El saco de mil colores Seguir historia

kukuroamahimura Jealin Futier

Un pequeño cuento que narra las aventuras de la dulce princesa Milenne.


Cuento Todo público.

#aventura #rima
Cuento corto
0
1.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Escucha el relato

Dedicado a Libni Marino.

Milenne, la dulce princesa de ojos miel

La pequeña niña de lechosa piel

Quien diario se encuentra en la torre

Con una corona diferente en su porte

Que sueña con mundos lejanos

Donde se encuentran aventureros temerarios.

Su abuela la reina agraciada

De sonrisa linda y calmada

Le lleva un regalo con amor

Un abrigo de un hermoso esplendor

De mil colores esta decorado

Con artemisas y flores esta galardonado.

Milenne la dulce princesa de sonrisa al revés

Que espera a todos saltando de vez en vez

Mientras lee un libro paciente

Y contempla con el corazón latente

Aventuras quiere vivir

Pero sus deberes no la dejan ir.

Sus suspiros terminan al oír la puerta

Que por su abuela fue de pronto abierta

“Mira mi niña lo que te he traído

Con esto tu día será menos aburrido”

Al ver el regalo sus ojos brillaron

Era algo hermoso y extraño.

Milenne, la dulce princesa elocuente

Que sus días siempre pasa paciente

Sonriendo mucho para evitar tristeza

De la falta de libertad que quisiera

Su vida pasara a apagarse

Si no sale algún día siquiera a asolearse.

Un saco cocido a mano de mil colores

Que entretejido tambien tenía flores

Que parecía venir de tierras lejanas

Ahí donde ansiaba ir con ganas

Llegando con pasos ligeros

Lo tomo de las manos de su abuela por los aleros.

Milenne, la dulce princesa de mirada como café

Que su sueño no quiere perder

Sus sueños vuelan por los cielos

Y a veces se encuentran bajo el suelo

Fascinación y maravilla por lo que no tiene

Pero imaginando puede.

“Gracias abuela es precioso

Me parece es demasiado hermoso

Sera uno de mis más grandes tesoros

Sus colores alegraran mi alma y mis ojos”

Terminando de poner rara “armadura”

Se puso a bailar con soltura.

Milenne, la dulce princesa de cabellos crepe

La chica que el mundo quiere conocer

Su saco será siempre su acompañante

Aquel que cubrirá sus aventuras ambulantes

Quiere saber cuando saldrá de la torre

Para probar del mundo los horrores.

Su madre pregunta que si sale volverá

Ella solo promete que escribirá

La reina sabe que no puede mantenerla

Su destino no es estar presa

Aún con lágrimas en sus ojos

Deja salir a su hija sin enojos.

Milenne, la dulce princesa como el té

De gran corazón y pensamiento consiente

Pone un pie fuera del castillo

Al sentir el paso da un frito con brío

Toma su bolsa y su saco

Su aventura comenzara en el campo.

Va de hito en hito

Y acompaño sus pasos un pajarito

Sus ojos brillan deslumbrados

Con la luz del sol estan acompañados

Baja sonriendo a la aventura

Sabe que estará segura.

Milenne, la dulce princesa de labios de miel

La chica que aventuras podrá tener

Corriendo por praderas, ríos y ciudades

Teniendo aventuras campantes

Durmiendo bajo cielos lunares

Y viendo en las albas destellos solares.

Su meta ahora es viajar por todo el mundo

Pero no tiene marcado un rumbo

Siempre anda en mente su hogar

Nunca cartas olvida mandar

Extraña a su madre, su abuela, sus libros

Pero su consuelo en las noches es su abrigo.

Milenne, la dulce princesa de voz de seda

Que cantando como trovador gana monedas

Ya casi su meta ha terminar

No sabe si a su casa ha de regresar

Se ha acostumbrado a vivir en el mundo

En un lugar cerrado no estará a gusto.

De carreta a pie, de pie a carreta

Viajando de pueblo en pueblo, de verja verja en verja

Sus ojos viajan de cielo a tierra

Sus pensamientos a la luna venidera

Pronto cerca estará de su hogar

Quisiera un rato ahí pasar.

Milenne, la dulce princesa con manos de anís

La gran caballero ambulante que anda ahí

Llega y toca la puerta del castillo

Después de tiempo ha llegado a su destino

No sabe como tomara su madre su decisión

Pues es como una puñalada al corazón.

La puerta se abre con un gran chirrido

Un ruido que a la naturaleza provoca hastió

Su madre camina por el pasillo

Con un gran y reluciente vestido

Viene para recibirla, para que en casa se vaya a quedar

Con una sonrisa, la princesa tendrá que declarar.

Milenne, la dulce princesa de mirada amable

Que a pesar de todo no quiere lastimar a su madre

“Mi querida reina se quieres que me quede

Pero aunque intente no tengo lugar perenne

Mi hogar ahora es el mundo

Donde mis caminatas no tienen rumbo”.

Su madre aunque triste la comprende

Sabía que al llegar la vería alegre

Por el mundo conocer

Y al final ahí debería perecer

Pues lo años venideros

Estaría siempre caminando desde los parados a cementerios.

Milenne, la dulce princesa consiente

Que escucha a su madre con el corazón latente

Sabe que en el mundo la dejara vivir

Y no puede hacer más que reír

La felicidad el cuerpo le inunda

Sabe que ese es el final de una ruta.

Su saco ahora es su único acompañante

Dentro de todas sus aventuras campantes

Siempre tiene una sonrisa en su rostro

Por recordar pasado tan hermoso

Viaja por el mundo, visitando a su abuela

Aquellas ocasiones cuando su compañero se enferma.

Milenne, la dulce princesa agradecida

Que a los años pasar no se siente arrepentida

Ahora mil aventuras ha vivido

Algunos amores ha tenido

Siempre teniendo presente su hogar

A su madre y familia jamás deja de pensar.

Con este verso termina

La historia de tan linda niña

La que siguió sus sueños con alegría

Y no se rindió a pesar de la batía

Espero les haya gustado

Y algún día después nos estaremos contando.

9 de Febrero de 2020 a las 05:40 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Jealin Futier Una escritora de varios géneros y temas, siempre buscando la oportunidad para mostrar al mundo las maravillas de la la imaginación misma. Nunca puedes cerrarte a los caminos de la verdad que están escondidos entre las letras, así que abre tus ojos por que la fantasía es real, la ciencia ficción nuestro futuro, el romance tiene un pañal y el terror acecha en cada sombra.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas