10 DATOS CURIOSOS SOBRE LOS CERDOS Seguir historia

sebasilvestri Sebastian Silvestri

Lolo podría ser un niño como cualquiera, pero hay algo que se lo impide: Sus padres. Cada día, en algún momento entre el instante en que él abre los ojos por la mañana y el instante en que los cierra por la noche, se pregunta a sí mismo: ¿Por qué no pude tener padres normales? Y hoy, tercer domingo de agosto, sus padres lo sorprenderán con un regalo “especial”. Tal “especial” como ellos mismos.


Infantil Todo público. © todos los derechos reservados
6
1.3mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

0-¿CÓMO CUIDAR A UN CERDO?

El tercer domingo de agosto, en el país donde vivo, se celebra el día del niño. En realidad creo que en otros países también, pero eso no me importa. Después de todo yo sólo vivo en un país. Y en ese país hoy es tercer domingo de agosto. Sí; hoy es el tan esperado día del niño. Y eso solo significa una cosa: ¡Regalos!

Mi nombre es Astor Salvador Cabassi, pero todo el mundo me conoce como Lolo. Puede que no sea el mejor apodo del mundo, pero al menos cuando alguien me pregunta mi nombre puedo decir que me llamo Lolo, y no Astor Salvador.

Y si se preguntan por qué tengo un nombre tan extraño, solo voy a decirles una cosa: Mis padres no son como otros padres. De hecho ellos son “especiales”, por decirlo de un modo suave.

Podría decir de mí mismo que soy un niño como cualquiera. Tengo diez años y voy a la escuela, me gusta jugar en red con mis amigos, sueño con ser famoso en internet y amo los juegos de colección. Tal vez lo único que me diferencia de otros niños, son ellos.

Cada día, en algún momento entre el instante en que abro los ojos por la mañana y el instante en que los cierro por la noche, me pregunto a mí mismo: ¿Por qué no pude tener padres normales?

Pero no se confundan, yo amo a mis padres y sé que ellos me aman a mí. Es solo que por momentos desearía tener lo que otros niños tienen: algo de “normalidad” en sus vidas.

Podría explicar mejor a qué me refiero, pero no creo que sea necesario. Sus acciones lo demostrarán mejor que mis palabras. Después de todo hoy es tercer domingo de agosto, y cada día del niño con sus regalos ellos muestran lo “especiales” que son.

Recuerdo que cuando tenía siete años, lo que más quería en este mundo era un camión de bomberos de juguete. En lugar de eso, recibí un muñeco de peluche hecho por mi madre. Ella me dijo que a diferencia del camión de bomberos que solo era de juguete, con solo abrazarlo el muñeco sería capaz de apagar el incendio en mi alma cada vez que me sienta triste.

A los ocho fui más explícito en mi pedido, y dije que solamente aceptaría el videojuego que en ese momento me gustaba. En lugar de eso, recibí un libro de cuentos. Mi padre me dijo que a diferencia del videojuego, que podría terminar de jugarlo en unos días, esos cuentos me acompañarían toda la vida.

A los nueve... Bueno, creo que ya entendieron de qué estoy hablando.

Hoy con diez años ya estoy resignado a que no tendré lo que quiero. Pero aun así siento un poco de curiosidad por saber con qué saldrán esta vez. Supongo que todos los niños deben sentir ansiedad por saber qué les regalarán. Pero en mi caso esta ansiedad es por saber si ya se volvieron completamente locos, o aún hay esperanzas para ellos… y para mí.

Será mejor que me levante y vaya a ver qué sorpresa me espera en la cocina.

¡Es un hecho! ¡Ya no hay ninguna esperanza para ellos!

Voy a tratar de narrar lo que pasó desde el instante en que salí de mi habitación hasta el que volví a ella. Fui a la cocina donde ambos me esperaban con una caja en el piso, y al llegar exclamaron al unísono: ¡Sorpresa!.

«Definitivamente son tal para cual», pensé en ese momento.

¿La sorpresa? Una caja en el piso.

Tal vez se están imaginando una caja envuelta en papel de regalos, con un moño o algo así. Después de todo es lo que se acostumbra con los regalos. Pero eso sería algo "normal", y lo normal no es costumbre en mi casa, no con mis padres.

Esta era una caja vieja, que por los dibujos supongo que alguna vez tuvo galletas dentro. Una caja vieja sin envoltura ni moño, y que además; ¡Estaba totalmente abierta por debajo! En ese momento debí darme cuenta que eso era raro, incluso tratándose de ellos. Pero aun así un regalo es un regalo, y no iba a dejarlo ahí sin siquiera saber qué había dentro.

Me acerqué despacio, tal vez presintiendo que éste sería el momento del día en que piense: ¿Por qué no puedo tener padres "normales"?

Cuando quise tomarla con mis manos, la caja se movió. Al principio fueron solo unos centímetros, pero mientras más lo intentaba más lejos se iba.

Por un momento comencé a sentir algo que rara vez siento cuando se trata de ellos: ¡Curiosidad!

Mientras la caja se movía y se movía, en mi mente comenzaron a pasar ideas extrañas: ¿Será un vehículo a radio—control? ¿Acaso un robot?

Sé que tratándose de mis padres era poco probable, pero en ese momento la curiosidad era más fuerte que mi pesimismo habitual.

Finalmente la caja fue directamente a estrellarse contra una pared a toda velocidad, y con un extraño chillido una criatura peluda salió de ella y comenzó a correr por la casa. Pero no asustada, corría feliz. Al menos eso parecía, con sus orejas puntiagudas, nariz grande y cola en forma de sacacorchos.

Y mientras mamá y papá reían eufóricos de la emoción, me acerqué a ellos y les dije:

—Eso es un cerdo.

—¡Sí! —respondió papá— ¿Qué opinas?

—Es un cerdo –insistí.

—¿Te gusta? —preguntó mamá.

—Es un cerdo... –dije resignado –Supongo que debo decirles gracias...

—¿Cómo vas a llamarlo?

—Cerdo, supongo...

—¿No crees que necesita un mejor nombre? –preguntó papá.

—Creo que Cerdo es un buen nombre —respondí solo para terminar la conversación.

—¡Muy bien! Es tu mascota y puedes llamarla como quieras –dijo mamá— Pero recuerda que ahora Cerdo es tu responsabilidad, y deberás ser tú quien lo cuide.

Veamos… ¿Cómo se supone que yo pueda cuidar a un cerdo? Supuse que la respuesta estaría en internet. Que con solo escribir “¿CÓMO CUIDAR UN CERDO?” en el buscador obtendría la respuesta. Pero me equivoqué, no hay nada de información realmente útil. Lean esto y díganme cómo se supone que va a ayudarme:


10 DATOS CURIOSOS QUE SEGURO NO SABÍAS SOBRE LOS CERDOS ¡QUE SEGURO NO SABÍAS!

1-Los cerdos prefieren dormir abrazados: El comportamiento social de estos animales es extremadamente complejo, y al igual que los humanos prefieren dormir uno junto al otro, nariz con nariz.

2-Los cerdos son animales muy inteligentes: Los cerdos son más inteligentes de lo que la gente cree. De hecho los cerdos son tan inteligentes que a las 3 semanas de nacidos, ya responden a su nombre.

3-Los cerdos son extremadamente curiosos: Los cerdos han demostrado ser animales muy curiosos, y sienten una especial atracción por el color rojo.

4-Los cerdos son capaces de cantar: Se ha comprobado que las madres cerdas cantan a sus lechones, principalmente para calmarlos cuando están asustados.

5-Los cerdos no pueden mirar al cielo: Los ojos de los cerdos se encuentran a los lados de su cabeza, lo que les impide mirar hacia arriba.

6-Los cerdos son capaces de representaciones abstractas: Estudios han mostrado que además, son capaces de grabar una imagen en su mente durante mucho tiempo.

7-Los cerdos pasan 6 horas jugando: Los cerdos son animales muy juguetones, y si se sienten cómodos pueden pasar muchas horas divirtiéndose.

8-Los cerdos son muy optimistas: Los cerdos creen ser capaces de lograr todo lo que se proponen, sin preocuparse por sus limitaciones.

9-Los cerdos tienen sueños: Estos animales tienen sueños tan largos y complejos como los de las personas.

10-La expectativa de vida de un cerdo es de 15 años: Aunque en muchos casos pueden superar esa edad, su promedio de vida ronda los 15 años.


Esto definitivamente no me ayudará a cuidarte amigo... ¡Lo siento, espero que en tu próxima vida tengas más suerte!

14 de Febrero de 2020 a las 20:08 4 Reporte Insertar 7
Leer el siguiente capítulo 1-LOS CERDOS PREFIEREN DORMIR ABRAZADOS

Comenta algo

Publica!
Ana Jiménez Ana Jiménez
Vi el título en el grupo y me llamo mucho la atención, tal y como esperaba es una historia muy divertida. Sigo con los próximos capítulos.

  • Sebastian Silvestri Sebastian Silvestri
    Gracias Ana por la lectura y el comentario! Espero tus opiniones sobre los próximos! 2 weeks ago
Nancy Cruz Nancy Cruz
Me dio risa la parte en que descubrió que era un cerdo. No se si era el fin pero me parece una historia divertida. :D
February 16, 2020, 14:29

~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión