Psicosis de Emanuel Seguir historia

yonathan-martinez1580781674 Yonathan Martinez

trata de un estudiante de la universidad que pierde contacto con la realidad teniendo alucinaciones y delirios


Historias de vida Todo público.

#de-emanuel #psicosis #2020
2
1.2mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Psicosis de Emanuel

Todo comenzó, cuando vine de la universidad y me puse a estudiar una materia que me había ido mal. Me puse a repasar ese día sobre un tema llamado hegemonía, lo leí una y otra vez asta entenderlo y al entender, no puede creer que me había llevado la materia por ese tema.

Día 1

Recuerdo que un sábado, tenía que cursar y me fui, en medio del camino me encuentro a mi mejor amigo, Enzo… me subí en su auto y en el camino íbamos charlando, le cuento que estaba cursando una materia que me había ido mal y que me lo lleve por una tontería, le empecé a hablar sobre el tema de hegemonía. Luego me dejo en la esquina de la universidad me despido de él y me entre a cursar. Ese día era distinto yo estaba entretenido con el tema, me sentía diferente era un alumno que participaba en la clase, cosa que yo no era antes.

Día 2

Era un domingo, y tenía una actividad pendiente de preguntar a 3 familiares sobre el tema que es cultura para ellos, yo pensaba en mi tía Claudia, mi amiga Mariana y un amigo Agustín. Fui hasta la casa de mi tía y le pregunté sobre el tema me respondió y solo quedaba Mariana y Agustín, cosa que ellos vivían en Varela, me fui de viaje hasta allí, con mi primo Enzo y me notaba raro en ese entonces estaba como feliz entendía sobre el tema mi mente me pedía más información, era algo lindo. Luego de haber llegado resulta que Mariana no estaba y necesitaba de ella, para poder comunicarme con Agustín, me dieron el whatsapp de ella y de ahí me comunicaría. Luego de volver a Berazategui, le envió un mensaje sobre el tema me respondió y solo me quedaba preguntar a Agustín. Cosa que le pregunto sobre que es la cultura para él, me responde y listo tenía la tarea echa.

Día 3

Llego el lunes, notaba algo raro en mí, me había dado cuenta que desde el sábado no dormía, y mi mente acumulaba información, era como un libro abierto no paraba de llenarse de datos. Algo andaba mal, me había sentado frente el pc y me quede mirando un punto fijo mediante tres horas moviendo la boca en silencio, mi mente se llenaba de ideas algo andaba mal en mí. Pasaba los días y no me daba cuenta de que no dormía, llego un tiempo que hasta no comía. Desde allí perdí la capacidad de pensar con claridad, era como que todo lo que pensaba tenía sentido alguno, mi mente no paraba de mesclar las ideas y cosas, me sentía que estaba volviendo más inteligente, pero crucé ese límite de pensar. Ya para el día siguiente hablaba más fluido no me trababa empecé a tener mis primeros delirios, era un hablar sin sentidos.

El primer encuentro fue con mi tía Claudia, yo estaba mal no me daba cuenta que mi mente era como un revolver disparando las palabras sin sentido alguno. Le empecé a hablar sobre un sobrino que había muerto, que ella hiso mal en festejar su muerte, que él murió siendo inocente, mi tía me decía que no que al contrario también le había afectado su perdida, pero yo no escuchaba defendía mis ideas más allá que estuviese mal.

Luego al salir de su casa me encuentro a mi mejor amigo Enzo, recuerdo que le dije que ya tenía la respuesta a todo, le empezaba a hablar sobre hegemonía y que esto era el paraíso, que seguíamos adentro, que el cuento de Adán y Eva era para gente tonta, le contaba mientras íbamos camino a casa de mis abuelos.

Esa misma tarde aparece mi tía a hablar del tema, yo la escuchaba y le decía que ella tiene que buscar el perdón que si no se salvaba era demasiado tarde y hay en ese momento tuve mi primera alucinación, me tapaba el ojo derecho y la miraba a ella y tenía los ojos blancos, por dentro mío no sentía miedo, se lo dije Claudia yo ya no te veo el color de tus ojos tienes que salvarte y de repente los dientes empecé a verlos un poco más grandes le dije que se estaba convirtiendo en un animal en un burro con los ojos blancos.

Luego se marchó de casa de mis abuelos, cae la noche y mi mejor amigo aparece, le acompañé a comprar a la verdulería y en el camino le empecé a hablar sin sentido que éramos ángeles que en realidad él era buena persona, etc… yo me sentía bien en ese entonces era un momento mágico para mí, sentía que tenía la repuesta a todo era feliz.

En esa misma noche me acuerdo al intentar dormir que tocia en la cama, mi garganta sentía que raspaba y yo tocia y tocia asta salir un cuervo negro, sentía que liberaba el mal dentro de mí.

Al amanecer recuerdo que estaban mi tío Jorge y Andrés yo a Andrés le mostré un cuadro que pinté yo, era un elefante mándala con flores de colores y le dije que el cuadro le representa a el que tenía la pisada fuerte y que él era como un cacique.

Hubo cosas que pasaron que yo no recuerdo me habían contado que una noche yo fui agresivo le quise patear a mi madre y morder a mi abuela, pero cuando quise atacar, subió mi tío Jorge y me pego en la cara gritando, ¡con mi mama no! Pero eso yo no lo recuerdo.

En fin, recuerdo que vino un pastor de Varela con su mujer Sergio y Susana yo mi estado era de delirios y alucinaciones no sé qué paso, pero yo mi experiencia fue que me vinieron a orar me acuerdo que estaba la camioneta 4x4 afuera de mi tío Beto, que en mi mente eso me pertenecía a mí. Y estábamos mi primo Enzo, mi tío Andrés, mi tío Jorge, mi mama, Sergio y Susana. Yo estaba en un estado que sentía que era el hijo enviado de dios, me acuerdo que en la mesa había dos biblias una azul y otra de color fucsia y me asían señalar cual era la que valía y yo señalaba la azul, luego me oraban y yo confirmaba las oraciones con señales de ojos, mi mama gritaba y lloraba en el piso tocando mis pies yo alzaba la mirada y con gesto me comunicaba. Y en ese entonces era como que hacíamos un pacto yo señalaba a Andrés y a Jorge y decía que ellos estaban salvados adres me tocaba el hombro y llorando me daba las gracias.

Día 8

Cuando miré mi celular vi que era sábado, mi mente estaba perdido para mí todo tenía sentido alguno. En ese entonces llamo a mi mejor amiga Stefi, ella no me entendía lo que hablaba, empecé a delirar sobre que éramos echo del uno para el otro que teníamos que encontrarnos ese mismo sábado para hablar mejor del tema. Yo de ahí me iba para cursar la materia ya que perdí un día de clases. Cuando estaba por irme recuerdo que llego un pastor con un grupo de liberación, yo decía que me tenía que ir y me sentaron en el sofá me agarraron del brazo, mi tío Andrés y mi tío Jorge en cada lado. Ellos me vinieron a orar eso fue lo que paso, pero yo en mi mente era como que yo les oraba a ellas (las chicas del grupo), recuerdo que era una chica gordita vestido de negro con un pañuelo rojo en la cabeza, yo le decía un acertijo descifraba códigos para que ella entendiera que la que estaba mal era ella, no tenía autoridad para orarme a mí era un ser inferior, mientras ella me oraba yo le insultaba me tapo los ojos, pero yo la podía ver por el tercer ojo. Decía que yo era el hijo de iluminatis, que por más que me tapase los ojos la podría ver, recuerdo que yo me comunicaba con un muerto de Malvinas cantábamos una canción del ejército, que por culpa de gente como ella el aborto existía pero eso quedaba atrás ya que había inventado una nueva bandera de color rojo era la nueva era que whatsapp y Facebook la había inventado yo que vi cada chat sabia quien eran por sus pecados que ya era tarde no había vuelta atrás, era la nueva era de mi bandera ya estaba hecha. Me habían puesto un celular en la oreja una de las chicas y yo recuerdo que una chica mientras yo le descifraba códigos a la que me oraba la chica del teléfono decía yo sabía que me estaban engañando reclamaba ella con insultos, que se iban a quemar en el infierno y la iban a pagar de repente cuando la chica que me oraba se quedó sin palabras yo descifraba y se formó unas palabras. Ella me dijo: que yo venía de las tinieblas que con eso no se metía nadie y es ora que pagué el pecado de cada una que vine condenarlas. Cuando se formó esa palabra yo sentía que me liberé y alucine viendo a mi tía Marine y mi tía Norma a marine le comentaba y le dije que ellas (las chicas del grupo) son culpables de que allá perdido a su hijo y mi tía Norma que gente como ellas que su marido había muerto.

Día 9

Llego el día en donde mis familiares me llevarían a ver con un doctor. Fuimos con el auto mariana, mi tío Jorge, Andrés y mi madre. Yo seguía con un nivel de alucinaciones pura, era todo armonía recuerdo que estaba contento en el viaje hablaba con un asentó muy argentino, yo preguntaba ¿a dónde me llevan? y nadie me respondía. Yo escuchaba una voz interna que me daba órdenes para poder comunicarme, hablaba en susurros y yo repetía lo que decía, era un hablar sin sentido. Llegamos al primer lugar era un hospital y yo caminaba hablando con mi tío Jorge era el único que me podía oír, entramos a la sala y cuando nos atendieron había un guardia que me miraba mal yo no lo podía ver solo miraba a Jorge, me pusieron un aparato en el dedo y recuero que algo salió mal al ver el resultado todos se quedaron mudo y mariana dijo: a ahí hay que llevarlo. Cuando salimos del hospital yo solo podía hablar con Jorge y le decía en donde me llevan y él me decía tranquilo yoni es solo un control. Antes de subir al auto había un hombre gordo muerto en su auto rojo, yo caminaba y lo miraba y mi tío Jorge me dijo sabes en donde vamos ahora mira me decía y antes de entrar en el auto en el piso había un dildo tirado, hay vamos me dijo y yo entre en pánico estaba asustado. Pasamos por un lugar en donde había un cartel grande que decía Berazategui yo a ese cartel lo vi al revés y de ahí en ese viaje todos los carteles que leía tenía un mensaje oculto mi mente empezó a mesclar y veía cualquier cosa, mi voz interior me decía sabes en donde vamos mira como estas vestido y yo estaba con un short de básquet amarillo una remera de futbol de barrio de color amarillo y verde, la vas a pagar me decía la voz con insultos. Yo miraba los carteles y decían la vas a tener adentro otro decía ya vas a cobrar, era todo muy turbio. Cuando empezamos a llegar era un lugar horrible era como una villa activa, el cielo se empezaba a oscurecer yo temblaba del miedo y mi tío tranquilo me decía yoni es un control. Cuando llegamos era un hospital que parecía una cárcel había guardias armados y yo tenía miedo de que todo bajaran del auto y el guardia me empezase a revisar.

Cuando llegamos era una sala en donde yo veía un ascensor que cada vez que las puertas se abrían bajaba un doctor con un paciente en la camilla muerto, yo me senté en frente de unas puertas que decía al revés 4, 3, 2 y 1 cuando se abrían las puertas 4 y 3 era una sala de tortura en la 2 había un anciano enfrente mío esperando su turno, recuerdo que un pibe le amenazaba al anciano diciendo ya vas a ver vos hijo de puta vos vas a entrar conmigo, llevándose al anciano hacia la puerta 2 yo espera para la puerta 1. En ese entonces escuchaba voces todos me nombraban Emanuel el hijo de dios había muchas personas acusándome de sus pecados era como un lugar en donde estaban la gente a la que no pude salvar y ese era mi castigo, yo tenía que aguantar estaba recostado en el hombro de Jorge él me decía es solo un control yoni me lo decía tranquilamente, todas las gentes que estaba en la sala de espera me acusaban de sus pecados había una señora que le hablaba a su hijo y decía mira él es Emanuel por culpa de él nos vamos al infierno, se lo decía en la oreja. Mis familiares recuerdo que me apoyaban estaba Andrés, Mariana, mi madre y de repente llegan mi prima Mica diciendo que el GPS los trajo hasta acá que no podían salir de ese lugar. Yo note que estaba Enzo y le hablo diciéndole que por que tiene que estar aguantando acá que él ya estaba salvado que se valla. Luego mi tío Jorge se va a fumar afuera y yo me quede solo en esa paranoia, cuando me llaman para entrar a la puerta 1 entro y había un doctor y una enfermera en el pc y me decían que paso y yo respondía no sé, no sé qué hago acá… la doctora me mando a una sala en donde me iban a dar medicamentos yo había zafado de entrar en la puerta 4 3 y 2. Al salir me encuentro con Jorge pero él estaba cambiando lo notaba frio y con la panza más hinchada yo había visto unos tubos de aire y por dentro mío sabía que le había echado aire en el cuerpo y el con un tono seco con remordimiento me decía yoni es un control y murmuraba ya vas a ver hijo de puta la vas a cobrar y yo me asuste le decía Jorge que te paso y el nada yoni y otra vez murmuraba con insultos, salimos un rato afuera y yo tocaba la mano de mi tío y le decía que te hicieron a mí no me engañas algo paso ¿qué pasa?, y él no me respondía y hay entramos los dos juntos apoyado en su hombro entramos en la sala de espera y la gente me seguía reclamando que yo era Emanuel el hijo perfecto de dios me lo decían con desprecio yo me senté junto a Jorge y él tenía algo en el bolsillo se tocaba y me decía ya vas a pagar vos y yo sentía que tenía un cuchillo, me asustaba verlo así. Luego mi turno llego para atenderme y entramos Jorge y yo quedamos en un cuarto solo y él tenía la mirada deprimente yo le decía ¿qué pasa? Y él me miraba y me decía que estaba mal se sentía solo que no le gusto lo que hice yo era todo yo y el en que quedaba, yo le decía, pero porque, que paso algo te hicieron y el me respondía con un tono más agresivo yo le enfrente casi le pego, pero por dentro mío sabia q no tenía que pegarle él era como yo. Yo tomaba de su mano y lo consolaba el metía su mano en el bolsillo y yo sentía que iba a morir apuñalado por el mi miedo era helado lo notaba frio a mi tío. Luego llegaron tres enfermeras mi mama entro y Jorge no estaba tome una pastilla que me dieron y a la hora por primera vez me empezó a agarrar sueño las enfermeras me decían que yo tenía que estar ahí, pero yo cansado le decía que me quería ir a dormir.

Cuando salimos del hospital íbamos en el auto y mi tío Jorge con un tono amenazante me decía subí al auto. Yo sentía que alguien me iba a matar en ese auto si entraba el me aria algo yo tenía miedo de subir no quería. Mi madre me decía yoni entra y no me quedo otra que entrar estábamos Jorge, Andrés atrás conmigo mi mama adelante y Mariana en el volante. El auto era como que se manejaba solo mariana intentaba controlar, pero tenía el volante duro en sus manos, yo veía un callejón oscuro pasábamos y delante de nosotros había un auto blanco, que se subía un pibe armado y todos bajaban menos una chica embarazada que estaba atrás era como que uno se tenía que sacrificar para poder seguir yo sabía que a nosotros nos iba a tocar eso y yo estaba dispuesto a dar la vida por mis familiares, pero avanzamos y en medio del camino recuerdo que frenamos al lado de un colectivo todo quemado y había un grupo de pendejos armados yo sentía que en cualquier momento me iba a morir tenía miedo por mi vida. Luego recuerdo que empecé a dormirme en el auto hasta que llegamos a casa de mis abuelos, llegué y por más de dos semanas sentía que pude dormir.

Día 10

Me levante a la tarde casi noche recuerdo que estaba sentado en el sofá y mi tío Andrés tocaba una canción con la guitarra yo me sentía como un bebe en la cuna tarareaba la canción. Me recosté y recuerdo que llego un hombre a la casa de mis abuelos yo estaba recostado boca arriba escuchaba lo que hablaban, pero no podía moverme. Ellos le decían Emanuel ya sabemos que eres tú y el hombre le decía como saben mi nombre y mis familiares le hablaban como que él era yo le querían hacer entrar en razón, yo era un ángel usando su cuerpo luego recuerdo que llego Jorge y le decían átomo y él decía a era eso, si respondían mis familiares yo sabía que no estaba loco decía Jorge y de repente yo empecé a escuchar mis latidos y cada vez disminuían hasta llegar a cero, recuerdo que cada vez veía en blanco hasta llegar el límite de la muerte recuerdo que mi alma viajaba en ese espacio en blanco hasta que todo se formó en una paloma blanca y recuerdo volver a tierra hasta llegar acostado en mi cuarto mi tío Jorge me dio un beso en la frente y hay desperté. Me levanté la vi a mi abuela orando llorando le dije tranquila abuela esto ya paso y de ahí mi mente se empezó a volver acomodar tardo un tiempo, pero de apoco fui viendo que perdí contacto con la realidad. La pastilla que me habían dado empezó a hacer efectos después de tanto tiempo ya podía descansar.

8 de Febrero de 2020 a las 00:51 2 Reporte Insertar 5
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Francisco Rivera Francisco Rivera
Adelante Yonathan Martínez, cuidar tu relato e ideas ofrecidos en bloques de párrafos, quizá, un poco más cortos. El clima de cambios atrapa. Mucha dinámica y personajes incluidos hacen tu narración más colectiva de lo que uno no siempre consigue hacerlos participar. Esperamos tu continuidad y adelante.
RL Romina Luque
Lloré desde el comienzo al fin .,Yoni estoy felíz de ver que cada día lograr salir a delante .Te amamos.
February 09, 2020, 03:45
~