Cuento corto
0
677 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Soledad

Soledad.

La notas, ¿cierto? Desde ese rincón en tu mente, mientras tu rostro ríe ante los demás, puedes escucharla cómo dentro de ti no deja de gritar. Te llama, acaricia tu nombre con susurros que tú, y solo tú, puedes escuchar. Da igual que no hagas caso a ese atrayente deseo de encerrarte y llorar. Puedes intentar evitarlo mientras estás con otras personas, haciendo ver que tu vida es perfecta, que si están a tu lado, ese sentimiento no te va a invadir.

Sin embargo, sabes la verdad. Lo único real que tienes contigo es la soledad. Oh, sí, intentas combatir esa desazón que se te sube a la garganta y pugna por gritar contando la verdad, dejándote sin aliento para que todo el mundo se dé cuenta de cómo te sientes en realidad.

Miente, miente, miente, ¡qué bien se te da mentir! Es difícil dejar de hacerlo cuando es algo que naciste sabiendo hacer, ¿verdad? Mentías con esa máscara tan perfecta desde el momento en que descubriste que la gente era más feliz sin saber cómo te sentías en realidad. Me lo guardaré para mí, dijiste. Y eso has hecho todo este tiempo.

Pero está ahí. Cierras los ojos, intentas evitarla, te cargas de responsabilidades que no te permitan descansar para no darte cuenta de que hagas lo que hagas, siempre va a estar contigo. Se está balanceando en tu miseria, le gusta verte así porque sabe que cuanta más conciencia tengas de su existencia, más fuerte y poderosa se vuelve. Su juego está bien tramado, y te conoce mejor que nadie, sabe lo que vas a intentar hacer para superarla antes de que des el primer paso.

¿Te cuesta respirar? Es ella, notas cómo extiende sus inexistentes dedos alrededor de tu cuello y aprieta suave pero insistente, el roce del dolor. Qué oscuro está a tu alrededor, qué pequeño es el espacio donde te encuentras, qué silencio más estridente.

Qué fuerte, qué intensa, qué insistente es tu Soledad.

19 de Febrero de 2020 a las 22:13 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~