo lo que deseara.

Muy diferente a la expresión aburrida y casi indiferente con la que estaba hablando con ese hombre guapo, -que prácticamente se había interpuesto en su camino-, ella dio una sonrisa preciosa.

Ante ese viaje que no tenía destino y que parecía no tener final, ella aceptó sin cuestionar.

Sin preguntas, solo acepto viajar conmigo y al final solo murmuro.

—Te tardaste.

[20/11/1995]:

Un viaje que empezó casi hace un año en España con un par de desconocidos, llego a su fin.

Lamentablemente nuestros destinos son distintos.

Los tortolitos se dirigirían hacia las tierras escandinavas y el lobo salvaje como un compañero leal decidió seguirlos.

En realidad, sus pensamientos salieron a la luz y al parecer deseaba probar un nuevo ‘coto de caza’.

Estoy seguro que algún día encontrara una cazadora más hábil que él y seguramente sea él quien termine como trofeo de caza en una casa de familia.

Claro, como un culto turista ante de irse visitamos los lugares turísticos emblemáticos de Berlín.

Ya sabes la ‘Isla de Museos’ en donde se encuentra ocupado con museos de renombre internacional o la ‘Puerta de Brandeburgo’ que es tan conocida.

Caminamos al lado del ‘Muro de Berlín’ recordando parte de la historia que no había que olvidar.

Dos parejas de tortolitos y un lobo salvaje disfrazado de un culto turista, un grupo extraño si tengo que decirlo.

Sin embargo, un grupo unido.

Al final, nuestro viaje llego a su fin y tuvimos que separarnos.

Pero todos sabíamos que otra etapa de nuestra vida estaba comenzando.

Mi nueva compañera me dio una suave sonrisa cuando los vi partir, tal vez tratando de consolarme.

Ese dúo fue el que me dio ánimo para desafiarme a mí mismo y seguir viajando.

Llegando a un lugar desconocido por una acción imprudente y totalmente al azar, ellos se convirtieron en mis compañeros que me dieron un lugar a su lado.

Me ofrecieron una oportunidad que ahora tengo que decirlo… Fue la mejor de mi vida.

Ahora toca una nueva etapa de mi vida con una nueva compañera.

[7/12/1995]:

Hemos dejado Alemania hace unos días.

Nuestro objetivo es Venecia Italia, pero como hemos querido llegar pronto pasamos por alto lugares tan emblemáticos como Munich en Alemania y otras áreas que estaban en nuestro camino.

Sin embargo, esa acción no hizo que nuestro viaje fuera menos memorable.

Ella es la compañera perfecta.

Al parecer no solo habla inglés, alemán o español, sino que también italiano y otras lenguas.

Es una ‘políglota’, una muy capaz.

No solo conoce esos idiomas a la perfección, sino que ella los puede hablar con total fluidez.

Tal vez no hasta el punto de que fuera tan natural como parecer alguien que creció aprendiendo ese idioma, pero si como para parecerse como alguien que aprendió el idioma, pero se fue al extranjero por unos años y tuvo algunos cambios notables en su regreso.

¿Estoy alardeando demasiado de ella?

Bien, lo admito, lo hago.

Pero es que si hablo de mi… Bueno, no es tan interesante.

Después de todo no es agradable saber que soy alguien muy capaz a la hora de buscar en el diccionario para entender unas palabras en italiano, ¿cierto?

De todas formas, nos estamos acercando a Venecia y estoy muy contento con nuestro viaje.

A pesar de su capacidad e intelecto, ella es alguien que se pega a mi lado y es muy cariñosa.

Cada día que paso a su lado aprendo una faceta nueva y hago lo mejor que puedo para conocerla.

Un día a la vez aprendo cosas nuevas y la veo bajo una nueva luz.

He logrado darme cuenta de que ella a veces trata de ocultar un lado suyo, tratando de que no la conociera.

La entiendo, yo también tengo miedo de que si ella conoce un poco más de mí se llegue a aburrir y luego termine distanciándose.

Puedo entender que ella sienta lo mismo, pero ella no se ha dado cuenta de que es mi centro de atención.

Ese temor, esa inseguridad e incertidumbre para ocultarme un lado que he conocido sin que se dé cuenta, solo me enamora más.

Ya es muy tarde para retirarse ahora.

Ella se ha convertido en mi centro de atención… En mi todo.

Me gustaría decir que me he vuelto loco, pero la verdad es que solo me he enamorado.

[15/12/1995]:

Perdón por el retraso.

Hemos llegado a Venecia.

Seguramente te preguntaras que lugares turísticos hemos visitado, ¿cierto?

Bueno, te contaré un poco del viaje turístico antes de comenzar con mi historia personal.

Empezamos nuestro viaje en la ‘Plaza de San Marcos’, ¿por qué ese destino te preguntarás?

Bueno, es en ese lugar o en su alrededor en donde se encuentran los lugares turísticos más importantes.

Visitamos el ‘Palacio Ducal’ que fue la residencia del ‘dux’ y la sede de gobierno de la antigua ‘Republica de Venecia’.

Mi nueva compañera me dio catedra de historia y una explicación muy precisa sobre ese lugar.

Si soy sincero, lo que escribí antes fue lo único que se me quedo grabado junto a su mirada entusiasta al explicarme la historia.

Volviendo al tema, luego nos dirigimos a la ‘Basílica de San Marcos’ que se encontraba cerca.

Según mi compañera, era una obra maestra de la arquitectura bizantina y a pesar de que no soy muy conocedor, tengo que admitir que no pude negarlo.

Ya sea desde afuera o adentro, solo puedes admitir que es un hermoso edificio.

Pero lo mejor no es eso, lo mejor es subirse al ‘Campanile de San Marcos’ que estaba cerca.

Mirar desde lo más alto es… Hermoso.

Desde lo alto verás los techos de todas las casas y edificios de gran parte de la ciudad y te aseguro que la vista se te quedara grabada.

Sin embargo, fue durante la noche donde todo cambio.

Cuando uno se preguntaba cuál es la actividad más romántica que se puede realizar en Venecia, la respuesta seria un paseo en góndola durante la noche.

A esa actividad la invite y lo disfrute.

Su mirada cuando navegábamos por los canales de Venecia disfrutando el escenario antiguo, fue incomparable.

Tan bella y tan encantadora.

Lo admito, mi mirada se quedó pegado en ella no solo en su belleza, sino que, en sus ojos y en su sonrisa.

Que ella se volviera tímida ante mi mirada fue un logro y una imagen aún mejor que ver la ciudad desde lo alto.

Fue en ese lento paseo por esos antiguos canales que no pude contenerme y me declaré.

—Te amo.

Esa fueron las palabras que salieron de mi boca.

Amor…

¿Cuándo empezó?

Es difícil de decir, ya que ella me hipnotizo desde que la conocí.

Tal vez fue excesivo.

Nuestra relación solo ha llegado a unos besos.

Seguramente ella diría que es mi culpa por mi falta de iniciativa.

Tal vez sea cierto, pero no quería presionarla de esa manera.

Quería que nuestra relación fuera larga… Muy larga.

Aunque ahora que lo pienso, tengo que admitirlo que casi lo he arruinado con mi declaración.

Sí, dije ‘casi’.

Cuando ella escuchó mis palabras sus labios se curvaron en una sonrisa y respondió.

—Yo también te amo.

Creo que nada pudo describir mi alegría al escuchar esas palabras, ni siquiera ganar la lotería.

******

[22/12/1995]: Querida madre.

Tu amada hija se ha enamorado.

Tú me conoces, no soy alguien buena con las emociones.

No, tal vez sería mejor decir que no soy de sentir emociones.

Siempre me he ocultado atrás de una máscara que daba una sonrisa y ponía expresiones tristes cuando algo malo sucedía, a pesar de que en el fondo no sentía nada.

Hace tiempo deje de pensar en el tema y solo me concentre en mi trabajo y la empresa.

Pero él me hizo dar cuenta de que no era ese robot sin emociones que creía que era.

Él es la única persona que ha movido mis sentimientos y lo hizo desde que me miro hipnotizado durante varios minutos.

Cada vez que me mira lo hace con tanta atención que me hace sentir como si fuera su mundo… Su todo.

Escucha mis historias tan atentamente no solo por cortesía o por que busca algo más.

Solo escucha fascinado como si cada una de mis palabras fuera un designio sagrado.

Tengo que admitir que ahora que lo pienso no puedo dejar de sonreír.

Como dije no soy una persona de tener emociones.

Pero él… Él me hizo dudar, temer y estar nerviosa como nunca lo he estado, pero también me enamora cada día más.

Aun así, tengo miedo al futuro.

No soy esa persona gentil que ve cuando hablo con otros, es solo un engaño… Tengo miedo de que cuando lo descubra me parta el corazón.

Si eso sucede… Creo que no podría resistirlo.

No, no debo pensar en ello.

En vez de pensar en el peor resultado debo pensar en cómo lograr el mejor resultado.

Esta es una tarea extremadamente pesada.

La primera tarea de mi vida que me hace sentir una extrema ansiedad.

Pero cuando pienso en la causa… Si, él vale la pena.

Solo estar sentado a su lado en silencio… Logra que mi día sea mejor que todos los días antes de conocerlo.

Cuando piensas en eso, no resulta prematuro que me haya enamorado hasta tal punto.

Por su declaración de amor hace unos días, él parece ser igual.

El futuro es incierto y está lleno de incertidumbre, pero quiero que algo sea certero.

Quiero que su presencia esté presente en mi futuro.

Quiero pasar el resto de mis días con él a mi lado… Con el amor de mi vida a mi lado.

******

[26/12/1995]:

No sé por dónde empezar.

Oh, sí cierto.

¡Feliz navidad!

Navidad, una época alegre en el que todos festejan y disfrutan con su familia.

Espero que ustedes extrañen mi presencia y espero no solo un simple ‘feliz navidad’, sino que también un ‘feliz cumpleaños’.

Bueno, seguramente te has olvidado, pero no puedo quejarme, yo lo hice.

Es extraño olvidar mi propio cumpleaños, pero supongo que es normal cuando cumplo el mismo día que se festeja la navidad.

También se puede decir que es trágico.

Sin embargo, esta vez fue muy diferente.

El día antes de mi cumpleaños y navidad, ella parecía emocionada y muy animada.

Me llevo a todas partes visitando Venecia y disfrutando nuestro paseo por todas partes.

Tengo que admitir que verla tan animada me lleno de felicidad.

Tal vez ella diga que me parecí a un cachorrito que la seguía, meneando la cola felizmente, pero tengo que recalcar que también agita las orejas.

Entonces cuando se hizo de noche y nos quedamos en nuestro hotel para festejar navidad a nuestra manera, vimos como los fuegos artificiales cubrían el cielo.

Fue en ese momento que le di un regalo de navidad.

Solo fue un pequeño un conjunto de collares.

Ya sabes, la mitad de un corazón grabado con mis iniciales y otro grabado con las suyas.

Claramente, le regale el collar con mis iniciales y me quede con el suyo.

Fue un gesto romántico y meloso, que ella aceptó con una hermosa sonrisa feliz.

Entonces, ella mencionó que su regalo estaba en su habitación y me guio de la mano.

Tengo que admitir que estaba curioso y emocionado por el regalo de navidad, que ingenuo fui.

Cuando llegue a la habitación todo estaba decorado hermosamente con velas y pétalos por todas partes.

Estaba tan aturdido que lo único que pude hacer fue mirarla incrédulo, pero ella solo se puso un moño en la cabeza y murmuro.

—¡Feliz cumpleaños!

Su expresión cuando murmuro esas palabras fue encantadora.

Sonrojada desde el cuello para arriba, ella estaba tan nerviosa y a la vez tan decidida.

Yo mismo me había olvidado de mi cumpleaños, pero ella lo descubrió y recordó solo por mirar al azar mi fecha de nacimiento en el documento.

Lo único que pude dar como respuesta fue un beso y luego… Lamentablemente como un caballero mantendré mi silencio.

Pero solo diré algo.

Venecia… ¡Es la verdadera ciudad del amor!

***Continuara***

6 de Agosto de 2020 a las 19:50 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Continuará… Nuevo capítulo Cada 30 días.

Conoce al autor

Facundo Castillo No importa cuánto escriba, todavía sigo aprendiendo cosas nuevas. Soy un lector apasionado y un apasionado escritor.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~