Cuento corto
0
605 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Perfume de tu cuerpo

No hay de que avergonzarse, pues la culpa es mía.


Eres una joven traviesa, ¿Lo sabías? No debería mentir acerca de tu esculturado cuerpo. Me recuerda a un cuadro lleno de belleza; que cada vez que la veo, me deleito.


Tu sabes lo que estoy diciendo.

Tu perfume de encanto.

En las noches empiezas a arrastrarme, como a un esclavo de tu dulce y estremecedor aroma.


Encantadora atracción.

Por eso pienso cada vez que te veo encubierta en mis sábanas de algodón, que estoy destinado a esta vida.

Entierrame con arte.

Con pasión.

Eso es todo lo que sabemos pensar.


No debemos parar, pues esto es algo vicioso para mí y dejarte ya no puedo. Porque sé que guardas bien mis deseos obscenos al recorrer por todo tu cuerpo.

Sabes bien que no quieres parar, estas dominada por la voluptuosidad.

No hay de que avergonzarse, pues la culpa es mía.

Ya que estoy atado con un nudo en el corazón, envolviendome en tu seductora piel tersa.


Embriágame con el olor de tu fragancia, otra vez.

14 de Febrero de 2020 a las 23:07 1 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Nathaly L. Nathaly L.
muy bonito.
~