gerald-caleb- Caleb De la cruz

El recuerdo de un hombre por el tormento que trae la ausencia de la persona que tanto añora Leyendo estas líneas. Caminado por el horizonte de la espera.


Romance Todo público.
Cuento corto
0
3.9mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

capitulo 1

Días van / días vienen

La brisa del Mar golpeó a las más bravas olas con una acaricia

El vibrato de las campanas resonaron y el marinero valiente supo que estaba
por llegar.


¡Pero yo como saberlo…!

Nunca fui marinero y al mar solo le contemplaba en mis sueños

¡Pero yo como saberlo…!

Que en ese triste desierto de oasis incomparable

Escucharía las campanadas de mi triste y desolado corazón

Pues jamás ninguna brisa haría olvidar aquella tórrida sensación.


Días van / días vienen

Una luz reflejó mi rostro una mañana

Tan fuerte como pétalos de flor

Creciendo por las primeras caricias del sol

Y Tan suave como sakuras

Cayendo al ocultarse el alba.


Nos conocimos un invierno al comenzar

Pregunté cuál era tu nombre

Nombre el cual hasta el día de hoy no he podido olvidar

Persona sentimental de buen corazón

Aun si no respondía seguías ahí preguntándome como estoy

Persona servicial, cómica y alegre

Todas mis penas ahogadas en aquel vaso de río de muerte

Y aun triste estoy pero no puedo llorar

Tan solo recordar tu rostro / calma toda calamidad

Persona de sonrisa brillante y perpetúa

No existe luz ni sombra que opaque esa majestuosidad hecha por la misma
naturaleza

Y como un niño estoy hasta ahora…

No adivino de qué color es tu silueta

Quizás la suerte no está hecha para tontos sin ruleta.


Y el ruiseñor sigue cantando enamorando a todo aquel que escuche su cantar

Pero no podrá conmigo…Embellecido como estoy de tu voz angelical

Oh! Como quisiera volver a oír las bellas y métricas conjugaciones de tus
labios;

Ese par de rascacielos que me tiene atrapado

Y ni siquiera los he tocado.

Oh! Mi bella luz de mi mundo lleno de tinieblas

Eres mi princesa, lo siento por aún no ser lo que tanto esperas


¡Como podré hacerlo!

Si miras…Como me miras

Desgarrándome la ropa / desnudándome la piel

Me tienes preso del dolor / y el suplicio de tu ausencia solo agrava mi humilde
corazón

Pero no importa ya los cortes que yo tenga

Basta una mirada tuya / para ir al fondo de la más azarosa tormenta.


¡Vuelve pero no tardes por favor!

Vuelve a contemplar a este, tu pobre misionero con esos dos soles radiantes de
azul cristalino

¡Vuele pero no tardes por favor!

Vuelve que te necesito

Ya no soy el mismo chiquillo enrojecido y asustadizo

Vuelve que te extraño más que cualquier criatura viviente que jamás haya
existido

¡Vuelve pero no tardes por favor!

Porque no me pienso ir / si de tu mano no estoy

Seguiré aquí, en este mar de lágrimas y luz grisácea y opaca.

Vuelve…. Vuelve….


Nos volveremos a ver muy pronto

Y la luna me despertará

Guiándome hacia nuestro encuentro

Donde todo volverá a empezar

Y juntos los dos….hasta el final.

24 de Enero de 2020 a las 23:35 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará…

Conoce al autor

Caleb De la cruz Un amante más de la literatura. El anhelo de leer un libro, una poesía, un relato o un escrito en general y enredarte en la historia, como un niño que juega sin cesar.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~