Cuento corto
0
654 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Escena del crimen

Ayer pensé en comerme sus ojos, o su boca. Pero al verlo de frente me di cuenta que la mejor opción sería empezar por el lado izquierdo de su rostro.

Lo hice…

Metí mi lengua dentro de su herida y sentí como su suave interior inundaba de dulzura mis papilas gustativas, esto hizo que perdiera el control y sin pensarlo con mis dientes le terminé arrancando cada parte, cada centímetro, hasta que de un momento a otro solo quedará su frágil columna.

Lo había hecho de nuevo...

Rápidamente busqué una envoltura y la coloque de forma tan sutil que traté de simular que era su cabeza, después la inflé con un poco de mi aliento hasta que pareciera que algo estaba ahí.

Trate que fuera mi secreto, pero en el momento que estaba terminando alguien se acercó a gran velocidad, fue cuando escondí la escena del crimen en uno de los cajones de la cocina de mi madre.

— Diego, ¿has visto mi paleta payaso?

— No mamá, no la he visto.

12 de Enero de 2020 a las 18:45 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~