¡Nueva app: Inkspired Writer! ¡Escribe, publica y gestiona tus historias en tu móvil!. Leer más.
17sanchezmael Mael Sánchez

La narrativa cuenta la circunstancia de Haruo y su vida atrapada en la ciudad de Tokio. Llegado el momento ya no podrá continuar con el ritmo del reloj mundial que condiciona su vida como la de miles de almas consumiéndolas poco a poco. Haruo deberá decidir buscar la felicidad o permitir que la luz de su existencia se consuma lentamente. Solo él puede. Registro de Propiedad Intelectual.


Historias de vida Todo público.
Cuento corto
6
5.7mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Reloj a Destiempo

Tokio…


3:00 de la madrugada, Haruo abre los ojos en la oscuridad que lo rodea, como ya ha sucedido en otras ocasiones a mitad de la noche. Sin motivo aparente el sueño lo abandona, único refugio que da descanso a su cuerpo y alma atribulada por tantas responsabilidades que agobian su vida. Ya acostumbrado a estos momentos de insomnio nocturnal extiende su mano buscando torpemente el celular que quedo abandonado cerca de su cuerpo en la cama. Al mirar la hora su mano suelta el aparato con desgano que rápidamente se apaga como una luciérnaga tragada irremediablemente por la profunda noche que todo lo envuelve.


Haruo respira profundamente, y el aliento desconsolado que sale de su boca es como el último resoplido de un animal herido que abandona su última esperanza de vida. Aquejado por su deseo de volver a dormir, gira su cuerpo y adopta la posición de un bebe en el vientre de su madre, cubriéndose nuevamente con la colcha como su única protección contra el mundo hostil… Con dificultad Haruo trata de aquietar la tormenta de su mente, sabe en su interior que ya no es el mismo, algo ha cambiado y nada es como antes… Los recuerdos cálidos de la niñez ya están muy lejos y los latidos del corazón acompasadamente duermen los sentidos y la sensibilidad guardada…


El silencio…


Vuelve el sueño…


7:00 de la mañana. El sonido estruendoso del reloj despierta abruptamente a Haruo, rápidamente va al baño y cumple su rutina de aseo, ya sabe que su cuerpo automáticamente se ha programado para cumplir la actividad cotidiana de desayunar y vestirse sin pensar mucho en lo que su alma quiere y solo se deja dominar por lo que su mente le dice que debe hacer. Sale de su apartamento y el frío impertinentemente le abofetea la cara, como para recordarle lo despiadado que puede ser el clima aun cuando la luz del sol gradualmente caliente la tierra. Diligentemente se marcha a la estación más cercana del metro que lo llevara a cumplir un día más de trabajo en la empresa.


Ya en el andén del metro abarrotado por tanta multitud, Haruo con dificultad logra ingresar al vagón quedando casi sin poder moverse entre tanta gente cuyo objetivo es llegar a tiempo a destino. Haruo se siente sofocado y miserable, recordando lo leído en un artículo de revista donde en algún lugar perdido del mundo los mineros son trasladados a las entrañas de la tierra sin saber si esa será la última ocasión que sus ojos verán brillar la luz del día, también recuerda la pintura del infierno de Dante donde las almas pecadoras van a espiar sus culpas, atacado repentinamente por lo gracioso que le resultan las jugarretas que su mente hace, una leve sonrisa de ironía se dibuja en su rostro y nuevamente vuelve la severidad a ocupar su puesto en la escena.


Su mirada busca ávidamente el vidrio que conecta con el espacio exterior, y como una señal de la providencia, ve un ave que vuela libremente acercándose al cristal llevada por la brisa lo cual le permite apreciar cómo va planeando alegremente suspendida en las olas invisibles del viento. Esto le hace conectar suavemente con los recuerdos de cuando era feliz en su niñez, viviendo con alegría los días sin preocupaciones por el porvenir.


La libertad que muestra el ave rebosa su corazón llenándolo de esperanza, alegría y paz únicas. Entonces Haruo experimenta muy dentro de sí una necesidad instintiva que lo invade poderosamente...


Su reloj biológico le hace sentir el desajuste en la marcha. Sabe que necesita parar. Tomarse un descanso, vacaciones, un año sabático, o tal vez vacaciones vitalicias…


No lo sabe, solo entiende que ya no puede seguir así…


Debe tomar un descanso y volver a lo esencial cuando la vida era más simple y amable. Volver a sus raíces y a sus afectos que aunque están lejanos esperan su regreso…


¿Tomara la decisión de buscar la felicidad a tiempo?...


¿Lo hará antes de que llegue el invierno a su vida?...


¿Permitirá que el reloj del tiempo irremediablemente le descuente los años y los intereses de la cuenta bancaria de su existencia, consumiéndose lentamente como una vela esplendida en la oscuridad?


Cual ave que vuela, solo Haruo podrá decidir cuándo desplegara sus alas alzando el vuelo hacia la preciosa Libertad, y cuál será la dirección de su destino. Siente que no puede ser como Ícaro volando alto insensatamente, acercándose al sol que quemara sus alas. Solo él puede hacer posible la liberación de su vida atrapada en la ciudad.


Solo él puede…

2 de Diciembre de 2020 a las 00:34 13 Reporte Insertar Seguir historia
7
Fin

Conoce al autor

Mael Sánchez Hola! En mi tiempo libre una de las actividades que más me gusta es leer, y desarrollar escritos sobre diferentes tópicos. A través de este medio comparto con ustedes mis creaciones. Saludos!

Comenta algo

Publica!
Ron Oropeza Ron Oropeza
Muy bueno! Me sentí identificado por la forma como describes a Haruo y a su lucha interna.
June 24, 2020, 19:47

  • Mael Sánchez Mael Sánchez
    Muchas Gracias por tu comentario Ron. Me es grato saber que te gusto. Saludos! June 29, 2020, 21:44
María Ramìrez María Ramìrez
Hola Mael. muy buena reflección. Sin embargo no creo que funcione como un cuento. Le falta acción, conflicto. Es linda y nos deja pensando pero debería tener otros ingredientes. Te propongo que la revises, tiene potencial para ser mucho mejor. Sigue esforzandote, se te da bien escribir y se ve que te apasiona. Te invito a leer mis historias, se llaman El Ritual y Madeja. Saludos María.
June 24, 2020, 18:45

  • Mael Sánchez Mael Sánchez
    Hola! Gracias por participar y emitir tu opinión. Es interesante la reflexión que manifiestas desde tu perspectiva. Originalmente este escrito fue creado precisamente para que el lector internalice y reflexione desde su realidad, si de alguna manera conecta con lo relatado. La revizare nuevamente. Muchas gracias y Saludos! June 29, 2020, 21:42
Anyii Espinoza Anyii Espinoza
me gusto su propuesta, siendo bella y a la vez real , la situación de todas las mañanas , la vida real de todo trabajador, un poco poético, eso me gusto, palabras sabias , excelente dios te bendiga. saludos....
June 07, 2020, 01:13

  • Mael Sánchez Mael Sánchez
    Gracias por sus palabras! Bendiciones para usted por compartir. Saludos!!! June 07, 2020, 03:37
Mael Sánchez Mael Sánchez
Gracias! por tus palabras, es el mensaje que quiero transmitir con este escrito. Me alegro que te haya gustado. Saludos!
April 14, 2020, 17:52
Milton  Ceron Zamora Milton Ceron Zamora
Me gusta la forma en que trabajas el tema psicologico tan complejo como es el "burnt out*. Como la monotonía nos hace cerrarnos en una jaula mental, y es solo con la revelación de los pájaros qué nos damos cuenta que no somos libre y es hora por lo tanto de tender nuestra naturaleza a buscar la felicidad humana, pues como dice aristóteles en su ética :el hombre por naturaleza tiende a buscar su felicidad. Adoré tu narración.
April 14, 2020, 07:45
Matías Díaz Matías Díaz
Me gusto bastante la poética narración, y el filosófico detalle de la separación del alma y el cuerpo. Los sentimientos de desgaste me parecen bastante reales para el personaje, pues todos los hemos sentido, y es muy imaginativa la forma en que los expresas:)
April 12, 2020, 19:25
Mael Sánchez Mael Sánchez
Hola Jancev! Gracias por tus valiosas observaciones y recomendaciones puntuales. Trabajare en ello, agradezco mucho estos aportes para perfeccionar mi estilo poco a poco. Saludos! y Gracias!
March 02, 2020, 00:23
Jancev Jancev
¡Hola! Tu escrito está interesante, los datos curiosos en él llaman la atención, así como lo del infierno de Dante, muy poco que corregir, una que otra palabra que esta en pasado a la cual puedes agregar su acento, pero se nota que es un simple error de tipeo por la forma tan cuidadosa en cómo escribes :). Reemplazaría algunos puntos suspensivos por solo punto y seguido. ¡Sigue así!
February 29, 2020, 22:47
Nathaly L. Nathaly L.
¡Hola! me gusto tu historia, me recuerda es un niño que no quiere crecer por las responsabilidades que tiene una persona al convertirse en un adulto. sabes la palabra "andar a pie" puede sonar mejor si la cambias a marchar. te explico, sonaría así: diligentemente se marchó a la estación. ese seria un sinónimo para querer decir lo mismo.
February 29, 2020, 13:56

  • Mael Sánchez Mael Sánchez
    Hola! Nathaly esta historia no la había visitado desde que la publique, por este motivo no me percate de tu valiosa observación.Agradezco tu asertiva sugerencia, y ya modifique esta parte del texto. ¡MUCHAS GRACIAS !!!! April 06, 2020, 23:37
~